Monday, July 02, 2018

Misión imposible

"Luz roja, luz verde."

Este artículo contiene spoilers, no leer si no se quiere conocer partes esenciales de la trama de la película.

Un grupo de agentes secretos del FMI (Fuerza de Misión Imposible) es asesinado en el transcurso de una operación, el único superviviente, Ethan Hunt, deberá descubrir quien asesinó a sus hombres y de paso limpiar su nombre, para ello reclutará a un nuevo grupo de espías repudiados.

PROYECTO IMPOSIBLE
Paramount Pictures se hizo con los derechos de la serie Misión imposible (1966–73) comprándoselos a Desilu Productions, propiedad de la actriz Lucille Ball, nada más terminar su séptima y última temporada. Durante años trataron de realizar una adaptación al cine, pero nunca llegó a buen puerto.
La adaptación cinematográfica realmente no arrancó hasta que Tom Cruise, fan desde niño de la serie, se mostró interesado en el proyecto. Su idea era ejercer como protagonista y productor, ya que el actor acababa de crear su propia productora, la Cruise/Wagner Productions. "Me pareció un proyecto perfecto para poner en marcha nuestra empresa," declaraba el actor. "Tenía todos los elementos para convertirse en un film divertido y lleno de suspense." Y mientras Cruise rodaba la La tapadera (1993), se comenzó a desarrollar el proyecto.
Paramount quería mantener el presupuesto entre los 40 y 50 millones de dólares, pero Cruise solicitó 70 millones, ya que quería hacer una gran película de acción. Al final Paramount concedió un prepuesto mayor (terminó costando 62 millones, que ascendieron a 80 millones al añadir los gastos de publicidad). Para poder mantener la película en el presupuesto asignado Cruise prefirió no cobrar sueldo alguno, pero sí percibir un porcentaje de la recaudación (algo que le salió redondo porque terminó ganando 70 millones de dólares).
El primer director al que se le ofreció la película fue John McTiernan (Jungla de cristal), pero por varias desavenencias salió del proyecto. Después pasó a Sydney Pollack, quien trabajó durante varios meses con los guionistas Willard Huyck y Gloria Katz (Indiana Jones y el templo maldito) en el guión.
Por otro lado, el fracaso comercial de Atrapado por su pasado (1993) dejó a Brian De Palma en una difícil situación, "no me quedaba más remedio que conseguir un éxito," admitía el director. Para buscarlo decidió dejar a su agente y se fue con Michael Ovitz a la CAA (Creative Artists Agency), y pronto surgió la oportunidad de dirigir de Misión imposible, proyecto que le llegó a De Palma a través de Ovitz, después que Cruise pensara en el director para hacerse cargo de la película. "Creo que Pollack estaba deseando dejar el proyecto para dedicarse en cuerpo y alma a su remake de Sabrina," recordaba el director. "Así que cogí la ocasión por los pelos, escuché las sugerencias de Cruise y me puse a trabajar con Katz y Huyck." El director se sumó al proyecto en enero de 1994.
"Paula y yo pensamos que la maestría técnica de Brian serviría para trascender el género de la película, que es un thriller de acción," declaraba Cruise. "Pero queríamos hacer algo diferente. Uno de los motivos por los que hoy en día resulta tan difícil hacer una película de espías es porque la guerra fría no existe, los villanos han cambiado. Quería que fuera una película muy sofisticada, que el argumento y los personajes tuvieran cierta complejidad, que tuvieran una base emocional muy realista. Sabía que Brian era el director que podía darnos todo esto y más."
El guión de Huyck y Katz estaba situado en los Estados Unidos, fue idea de De Palma llevar la historia a Europa. Una vez finalizado el guión, éste no convenció a nadie y Cruise tuvo que despedir a los guionistas. Fue entonces cuando llamaron a Steven Zaillian (Peligro inminente) para que se hiciera cargo del guión. De Palma y Zaillian crearon juntos la historia de la película durante seis semanas. Originalmente el director quería, "arrancar de una construcción como la de Doce del patíbulo, con Cruise buscando a los miembros de su equipo por todos los rincones del globo. Jean Réno estaba preso en la India, Ving Rhames en una isla en Irlanda. Las secuencias tenían bastante gracia, pero yo me topaba una y otra vez con el mismo problema: 'Si hago Misión imposible, tengo que llegar a la misión enseguida'. El problema principal iba unido al propio concepto de Misión imposible. Es la historia de cinco personajes que actúan en equipo. Pero estábamos haciendo una película en que el actor estrella era Tom Cruise. Y el protagonista tenía que ser él. Así que propuse que matásemos a los otros cuatro desde el principio." Con esa base escribieron un libreto de doce páginas y como Zaillian no pudo comprometerse a estar en la producción durante más de seis semanas, dejó vacante el puesto de guionista. Y De Palma llamó a su amigo David Koepp para que escribiese el guión definitivo, partiendo del esquema que habían creado previamente. Trabajo por el que el guionista recibió 1 millón de dólares.
Cruise aceptó filmar el guión escrito por Koepp y así se le dio luz verde el rodaje, pero al día siguiente el guionista fue despedido y contrataron a Robert Towne (La tapadera), amigo de Cruise, para realizar reescrituras. El actor creía que había cosas con respecto a su personaje que debían ser cambiadas.
Con Cruise como absoluto protagonista, se tuvo que buscar a los miembros de su equipo y también al resto del reparto. Inicialmente estaba previsto recuperar a todo el reparto original de la serie, sólo para matarlos en el comienzo de la película. Martin Landau y Peter Graves se opusieron a ese planteamiento y rechazaron participar en la película. "Era básicamente una película de acción/aventura y no Misión imposible. [...] ¿Por qué ser voluntarios para esencialmente hacer que nuestros personajes se suiciden?," declaraba Landau. Graves se sintió molesto porque convirtieron a su personaje en el villano de la historia. Por su parte, Greg Morris (que interpretó a Barney Collier en la serie original) salió del cine antes que acabara la película, describiéndola como, "una abominación."
Quedando vacante el papel de Jim Phelps, se lo ofrecieron a Al Pacino, Michael Douglas y Robert Redford, siendo finalmente escogido Jon Voight.
Se tantearon a muchas actrices para el papel de Claire, la que estuvo más cerca de conseguirlo fue Juliette Binoche, pero finalmente escogieron a Emmanuelle Béart. El inglés de la actriz francesa no era demasiado bueno, por lo que tuvo que practicar durante cuatros meses con una profesora de diálogo para dar vida a su personaje correctamente.
De Palma se fijó en Jean Reno en las películas Kamikaze 1999 (1983) y El gran azul (1988), y le ofreció el papel de Krieger. Según Reno, la información que le dio el director para su personaje fue, "que es francés, es un traidor y fuma."
Ving Rhames fue elegido para dar vida a Luther, el hacker informático. Cruise había conocido al actor en el estreno de Pulp fiction (1994) y esa fue la puerta de entrada para Rhames al proyecto. Según el actor, originalmente el papel de Luther era más corto, ya que moría al comienzo de la película. "Llamé a Tom Cruise y a Brian De Palma y dije '¿por qué el negro muere en cada película de acción en los primeros seis minutos?'," recordaba Rhames. El guión fue reescrito y se mantuvo al personaje con vida (se entiende que Luther era el hacker miembro del equipo original de Hunt, rol que después recaería en Emilio Estevez). Para meterse en el papel de un hacker, Rhames pasó tiempo con la consultora técnica Suzane Doucette, ex-miembro del FBI.
Emilio Estevez, amigo de Cruise, se hizo con el papel del informático Jack Harmon de forma no acreditada. El (por aquel entonces) popular actor, fue elegido para crear un efecto sorpresa cuando fuera asesinado en el primer acto.
El papel de Sarah Davies, miembro del equipo de Hunt, recayó en la británica Kristin Scott Thomas, que se limitó a una corta participación. "Muero en la página 25. Pero muero en los brazos de Tom Cruise, así que vale la pena," bromeaba la actriz.
El papel de Max estaba escrito originalmente para un hombre, pero Cruise era amigo de Vanessa Redgrave y quería incluirla en la película, así que se le ocurrió que diera vida al traficante de armas, algo que gustó a De Palma.
El resto del reparto se compuso por Henry Czerny (como el jefe del FMI Kittridge), Ingeborga Dapkunaite (en el papel de Hannah, miembro del equipo original de Hunt) y Dale Dye (dando vida al agente Frank Barnes).

RODAJE
La fotografía principal comenzó el 13 de marzo de 1995 y terminó el 8 de agosto del mismo año. El rodaje empezó en el Museo Nacional de Praga, reconvertido para la película en la embajada americana. Se utilizaron otras localizaciones de la capital checa, como el Palacio Liechtenstein, el Puente de Carlos y el Hotel Europa (interiores del apartamento donde Hunt se reúne con Max). Fue idea de De Palma el rodar en Praga, ya que la ciudad apenas había sido vista en el cine.
Una vez completadas las escenas de Praga, a principios de abril de 1995, la producción se mudó a Inglaterra, para rodar principalmente en los Pinewood Studios. También se rodaron escenas de exteriores en Londres, en localizaciones tales como Tower Bridge (donde se construyó un helipuerto especialmente para la película), Tate Britain (imagen de la familia de Hunt saliendo de los juzgados), County Hall (vestíbulo de la CIA), Anchor Pub (conversación final entre Hunt y Luther) o la Estación de Liverpool Street (encuentro entre Hunt y Phelps).
Los exteriores de la escena del TGV aunque acontecen supuestamente en Kent (Inglaterra), realmente se rodaron en Escocia, más concretamente en la Glasgow South Western Line, entre New Cumnock, Dumfries y Annan.
El rodaje se inició sin un guión terminado y durante el mismo Towne no se dedicó sólo a pulir el personaje de Ethan Hunt, comenzó a reescribir todo el guión, algo que a De Palma le pareció un error. El guión se reescribía a diario lo que ocasionaba todo tipo de problemas. Pronto fue evidente que el guión de Towne no se podía utilizar, de modo que volvieron a llamar a Koepp y éste tuvo que reescribir el guión de nuevo. Pero ambos guionistas se mantuvieron en plantilla y cada uno trabajaba en el guión por su cuenta desde sus respectivos hoteles. Según De Palma, ese tiempo al principio del rodaje fue lo peor de toda la filmación. "Robert Towne volvía a escribir el trabajo de David Koepp y viceversa. Una auténtica pesadilla," recordaba el director. Llegado un momento de la producción Koepp tuvo que irse a rodar El efecto dominó (1996) y Towne se mantuvo revisando el guión hasta el final de la misma.
Y el entendimiento entre De Palma y Towne no fue el mejor posible. El guionista quería eliminar la secuencia final del tren, para terminar la película con una conversación entre los tres protagonistas en la bodega de equipajes. El director se opuso a ello diciendo, "estamos haciendo Misión imposible, hay que terminar con algo espectacular." Al final Cruise le dio la razón a De Palma y la fabulosa secuencia del tren se mantuvo.
La producción estuvo llena de retos, entre ellos la iluminación. Para rodar en el Hotel Europa de Praga se le prohibió al equipo colgar luces de las paredes o clavar un clavo, de modo que, los métodos tradicionales no servían. El director de fotografía Stephen H. Burum (Los intocables de Eliot Ness) se topó con una empresa que había creado globos de helio que emitían luz, pero los globos eran pequeños y no daban la potencia suficiente, así que llegaron a un acuerdo con la empresa que los fabricaba para crear para la película cuatro globos de mayor tamaño y que daban 8.000 vatios de luz. Vistos los buenos resultados terminaron utilizándolos para rodar otras escenas de la película, algo que en aquel momento fue revolucionario.
Tampoco fue tarea fácil iluminar aproximadamente 3 kilómetros de la orilla del río Moldava a ambos lados del Puente de Carlos, para transmitir la atmósfera deseada. Necesitaron dos semanas de preparación previa a los 12 días de rodaje y se usaron 11 generadores para suministrar energía a cientos de luces.
Aunque no lo parezca, una de las escenas que dieron más quebraderos de cabeza fue la de apertura, con Cruise disfrazado tratando de conseguir que un hombre hable. Se rodó de tres formas diferentes, con una iluminación distinta de cada vez. "El ambiente estaba muy tenso, porque todo el mundo se peleaba. El maquillador se quejaba de la luz y entonces Stephen H. Burum se ponía como loco," recordaba De Palma.
La secuencia del restaurante Akuarium se rodó entre los Pinewood Studios de Inglaterra y la Plaza de la ciudad vieja de Praga. El restaurante fue diseñado por Norman Reynolds (En busca del arca perdida) y en él acontece uno de los puntos álgidos de la película, el momento en que Hunt salta por la ventana mientras todo el restaurante se desmorona detrás de él (que fue una idea de Tom Cruise). "Calculo que habría 16 toneladas de agua entre los cuatro tanques," explicaba Greg Powell, coordinador de efectos especiales. "Tuvimos que usar un cristal templado especial para sujetar aquella estructura, y cuando todo explotó y el agua se desparramó, el cristal salió despedido en todas direcciones." Primero rodaron en Pinewood la escena con un especialista, pero no funcionaba, así que De Palma le pidió a Cruise que la hiciera él mismo. Y aunque el actor es conocido por hacer sus propias escenas de riesgo, tuvo miedo de rodar ésta. "Antes de empezar a rodar se me acercó y me dijo: 'Sólo soy un actor, ¿sabes?'," recordaba De Palma. El director le tranquilizó asegurándole que todo saldría bien y así fue, la escena resultó perfecta. Sí se utilizó un especialista en el plano que se ve a Hunt corriendo de espaldas (rodado en Praga), ya que necesitaban a alguien muy rápido.
Para la escena del robo en el cuartel general de la CIA, De Palma se inspiró en el robo de la película Topkapi (1964) y después le aportó sus propias ideas. "Se me ocurrió rodar la escena en el más completo silencio, es decir, todo lo contrario de lo que sucede hoy en día en el cine de acción americano," comentaba el director. "No quería ni música ni efectos sonoros. Sino silencio. [...]. Lo que se pretendía era llevar la escena a sus últimas consecuencias."
Y el espectacular clímax en el tren requirió de seis semanas para rodarlo en el Plató 007 de los Pinewood Studios, donde se construyeron tres vagones de tamaño real. De Palma quería utilizar un tren Eurostar, pero al final consiguieron un TGV, gracias a que Cruise invitó a cenar a uno de los pesos pesados de la Sociedad Nacional de Ferrocarriles Franceses. Uno de los problemas de la escena era como simular la fuerza del viento al rodarla dentro de un estudio. Cruise llegó con la solución, "probamos con motores de jet, todo tipo de ventiladores y ninguno nos daba lo que queríamos. Entonces recordé que cuando practicaba paracaidismo me había entrenado con un simulador especial. Le sugerí a Powell que quizá resolviéramos el problema con una de esas máquinas." Utilizaron el único simulador que había en Europa y que podía generar vientos de 240 kilómetros por hora.
Cruise y Beart tenían más escenas juntos, pero fueron cortadas. De hecho, se rodó una escena inicial que introducía un triángulo amoroso entre Hunt, Claire y Phelps, pero que fue eliminada tras un pase de prueba, ya que según De Palma la escena sacaba al público fuera del género de espías.
Originalmente la película iba a terminar con una conversación en un aeropuerto entre Hunt y Luther, pero tres días antes de acabar el rodaje De Palma se dio cuenta que la escena no funcionaba. "El decorado no vale," recordaba el director. "Después de esa escena tan larga en el tren, en el túnel, no puede haber otra escena en un universo tan artificial y cerrado como el de un aeropuerto. La pesadilla ha concluido. Lo que hay que mostrar es un regreso a la vida. Tiene que verse la realidad, filmar las calles y los pubs ingleses." La escena se cambió por la conversación en la terraza de un pub entre los dos personajes vista en la película.
Los efectos especiales corrieron a cargo de la ILM, que creo unos efectos visuales de infarto, llegando a realizar aproximadamente 150 planos para la película. Fue tal la cantidad de trabajo en este campo, que De Palma vivió en el Rancho Skywalker durante toda la post-producción de la película. John Knoll (La amenaza fantasma) fue el supervisor de los efectos visuales de ILM para la película. Otras compañías que aportaron efectos para la película fueron Computer Film Company y Cinesite Europe.
La secuencia con mayor número de efectos fue el clímax del tren. Para crear la secuencia se recurrió a la suma de varias técnicas, como pantalla azul, miniaturas, CGI, pirotecnia y uso de cables, dando lugar a una escena que sigue sorprendiendo por su realismo a día de hoy.
El genial plano en el que Hunt se quita la máscara con la cara de Jim Phelps se consiguió rodando primero a Jon Voight y después a Cruise quitándose la máscara (creada por Rob Bottin) en el mismo eje y con el mismo tamaño de plano. Más tarde, mediante un efecto morphing se creó el cambio de cara.
El compositor elegido para escribir la banda sonora fue Alan Silvestri (tras ofrecérselo a Ryuichi Sakamoto, quien lo tuvo que rechazar por conflictos de agenda), pero desde el principio ya hubo problemas con su partitura. A De Palma le parecía que no funcionaba. "Era demasiado melódico, por muchas cosas que cambiase, siempre había algo excesivo en su música," declaraba el director. Hicieron varios cambios en ella, pero después de la cuarta sesión, Silvestri fue despedido (cuando había compuesto aproximadamente 23 minutos de su banda sonora) y contrataron a Danny Elfman. Elfman mantuvo el popular tema principal de la serie compuesto por Lalo Schifrin.
Se le ofreció a U2 que versionaran el tema de la serie compuesto por Schifrin. Bono y The Edge no tenían tiempo para ello, pero Larry Mullen Jr. y Adam Clayton aceptaron el encargo. Cada uno por su cuenta hizo su propia versión, Clayton trabajando en Nueva York y Mullen en Dublín, durante los fines de semana entre sesiones de grabación del grupo. Dejaron que Polygram escogiera su tema preferido y al final se quedaron con ambos.
Inicialmente la película terminó su rodaje en agosto de 1995, antes del tiempo previsto y por debajo del presupuesto asignado.
George Lucas puso su pequeño granito de arena en la película. Mientras De Palma estaba en el Rancho Skywalker le enseñó un primer montaje de la película a su amigo y, "lo primero que dijo fue: ¿Dónde está la escena en que están todos alrededor de la mesa y Jim explica la misión?", recordaba De Palma. El director le dio la razón a Lucas y se fue con todo el equipo a Londres a rodar la escena.
Estos y otros reshoots, sumado a problemas con los efectos visuales y diversas complicaciones del rodaje, retrasaron el estreno de la película e hicieron aumentar el presupuesto. Originalmente la fecha de estreno prevista era en diciembre de 1995, pero se cambió a mayo de 1996.
La película se estrenó entre rumores de mal entendimiento entre Cruise y De Palma (que el director negó posteriormente) y que se agravaron cuando el director decidió no conceder entrevistas antes del estreno de la película.
La première de Misión imposible fue el 20 de mayo de 1996, para conocer el estreno masivo en salas sólo dos días después. Fue la primera película en estrenarse en más de 3.000 salas en Estados Unidos y literalmente reventó la taquilla. En Norteamérica recaudó 180.981.856 de dólares (tercera película más taquillera del país en 1996) y la recaudación total a nivel mundial fue de 457.696.359 de dólares, lo que la convirtió en la tercera película más taquillera del año.
La película fue totalmente ignorada por los Oscars, lo que resulta chocante, principalmente por su apabullante apartado técnico.

VALORACIÓN
Misión imposible es toda una gozada y una de las mejores películas de espías de las últimas décadas. Es una película de acción, pero una con pedigrí. El reparto es espectacular, el guión viene firmado por algunos de los grandes nombres de Hollywood, los medios técnicos son impresionantes y el director es excelente.
Es increíble la implicación de De Palma en el proyecto, el cual pese a ser un encargo, consiguió convertirlo en una película personal. Casi todas las decisiones argumentales y artísticas fueron suyas y defendió su visión ante todos. Por eso Misión imposible es algo más que una película comercial al uso, es también una película de autor.
Y es que aunque no lo parezca, la película es puro De Palma, ahí está el uso de tecnología por parte de los personajes (cámaras y pantallas de vídeo son utilizadas como un elemento más de la historia al igual que en Snakes eyes, En nombre de Caín o El fantasma del paraíso), las amistades traicionadas (como en Atrapado por su pasadoFascinación El precio del poder), los personajes actuando en un falso escenario haciendo que otros crean ver algo que no es real (como sucede en la primera escena de la película y que recuerda a Doble cuerpo), las referencias y homenajes a otros directores y películas (ahí tenemos el macguffin a lo Hitchcock con la lista NOC o el robo con influencias de Topkapi), el uso de máscaras o disfraces (como en Doble cuerpo, Vestida para matarPassion) o la idea del doble (como en Hermanas Femme fatale). El director acercó el material a su universo, pero al mismo tiempo supo crear un espectáculo impecable.
Y es que pocas veces se ha podido ver una película mejor filmada que Misión imposible, la cual está compuesta de los planos justos y necesarios, la cámara siempre esta situada en el lugar apropiado y cada plano tiene la duración debida. De Palma rodó una película de perfección milimétrica.
Aunque no es un film del todo redondo. Adolece de un pequeño problema de ritmo entre el robo en la CIA y el clímax en el TGV, pero es necesario para el desarrollo de la trama y de los personajes. Y la relación entre Hunt y Claire no termina de funcionar, no hay química entre ellos y ésta nunca llega a explotar realmente, quedándose en una mera atracción entre ambos.
Y como adaptación de la serie creada por Bruce Geller nunca me ha parecido que capte realmente el estilo de aquella (aunque sí es la más cercana al espíritu original de todas las películas de la saga por no apoyarse principalmente en la acción). La serie Misión imposible jugaba más con el suspense y la astucia para engañar a unos villanos, y de paso al propio espectador. Por su parte, la saga protagonizada por Cruise se ha convertido en un parque de atracciones. Por otro lado, la serie era coral, mientras que aquí todo el protagonismo recae en su estrella y productor, lo que la distancia de la serie. Y su planteamiento habría sido fantástico para una segunda parte, deberían haber presentado a todos los personajes en la primera parte para matarlos después en la segunda. Pero hay que reconocerle que la trama es inesperada y pilla a uno por sorpresa, y además intenta tener su propia personalidad.
La película se construye sobre tres grandes escenas que coinciden con el planteamiento (la misión fallida en Praga), nudo (el robo en la CIA) y desenlace (el clímax en el TGV). Pero lo genial de la película es que las escenas puente entre esos tres grandes momentos también son excelentes. Sólo hay que recordar la escena del restaurante acuario, a Phelps contando una historia mientras Hunt al mismo tiempo construye en su mente la verdad (la primera vez puede confundir, pero es una gran idea) o a Hunt explicando el plan del robo a sus nuevos compañeros (todo un prodigio de montaje).
Y es que De Palma crea momentos geniales con la cámara. Personalmente me encanta el plano posterior al robo en Langley, con los cuatro protagonistas escapando en el camión de bomberos y como el director hace un barrido con la cámara, mostrando como cada de uno de los personajes reacciona de forma distinta al robo, Luther preocupado porque sabe lo que han robado, Kruge contento con el golpe, Claire pensado en Ethan, y Ethan serio porque está empezando atar cabos. Otro detalle que me gusta es que el disco que roban en Praga está (literalmente) manchado de sangre cuando Max trata de usarlo, es algo insignificante, pero muy simbólico.
La película tiene un soterrado sentido del humor, como lo demuestra el juego de magia de Ethan con los discos, Jack diciéndole a Hunt que no masque el chicle explosivo, el informático de la CIA vomitando una y otra vez, Kittridge enviando a Alaska a dicho informático, como todos los teléfonos del TGV dejan de funcionar cuando Luther pasa al lado de ellos con su inhibidor. La película consigue ser divertida sin perder el tono, algo en lo que fallaba Misión imposible 2 (2000).
Y no puedo terminar sin hablar del final en el TGV, que es sencillamente una de las mejores escenas de acción de la historia y la que nos demuestra que esto es sí es Misión imposible. Por si sola ya merecía el precio de la entrada. Y es que el momento del "luz roja, luz verde", con el tema de Lalo Schifrin sonando a todo trapo y con Hunt volando por los aires, es de esos que te hacen querer ponerte de pie y aplaudir como un loco.
De Palma logró lo imposible, realizar una de las mejores películas de acción de la década, sin pegar un solo tiro ni mostrar una pelea, sólo apoyándose en el suspense y en un sentido del espectáculo único. La película sólo trata de ser una entretenida historia de espías y lo consigue con creces. La saga ha seguido viva con el paso de los años, pero la primera de la misiones de Ethan Hunt sigue siendo la mejor.

CURIOSIDADES
Última película de un gran estudio en ser lanzada en formato Betamax.
Del mismo modo que Emilio Estevez (amigo de Tom Cruise), hace una participación no acreditada en la película, Cruise hizo lo mismo en Arma joven (1988) protagonizada por Estevez.
Los peces utilizados en la escena que explota el acuario eran de goma.
El body count de la película asciende a 7 muertos.
Alan Silvestri recicló la banda sonora que compuso para la película y que no fue usada, para la película Eraser (1996).
Fue nominada a un premio Saturn en la categoría de mejor película de acción/aventura/thriller.
Para el truco que Hunt le hace a Krieger desapareciendo el CD no se utilizaron efectos visuales, Cruise lo hizo realmente frente a la cámara.
En el trailer de la película hay un plano de Hunt y Claire besándose apasionadamente que no está incluido en la película.
Ving Rhames nunca había visto la serie original. Lo hizo cuando fue contratado para participar en la película.
Jim Phelps es el único personaje de la serie original que aparece en la película.
Uno de los nombres cable de la lista NOC es Maverick, lo cual es un guiño al personaje que Tom Cruise interpretó en Top Gun (1986).
Es la única película de la saga en la que Ethan Hunt no dispara un arma y en la que no hay ningún tiroteo.
El nombre de Andrew Eio, coordinador de efectos visuales y coordinador de sistemas informáticos de la película, aparece como uno de los agentes de la lista NOC.
Y el nombre de Simon Staines, diseñador de gráficos de ordenador de la película, es el primero que aparece cuando Ethan Hunt busca agentes repudiados del FMI para que le ayuden.
A la hora de rodar la famosa escena del robo de la lista NOC, con Hunt colgado a pocos centímetros del suelo, la cabeza de Cruise se golpeaba contra el suelo, para solucionarlo al actor se le ocurrió meterse monedas en los zapatos para equilibrarse.
La película sentó una de las máximas de la saga, mostrar al protagonista saltando desde una gran altura y quedándose a una corta distancia del suelo. Momento repetido por Cruise en Misión imposible 2Misión imposible 3. En Misión imposible: Protocolo fantasma la escena la protagonizó Brandt (Jeremy Renner).
La compañía Apple creo una campaña de publicidad de 15 millones de dólares vinculada a la película, que incluía un juego (“Mission: Impossible - The Web Adventure”), anuncios impresos, spots de televisión, publicidad en cines y product placement de sus ordenadores en la película. Dos semanas antes de lanzar la campaña, Apple anunció perdidas de 740 millones de dólares en su segundo trimestre fiscal de 1996, y la campaña fue un intento de mejorar su imagen.
El nombre del personaje Alexander Golitsyn es una referencia al desertor del KGB Anatoliy Golitsyn.
Tom Cruise realiza dos papeles en la película, además de a Ethan Hunt también interpreta al senador John Waltzer, el cual aparece en un programa de entrevistas que estudia Hunt.
Aunque el TGV es un tren eléctrico y utiliza líneas aéreas de alimentación, para hacer posible la lucha en el techo y tener al helicóptero sobrevolando el tren, se hizo que fuera movido por una locomotora diesel.
Reza Badiyi, el director que más episodios rodó de la serie original, fue invitado por el jefe de la Paramount para estar presente en el rodaje como asesor. Brian De Palma le dijo lo mucho que le gustaba la serie, pero que la película no se parecía en nada aquella y que su presencia sólo haría que ambos se sintieran incómodos. Badiyi agradeció su honestidad y se marchó del rodaje, para no volver nunca.
Norman Reynolds se negó a ver la serie para que todos los diseños de la película fueran originales. 
La versión del tema de la serie realizada por Larry Mullen Jr. y Adam Clayton alcanzó el puesto nº 7 del Billboard Hot 100 americano, consiguiendo vender 500.000 copias. La banda sonora de la película también fue todo un éxito y se aupó al puesto nº 16 del Billboard 200 americano.
Fue escogida por "Cahiers du Cinema" como una de las 10 mejores películas de 1996.

Labels: ,

6 Comments:

Anonymous Ramón said...

Suscribo todo lo que dices, ninguna de sus secuelas alcanza la perfección que le imprime De Palma a la primera Aventura de Ethan Hunt. Es una pieza de orfebreria bien engrasada que regala momentazos como los que has descrito. Tras esta diría que las que más me gustan son "Ghost Protocol" y "Rogue Nation", la de Woo me pareció horrenda en su día aunque hoy pueda disfrutarla y pegarme unas risas, mientras la de Abrams me parece muy juguetona con el McGuffin y por ese alma de capitulo serial que posee.

Un gran trabajo como siempre Rodi!
Enhorabuena!

Un saludo!!

July 02, 2018 8:42 PM  
Blogger Doctora said...

Tengo una historia personal con esta película.

Cuando la estrenaron me moría de ganas de verla, pero mi padre se negó porque era muy pequeña (tenía 10 años). El día que fue al cine con mi madre me vestí, me peiné y me preparé para ir con ellos, convencida de que si me veía así mi padre me llevaría. Pero se negó y me quedé toda la tarde llorando en casa. Curiosamente poco después me llevaron a ver La Roca, que es 1000 veces más violenta.

Recuerdo que cuando finalmente la vi no me gustó nada. Yo esperaba una película de acción y me aburrió mucho, porque es más bien un thriller. Luego, a medida que han pasado los años me ha ido gustando cada vez más y desde luego pienso que es, con diferencia, la mejor de la saga.

Ahora bien, entiendo las quejas de los actores de la serie. Yo nunca vi ningún episodio, pero mi padre sí, y la idea tenía mucho potencial. Podrían haber hecho una peli llena de estrellas, como Los mercenarios, pero bien. El problema es que Tom Cruise tiene que ser la estrella de todas sus películas. Viéndolo así debió comprar los derechos de El Santo, pero bueno.

Me ha encantado leer tu reseña. No sabía que el tema del guión había sido tan caótico, aunque sí se intuye mucho trabajo de reescritura cuando ves la peli. Mucha gente opinando, muchas escenas limando cosas o haciendo de puente.

No concibo que alguien quisiera prescindir de la escena del tren. La gente siempre recuerda a Tom Cruise colgando, pero para mí la escena memorable de la peli es la del tren. Además de tener mucha acción y estar muy bien rodada le pone final a una trama un tanto liosa, dándole sentido a todo.

Muy buena la descripción del personaje de Jean Reno. No es un actor que me guste mucho, pero aquí lo borda y su relación con el prota le da mucho sabor a la peli. Una pena lo de Jon Voight, porque cualquiera de los tres candidatos que mencionas me gusta más.

Gracias por compartir todas estas anécdotas, mola saber tantas cosas después de tanto tiempo.

Besos ;D

July 04, 2018 4:39 AM  
Blogger Diegueeee said...

Este blog es un gol de media cancha para aquellas personas (como yo) que les fascina el "detras de camara" a un nivel quirurgico diria jajaj.

Muy loco el dato de 0 disparos; mientras leia repasaba la peli mentalmente y creo hay solo dos y son los que (se) dispara phelps (para colmo, fuera de camara)

Capaz lo de "cargarse" la serie matando los personajes originales (la idea que no fue) como tb la de que el villano fuese el bueno (original) tb fue x una cuestion de edades y desligarse y despegar una franquicia nueva y longeva no?

Saludos!

July 04, 2018 6:40 AM  
Blogger Rodi said...

Ramón: ¡Muchas gracias por comentar! Mi opinión sobre la saga queda así, "MI2" (absurda, con un Woo poco desatado en gran parte del metraje, pero es un film divertido), "MI3" (cada vez que la veo me gusta más, pero me sigue pareciendo un capitulo de "Alias" más grande y largo, aunque tiene entretenimiento de sobra), "Protocolo fantasma" (la mejor tras "MI", muy entretenida, elegante y divertida) y "Nación secreta" (me gusta como apuesta por la acción física llevándola hasta el límite y la presencia de Rebecca Ferguson, aunque falla un poco en el clímax). La película de De Palma hasta la fecha no ha sido superada.

Doctora: Pues tu padre se lució escogiendo "La Roca" por encima de "Misión imposible" para un niño, jeje. También recuerdo estar esperando una película de acción en su estreno, pero me gustó lo que me encontré, sobre todo el genial clímax en el tren (también es mi momento preferido de la película), con el tiempo he ido apreciando más lo que hizo De Palma. Creo que el reparto es fantástico, sobre todo en la época que se rodó la peli, Jean Reno venía de "León: El profesional", Ving Rhames había llamado la atención en "Pulp Fiction", Jon Voight es todo un clásico, Emmanuelle Béart era un referente en el cine europeo, y en papeles secundarios tenemos Kristin Scott Thomas, Vanessa Redgrave y Emilio Estevez, no está nada mal. Pero es cierto que es una película al servicio de Cruise y si fuese más coral beneficiaría a la película y sería más cercana al espíritu de la serie. ¡Gracias por comentar!

Diegueeee: Muchas gracias por comentar. La idea de matar a todos los personajes originales viene principalmente de la necesidad de convertir la película en una historia al servicio de Tom Cruise. Por otra parte, podrían haber hecho que Cruise interpretara a Jim Phelps y no crear al personaje de Ethan Hunt, pero supongo que como dices, era una forma de contar su propia historia/franquicia sin tener que depender de la serie original. Y el convertir al protagonista de la serie en el villano, obedece a un cambio en el mundo de los espías tras el fin de la guerra fría, básicamente los tiempos habían cambiado y además es algo que resulta inesperado.

Saludos.

July 06, 2018 7:44 AM  
Anonymous Anonymous said...

Estupenda película, me impactó mucho en su día y, al igual que a tí, cada vez la aprecio más.

Gracias a ella conocí a DePalma así que le debo bastante.

Muy buenos recuerdos de esa época. Tenía los VHS de Misión Imposible, La Roca y Cara a Cara ralladísimos jeje.

Por cierto, ¡Anímate con esas dos! Nicolas Cage desatado.

Saludos.


July 06, 2018 11:00 AM  
Blogger MARCO said...

Es la mejor de la saga,aunque es una saga que mantiene muy bien el nivel,sin bajar.Mi ranking seria 1-4-5-3-2,aunque me gustan todas.Tom cruise es verdad que siempre quiere ser la estrella en sus peliculas xo sus ideas no suelen ser malas y tiene la cabeza bien amueblada xk es un excelente actor y ha trabajado con grandes directores.Y que decir de De palma,gran director que maneja muy bien el suspense y tiene grandes peliculas.Gran reseña como siempre y grandisima pelicula.Deseando de ver la sexta

July 06, 2018 5:26 PM  

Post a Comment

<< Home