Tuesday, April 03, 2018

Snatch

-"¿Algo que declarar?"
-"Sí, no vayas a Inglaterra."

Este artículo contiene spoilers, no leer si no se quiere conocer partes esenciales de la trama de la película.

Un grupo de delincuentes de Londres tratan de conseguir un diamante, mientras sus caminos se van entrecruzando entre combates de boxeo, robos, asesinatos, apuestas ilegales y cerdos.

DIAMANTES
Tras el éxito de Lock and stock (1998), Guy Ritchie se lanzó a la dirección de su segunda película, la cual se encontraría en las mismas coordenadas cinematográficas que su ópera prima. "Hice la segunda película porque tenía tantas historias mientras hice la primera, que pensé que habría sido un crimen no aprovecharse de eso," declaraba Ritchie. Y es que el director tenía un gran interés en realizar, "una película en la misma línea. Por esa razón, y para un director que quiere consolidarse y hacer su siguiente película con estrellas más grandes, era el siguiente paso a dar."  
Con un guión propio de Ritchie, el cual le llevó sólo 3 meses escribirlo, nació Snatch (Snatch, 2000), conocida originalmente como "Diamonds".
La película contó con un presupuesto mayor que Lock and Stock (6 millones de libras frente a las 960.000 de aquella). Y SKA Films (productora de Guy Ritchie y Matthew Vaughn) y Columbia Pictures serían las encargadas de financiar la película. Siendo Vaughn el productor asignado a la misma.
Tiene tanto en común con su primera película que el director admitió que, "en un punto, estuve cerca de usar el reparto completo de Lock and stock otra vez." Aunque al final dio cabida a nuevos (e internacionales) actores, pese a que no fue fácil reunirlos. "Nos llevó mucho tiempo encontrar las caras correctas, tuvimos que ver a cientos," declaraba Vaughn. Y el tiempo mereció la pena porque reunieron un reparto fantástico.
Para el papel del Turco, Ritchie volvió a contar con su amigo Jason Statham, tras trabajar juntos en Lock and stock. El actor cobró un cheque de 15.000 libras por su participación en la película. Inicialmente era un pequeño papel, pero durante el proceso de producción fue teniendo más protagonismo y durante la post-producción se convirtió en el narrador de la película.
El papel de Mickey O'Neil estaba previsto que lo interpretase Vinnie Jones, pero terminaría recayendo en Brad Pitt. El protagonista de Doce monos contactó con Ritchie después de ver Lock and Stock, y le dijo que quería participar en su siguiente película, así se hizo con el papel de Mickey. El actor era muy diferente al personaje grande, gordo y de aspecto griego que Ritchie había escrito, pero según éste, "funcionó mágicamente porque era realmente lo opuesto." Fue idea del actor el lenguaje incomprensible de Mickey, el cual tomó del personaje de Benicio Del Toro en Sospechosos habituales. "Estaba a 3 días de empezar con esto y entré en pánico. No podía imaginar lo que suponía debía hacer y lo saqué de Benicio. [...] Fue el primero que hizo bien el ser incomprensible y así, pidiéndoselo prestado, sí que salió adelante y funcionó para nosotros," recordaba Pitt. Y según contaba Statham, para prepararse para el papel el actor fue a campamentos de gitanos y pasó tiempo con ellos para saber como vivían.
Y hablando de Benicio Del Toro, el puertorriqueño sería quien daría vida a Franky Cuatro-Dedos. El actor sólo trabajó en la película durante dos semanas.
El papel de Brick Top se le ofreció originalmente a Sean Connery. Al actor escocés le gustó el guión y tuvo interés en ver Lock and stock, por lo que Vaughn arregló una proyección para el actor. Tras ver la película, Connery dijo que le gustaba, pero soltó un, "no vais a poder pagarme," y así rechazó participar en Snatch. Dave Courtney también rechazó el papel y terminaron contratando a Alan Ford.
El papel de Avi le fue ofrecido a Dennis Farina, cuando el actor recibió el guión vio de nuevo Lock and stock y de inmediato aceptó el papel.
Ade, quien iba a ser uno de los guardas de seguridad de la producción, fue convencido por Ritchie para que asumiera el papel de Tyrone, siendo su debut en el cine.
El resto de actores de extenso reparto lo componen, Vinnie Jones (Tony), Rade Serbedzija (Boris el navaja), Mike Reid (Doug el cerebro), Robbie Gee (Vinny), Lennie James (Sol), Ewen Bremner (Mullet), Jason Flemyng (Darren), William Beck (Neil) y Andy Beckwith (Errol).

RODAJE
El rodaje comenzó el 18 de octubre de 1999 y terminó el 12 de diciembre del mismo año, teniendo lugar en diferentes localizaciones de Londres. Sólo se alejaron un poco para rodar las escenas de la casa de Boris, las cuales tuvieron lugar en Perivale, a las afueras de Londres. Por su parte, las escenas de interior se rodaron los Pinewood Studios.
Las diferencias entre americanos e ingleses produjo problemas de entendimiento durante el rodaje, ya que aunque compartan un mismo idioma, existen diferencias entre ambos. "No tenía ni idea de lo que estaban diciendo," admitía Farina. Aun así, reinó un gran ambiente durante la filmación entre todos los implicados.
Tanto es así, que Ritchie impuso una serie de multas de broma en el set para que reinase el buen ambiente y el orden. Había multas desde por llegar tarde, por ser aburrido, por tomar una siesta en el set y hasta por quejarse. "Me multaron con 50 libras porque mi móvil sonó, aunque no estaba trabajando en ese momento," comentaba Statham.
El único que realmente causó problemas fue el  perro. "Estaba loco," declaraba Dennis Farina. En la escena en la que Avi y Tony van a por el diamante a la tienda de Vincent y Sol, el perro atacó realmente a los actores, pero Ritchie decidió seguir rodando. En otra escena, aquella en la que el perro se vuelve loco dentro del coche con Vincent, Sol y Tyrone, mordió en la entrepierna a Lennie James, aunque no le causó ninguna lesión grave. Después de esa escena fue reemplazado por otro perro.
Y no fue el único percance que sufrió Lennie James, el actor se golpeó a si mismo en la entrepierna con una escopeta en la escena del atraco a la casa de apuestas, cuando trata de hacer un agujero en la pared, pero el actor continuó la escena como si nada. Ese momento se mantuvo en el montaje final de la película.
Originalmente Snatch no tenía un verdadero final. "Lo estaba forzando y forzando, y entonces decidí dejarlo pasar y remediarlo cuando estuviera editando," contaba el director. Ritchie necesito dos días para rodar nuevas tomas y así darle un final adecuado a la historia.
Ritchie dejó el montaje de la película en manos de su editor y éste creo una primera versión de tres horas, el cual no gustó al director. "No me pareció entretenido en lo más mínimo," declaraba Ritchie. El director despidió al montador y dos semanas después contrató a Jon Harris (Kingsman: Servicio secreto) que fue recortando la película. "Seguía tratando de mantener [todas las historias] allí, pero la película me obligaba a deshacerme de ellas," admitía el director, así la película terminó con una duración de una hora y cuarenta y cuatro minutos. Según Ritchie, "cuanto más rápida se convirtía, mejor era."
La banda sonora es uno de los puntos fuertes de la película y está llena de grandes temas como, "Golden Brown" de The Stranglers, "Angel" de Massive Attack o "Fuckin' in the Bushe" de Oasis. Y uno de ellos es "Lucky Star" de Madonna, pareja de Ritchie por aquel entonces. Inicialmente el director quería usar "Rivers of Babylon" de Boney M., pero le pidieron una gran cantidad de dinero por ella, y al final escogió ese tema de Madonna. Ritchie admitió que terminó pagando el doble por "Lucky Star" de lo que hubiera pagado por "Rivers of Babylon", nada menos que 1 millón de dólares.
La Columbia tuvo problemas con el título de la película, que puede traducirse como coño. El co-vicepresidente de la 'Columbia TriStar Motion Picture Group' declaró que, "tuvimos un debate muy serio sobre si cambiarlo por "Snatched" por miedo a la vulgaridad." Al final prevaleció el título original ante la negativa de Ritchie a cambiarlo.
Antes de su estreno, la película fue investigada por la "Sociedad Real para la Prevención de la Crueldad contra los Animales" (RSPCA), ya que sospechaban que varios perros y liebres habían sido maltratados durante el rodaje. Y en el caso de las liebres, creían que varias habían muerto atacadas por perros al rodar la escena de la cacería. Sin la aprobación de la RSPCA la película no podía ser estrenada, por lo que los productores tuvieron que demostrar ante una comisión de censura que ningún animal fuera maltratado durante el rodaje, pero al no haber pruebas de dicho maltrato todo el asunto quedó cerrado y la película pudo estrenarse en cines.
Pero no fue el único problema legal en el que se vio envuelta Snatch, sólo unas semanas después, los escritores Cass Pennant y Neil Bowers demandaron a Ritchie, Vaughn y su productora SKA Films, porque según ellos aportaron la inspiración para el personaje de Mickey y habían utilizado una historia sobre peleas ilegales ideado por ellos. Consideraban insuficientes las 2.000 libras que recibieron como asesores de la película (cuyo trabajo al parecer, no había sido tenido en cuenta por la producción) y reclamaron un pago de 50.000 libras. 
La première de la película tuvo lugar en Reino Unido el 23 de agosto del 2000, para pasar a la distribución en salas el 1 de septiembre del mismo año. Recaudó en tierras británicas 12.137.698 de libras. Por su parte, el estreno en los Estados Unidos fue el 6 de diciembre del 2000 de forma limitada, para conocer una distribución masiva en salas el 19 de enero de 2001. En Norteamérica recaudó 30.328.156 de dólares. Siendo la recaudación final a nivel mundial de 83.557.872 de dólares. En resumidas cuentas, todo un éxito.

ESCENAS ELIMINADAS
En la versión en DVD se incluyen seis escenas cortadas del montaje final. Son las siguientes:
1. Turco y Tommy van a un pub para hablar con "El ladrillo". Aunque la escena le gustaba a Ritchie, decidió finalmente cortarla.


2. Sol, Vinny y Tyrone tratan que Franky Cuatro-Dedos abra su maletín, antes que Boris venga a recogerlo. Franky consigue abrirlo y coge de su interior el revolver que Boris le dio. Torpemente se cae de la silla en la que está sentado y cuando va a disparar a Tyrone, el revolver resulta no tener balas. Ritchie la eliminó porque según él no aportaba nada a la historia.


3. Errol y John hablan con Mullet para tratar de descubrir quien trató de robar en la casa de apuestas. Ritchie decidió eliminarla porque ralentizaba la película y fue sustituida por la escena del vídeo de seguridad que descubre a los responsables del atraco.


4. Tony y Avi van al pub de "El ladrillo" para reunirse con él. Errol les causa problemas y Tony tiene que desenvainar una espada para poner a los secuaces de "El ladrillo" a raya. Fue la primera escena que rodó Dennis Farina.


5. "El ladrillo" trata de venderle a Avi el diamante que le dieron Sol y Vinny. Después de examinarlo Avi se da cuanta que es falso y lo rompe tirándolo contra una pared. Por su parte, Sol y Vinny están atrapados en la oficina de "El ladrillo" y tratan de escapar. Y Tony y Errol tienen otro confrontamiento, que termina con el primero meando sobre el segundo.


6. Sol y Vinny van al campamento de gitanos para tratar de encontrar al perro, pero Mickey les dice que el perro no está allí.

VALORACIÓN
A finales de los 90, Guy Ritchie se inventó un género nuevo, al que sólo pertenecen tres películas, Lock and stock (1998), Snatch (2000) y RocknRolla (2008), y que podríamos denominar como "comedia coral criminal londinense". Y dentro de este universo particular es cuando mejor ha funcionado su cine, fuera de esas tres películas, el director nunca ha brillado de igual forma.
Ritchie es un director muy dotado visualmente, sólo hay que ver la pelea final de Mickey para darse cuenta de su gran dominio con la cámara. La película es un recital continuo de lo que es dirección, la cual bebe mucho del mundo del videoclip y de la publicidad. Sólo en los seis primeros minutos de película tenemos tres momentos que nos dejan con la boca abierta. La introducción de los atracadores disfrazados de judíos seguidos mediante cámaras de seguridad, el propio atraco en si (todo un chute de adrenalina) y la presentación de todos los personajes mediante encadenados mientras suena "Diamond" de Klint. Y es sólo el comienzo, porque después la película no decae ni un segundo. Y es que aquí Ritchie firmó su mejor trabajo como director.
Ritchie creó una película con las mismas coordenadas cinematográficas que Lock and stock, pero perfeccionando lo puesto en práctica en aquella (excelente) película.
Todas las escenas están siempre apoyadas por un gran uso del montaje, una seña de identidad del cine de Ritchie. Es toda una gozada ver como se construyen algunas escenas. Como ese genial momento en que se cuenta un accidente de coche desde tres puntos de vistas diferentes y entremezclados. O la explicación del Turco sobre las carreras de liebres contada en diferentes localizaciones, pero creando una narración continua.
Y no sólo la puesta es escena de Ritchie está llena de ideas originales e inventivas, es que además su guión no se queda atrás comparado con su trabajo detrás de las cámaras. El libreto está lleno de grandes frases y diálogos (como el monólogo de "El ladrillo" sobre como deshacerse de un cadáver). El director crea además personajes carismáticos, que están interpretados por actores carismáticos. Statham ya empezaba a entrever la estrella que llegaría a ser. Nadie como Farina podría soltar un, "Tengo acidez Tony, haz algo gordo," como él lo hace. Vinnie Jones nunca ha estado mejor como actor. Benicio del Toro sólo necesita unos minutos de pantalla para hacer memorable a su personaje. Alan Ford resulta odioso en cada una de sus odiosas apariciones. Y Brad Pitt se convierte en todo un robaescenas.
Por su parte, el apartado musical está la altura del resto de la película, con temas muy bien escogidos, que encajan como un guante con las imágenes a las que acompañan.
La película se sumaba a una nueva ola del cine que trataba de buscar caminos visuales y narrativos para contar una historia, del mismo modo que hicieron Reservoir dogs (1992) y Memento (2000).
Pero es la combinación de humor y violencia lo que hace especial a la película, pocas veces ambos elementos han encajado mejor en una pantalla de cine. Los momentos cómicos se suceden uno tras otro, haciendo que nos partamos de risa sin importar la brutalidad impregna a la película, ya sea a base de ese gag recurrente del perro haciendo los sonidos del muñeco que se tragó, el atraco frustrado de Vinny y Sol a la casa de apuestas, ver a Tyrone tratando de aparcar un coche o a Tony intentando matar repetidamente a Boris sin conseguirlo.
Una de las cosas que más me gustan de la película es que no tiene un verdadero final, siendo éste abierto y circular al mismo tiempo. Y otra es que es de lo más impredecible,  nadie ve venir que Mickey vaya a dejar ko al primer boxeador de "El ladrillo" con su primer puñetazo o que Avi mate sin querer a Tony. Además guarda otra gran idea, que todos los personajes de la película son negativos (hasta el perro), todos son delincuentes, no hay cabida en el mundo de Snatch para la gente buena.
Snatch ametralla al espectador con imágenes e ideas, haciendo que sus 104 minutos de duración pasen tan rápido como un combate de Mickey. Su mayor pretensión es hacer pasar al público un rato divertido mostrando los bajos fondos londinenses, algo que consigue con creces. Ritchie consolidó las bases de su cine y su universo cinematográfico con su segunda película. Aquí creó una obra salvajemente divertida e hilarantemente violenta, toda una genialidad, y es que Snatch es un diamante en bruto.

CURIOSIDADES
La palabra "fuck" es dicha 163 veces.
Prácticamente todas las muertes de la película tienen lugar fuera de cámara.
El body count de la película asciende a 26 muertos.
"Snatch" significa robo, pero también puede traducirse como coño, de modo que cuando la película se estrenó en Gran Bretaña los carteles indicaban: "Snatch opening wide this fall", lo que podría traducirse por "Coño abriéndose por todas partes este otoño".
Se puede ver un póster de The Warriors (1979) en una pared en la escena de la muerte de Tony.
La banda de hardcore "Cold War from Orange County, California" utiliza varias frases de la película en varias canciones de su disco "From Russia With Love".
El pub donde Tony es abordado por Sol, Vinny y Tyrone es el pub "The Winchester" de la película Shaun of the Dead (2004). 
Boris saca un cuchillo de carnicero de su cinturón, al igual que Soap en Lock and stock.
Guy Ritchie tiene un cameo, se le puede ver en la escena en la que se introduce a Doug el cerebro, es el hombre que está leyendo el periódico al fondo del bar.

Dado que el personaje de Mickey no es demasiado limpio, Brad Pitt decidió lavarse poco durante el rodaje.
El hombre al que Vinnie Jones golpea en la cabeza con la puerta de un coche es Tom Delmar, el coordinador de especialistas y director de las peleas de la película, quien se ofreció voluntario para la escena.
Franky Cuatro-Dedos cambia cuatro veces de vestuario mientras habla con Avi por teléfono.
Durante los títulos de crédito, los ladrones discuten sobre la Virgen María, esto es una referencia a la famosa conversación de Reservoir Dogs (1992) sobre el "Like a Virgin" de Madonna.
El director de fotografía de la película, Tim Maurice-Jones, tiene un cameo en la película, es el hombre que es golpeado varias veces en la cabeza por Franky Cuatro-Dedos en el atraco. En Lock and stock tuvo otro cameo, donde corría una suerte similar, era el hombre al que Barry ahoga al principio de la película.
Vinnie Jones trata de abrir al perro con un cuchillo para conseguir el diamante que se ha tragado y en 60 segundos (2000) trata de hacer lo mismo con un perro que se ha tragado la llaves de un coche.
La pelea entre Mickey y Bomber Harris, en la que el segundo golpea al primero antes que suene la campana, entonces Mickey observa la sangre en su guante y después deja K.O. a Harris de un puñetazo, es idéntica a otra que tuvo lugar entre los boxeadores Lenny "The Guv'nor" McClean y "Mad Gypsy" Bradshaw. McClean tuvo un papel en Lock and stock y murió en 1998.

Labels: ,

2 Comments:

Blogger MARCO said...

Genial reseña para una genial pelicula de Guy ritchie que jamas ha vuelto a estar tan brillante.Muy divertida y buen guion al igual que buenos dialogos.Saludos

April 07, 2018 7:12 AM  
Blogger Doctora said...

Cada vez que alguien me habla de Pulp Fiction yo siempre digo que me gusta bastante más Snatch.

Me ha encantado la entrada, desconocía las escenas eliminadas y al leer sobre ellas te das cuenta de que muchos personajes que no coinciden en la versión final, sí que se cruzaban en la idea original. Supongo que debió ser una pesadilla editar la película, pero tampoco podía durar tres horas.

Me ha hecho gracia el comentario de Sean Connery. Puede sonar prepotente, pero en realidad, si ves Lock and stock todo tiene un aire muy barato y entiendo que Connery llegase a esa conclusión. Por otro lado, dudo que hubiese pegado en el personaje.

Un gusto leerte, sobre todo de una peli que he visto tantas veces y cuyas anécdotas desconocía.

Saludos ;D

April 09, 2018 3:00 AM  

Post a Comment

<< Home