Saturday, June 02, 2018

La mosca

"Ten miedo, mucho miedo."

Este artículo contiene spoilers, no leer si no se quiere conocer partes esenciales de la trama de la película.

Seth Brundle está investigando la teletransportación, pero tras probarla consigo mismo, terminas fusionándose con una mosca. A partir de ese momento, su cuerpo experimentará una increíble transformación.

LA METAMORFOSIS
Kurt Neumann dirigió La mosca (1958) basada en un relato corto de George Langelaan (publicado por primera vez en la revista Playboy) y que fue todo un éxito para la Fox. A principios de los ochenta, el productor Kip Ohman tuvo la idea de realizar un remake de aquella y para ello le encargó la escritura del guión a Charles Edward Pogue (Dragonheart).
"Mi manager me dio la historia original para que la leyese," recordaba el guionista. "Nunca había visto la película original. Me gustaron los aspectos de Jekyll/Mr. Hyde. Se me ocurrió esencialmente la estructura de la historia que actualmente se ve en la película. La mutación de los genes en lugar de ese gran cabeza de mosca que ves en la original (¿cómo funciona eso en cuanto a la ciencia?)."
El guión de Pogue no gustó a la Fox, pero el guionista y Ohman llegaron a un acuerdo con la major, ésta se encargaría sólo de distribuirla y ellos conseguirían la financiación a través de otra productora. Así entró Stuart Cornfeld en el proyecto, el auténtico impulsor del mismo, al sentirse muy atraído por la historia. Cornfeld a su vez le llevó el proyecto a su socio Mel Brooks, quien se encargaría de producir la película a través de su productora Brooksfilms. El director de Sillas de montar calientes no quiso ser acreditado en la película, porque consideró que si se sabía que era una producción suya, el público no se la tomaría en serio.
Se consideró que el guión de Pogue necesitaba ser reescrito y se contrató a Walon Green (Grupo salvaje), pero el guión de éste no convenció y volvieron a llamar a Pogue.
El proyecto le fue ofrecido a David Cronenberg, pero lo rechazó por conflictos de calendario con el rodaje de Desafío total, que inicialmente tenía previsto rodar. Los productores le ofrecieron entonces la silla del director a Robert Bierman (Besos de vampiro), pero tras la muerte de su hija en un accidente al inicio de la producción, decidió no rodar La mosca.
Desavenencias con Dino De Laurentiis hicieron que Cronenberg saliese de Desafío total. Cornfeld se enteró de esto a través de Scott Rudin y le volvió a ofrecer el proyecto al director canadiense.
"Mi agente me llamó y me dijo que Mel Brooks estaba interesado en que yo dirigiera un remake de La mosca," recordaba Cronenberg. "Gracias a mi amigo Mark Boyman pude leer el guión, que había sufrido ya diversas reescrituras. Cuando lo leí, me di cuenta de que contenía toda una serie de elementos narrativos y dramáticos que me interesaban. Me reuní con Mel Brooks y Stuart Cornfeld y les dije: 'Para mí, el guión empieza en la página diecinueve y continua unas dieciocho páginas más allá. Luego se acabó'. Se quedaron muy sorprendidos y me dijeron que les contara cuáles eran mis ideas. Y así lo hice. Al terminar, concluí de esta manera: 'He perdido un año de vida tratando de hacer Desafío total con Dino De Laurentiis, y todo el tiempo estuvimos hablando de dos películas distintas. Y no voy a pasar por otra experiencia igual. Esto es lo que yo quiero hacer. Si estáis de acuerdo, debéis dejarlo todo en mis manos, si no, no puedo hacer la película'. Mel me hizo una fantástica oferta que no pude rechazar, y regresé a Toronto con el contrato firmado."
Aunque fue necesario que Mel Brooks escribiese una carta a los jefes de la Fox para que aceptasen la elección del director. Cronenberg cobró un sueldo de 1 millón de dólares por dirigir la película.
En su acuerdo por realizar la película, incluía la libertad de poder reescribir el guión. Así le dio su toque personal o mejor dicho, hizo una metamorfosis con el libreto.
Existen bastantes diferencias entre el guión de Pogue y el finalmente reescrito por Cronenberg. En el primero, los protagonistas eran el científico Geoff Powell y su mujer Barbara, y la historia hacía más hincapié en su relación y como le afectaba la transformación de Geoff. Existían dos personajes más, DeWitt, el villano de la historia, que era quien financiaba el proyecto del científico, y Harry, un amigo del protagonista. DeWitt descubría la máquina de teletransporte y viendo su incalculable valor se hacía con ella. El protagonista mataba a DeWitt en su oficina, tras iniciarse un incendio, vomitándole encima y alimentándose de él. Geoff moría en el incendio y el teletransportador se destruía, todo en presencia de su mujer. La historia terminaba con una pesadilla de ella dando a luz a un gusano gigante, para descubrir, tras despertase en un hospital, que había dado a luz a un bebé normal.
Cronenberg modificó los personajes y sus nombres (para diferenciarlos más del relato original), eliminó otros (como el de DeWitt), cambió el diálogo y parte de la trama. Aunque todo lo que tenía que ver con la fusión de un hombre y una mosca, y su transformación lo mantuvo.
"Recuerdo que reescribí un sesenta por ciento del libreto de Charles," comentaba Cronenberg. "Y, sin embargo, aunque la WGA reconoció este hecho, defendió hábilmente la labor inicial de Charles a la vez que reconocía mi posterior trabajo. Ambos fuimos acreditados en el film."
El papel de Seth Seth Brundle se le ofreció a John Malkovich, Richard Dreyfuss y Michael Keaton, pero los tres lo rechazaron. Mel Gibson fue considerado para el papel, pero prefirió participar en Arma letal (1987). John Lithgow llegó a realizar una prueba. Pero al final el papel recayó en Jeff Goldblum. La elección del actor por Cronenberg no fue bien recibida por la Fox, ya que no lo consideraban una estrella.
La primera opción de Cronenberg para el papel de Veronica era Linda Hamilton, debido a su interpretación en Terminator (1984). Pero la actriz rechazó el papel porque le perturbó demasiado el guión. Jennifer Jason Leigh y Laura Dern fueron también consideradas para el papel, pero los productores querían a una desconocida. Y el papel fue a parar a Geena Davis, quien era la pareja de Goldblum por aquel entonces, aunque consiguió el papel por méritos propios. Rudy De Luca, quien la había dirigido en Transylvania 6-5000 (1985), se la recomendó a su amigo Mel Brooks.
El tercer vértice del triángulo protagonista, fue John Getz en el papel de Stathis Borans.

RODAJE
Con un presupuesto de 15 millones de dólares, el rodaje comenzó el 1 de diciembre de 1985 y se extendió hasta el 28 de febrero del siguiente año. Tuvo lugar en diferentes localizaciones de Toronto y principalmente en los Kleinburg Studios, donde se rodaron las escenas de interior. Aunque la post-producción y mezclas de sonido se realizaron en los Twickenham Studios en Reino Unido.
Cronenberg contó con sus colaboradores habituales, como el editor Ronald Sander, el compositor Howard Shore, la diseñadora de producción Carol Spier y el director de fotografía Mark Irwin. Shore por su parte, hizo una banda sonora que es, "como una ópera trágica," según el compositor.
Fue un rodaje que transcurrió sin mayores incidentes, y donde las dificultades vinieron principalmente del apartado técnico.
La excepción fue el babuino, con el que fue problemático trabajar ya que no son animales que puedan ser entrenados. Y además se sentía atraído por la supervisora de guiones, Gillian Richardson. Cronenberg confesó que Typhoon (ese era el nombre del primate utilizado en la película) lo aterrorizaba, ya que era un animal salvaje, fuerte e impredecible. De hecho, en una ocasión las luces intermitentes de la cámara de teletransportación lo asustaron tanto, que llegó a romper la puerta para poder salir. Por el contrario, con Jeff Goldblum se comportaba de forma cariñosa y respetuosa, según Cronenberg se debía a que el actor era más alto y musculoso que el primate, y aceptó al actor como macho alfa.
Goldblum no lo tuvo fácil durante el rodaje, aunque se tomó muy en serio su papel y no le importó estar bajo kilos de maquillaje. El actor llegó a atrapar a una mosca y a meterla en una bolsa de plástico. "Encontramos una forma de alimentarla a través de un agujero, así que la tuve como una mascota durante una semana más o menos y la vi moverse, comer y esas cosas," declaraba el actor. Tuvo que aprender a hablar con varios tipos de prótesis dentales, y por ello tuvo que trabajar con un terapeuta del habla durante todo el rodaje. Y para la escena en la que Seth le habla a Veronica sin parar mientras toman un café, el actor añadió ideas propias la noche antes de rodarla, ya que creía que podía aportarle más cosas a su personaje.
Y rodar con Goldblum y Davis, una auténtica pareja, no fue un problema para Cronenberg. "No tenían ningún reparo en desnudarse y siempre iban más allá de lo que yo realmente les pedía," recordaba el director. "De hecho, filmé algún material bastante erótico hacia el final del rodaje. Stuart me recomendó que no me pasara con el sexo, así que logré un notable erotismo sin mostrar tetas o vello púbico."
Para crear los complejos efectos visuales, Cronenberg contó con Chris Walas (fututo director de La mosca II) con quien había trabajado en Scanners (1981). Aunque Walas inicialmente rechazó participar en la película porque no quería hacer un remake. Cornfeld le dijo que leyera el guión y cuando lo hizo, cambio de opinión.
Walas trabajó estrechamente con Cronenberg para diseñar las diferentes fases de mutación de Brundle, para lo que tuvo que crear más de un centenar de bosquejos. Los diseñadores de Chris Walas, Inc. estudiaron libros sobre enfermedades como punto de partida para el diseño de Brundlefly. Una vez establecidos los diseños, tomaron moldes del cuerpo de Goldblum para construir los trajes de látex, además de crear una veintena de piezas sueltas para su rostro y manos. "Debíamos utilizar materiales muy ligeros y finos, que no entorpecieran el trabajo del actor, además de dar una alta sensación de carnalidad," explicaba Walas. Y para ello utilizó todo tipo de materiales, "látex, espuma de polieuretano, siliconas, claras de huevo (para las babas y secreciones), leche condensada disuelta en agua (para los vómitos de Brundle), pinturas al agua, incluso sangre real y algo de vísceras de vaca parra la escena del mandril dentro del teletransportador."
Walas tuvo que emplear diferentes técnicas para cada uno de los estados de transformación de Brundlefly. Para la etapa I y II, usó colores como el rojo, borgoña, amarillo y azul en el maquillaje para decolorar la cara del personaje, creó llagas y heridas, y además le añadió pequeños pelos de mosca al personaje. Para los estados III y IV utilizó prótesis parciales como, verrugas de plástico, pelucas con calvas, dientes, partes del cuerpo desintegradas y "pringue" de mosca. Para el estado V se empleó un traje de cuerpo completo (se utilizó otro traje en la escena eliminada del mono-gato). Y para los estados VI y VII se utilizaron marionetas animatrónicas creadas por John Berg.
Se construyeron en total tres animatronics, los cuales dieron varios quebraderos de cabeza al equipo ya, "que se colapsaban en el instante menos esperado," según Walas.
Eran necesarias sesiones de maquillaje de cinco horas, para convertir a Goldblum en Brundlefly en las últimas etapas de su transformación. Para ayudar al actor, Geena Davis le cantaba o le leía durante las sesiones (entre otras cosas a P. G. Wodehouse y Kafka).
La mayoría de los efectos de la película fueron prácticos y algunas situaciones se resolvieron de una forma muy ingeniosa. Por ejemplo, para crear la ilusión de Brundle trepando por las paredes, Carol Spier (diseñadora de producción) y Kirk Cheney (jefe de construcción) crearon decorados inclinados y giratorios. El director de fotografía Mark Irwin, tuvo que idear un sistema que utilizara espejos para poder iluminar la escena.
Para conseguir el efecto del babuino desapareciendo en el teletransportador, se utilizó una cámara de control de movimiento, y para ello la escena tuvo que ser filmada dos veces, una con el mono dentro de la máquina y otra sin él.
El diseño original de la cabinas de teletransportación eran similares a duchas de cristal, muy parecidas a las de la película original, lo que a Cronenberg le parecía aburrido. El diseño final vino de la forma de los cilindros de la moto Ducati 450 de Cronenberg, que le dieron a la diseñadora de producción Carol Spier, la base para crear las icónicas cabinas.
Se rodó una escena en la que Brundlefly fusiona un gato y un babuino y después lo golpea hasta la muerte, pero tuvo que ser cortada tras una proyección en Toronto, ya que según Cornfeld, provocó el rechazo del público hacia el personaje de Seth y el resto de la película ya no funcionaba tan bien.
Se barajaron muchos epílogos para cerrar la película, la mayoría trataban sobre el embarazo de Veronica y si daba a luz o no, o si era un bebé sano o un monstruo, de hecho se rodó un final en el que da a luz a un bebé mariposa, aunque resulta ser un sueño."Trabajé mucho sobre el niño-mariposa," recordaba Cronenberg. "Así que probé este final con un público seleccionado. Aunque, en realidad, cuando Brundle moría los espectadores estaban tan desolados que no reaccionaban bien ante un final semi-optimista. También probé con uno en el que Veronica se levantaba de la cama junto a Stathis Borans, ambos tenían un niño, estaban casados, y todo era un sueño. Los espectadores odiaban ese final, así que opté por darle ese tono trágico, duro."
La película se estrenó el 15 de agosto de 1986 en Estados Unidos y resultó ser un éxito crítico y comercial. En territorio norteamericano recaudó 40.456.565 de dólares y en el resto del mundo otros 20.172.594 de dólares más.
Y los premios y nominaciones no se hicieron esperar. El más importante, fue el Oscar que ganó al mejor maquillaje (Chris Walas y Stephan Dupuis). Además recibió dos nominaciones a los BAFTA al mejor maquillaje y peluquería (Chris Walas y Stephan Dupuis) y mejor efectos especiales (Chris Walas, Jon Berg, Louis Craig y Hoyt Yeatman). Se hizo con los premios Saturn a la mejor película de horror, mejor actor (Jeff Goldblum) y mejor maquillaje (Chris Walas), sin olvidar las nominaciones en las categorías al mejor director (David Cronenberg), la mejor actriz (Geena Davis) y mejor música original (Howard Shore). Fue nominada a los premios Hugo en la categoría de mejor presentación dramática (David Cronenberg, Charles Edward Pogue y George Langelaan). Y se hizo con el premio especial del jurado en el Festival de Avoriaz.

ESCENAS ELIMINADAS
Se cortaron varias escenas del montaje final, que han sido recogidas en las ediciones de vídeo doméstico. Las escenas son las siguientes:
1. Brundle hace un experimento intentando fusionar el babuino con un gato y el resultado es una criatura que es mitad cada animal. El científico es atacado por ella y termina matándola a golpes.

2. Justo después de la escena del babuino-gato, Brundle sube al techo de su edificio y comienza a experimentar un gran dolor. Se cae del edificio y aterriza sobre un tejado, entonces una garra de insecto surge de su costado, la cual Brundle se termina arrancando.

3. Final alternativo en el que Veronica termina con Stathis y ella sueña con su hijo, el cual está por nacer y tiene alas de mariposa.

VALORACIÓN
Lo interesante de la película es que Seth es al mismo tiempo el bueno y el villano de la historia. Es alguien que quiere cambiar al mundo, pero termina siendo él quien termina cambiando. Es la clásica historia de un creador que es superado por su creación.
La película trata principalmente sobre la enfermedad y el deterioro físico, casi podríamos decir que la mutación de Brundle es un personaje más de la película. El protagonista la siente y habla por ella, detallando cada una de las etapas de su transformación.
La mosca además nos muestra lo que es para una persona convivir con otra que sufre una enfermedad degenerativa, y lo lleva hasta las últimas consecuencias. Veronica sufre al ver como Brundle es vencido por la enfermedad, por su impotencia al no poder hacer nada por él y por ver como éste es cambiado por la enfermedad físicamente y mentalmente. Cronenberg proyecta en la película sus propias vivencias con su padre, quien murió de cáncer.
El director hizo suyo el material y nos habla una vez más de la "nueva carne", convirtiendo a la película en un tratado sobre la unión entre lo tecnológico y la carne. El punto álgido es el final, cuando Brundle trata de fusionarse con Veronica y su hijo nonato para crear un ser que los aúne a los tres, algo que jamás ha existido antes.
La mosca hace gala de una fatalista historia de amor, que reforzada por la banda sonora de Howard Shore, le da a la película un tono muy trágico y operístico. La relación entre Brundle y Veronica se compone por pequeños detalles (ella sigue llevando el colgante que él le regaló después que éste la engañe con otra, mostrando sutilmente que ella le sigue queriendo) y otros más grandilocuentes (el brutal momento en que Brundlefly pone el cañón de la escopeta que empuña Veronica en su cabeza, para que ella lo mate). Es una historia que no puede acabar bien, y no lo hace, la cual es una de las mayores virtudes de la película.
Toda la película tiene un aire teatral, prácticamente toda la historia acontece en un único escenario en el que entran y salen tres personajes. La película consigue ser muy grande con muy pocos elementos.
La mosca es de esos pocos casos en los que un remake supera a la película original. Lo interesante respecto a la película de Neumann, es que aquí sí es coherente la transformación del personaje principal, el cual da resultado no a un humano con una cabeza o brazo de mosca, si no a la fusión de una mosca con un humano, creándose un ser diferente. Cronenberg filma con precisión milimétrica el proceso de transformación de Brundle, el cual resulta fascinante, empezando con detalles sutiles que la premonizan (el protagonista echándole mucho azúcar al café o el incremento de su apetito sexual), pasando por los primeros síntomas (con Brundle perdiendo un diente o las uñas), para llegar a las fases de trasformación más agresivas donde se muestran escenas sensacionales (Brundle licuando con vómito una rosquilla para poder comerla o a éste caminando por las paredes de su piso cual mosca).
Y los efectos especiales están más que nunca al servicio de la historia, la ayudan avanzar y la enriquecen. Chris Walas hizo un trabajo titánico y sin él la película no habría funcionando de la misma forma.
La mosca es uno de los mejores trabajos de Cronenberg, si no el mejor, donde pocas cosas chirrían. Tal vez se le podría poner alguna pega, como ese ordenador que da todas las respuestas que el protagonista necesita o sobre todo el personaje de Stathis, que está ahí para ser el personaje a odiar de la película (y cuya aparición en una tienda siguiendo a Veronica es ridícula), pero aún así cumple su función, hacer que los celos de Brundle le hagan probar la teletransportación consigo mismo. Esos mínimos detalles son ensombrecidos por los momentos increíbles que nos regala el director (la aparición de Brundle en la clínica para llevarse a Veronica e impedir que aborte es uno de mis preferidos), e incluso la clásica escena del falso sueño funciona (ese inolvidable y terrorífico momento en el que Veronica da a luz a una larva).
Y si Cronenberg está inspirado, Goldblum no se queda atrás, el actor realiza la que es posiblemente la mejor interpretación de su carrera. Brundle es todo un caramelo, y Goldblum se lanza en cuerpo y alma al papel, consiguiendo no sólo que percibamos su interpretación bajo kilos de maquillaje, y que presenciemos como se mimetiza a la perfección con una mosca (Goldblum llena su caracterización de pequeños gestos y detalles que imitan el comportamiento de esos insectos), es que además borda el papel de científico brillante (sólo hay que ver esas escenas en las que habla sin parar exponiendo sus ideas).
La mosca vuela muy alto en todo momento, yendo de una escena cumbre a otra y terminado con un clímax apoteósico y fatalista que ha quedado para el recuerdo. Trágica, espectacular, emocionante, terrorífica, teatral, en definitiva, toda una obra maestra, a la que el paso de los años no ha hecho mutar ni un ápice de su grandeza. Si la veis, recordad tener miedo, mucho miedo.

CURIOSIDADES
David Cronenberg tiene un cameo como el ginecólogo que saca al bebé gusano en la escena del parto. Geena Davis le pidió que hiciera ese papel, ya que se sentiría más cómoda con él, dada la posición en la que se encuentra en la escena.
Jeff Goldblum llevó más de 2 kilos de maquillaje protésico en sus escenas donde refleja una mayor trasformación.
Está incluida en el libro "1001 películas que hay que ver antes de morir" de Steven Schneider.
David Cronenberg llamo al protagonista Seth Brundle por el piloto de carreras Martin Brundle.
Según Cronenberg, la famosa frase, "Ten miedo, mucho miedo," fue creada por Mel Brooks, mientras discutían como como los personajes debían reaccionar ante la transformación de Brundle.
Bryan Ferry compuso la canción "Help Me" para la película, como un encargo de Mel Brooks y Stuart Cornfield, y estaba previsto que sonara en los títulos de crédito de la película. A Cronenberg, pese a gustarle la canción, consideró que no encajaba con la película y después de proyectársela a ambos, estuvieron de acuerdo con el director. Al final "Help Me" suena sólo en la escena del bar y no está incluida en el álbum de la banda sonora de la película.
Se desarrolló una secuela escrita por Tim Lucas en la que Veronica se enfrentaba a la compañía Bartok y en la que la conciencia de Brundle había sobrevivido dentro del Telepod y era esclavizado por la compañía con el objetivo de clonar. Brundle podía comunicarse con Veronica a través del ordenador y al final tomaba el control del sistema de seguridad de Bartok y atacaba a los villanos. Brundle se reintegraba en una versión de su cuerpo original sin contaminar. Cronenberg estuvo ligado al proyecto, con la posibilidad de la participación de Geena Davis y un cameo de Jeff Goldblum. Un guión posterior de Jim y Ken Wheat fue el utilizado en la secuela con la participación de Frank Darabont y Mick Garris en el guión. La secuela no contó con Cronenberg, Davis ni Goldblum.
Por su parte, Cronenberg llegó a escribir un guión para una secuela de la película.
En los 90, se desarrollo una secuela de la película titulada "Flies" y que no tendría en cuenta los acontecimientos de La mosca II (1990), Veronica habría sobrevivido al parto y tendría gemelos. Estaba previsto que película estuviera producida y protagonizada por Geena Davis y dirigida por su aquel entonces marido Renny Harlin.
Cuando se supo que Mel Brooks era el productor de la película, el cómico se puso a repartir deely boppers en el estreno de la película.
Rob Bottin presentó su propia idea para el diseño de Brundlefly, pero terminó siendo descartada.
Tras ver sus primeras películas, Martin Scorsese quiso conocer a David Cronenberg. Al hacerlo le dijo que tenía aspecto de cirujano plástico de Beverly Hills, eso fue lo que inspiró al director para hacer un cameo en La mosca en el papel de doctor.
Cuando John Getz hizo su audición para el papel, sufrió una terrible migraña durante todo el rato. Cuando rodaron la primera escena de Sthathis, donde él y Veronica discuten la sobre la grabación a Brundle, Cronenberg le preguntó al actor si podía tener otro dolor de cabeza. Esa es la razón por la que Getz tiene sus dedos en la cabeza durante la mayor parte de la escena.
Los diseñadores de Chris Walas, Inc. estudiaron libros sobre enfermedades como punto de partida para el diseño de Brundlefly. La idea de Cronenberg es que el protagonista no debía ser una mosca gigante, si no la fusión entre un hombre y un insecto, que tiene elementos de ambos.
El efecto de la mano de Stathis derritiéndose se consiguió esculpiendo primero la mano mutilada y después se puso encima una mano hecha de gelatina. Dicha gelatina se fundió utilizando luces de escenario y un secador de pelo, filmando todo a baja velocidad. Es el mismo efecto que Walas había creado para derretir la cara de Toht en En busca del arca perdida (1981).
Es una de las tres películas que co-protagonizaron  Jeff Goldblum y Geena Davis, siendo las otras Transylvania 6-5000 (1985) y Las chicas de la Tierra son fáciles (1988).
En una de las versiones del guión, Brundle perdía su habilidad de hablar conforme se iba convirtiendo en Brundlefly, tal y como sucedía en La mosca (1958).
En 2008, se estrenó en Los Angeles una ópera en dos actos basada en la película. Cronenberg fue su director y contó con música de Howard Shore y libreto de David Henry Hwang.
En el guión había una escena que nunca se llegó a filmar, que seguiría a la escena eliminada del mono-gato, en ella una vagabunda sorprende a Brundlefly alimentándose de un contenedor, entonces éste agarra la bolsa de la mujer y desintegra su cara con vomito. Comienza a alimentarse del cadáver de la vagabunda y antes de terminar, aparece lo que queda de su humanidad, para observar el horror de su existencia.
Geena Davis declaró que la única escena en la que se sintió asqueada por el gore fue en la escena en la que a Seth se le cae una oreja y ella le abraza. Según la actriz, su reacción es natural y no estaba actuando.
La transformación de Seth en Brundlefly ocurre en 4 semanas y 6 días.
En toda la película Seth no mata a nadie, sólo hiere o daña gravemente.
En Transylvania 6-5000 Goldblum interpreta a un periodista y Davis a un monstruo (una vampiresa) y en La mosca ella interpreta a una periodista y él al monstruo.
George Chuvalo interpreta al hombre contra el que Brundle hecha un pulso en el bar, y es un campeón canadiense de los pesos pesados de boxeo, que ostenta el récord de no haber sido nunca noqueado en los 93 combates de su carrera profesional.
El nombre de la película en los títulos de crédito iniciales con las letras revoloteando, fue hecho para el trailer, pero le gustó tanto a Cronenberg que decidió incorporarlo a la película.

Labels: ,

8 Comments:

Blogger MARCO said...

Me encanta esta pelicula,sin duda mucho mejor que la original aunque en verdad no tengan nada que ver.David cronenberg(era)un gran director,o mejor dicho,hacia peliculas interesantes,ya se ha vuelto un poco coñazo,supongo que sera la edad,ja.Fantastica reseña como siempre.Saludos

June 02, 2018 10:11 AM  
Blogger Gonzalo Ares said...

Me encantó esta película en su momento, y, aunque los efectos envejecieron mal, sigue siendo digna de verse. Genial tu artículo!

June 04, 2018 8:41 AM  
Blogger Rodi said...

MARCO: ¡Muchas gracias! Cronenberg es un director muy interesante, personalmente prefiero su primera etapa fantástica a la dramática de los últimos años, aunque reconozco ahí ha hecho buenas películas (Una historia de violencia, Promesas del este), creo que ha perdido el gancho de sus primeros tiempos.

Gonzalo Ares: ¡Muchas gracias! Los efectos me parecen fantásticos y si ves la película desde la óptica de los 80 resulta increíble (la gente debió salir horrorizada de los cines). Han pasado los años y la tecnología ha avanzado mucho, pero "La mosca" me sigue sorprendiendo ha día de hoy.

Saludos.

June 04, 2018 10:41 AM  
Blogger murinus2009 said...

Saludos Rodi, aquí murinus2009.

Gran Reseña, como siempre Rodi.

Recuerdo cuando se estreno esta película en los 80s. lamentablemente no pude verla en cines, por la edad, si, en los anuncios del periódico y posters del cine, salia mucho esa frase, en México era:
Tengan miedo, tengan mucho miedo...
La primera vez que vi esta cinta fue hace mas de 20 años por tv. abierta, aunque ya me la habían contado incluyendo Spoilers, recuerdo que me gusto.
Casualmente vi, La Mosca, de nuevo hace pocas semanas en cine.
Me sorprendí gratamente.
Es una película entretenida, con muy buen ritmo, no me parece que haya escenas que sobren, no tiene partes aburridas.
Esta bien elaborada: actuaciones, guion, efectos especiales, dirección, todo esta muy bien para la época, yo creo que sus efectos superan a cintas hechas en los 2000s. o este mismo 2018 incluso.
Mucha de la gente que la vio salia:
Unos diciendo que era espantosa, aterradora la escena de Brundlefly atravesando el cristal para sacar a Verónica de la clínica de abortos causo espantos y gritos.
Otros se admiraron de lo bien que esta para sus mas de 30 años de edad: "Imagínate hacer eso hace 30 años, era 1986" era un comentario común.

De lo que mencionas que rechina un poco Rodi: La computadora que da todas las respuestas que Brundle necesita.
Yo creo que sin proponerselo, la película predijo lo que hoy son servicios como; Google y Yahoo, Preguntas y Respuestas.

Aportas datos muy buenos que yo nunca había escuchado:
-La secuela: Verónica peleando contra la corporación y Brundle, en conciencia, en la maquina teletransportadora
-Flies, producida por Geena Davies y Reny Harlin. que no tomaría en cuenta la secuela; La Mosca II.
La Mosca 2, también la vi en tv abierta hace 20 años, extrañamente el año pasado la pasaron en tv abierta en la madrugada.
-Opera de La Mosca, de 2008.

De las anécdotas:

También me pareció impresionante que usaran un babuino en la cinta, coincido con Cronemberg, son animales inteligentes, fuertes, salvajes difíciles de controlar, curioso que se llevara bien con Golblum.

La escena del Gato-Babuino creo que fue bueno eliminarla, yo creo que contradice un poco la lógica de la cinta, pues Brundle no sale de inmediato mitad mosca, sino se convierte poco a poco.

No lo había pensado, pero si, esta muy bien planteado que la película trate sobre enfermedades degenerativas y su efecto en quienes conviven con algún enfermo desahuciado. En verdad es espantosa la transformación de alguien sano, vital en algo... que todavía es una persona, pero que ya perdió todo aquello que lo distinguía.

Gracias por esta Genial Reseña Rodi, tu Trabajo le aporto mucho a mi reciente visión de, La Mosca, en cine ademas, luego de 20 años.

Hasta pronto.

June 10, 2018 3:17 PM  
Blogger octopusmagnificens said...

Te engancha y siempre te apetece volver a verla. Jeff Goldblum está en buena forma física aquí.

June 11, 2018 1:25 PM  
Blogger Rodi said...

murinus2009: Muchas gracias por comentar! Creo que teniendo en cuenta que se rodó en 1986 es increíble lo que hicieron en aquel momento, ya que la película sigue funcionado perfectamente a día de hoy. Acertaron en eliminar la escena del babuino-gato porque como bien sucedió en el pase de prueba, al matar a este ser de una forma tan brutal, haría que el público se distanciase del personaje de Brundle. Creo que el hablar de la degeneración de una persona y de lo que significa para otra convivir con alguien así es uno de los puntos más interesantes de la película.

octopusmagnificens: Es una película fascinante, no sé ni cuantas veces la visto y siempre caigo de nuevo en sus redes.

Saludos.

July 01, 2018 3:26 PM  
Blogger Diegueeee said...

La ultima vez que la vi pensaba como, con algunas modificaciones de escenas y cuasi la misma estructura, tranquilamente, podia ser una comedia o pelicula de superheroes.

Me despido (si puedo) haciendo/sugeriendo en una futura entrada "waterworld"

Saludos!

July 04, 2018 7:15 AM  
Blogger Rodi said...

De superhéroes sobre todo. La reseña de "Waterworld" la escribí hace años, puedes encontrar ésta y otras reseñas en el blogroll que está a la derecha de la página principal, espero que te guste. ¡Gracias por comentar Diegueeee!

Saludos.

July 06, 2018 8:42 AM  

Post a Comment

<< Home