Tuesday, February 12, 2008

1997: Rescate en Nueva York

"Llámeme Serpiente".

En el futuro año 1997, el crimen ha aumentado considerablemente, hasta tal punto, que la isla de Manhattan ha sido convertida en una prisión de alta seguridad. Unos terroristas intentan asesinar al Presidente estrellando su avión en la ciudad, pero éste consigue salvarse en una cápsula de emergencia, aunque es capturado por los criminales que habitan la prisión. Al legendario convicto, Snake Plissken, le ofrecen la libertad si en menos de 24 horas viaja a la prisión, rescata al Presidente y recupera una valiosa cinta en su poder.

La película 1997. Rescate en Nueva York (Escape from New York, 1981) fue creada por su director, John Carpenter, en el momento más fructífero de su carrera, atrás quedaban sus obras maestras Asalto a la comisaría del distrito 13 (1976), La noche de Halloween (1978) y La niebla (1980) y por llegar estaba su mejor película, La cosa (1982). En ese ambiente de éxito crítico y comercial Carpenter puso en marcha una película que se convertiría en todo un clásico de la ciencia ficción.

Según sus propias palabras, el planteamiento de la película se le ocurrió tras ver El justiciero de la ciudad (1974) película protagonizada por Charles Bronson, "la escribí alrededor de 1974; creo que me inspiré en El justiciero de la ciudad, un film enormemente popular en ese momento. No me gustaba su filosofía, que pregonaba el tomarse la justicia por la propia mano, pero lo que sí me atraía era su visión de Nueva York como si se tratara de una especie de jungla, y a partir de esa idea me propuse hacer una película de ciencia ficción". Carpenter escribió el guión con su amigo Nick Castle, ambos se conocieron en sus tiempos de universidad. Castle había trabajado con Carpenter en La noche de Halloween (1978), donde interpretaba a Michael Myers. En 1997. Rescate en Nueva York, Castle creo el personaje de Cabbie (interpretado por Ernest Borgnine) y fue responsable de secuencias como aquella en la que unos reclusos montan un musical en un teatro destartalado y lo representan vestidos de mujer.

Lo más recordado de la película es, por supuesto, el personaje de Snake Plissken, convertido hoy día en todo un icono. El propio Kurt Russell lo describió a la perfección "Él es un malhumorado arrogante hijo de puta. No es encantador, pero creo que simpatizas con su situación por su fuerte individualismo. Es el epítome del antihéroe". Aunque todo el mundo está de acuerdo en que no había mejor actor posible para interpretar a Plissken, los productores querían a Charles Bronson o a Tommy Lee Jones para el papel. Creían que el pasado de Russell como actor infantil de la Disney no le hacía el más apto para interpretar a Plissken. Pero la insistencia de Carpenter hizo que finalmente Russell se llevara el personaje.

Aunque muchos no lo sepan, la película no se rodó realmente en Nueva York, de hecho la única secuencia rodada en dicha ciudad son los pocos planos que acontecen en Liberty Island (la isla donde se encuentra La estatua de la libertad). Dado el alto coste de rodar en Nueva York, el grueso de la película tuvo que filmarse en St. Louis, que guardaba ciertas semejanzas en el estilo de sus edificaciones con la ciudad de los rascacielos. Ciertos lugares de la ciudad hicieron las veces de Nueva York, la Union Station de St. Louis se convirtió en el popular Madison Square Garden y el puente "Chain of Rocks" paso a ser el Puente de la Calle 59 de Nueva York. Una zona industrial de St. Louis que había sufrido un grave incendio fue aprovechada por los responsables de la película y la mostraron tal y como estaba. También se utilizaron otras ciudades para el rodaje, la escena que acontece en Central Park fue realmente filmada en San Fernando. En Los Angeles se realizaron los decorados de la azotea e interiores del World Trade Center.

Dado el bajo presupuesto de la película, los técnicos en efectos visuales tuvieron que recurrir al ingenio para realizar determinadas secuencias. La más sobresaliente es la recreación de los gráficos de ordenador, que aparecen en el aeroplano sin motor que lleva a Plissken al interior de Nueva York, como en aquel momento era muy costoso realizar secuencias tridimensionales generadas por ordenador, el equipo de efectos visuales encontró una ingeniosa solución, crearon una maqueta de la ciudad pintada de negro, filmaron sobre ella, para después superponer líneas de color verde que simulaban ser los edificios.

El famoso director James Cameron (Terminator, Aliens) formó parte de uno de los equipos de efectos visuales de la película, se encargó de los matte paintings de la escena en la que un helicóptero aterriza en Central Park, él pintó sobre vidrio los edificios que se ven al fondo.

1997. Rescate en Nueva York es una de las mejores muestras de ciencia ficción de los 80 y eso se debe primero, a la originalidad de su argumento, esa isla de Manhattan convertida en prisión y el posterior rescate por parte de Plissken, es lo uno de los planteamientos más fascinantes que ha dado el género. Pero lo que mejor funciona es su espíritu de genuina de serie b, algo que consigue por ser una auténtica película de serie b, lo que hace más creíble y disfrutable su historia.

La película está compuesta por una serie de magníficos momentos, como la presentación de esa ciudad/prisión, casi siempre nocturna, salvaje y llena de peligros, que no hacen más que disparar la imaginación del espectador. A tan genial comienzo le siguen otras escenas como la colisión del Air Force One, la llegada de Plissken a Nueva York aterrizando en lo alto del World Trade Center, la huida de Plissken de los presos que surgen de las alcantarillas, la pelea con el gigante en el ring, la huida en taxi por el puente plagado de minas o la resolución final de Plissken con la cinta del Presidente.

La película tiene varias lecturas interesantes, la peyorativa imagen que da del Presidente, propia de una época en la que reinaba una desconfianza total por la figura Presidente tras el Escándalo Watergate. También es relevante la doble lectura que conlleva la visión de la isla de Manhattan convertida en prisión, el anterior símbolo de poder americano, ahora convertido en reducto de criminales. También llama la atención su visión oscura y desesperanzadora de la humanidad que da la película, todos los personajes de la película son malvados, mezquinos o interesados, desde el protagonista, las fuerzas de la ley (con Hauk a la cabeza), hasta el propio Presidente. En esa devastadora visión del mundo no hay lugar para la libertad, sólo Snake Plissken con su actitud de vuelta de todo, es el único síntoma de verdadera libertad que queda. Esa idea puede trasladarse a la época actual, sólo hace falta ver a George Bush y su política de pérdida de libertades, lo que demuestra que 1997: Rescate en Nueva York sigue siendo una película muy actual (lo que entre líneas quiere decir, que no es necesario ningún remake).

Carpenter rodaría años más tarde una segunda parte, 2013: Rescate en L.A. (1996), que más que una secuela es un remake en toda regla, tan solo cambiando la localización de la historia. Pese a ser inferior a la original, es una película a tener en cuenta, con una carga de mala leche considerable hacia la sociedad norteamericana. Para el recuerdo queda un formidable Kurt Russell, la persecución en moto y el duelo posterior y su excelente final.

1997: Rescate en Nueva York fue un gran éxito en su momento, gracias a su bajo presupuesto, cercano a los 6 millones de dólares, la película salió triunfante al recaudar en los EE.UU. 25.244.626 de dólares y 50 millones de recaudación mundial.

Escena eliminada:

Existe un prólogo inédito en el que Snake Plissken comete un atraco a la Reserva Federal de los EE.UU., después del golpe escapa hasta una estación de metro donde le espera Taylor (Joe Unger), su cómplice, con quien huye en un metro, cuando llegan a la siguiente estación la policía les está esperando, Taylor acaba muerto y Plissken es capturado. Está es la razón por la que Plissken es enviado a Nueva York. La secuencia abriría la película, pero Carpenter decidió eliminarla porque consideró que era más impactante comenzar la película con Manhattan convertida en prisión.


Curiosidades:

La voz en off de una mujer que se oye al comienzo de la película es la de Jamie Lee Curtis.

Dos personajes de la película se llaman Cronenberg y Romero, son dos guiños que Carpenter introdujo en referencia a los directores David Cronenberg y George A. Romero.

La mujer a la que Plissken encuentra escondida en una tienda es la actriz Season Hubley, por aquel entonces mujer de Kurt Russell.

Durante la secuencia de la pelea entre Plissken y el gigante en un ring, Kurt Russell tuvo problemas para esquivar los golpes que le lanzaba su contrincante por causa del parche en su ojo, por lo que recibió más de un golpe inesperado.

La película se adelanto varios años al 11-S, en la película unos terroristas secuestran un avión que posteriormente estrellan contra un edificio de Manhattan. Además el World Trade Center es parte importante de la trama de la película.

El gag recurrente de que todo el mundo crea que Snake Plissken estaba muerto fue usado en otra película, el western El gran Jack (1971), protagonizado por John Wayne.

Existe un cómic que continúa las aventuras de Plissken, una miniserie de 4 números de título "John Carpenter's Snake Plissken chronicles" publicado por CrossGen Comics & Hurricane Entertainment, escrito por William O'Neil y dibujado por Tone Rodriguez.

"Escape from Earth" era el título previsto para la tercera entrega de la saga. Carpenter y Russell hablaron sobre la idea de realizar una nueva entrega de las aventuras de Plissken, durante la promoción de 2013: Rescate en L.A. (1996). Tras el fracaso de la segunda parte el proyecto quedó aparcado.

Labels: , ,

9 Comments:

Blogger Pliskeen said...

Por mi nombre podrás deducir la fascinación qe guardo para con esta película y muy especialmente por la filmografía del Maestro Carpenter.

Hoy día, "1997: Rescate en N.Y." es toda una película de culto y una obra muy a tener en cuenta dentro del género.

Cuando empezó a sonar lo del remake me tiré de los pelos. Por suerte, la cosa acabó naufragando (y espero que no se les vuelva a ocurrir semejenate estupidez)

Quisiera señalar que la escena de la violación ante la cual Pliskeen se muestra impasible -total, ni es su problema ni es su misión- fue eliminada de la versión definitiva debido al conservadurismo imperante en la industria.

Creo recordar tb que por aquella época la voluptuosa Adrienne Barbeau era la esposa de Carpenter.

El tándem Russell-Carpenter nos ha dado grandes satisfacciones. Además de la que es su obra maestra, "La Cosa" (pocas veces un remake es superior a la original), no olvidemos tampoco la condenadamente divertida y entretenida "Golpe en la pequeña China" :)

Saludos ;)

February 13, 2008 3:18 AM  
Anonymous Ramón said...

Una gran película que nos regalaron Carpenter y Russell, y donde nació ese mito que es Pliskeen.
La secuela a mi me gusta mucho, aunque es un claro remake. Lastima que no tuviera éxito e impidió que se realizara otra nueva entrega.

Saludos.

February 13, 2008 5:58 AM  
Blogger Kalimero said...

De nuevo gran peli y estupenda reseña. El año ochentero te está quedando estupendamente compañero.

Saludetes.

February 16, 2008 3:21 AM  
Blogger nonasushi said...

Dios, que grande fue esta peli,de lo mejor en mucho tiempo y el gran Rusell, ahi estaba que te morias.
Esa peli la puedo ver millones de veces nunca me canso.
Saludos

February 17, 2008 8:40 AM  
Blogger Rodi said...

Plissken: Esperaba su visita, jeje. Yo también me heche a temblar con lo del remake, menos mal que al final todo se vino abajo. Sí, la Barbeau era la mujer de Carpenter. Yo también soy fan de "La cosa" y de "Golpe en la pequeña CHina".

Ramón: Yo también lamento que no hicieran la tercera parte, pero quien sabe, ahora que Rambo, Rocky, Indy y John McClane están de regreso, ¿por qué no Snake Plissken?

Kalimero: Muchas gracias. "1997. Rescate en Nueva York" no podía faltar en este especial ochentero. Me alegra que te esté gustando el espacial.

Nonasushi: Sí, que es grande, todo un clásico. Yo también la he visto un buen puñado de veces.

Saludos.

February 17, 2008 1:39 PM  
Blogger Azid Phreak said...

Como dice Kalimero, te está quedando un año de lo más chulo. Gran labor de investigación la que realizas.

Este Rescate en N.Y junto a The Warriors, Calles de Fuego y El Último Dragón, son los primeros recuerdos que tengo de ir al cine a escondidas (antes lo de ir a ver una película "de mayores" estaba muy mal visto, incluso a algunas no te dejaban entrar).

Tengo un cariño especial por Pliskeen y me alegré un montón cuando decidieron apartar el remake que iba a protagonizar Gerald Buttler. Señores Russell es Pliskeen y Pliskeen es Russell.

En cuanto a la tercera... me da a mi que Carpenter lo hará, aunque sea por nosotros...

Saludetes y felicidades por lo bien que te está quedando la currada que te das Rodi.

February 18, 2008 7:46 AM  
Blogger Hatt said...

Carpenter es uno de los más grandes, sea en distopías como esta, en westerns vampíricos, comisarias atacadas por humanos que parecen zombies, príncipes de las tinieblas de tintes "chtulescos", montañas de la locura antárticas o, pequeñas joyas, como esa maravillosa Cigarrete Burns del primer Masters of Horror.

Un saludo.

February 20, 2008 1:58 PM  
Blogger darkerr said...

Que maravillosa pelicula, aun recuerdo cuando vi por primera vez los carteles del cine , me impresionaron mucho, creo que desde ahi me gustan las peliculas de acción de serie B. Sorprende como Carpenter se adelantó al 11-s con lo del avión sobre el edificio, tiene una gran imaginación. Estupendo post. Saludos.

March 12, 2008 7:57 PM  
Blogger Patucos said...

Creí que habías muerto.........jaja

JOerr vi esta pelicula en el cine....alla en la prehistoria

March 28, 2010 1:11 PM  

Post a Comment

<< Home