Saturday, December 31, 2011

James Bond contra Goldfinger

A James Bond se le encomienda la misión de vigilar al magnate Auric Goldfinger, quien planea en secreto asaltar la reserva federal de oro de Fort Knox, plan que Bond intentará desbaratar por todos los medios.

Tras el gran éxito cosechado con Agente 007 contra el Dr. No (1962) y Desde Rusia con amor (1963), estaba claro que poco tiempo tardaría en llegar la siguiente entrega de las aventuras del agente secreto más famoso del mundo. Sería sólo un año después del estreno de la segunda cuando llegaría a los cines James Bond contra Goldfinger (Goldfinger, 1964), que se convertiría de un plumazo en la película de cabecera de la saga, esa que con la que las demás se comparan.

Los productores intentaron contratar al director de las dos primeras entregas de la saga, Terence Young, el director llegó a trabajar en las primeras fases de preproducción y en los primeros borradores del guión, pero tras no llegar a un acuerdo económico (el director quería recibir un porcentaje de los beneficios de la película), dejó el proyecto. Entonces, el elegido por Broccoli y Saltzman fue Guy Hamilton, quien había rechazado dirigir Agente 007 contra el Dr. No (1962) en su momento.

La película reunió un excelente reparto. Sean Connery se metió en la piel del agente secreto con licencia para matar en una nueva ocasión, siendo ésta su interpretación del personaje más memorable.

Para interpretar a Goldfinger Saltzman y Broccoli querían a Orson Welles, pero como resultaba demasiado caro, se decidieron por el actor alemán Gert Fröbe tras verlo en la película El cebo (1958), donde daba vida a un asesino en serie. Fröbe apenas hablaba inglés, por lo que tuvo que ser doblado por el actor Michael Collins. El actor se dobló a si mismo en la copia alemana de la película.

Para encarnar a Pussy Galore, personaje femenino principal del film, Saltzman y Broccoli, fijaron sus ojos en Honor Blackman, la actriz estaba por aquel entonces ligada a la popular serie Los vengadores (1961-69) y para poder participar en la película tuvo que renunciar a la serie, siendo sustituida por Diana Rigg, también futura chica Bond.

El guionista Richard Maibaum (escritor fijo de la saga) se encargó de convertir la séptima novela de James Bond en su tercera aventura cinematográfica. El principal cambio que hizo respecto a la novela de Fleming fue el plan de Goldfinger, en la novela el villano pretendía llevarse todo el oro de Fort Knox, cuando, tal y como se dice en la película, serían necesarios 12 días para conseguirlo, el guionista cambio la idea del robo por la de contaminar el oro con la explosión una bomba atómica. A Saltzman no le gustó el guión y contrató a Paul Dehn (Asesinato en el Orient Express) para que lo rescribiese, fue idea de Dehn que le secuencia precréditos fuera una escena de acción si relación con el resto de la película. A Connery no le gustó el nuevo guión, por lo que Maibaum regresó a la producción. Wolf Mankowitz, guionista que había trabajado de forma no acreditada en Agente 007 contra el Dr. No, sugirió la escena en la que Oddjob usa un compactador de chatarra para deshacerse de su coche en el que hay un cadáver.

El guión final incluyó varios cambios más con respecto a la novela, el personaje de Pussy Galore en la novela es una gangster lesbiana que forma parte de un sindicato de mujeres llamadas las "hormigoneras" y al final es seducida por Bond. En la novela, Goldfinger pretende partir en dos a Bond mediante una sierra eléctrica, que fue cambiado por un láser en la película. La muerte por descompresión en la secuencia final del avión tenía como protagonista a Oddjob y no a Goldfinger, éste moría estrangulado por Bond.

El rodaje se inició el 20 de enero de 1964 en Miami, Sean Connery, quien en aquel momento se encontraba inmerso en el rodaje de Marnie, la ladrona (1964), no pudo desplazarse hasta dicha ciudad, de hecho, nunca pisó suelo americano durante la filmación de James Bond contra Goldfinger, las secuencias de Miami en las que intervenía fueron rodadas en los Estudios Pinewood de Londres. Fue allí, cuando el actor hizo su primera intervención en la película, el 19 de marzo, para rodar la secuencia precréditos que tiene lugar en el club El Scorpio. El rodaje de la película se extendió hasta el 21 de julio del mismo año.

Aparte de Miami, el rodaje tuvo lugar en otras localizaciones del mundo, como en diversos emplazamientos de Suiza (vistos en la secuencia en la que Bond conduce su Aston Martin por las montañas y conoce a Tilly Masterson o para mostrar los exteriores de la fábrica de Goldfinger) o en Kentucky (exteriores de Fort Knox), aunque el grueso del rodaje tuvo lugar en los Estudios Pinewood antes mencionados, allí Ken Adam construyó el impresionante decorado de Fort Knox, la recreación de la reserva de oro fue increíblemente precisa, algo sorprendente teniendo en cuenta que los miembros del equipo jamás accedieron al interior del lugar real por cuestiones de seguridad. Su trabajo fue tan sobresaliente que Adam y su equipo recibieron una carta de felicitación por parte del Controlador de Fort Knox.

El estreno de la película fue un auténtico bombazo, más de lo que nadie pudo preveer, el público se agolpó en la entrada de los cines deseando ver la película convirtiéndola en todo un éxito. La película se creó teniendo en el punto de mira al mercado norteamericano y dió en el blanco, sólo en los EE.UU. recaudó 51.081.062 de dólares y en el resto del mundo 73.800.000 de dólares, situándose como la película más taquillera de 1964, algo impresionante teniendo en cuenta que su presupuesto fue tan solo de 3 millones de dolares.

El éxito de la película se vió también recompensado con un Oscar a los mejores efectos de sonido, premio que recibió Norman Wanstall.

La película es una sucesión de secuencias memorables, Jilly Masterson muerta con el cuerpo cubierto de pintura color de oro, Bond a punto de ser cortado por un láser, la persecución con el Aston Martin repletó de gadgets, Oddjob cortando la cabeza de una estatua con su sombrero, la pelea entre Bond y Oddjob en Fort Knox, el contador de la bomba atómica parándose en "007", podría estar así todo el día.

En James Bond contra Goldfinger sí es oro todo lo que reluce, ya que todos los implicados dieron lo mejor de si mismos. Guy Hamilton nunca estuvo tan acertado como en esta película, le imprime un gran ritmo a la historia y la corona con pequeños detalles de buen artesano, como la introducción de Oddjob sólo con la silueta de su sombra o el plano aéreo que presenta Miami y que termina con un hombre saltando de un trampolín y que se encadena con otro plano bajo el agua en el que se encuentra Felix Leiter. El guión es un mecanismo de relojería bien ajustado, donde cada secuencia está tratada con mimo y se hace gala de un sentido del humor de lo más acertado, no como en la era Moore (la anciana que vigila la entrada de la factoría de Goldfinger, la celda de Bond repleta de esbirros tras una primera fuga del agente, la partida de golf llena de trampas). Ken Adam creó decorados que aun hoy día siguen asombrando, sobre todo el de Fort Knox. La banda sonora de John Barry es como siempre excelente, acompañada por uno de los mejores temas salidos de una película de Bond, "Goldfinger" cantado por Shirley Bassey. Y no me olvido de los actores, todos fantásticos, donde destaca Fröbe y su Goldfinger, posiblemente el mejor villano de la saga, inteligente, codicioso, astuto y despiadado a partes iguales.

Ésta fue la película en la que Bond se convirtió en Bond. Aquí tenemos el primer gadget, el primer "Un Martini, sacudido, no agitado", la primera aparición del Aston Martin DB5 y la primera vez que vemos el laboratorio de Q. Agente 007 contra el Dr. No y Desde Rusia con amor sentaron las bases, pero James Bond contra Goldfinger fue la que dio el salto de agente secreto a superagente secreto, de personaje a icono. El resto de la saga, con la excepción del reboot producido con Casino Royale (2006), se basó en imitar el modelo creado con esta película (se nota principalmente en Panorama para matar (1985), que sigue a pies juntillas el film de Hamilton).

Ver el mayor robo del siglo ideado por la mente criminal de Goldfinger y con 007 intentando desbaratar sus planes es una delicia para el espectador al que le gusta el buen cine de aventuras y de acción. Recuerdo el increíble impacto que la película me causó cuando la vi siendo un crío, el mundo de Bond, era algo único, fascinante y genial, lleno de villanos megalómanos, coches repletos de gadgets, bellas mujeres, viajes alrededor del mundo y el mejor héroe de acción salvando el día, todo eso no hacía más que despertar mi imaginación. Y esa sensación me la sigue transmitiendo a día de hoy tras cada nuevo visionado y es que el paso del tiempo la ha tratado estupendamente (incluso su estética sixties le queda de maravilla) y sigue siendo tan efectiva como el primer día. Es un film irrepetible y la quinta esencia de lo que debe ser un film de 007.


Curiosidades:

El número de muertos en la película asciende a 62.

La compañía Aston Martin fue inicialmente reacia a dejar sus coches para la producción. Tras el consecuente pago, entregaron a la producción dos Aston Martin DB5, uno para las secuencias de conducción y otro para que Ken Adam y su equipo montasen los gadgets. Gracias al enorme éxito de la película el DB5 se hizo increíblemente popular, tanto que sus ventas aumentaron en un 50% después del estreno del film. Después de eso los productores nunca más tuvieron que pagar por incluir un coche sus películas.

Ésta es la única película de la era Connery en la que no se enfrenta a Blofeld o a su organización criminal SPECTRE.

Honor Blackman es la chica Bond de mayor edad de toda la saga, tenía 37 años cuando rodó la película.

Albert R. Broccoli dijo que ésta era una de sus tres películas favoritas de la saga junto con Desde Rusia con amor y La espía que me amó.

En el guión original la bomba de Fort Knox se detenía cuando el contador llegaba a 003, pero los productores decidieron que era mejor que Bond detuviera la bomba cuando llegase a 007.

Ésta es la única película de EON Productions con Connery como Bond en la que el personaje no acaba en el mar.

Sean Connery se lesionó su espalda durante el rodaje de la pelea con Oddjob en Fort Knox, lo cual retrasó el rodaje.

Ésta es la película de 007 preferida de Steven Spielberg, causó tal impacto en él que incluso se compró un Aston Martin DB5 como el que aparece en la película. Cuando rodó Atrápame si puedes, donde hay una referencia a esta película, utilizó su propio coche en las escenas en las que Leonardo DiCaprio aparece conduciendo un dicho coche.

Primera película de la saga en la que la canción suena durante los títulos de crédito iniciales.

El personaje de Sylvia Trench estaba previsto que volviese después de su aparición en las dos primeras entregas, pero tras entrada de Guy Hamilton en el proyecto se descartó esa idea.

Como en muchas de las películas de la saga, al final de los títulos de créditos finales se anunciaba el título de la siguiente entrega a estrenarse, la película anunciada fue Al servicio secreto de su Majestad. Pero cuando los productores tuvieron problemas para conseguir las localizaciones en Suiza necesarias para la película decidieron realizar en su lugar Operación Trueno. El título de la película de los créditos fue cambiado más adelante por el de Operación Trueno.

Hay varios cameos a lo largo de la película. El futuro director Garry Marshall (Pretty Woman), es uno de los gangsters que se reunen con Goldfinger cuando éste les explica su "Proyecto Grand Slam". Michael G. Wilson, futuro guionista y productor de la saga, aparece como un soldado en Fort Knox.

El presupuesto de la película fue igual a la suma de las dos primeras producciones juntas.

Primera aparición de un rayo láser en una película.

El actor Cec Linder (Felix Leiter) fue el único miembro del reparto que realmente estuvo en Florida para el rodaje de las escenas de Miami.

Primera película de la saga en la que Bond aparece en la secuencia precréditos (en Desde Rusia con amor era otro agente el que se hacía pasar por 007 y acababa asesinado).

Fue idea de Guy Hamilton que al Aston Martin se le pudieran cambiar las matrículas después de recibir una multa.

El actor Harold Sakata, que interpreta a Oddjob, se quemó su mano al rodar la secuencia de su muerte, como quería hacerlo bien, continuó hasta que el director gritó "Corten".

Primera vez que Bond aparece durante los créditos iniciales, las escenas corresponden a la propia película. Por otra parte se muestran también secuencias de las anteriores películas, la guarida del Dr. No explotando de Agente 007 contra el Dr. No y la persecución del helicóptero de Desde Rusia con amor (1963). Todas las escenas se proyectan sobre el cuerpo de Margaret Nolan, quien interpreta a Dink en la película.

Fue a Guy Hamilton a quien se le ocurrió la idea del cambio de matrícula en el Aston Martin tras recibir una multa de tráfico.


Gadgets:

Aston Martin DB5 con modificaciones como ametralladoras, asiento ejectable, cortina de humo y matrículas intercambiables.

El homero, un dispositivo radar, el grande Bond lo usa para seguir el coche de Goldfinger y el pequeño lo oculta en el tacón de su zapato para que el MI6 determine su posición.

Labels: , ,

5 Comments:

Blogger Rubén Anta said...

ohhhh peliculon!! para una que conozco... jejeje. Siempre me gustó mucho Sean Connery, y que mítica la escena del láser, ¿estaban bien los dxf's?

¿Qué me comentaste en mi blog? non chegou nada...

January 04, 2012 1:14 PM  
Blogger Rodi said...

Dxf's?????? Deformación profesional? jeje

Cuando publicaste las fotos la última vez, te comenté y en los anteriores posts también. Tienes que publicar nuevas fotos, que ya te va tocando.

January 04, 2012 1:19 PM  
Blogger Popfilaxis said...

Mi pareja es fanático de las películas de James Bond así que vas a darle una alegría con esta entrada.

Felicidades por tu blog.

http://popfilaxis.blogspot.com/

January 11, 2012 3:26 PM  
Anonymous Anonymous said...

un comic cinematográfico.....

February 05, 2012 2:46 PM  
Anonymous Ramón said...

Gran reseña, como de costumbre Rodi !!

La mejor película Bond, la que, como bien apuntas, contiene la esencia de lo que serían las posteriores hasta que llegó la "Etapa Craig" (en la inminente "Skyfall" creo que habrá más de un guiño a ésta). Hace poco la volví a ver, lo único malo que le veo es que se nota que han pasado los años por ella en algunos detalles, aunque se sigue disfrutando de maravilla.
Se nota que es el film de Bond favorito de Spielberg, no sólo hay referencias en la cinta de Di Caprio, sino que Indy viste de la misma manera que aquí Bond en la memorable secuencia de apertura en el Club Obi-Wan de "El Templo Maldito".

Saludos !!

August 12, 2012 7:21 AM  

Post a Comment

<< Home