Sunday, May 04, 2008

Indiana Jones y el templo maldito

"Fortuna y gloria".

Tras su huida de Shangai, el intrépido arqueólogo Indiana Jones, llega accidentalmente hasta la India en compañía de Willie, una bella cantante y Tapón, un niño oriental que le acompaña en sus aventuras. Allí encuentran un pequeño pueblo en que los niños han sido raptados y una piedra de gran poder robada. Indiana se propondrá rescatar a los niños y recuperar la piedra, su primera parada, el Palacio de Pankot.

Tras el gran éxito de En busca del Arca perdida (1981), George Lucas decidió continuar las aventuras del famoso arqueólogo. Para la nueva película quería que tuviera un tono más oscuro, tal y como había hecho con la saga de "Star Wars" y El imperio contraataca (1980).

Spielberg expresó su entusiasmo al embarcarse en esta nueva aventura "Definitivamente voy a realizar la secuela de En busca del Arca perdida. Lo pase tan bien haciendo la primera que odiaría dejar la segunda en otras manos. Seguramente no estaré involucrado en la tercera o cuarta, pero realmente quiero hacer la continuación, porque la nueva historia es incluso más espectacular que En busca el Arca perdida".

Lawrence Kasdan estaba ocupado trabajando en su película Reencuentro (1983), de modo que quedaba fuera de juego para escribir el guión, así que George Lucas contrato a dos viejos conocidos, el matrimonio compuesto por Willard Huyck y Gloria Katz, con quienes había escrito el guión de American graffiti (1973). Lucas, Spielberg, Katz y Huyck se reunieron en el rancho de Lucas durante 4 días para trabajar en el guión. Lucas les expuso lo que tenía en mente, "Indiana Jones and the temple of death", la aventura se iniciaría un año antes de En busca del Arca perdida y el punto de partida de la aventura sería Shangai, después Indy huiría de China, llegando hasta la India, más precisamente hasta un pueblo en el que ha sido robada una piedra sagrada, que Indy se propondría recuperar. Lucas también quería la inclusión del personaje de una niña, un joven y virginal princesa, pero ese personaje fue cambiado por un niño chino de 10 años (Tapón). Spielberg propuso cambiar el titulo de la película, cambiando la palabra "death" (muerte) " por "doom" (maldito), a lo cual Lucas estuvo de acuerdo.

Hubo varias secuencias incluidas en El templo maldito eran en realidad secuencias descartadas de El Arca perdida. En el guión original de El Arca perdida, Lawrence Kasdan había escrito que el cabezal del bastón de Ra estaba dividido en dos partes, una la tenía Marion y la otra un General chino que vivía en una fortaleza en Shangai. Indy viajaba desde los EE.UU. a su fortaleza, donde irrumpía para robar el medallón. Después de luchar contra dos samuráis. Indy rompía la urna donde estaba el medallón, pero activaba sin querer el sistema de alarma que no era otro que un gong gigante. El general entraba empuñando una ametralladora que disparaba indiscriminadamente. Indy lograba desenganchar el gong y mientras este rodaba lo utilizaba de escudo a través del vestíbulo. El peso del gong agrietaba el suelo de mármol ofreciéndole a Indy una escapatoria. Otra secuencia descartada del guión de El Arca perdida nos contaba que Indy tras dejar Shangai viajaba en una avión comercial hasta Nepal para encontrase con Marion, pero durante el vuelo caía en una trampa de los nazis. Mientras él dormía todo el pasaje saltaba del avión en paracaídas. Al despertarse Indy descubría lo sucedido y que el avión se dirigía directo a una montaña, entonces cogía una balsa hinchable, se la enrollaba al cuerpo y saltaba del avión, en el aire la hinchaba y caía sano y salvo en las montañas nevadas del Himalaya. Utilizando la balsa como trineo llegaba hasta el bar de Marion. Y la tercera secuencia sacada del guión de El Arca perdida era una pequeña persecución en unas vagonetas. En el final inicialmente previsto para El Arca perdida, tras la muerte de Belloq, Indy y Marion cargaban el Arca en una vagoneta e intentaban encontrar una salida mientras todo estaba en llamas, pero de pronto se veían perseguidos por un grupo de nazis, la vagoneta de los héroes no funciona correctamente, pero en el último momento conseguían arreglarla y ganaban velocidad, dejando atrás a los nazis que eran engullidos por la llamas. Finalmente Indy y Marion encontraban una lancha de los nazis y conseguían escapar de la isla.

La preproducción de la película empezó con la negociación del gobierno chino para poder filmar secuencias como por ejemplo una persecución en moto por la Gran Muralla China, pero el gobierno chino no permitió el rodaje en la Gran Muralla y aumento considerablemente el precio de todo lo necesario para rodar en la película, por lo que el rodaje en China quedo descartado. La idea de la persecución fue reemplazada por la famosa secuencia del avión. Otra secuencia que no pudo llegar a rodarse fue una batalla aérea, que tuvo que descartarse por lo altos costes de la misma. El presupuesto de la película fue de 28 millones de dólares, considerado alto para la época.

También se inició la búsqueda por todos los colegios de un joven actor oriental que interpretase el personaje de Tapón. El elegido fue Jonathan Ke Quan (Los Goonies), quien se presentó al casting, no para hacer una audición, sino para servir de apoyo moral a su hermano. Pero llamó la atención del director del casting, ya que durante toda la audición de su hermano, no paraba de decirle lo que tenía y no tenía que hacer.

Para esta nueva aventura no querían que apareciese el personaje que Karen Allen de El Arca perdida, la idea era que cada película de Indiana Jones tuviera su propia chica. Durante el casting al cual se presentaron más de 1.000 actrices, una de las favoritas para el papel de Willie fue una desconocida por aquel entonces Sharon Stone. Al final Spielberg vio una audición en video de una chica llamada Kate Capshaw, quien lograría el papel y con la que además terminaría casándose. Curiosamente Sharon Stone terminó realizando dos películas exploitation de Indiana Jones, Las minas del rey Salomón (1985) y Allan Quatermain y la ciudad perdida del oro (1987), cuyo papel era muy similar al que opto en El templo maldito.

Harrison Ford tenía 41 años cuando rodó El templo maldito, pero como los acontecimientos narrados en la película eran anteriores a El Arca perdida, el personaje tenía que parecer más joven, así que Spielberg le insistió a Ford que se pusiera en forma. El actor estuvo entrenándose durante 8 meses bajo la supervisión de Jake "Body by Jake" Steinfeld, un conocido entrenador de estrellas de Hollywood, consiguiendo al final una apariencia más musculosa.

La primera secuencia que se rodó en la película, fue la persecución en Shangai, cuando Tapón rescata a Indy y Willie. Dicha secuencia fue filmada por el equipo de segunda unidad al mando de Michael D. Moore, que para la secuencia utilizó exclusivamente dobles, filmándose los planos con Indy, Willie y Tapón posteriormente. El rodaje al mando de Spielberg se trasladó hasta Sri Lanka para rodar las secuencias que acontecen en la India. Se rodaron inicialmente las secuencias que acontecen en el pueblo de Mayapor, donde es robada la piedra sagrada. El rodaje en Sri Lanka finalizó con la secuencia del puente colgante en la que Indy está atrapado en medio del puente con enemigos a cada lado. La construcción del puente corrió a cargo de un grupo de ingenieros británicos que trabajaban allí mismo en la construcción de una presa.

Durante el rodaje en Sri Lanka y por causa de estar continuamente montado a lomos de los elefantes, Harrison Ford se lastimó su espalda. Rápidamente fue enviado a un hospital de Los Angeles donde le diagnosticaron rotura de disco. Ford tuvo que abandonar el rodaje durante varias semanas mientras iniciaba los trámites de su recuperación. Durante la ausencia de Ford, rodaron escenas como el número musical que abre los títulos de crédito de la película. Con Ford ya recuperado se dispusieron a filmar las escenas del Club Obi Wan en los Estudios Elstree de Londres, pero el guión tenía que ser continuamente reescrito por causa de sus problemas de espalda. Spielberg en numerosas ocasiones paraba la producción y escribía en una máquina de escribir nuevas líneas del guión. Por las noches llamaba a su amigo John Millius quien le dictaba los diálogos desde Los Angeles. Al tercer día de rodaje llego al plato que estaba todo patas arriba y dijo "Vamos a regresar a la escena de la mesa. Se como la haremos ahora". Tuvieron que reconstruir el decorado y volver a filmar la secuencia de Indy, Lao Che, el Nurhachi, el diamante y el antídoto.

Con el rodaje ya terminado se inició la postproducción, realizándose todas las secuencias que requerían la inclusión de efectos visuales. Recién salido de El retorno del Jedi (1983), el genio de los efectos visuales, Dennis Muren, se encargó de supervisar efectos visuales tan espectaculares como la persecución de vagonetas en la mina, el viaje del avión de Indy hasta su llegada al Nepal, la pelea final en el puente o las escenas del pozo de lava. El apartado técnico de la película se vio recompensado con un Oscar a los mejores efectos visuales (Dennis Muren, Michael J. McAlister, Lorne Peterson, George Gibbs). La película también recibió una nominación a la mejor banda sonora (John Williams), pero no ganó.

El primer montaje de la película duraba 130 minutos, Spielberg hizo un nuevo montaje dejándolo en 115 minutos, pero el director consideró que la película era demasiado rápida, de modo que añadió planos que ralentizaran el ritmo, como por ejemplo el plano exterior del palacio de Pankot de noche. Lucas indicó que el banquete de los bichos debía contener más momentos de horror, de modo que se añadieron más platos asquerosos. Tras los nuevos cambios el montaje definitivo de la película fue de 118 minutos.

La película tuvo un incremento de la violencia respecto a la primera entrega. El templo maldito está llena de muertes violentas (el enorme thuggee que termina aplastado por una trituradora de rocas o el que muere ahorcado de un ventilador), secuencias que rozan el humor más negro (la comida en la que sirven platos como "sesos de mono" o "serpiente con sorpresa"), otras que son realmente asquerosas (Willie cubierta por cientos de insectos), pero la que se lleva la palma es la escena del rito thuggee, donde les arrancan el corazón a sus víctimas estando aún vivas. Tras el estreno de la película, y viendo la carga violenta que contenía, la MPAA creo la calificación "PG-13", creada para aquellas películas para las que eran demasiado fuertes para ser "PG" (que sólo recomienda la presencia de padres) y no tan tanto como para recibir una "R" (que prohíbe la entrada a menores de 17 que no estén acompañados de un adulto). The flamingo kid (1984) fue la primera película en conseguir una calificación "PG-13", pero tardó en estrenarse 5 meses, de modo que la primera película en estrenarse bajo una "PG-13" fue Amanecer rojo (1984).

El estreno de la película fue acompañado generalmente de buenas críticas, pese a que fueron muchos los que hicieron notar el aumento de la acción en detrimento del guión. Pero eso no importo al público, que se lo paso como nunca y dejo su dinero en taquilla, la película fue todo un éxito (179.870.271 de dólares sólo en EE.UU.), convirtiéndose en una de las 10 películas más taquilleras de la década.

Y la verdad, es que no es para menos, porque Indiana Jones y el templo maldito es toda una gozada para el espectador, una película que transmite el sentido de la aventura como pocas veces se ha visto, de ritmo trepidante que la convierte en la primera película non-stop-action de la historia. Una montaña rusa de emociones y espectáculo, que uno nunca se cansa de ver. Y los años no pasan por ella, siendo igual de disfrutable que el día de su estreno.

Es cierto que si se compara con En busca del Arca perdida, hay un descenso en la calidad de la película, sobre todo en lo que se refiere al guión, que no alcanza la perfección del escrito por Lawrence Kasdan para la primera entrega. Pero la película capta mejor la sensación de aventura y fue la que consolidó a Indiana Jones como el héroe por excelencia, mucho más allá de lo que había hecho la primera parte.

En la película sólo observo dos puntos débiles. Primero, esa intención de "el más increíble todavía" se transmite a las escenas de acción hasta tal punto que estas rozan lo imposible, principalmente la escena de la balsa hinchable y la de la persecución de vagonetas, que sólo se sustentan el la capacidad de credibilidad que tenga el espectador (yo acepto este juego de buen agrado). Y segundo, la crispante interpretación de Kate Capshaw, que hace que uno continuamente eche de menos a la fantástica Karen Allen de la primera parte. Puede que no sea culpa de la actriz y que ella sólo siguiese las instrucciones del guión, pero un personaje que se pasa toda la película quejándose y gritando como una loca, no es la mejor elección como compañera de aventuras de Indiana Jones. Sí me resulta más agradable la presencia de Tapón, que es una versión en miniatura de Indy y tiene el carisma suficiente como para no desmerecer al lado de Harrison Ford, sin resultar nunca el típico niño repelente.

La película es una inagotable sucesión de escenas memorables, la set piece inicial en el Club Obi Wan, la secuencia del avión con la balsa hinchable, la comida llena de platos horribles, la trampa que Tapón activa sin querer provocando que el techo se venga sobre sus cabezas, Indy recuperando su sombrero antes de que una compuerta se cierre, la escena del rito thuggee, Indy cayendo en el "sueño negro", el sacrificio ritual de Willie realizado por el propio Indy, la pelea entre Indy y el guarda grandullón que termina aplastado, la persecución de las vagonetas, Indy y compañía corriendo delante de una avalancha de agua o el clímax del puente.

El principal responsable de todo ello es Steven Spielberg, director en estado de gracia, que nos ofreció una de las películas más entretenidas que se recuerdan. El siempre ha dicho que esta segunda aventura le parece la menos redonda de las tres, si bien tiene razón, no se puede negar que se trata de una película irresistible, donde el director ofrece detalles que sólo él es capaz de realizar, el fabuloso número musical inicial, la entrada en escena de Indy en el Club Obi Wan, el juego de sombras en la pelea entre Indy y un guarda en la habitación del palacio (idea ya utilizada en El Arca perdida), Indy cayendo en el "sueño negro" después de beber sangre (donde juega principalmente con la iluminación), la aparición de Indy en la mina para salvar a los niños (el plano es pura estética cómic) y un largo etc. más.

No hay que quitarle el mérito a George Lucas, verdadero padre de Indiana Jones, que siempre ha tenido un olfato increíble para sumergir al personaje en aventuras fascinantes que son del agrado del público. Destacando su apuesta por tomar un camino más oscuro, lleno de ritos, sectas maléficas y sacrificios humanos, que a priori podría ser una elección errónea, pero que al final consigue convertirse en una de sus mejores bazas.

Poco más se puede decir de esta película que no se haya dicho ya. Harrison Ford se confirmó como la mayor estrella de la década, Spielberg se consolidó como el Rey Midas de Hollywood, George Lucas volvió a forrarse y el público se la pasó pipa. En definitiva, una película que puedes ver 100 veces y nunca te cansas de ella.

Escenas eliminadas:

La secuencia del viaje en elefante al Palacio de Pankot era más larga. Había una escena adicional antes de que el elefante de Willie la tire a un charco. Después de que Willie le eche perfume al elefante, ella aclara su voz y comienza a tararear la canción que canta al comienzo de la película. Indy y Tapón comienzan también a cantar una canción de su cosecha. El elefante de Willie se cansa y barrita con su trompa, parando ambas canciones de golpe. Indy y Tapón no pueden evitar echarse a reír.

En la escena donde Indy coge las piedras de Sankara, ve una estatua de una serpiente y dándose cuenta de que no es real le sonríe. Pero originalmente Indy se asustaba al verla y acercaba su mano para tocarla y comprobar que no era real.

La escena en la que Willie y Tapón son capturados en el templo de los thuggees no terminaba ahí, originalmente Willie conseguía escapar y regresaba a su habitación, allí se encontraba con Chatar Lai, el primer ministro del Maharajá, a quien le explica todo lo ocurrido, pero se da cuenta que él también forma parte de los thuggees. Spielberg y el montador, Michael Kahn, consideraron que está escena rompía el ritmo de la película y decidieron quitarla.

Originalmente había una escena que acontecía en la mina. Uno de los guardas tuggies que golpea a los niños con un látigo se quemaba accidentalmente con lava y despertaba del "sueño negro" de Kali. Después unos guardas se lo llevan a rastras. Tapón que está en la mina cavando, lo observa todo y descubre el modo de despertar a la gente del "sueño negro".

Cuando Indy y compañía liberan a los niños de la mina, éstos llegan hasta la parte del templo donde se hacen los sacrificios, como no pueden pasar al haber un foso Indy pone un tablón a modo de puente provisional y uno a uno los niños cruzan al otro lado. Los últimos que quedan por pasar son los 3 protagonistas, pero cuando Tapón intenta cruzar el tablón se rompe por causa del calor que desprende la lava, pero Indy y Willie consiguen cogerle a tiempo. Como no tienen forma de seguir adelante, tienen que buscar otra salida, que no es otra que la mina.


Curiosidades:

Lucas escogió el nombre de Indiana porque era el nombre de su perro, para esta película utilizaron el mismo sistema a la hora de poner nombres a los personajes. Willie era el nombre del cocker spaniel de Spielberg y Tapón era el nombre del perro sheltie de los guionistas Gloria Katz y Willard Huyck. Los nombres de los dos villanos de la película fueron tomados de unos pintores indios del siglo 17.

Durante la preproducción de la película Lucasfilm anunció que se realizarían un total de 5 películas sobre Indiana Jones. Esta noticia desagrado a Harrison Ford, que no estaba dispuesto a convertirse en el "Rey de las secuelas".

El local nocturno donde comienza la película se llama "Club Obi Wan" en referencia al famoso personaje de La guerra de las galaxias (1977).

Reutilizaron una idea vista en La guerra de las galaxias (1977), cuando Han Solo corre detrás de unos stormtroopers gritando y tiene que dar la vuelta perseguido por un grupo numeroso de stormtroopers. Lo mismo sucede en esta película después de que Indy luche con dos guardas armados con espadas.

Se repite como broma la escena de En busca del Arca perdida en la que Indy pelea con un espadachín, en aquella le pegaba un tiro, pero en esta cuando va a coger su pistola se da cuenta de que la ha perdido. Un trozo de la banda sonora de aquella escena vuelve a oírse en ésta.

Aunque nunca se menciona en la película, el nombre completo de Willie es Wilhelmina.

Los vampiros gigantes que se ven en la película son realmente murciélagos de la fruta, animales inofensivos que sólo se alimentan de fruta. Los vampiros son un poco más pequeños.

Para la secuencia de la cámara de los insectos, Kate Capshaw fue cubierta por unos 2.000 insectos.

Inicialmente había prevista una escena en la que Willie se bañaba en una charca y una serpiente se metía en el agua y se le subía por el cuerpo, pero Kate Capshaw tenía un miedo horrible a estos animales, por lo que Spielberg le prometió que eliminaría la escena si ella hacía la de los insectos. Kate estuvo de acuerdo con ello. Spielberg siempre bromea diciendo que ella se caso con él porque no la obligó a rodar esa escena.

La escena final de los cocodrilos fue filmada por Frank Marshall en Florida.

El coche que conduce Tapón al principio de la película es un Auburn Speedster "cola de lancha", llamado así por su inconfundible parte posterior puntiaguda.

Las escenas en que aparecen murciélagos gigantes cuando Indy, Willie y Tapón van de camino al Palacio de Pankot están sacadas de la película El puente sobre el río Kwai (David Lean, 1957).

El efecto sonoro que se oye cuando el avión cae en picado para estrellarse contra una montaña, es el mismo que se oye en El imperio contraataca (1980) cuando el Halcón Milenario no puede despegar.

Los efectos sonoros de las vagonetas de la mina fueron grabados en una montaña rusa de Disneylandia.

El primer plano de la película con una montaña grabada en un gong es una referencia al logo de la Paramount Pictures (esa idea se repite en las otras películas de la saga).

En la secuencia de la llegada de Indy, Willie y Tapón al aeropuerto de Shangai nos encontramos con varios cameos, los de Steven Spielberg, George Lucas, Frank Marshall y Anthony Powell (diseñador de vestuario), todos aparecen en segundo plano interpretando a turistas y misioneros. En la misma secuencia podemos ver a Dan Aykroyd realizando un pequeño papel, Weber el oficial del aeropuerto de Shangai. Esta aparición del actor fue el pago al cameo que Spielberg realizó en Granujas a todo ritmo (1980).

Cuando Willie es echada al pozo de lava puede oírse el sonido de un sable láser encendiéndose cuando las puertas del pozo se abren.

Durante el rodaje de la escena en la que a Indy le dan unos latigazos, el equipo le gasto una broma pesada a Harrison Ford. Cuando él estaba atado a una piedra, Barbra Streisand apareció vestida de dominatrix y comenzó a darle latigazos mientras le decía "Esto es por La calle del adiós, la peor película que he visto". Ella continúo pegándole por La guerra de las galaxias y todo el dinero que hizo. Entonces apareció Carrie Fisher que se interpuso delante de Ford para protegerle e Irvin Kershner regañó irónicamente a Spielberg diciéndole "Steven, ¿así es como ruedas tus películas? Yo nunca dejaría que esto pasará en uno de mis sets". A lo que Spielberg replicó cómicamente "Fuera de mi set". Toda la secuencia fue filmada.

Durante el rodaje Sri Lanka, un elefante se comió parte de vestido que Kate Capshaw debía lucir durante el número musical.

Sri Lanka, era el lugar de residencia del escritor Arthur C. Clarke, a quien Spielberg y Ford visitaron durante su estancia allí.

El actor Pat Roach es junto con Harrison Ford, el único que sale en las tres películas, en En busca del Arca perdida hacia dos papeles, el de sherpa en el bar de Marion y el de mecánico alemán, en Indiana Jones y el templo maldito hace de guarda thuggee y en Indiana Jones y la última cruzada de agente de la Gestapo.

En 3 momentos de la película puede oírse un "Grito Wilhelm": 1) Durante la pelea en el Club Obi Wan, Indy es lanzado contra la orquesta y uno de los músicos hace un Wilhelm / 2) Cuando Indy le dispara a un conductor de Lao Che durante la persecución por Shangai / 3) Cuando los cocodrilos se comen a Mola Ram al final de la película.

El fantástico póster de la película fue creado por el gran dibujante Drew Struzan.

Los sesos de mono que comen en la película eran realmente crema batida y pudín.

Labels: , ,

12 Comments:

Blogger Pliskeen said...

Precisamente, en uno de mis blogs, estoy dedicando el mes de mayo a Indiana Jones, con reseñas de la trilogía original y artículos especiales :)

"El templo maldito" siempre me pareció la más floja y oscura de las tres. De todas formas en breve le echaré un revisionado, porque la memoria nada más alcanza a algunas escenas en concreto. Además, ser la más floja de una gran saga de aventuras apenas es perceptible.

Muy completo tu artículo ;)

Saludos :)

May 05, 2008 2:17 AM  
Blogger i75mara said...

Fantástico post (no sé cuántos van..). Uno de mis personajes favoritos (llegué incluso a disfrazarme de Indy en un carnaval). No sé cuántas veces habré visto sus películas. De todo lo que cuentas lo que más me ha llamado la atención es lo de la broma.. buenísimo!

Recuerdo un comentario que leí hace años que calificaba el comienzo del Templo Maldito como el más trepidante de la historia del cine. Sus 20 primeros minutos dejan sin aliento a cualquiera.. Y estoy totalmente de acuerdo.

Esperando que la nueva no nos defraude (esperaba que tratase el tema de la Atlántida, como en el videojuego.. ;)

Saludos

May 06, 2008 12:45 AM  
OpenID MASP said...

Enhorabuena por el blog!
Estupendo artículo. Tanto es así que me han entrado ganas de volver a ver la saga completa. De todos modos tenía pensado hacerlo para refrescar la memoria antes de ir a ver la uneva entrega. ;)
Un saludo!

May 06, 2008 7:16 PM  
Blogger Jefe Dreyfus said...

un clásico en la mente de casitodos.. a ver la cuarta que tal, auque debo confesar que ya voy con un poco de miedo.

May 07, 2008 9:57 AM  
Blogger El Guardián said...

Muy apropiado y conseguido el post, Rodi.

El templo maldito es para mí una película imprescindible, aunque solo fuera porque fue la primera película "para adultos" que vi en el cine acompañado por mis padres; después de mucho rogarles, eso sí.

No es tan redonda como la primera, pero en muchas cosas me gusta más que la tercera. Ya veremos que ocurre con la nueva...

Por otro lado, cómo me gustaría ver esa broma con Barbra Streisand!!

May 08, 2008 2:22 AM  
Anonymous Ramón said...

Muy buena reseña Rodi, como siempre.
Yo, como pliskeen, estoy haciendo otro especial en Mayo, pero dedicado a la filmo de Spielberg, precisamente hoy me toca colgar la reseña de la segunda aventura del Dr. Jones.
Sin llegar a la maestría de la primera y tercera, si es una buena peli de aventuras, cuyo mayor error creo que es mezclar un personaje infantil como es Tapón con un relato bastante terrorifico.
Aún así una pelicula imprecindible.

Saludos.

May 08, 2008 4:01 AM  
Blogger Hatt said...

Gran reseña, sí señor, para una gran película (aunque para mi flojee un poco respecto a las otras...). Eso sí, el magnífico número musical del principio no tiene precio.

Un saludo.

May 11, 2008 2:51 PM  
Blogger Dani Lebowski said...

¡Ya queda menos para el estreno de la cuarta entrega!

La primera película que vi en toda mi vida en el cine fue "La última Cruzada". Imagínese entonces lo que es para mi Indiana Jones.

May 12, 2008 2:53 PM  
Blogger darkerr said...

Gran post, completisimo, muy buen trabajo. Indiana Jones y el templo maldito es un clàsico de toda la vida, siempre me ha resultado entretenidisima y nunca me he podido despegar de ella. Incluso tengo el comic que publicó Marvel como adpatación oficial, muy ceñida al film. Voy revisionando la trilogia, al igual que muchos, me queda por ver la tercera entrega que recuerdo haber visto ya como algo de diez veces. Saludos.

May 12, 2008 6:30 PM  
Blogger BUDOKAN said...

Hola Rodi, primero quiero felicitarte por el post anterior sobre uno de los films que más veces vi en mi vida y que no me cansaré nunca de apreciar como obra mestra "Volver al Futuro". En el caso de este post sobre Indy, qué se puede agregar a tal completo informe y análisis sobre la obra? Saludos!

May 13, 2008 12:14 PM  
Blogger Herman Monster said...

Hola!!!Decir que de la trilogía es sin dudas mi favorita.Muy buen texto.

PD: Estoy deseando ir a ver la cuarta parte al estreno.

Saludos y gracias por la firma!!!

May 15, 2008 5:12 AM  
Blogger Rodi said...

Pliskeen: Gracias. Estoy siguiendo tu especial sobre Indy. "El templo maldito" siempre me ha encantado, es cierto que es considerada la menos redonda de las 3, pero yo me lo paso pipa con ella.

i75mara: Muchas gracias compañero. Lo de la Streisand es para verlo. El arranque de la peli es uno de los mejores de la historia.

Masp: Muchas gracias. Yo también tengo pensado revisionar la triología.

Jefe Dreyfus: Yo espero que la cuarta parte sea la peli del año, sino es así, saldré muy decepcionado.

El guardián: Muchas gracias. Mi preferida es la tercera, que es hasta la fecha la única que he visto en el cine y eso me marcó mucho.

Ramón: Muchas gracias. También estoy siguiendo tu especial y es que un especial sobre la filmo de Spielberg no me lo puedo perder.

Hatt: Muchas gracias. Es cierto, ese comienzo de película es insuperable.

Dani Lebowski: Ese 22 de mayo parece no llegar nunca. Espero grandes cosas de ella.

Darkerr: Muchas gracias. Yo he perdido la cuenta de cuantas veces he visto cada una de las entregas.

Budokan: Muchas gracias. La verdad es que el post me ha quedado largo, pero había mucho que contar de la peli.

Herman: Gracias. Me alegra mucho tu regreso. Espero verte por aquí de forma regular.

Saludos.

May 17, 2008 3:24 PM  

Post a Comment

<< Home