Sunday, May 08, 2011

La naranja mecánica

Las aventuras de un joven cuyos principales intereses son la violación, la ultra-violencia y Beethoven.

Alex y sus drugos dan rienda suelta a sus instintos más salvajes día tras día en un futuro distópico. Tras asesinar a una mujer a la que pretendía robar, Alex es enviado a la cárcel, pero allí se prestará voluntario para un experimento que modificará su conducta y que lo reinsertará en la sociedad.

En julio de 1968, tras terminar 2001: Una odisea del espacio (1968) Stanley Kubrick se dispuso a trabajar en su nueva película, su título, "Napoleón". Este proyecto contaba con un guión del propio Kubrick y pretendía que Jack Nicholson lo protagonizase (tras ver al actor en Easy rider). La película necesitaría rodarse en diversas localizaciones de Europa y 35.000 extras para las grandes escenas de batalla, para ello el director tenía un acuerdo con el ejército yugoslavo que cedería sus tropas. Tras el desastroso estreno de Waterloo (1970), de similar temática que "Napoleón", la MGM productora del film de Kubrick se echó para atrás con la producción, ya que tenía miedo que su película resultara también un fracaso.

Al frustrarse su proyecto, Kubrick tuvo que buscar otro que le atrajese y sus ojos se fijaron en la novela La naranja mecánica, que el guionista Terry Southern le había regalado. La excelente novela de Anthony Burgess ya había tenido varios intentos anteriores de ser adaptada. Años antes, el escritor había vendido los derechos de la novela a Mike Jagger por 500 dólares, Jagger quiso llevarla al cine con los miembros del grupo The Rolling Stones como los drugos, pero terminó revendiendo los derechos por una cantidad mayor. Más tarde Ken Russell estuvo durante un tiempo involucrado en el proyecto, su intención era que Oliver Reed interpretase a Alex.

Anthony Burgess escribió La naranja mecánica a raíz de un trágico suceso que le aconteció durante la Segunda Guerra Mundial. Su primera esposa y él fueron asaltados por cuatro desertores norteamericanos en las calles de Londres. Su mujer, que estaba embarazada, fue agredida y violada y a causa de la agresión perdió al bebé que esperaba. El escritor cayó en una gran depresión e incluso intentó suicidarse, Burgess escribió la novela para extirpar el odio.

El escritor convirtió su novela en toda una experiencia literaria al usar un lenguaje inventado por él mismo llamado "nadsat", que es una mezcla de inglés y ruso. Durante un viaje a Leningrado el escritor se inventó técnicas mnemónicas para aprender ruso, que más tarde le sirvieron de inspiración para crear el argot de la novela. Kubrick hizo uso de él, pero lo limitó para hacer la película más accesible al público.

Kubrick hizo de nuevo gala de su fama de director perfeccionista durante y después del rodaje. Tomó miles de fotos de potenciales localizaciones para la película durante la preproducción y repitió tomas una y otra vez (por ejemplo, la escena final fue repetida 74 veces). Una vez terminada la película siguió de cerca la campaña de publicidad, supervisando los posters, anuncios y el (fabuloso) trailer. Y para sacarle el máximo partido económico en taquilla, creó una base de datos de salas de cine y proyectó la película sólo en salas de cine donde este tipo de films generaban mayores ingresos.

Para el rodaje, que tuvo lugar entre septiembre de 1970 y abril de 1971, Kubrick y su reducido equipo (de tan solo 20 personas) no contaron con un presupuesto muy elevado (sólo de 2.200.000 de dólares), así que tuvieron que utilizar varias curiosas técnicas, por ejemplo, para realizar los travellings montaron la cámara en una silla de ruedas, además grabaron el sonido con micrófonos en el set (fue una de las primeras películas en hacerlo) y fotografiaron la película con luz natural (antes de que Alcott llevará esta técnica al límite en Barry Lyndon). Entre sus geniales ideas se encuentran, rodar planos de forma subliminal (la introducción de Mr. Deltoid en la casa de Alex) o crear en la película errores de racord a propósito para producir en el espectador la sensación de desorientación (como la situación de los drugos al caer al río).

A parte de eso Kubrick experimentó mucho con la cámara, desde usar lentes de gran angular, jugar con la velocidad de la película (rodó la secuencia de sexo entre Alex y dos chicas a 2 fotogramas por segundo y para resaltar la violencia rodó otras secuencias a cámara lenta) y filmar varias secuencias cámara al hombro. Además la película posee una narrativa simétrica (Alex recorre los mismos escenarios en la segunda parte de la película) y un estilo visual simétrico (hay planos que crean esa sensación mediante la disposición de los actores en los decorados). Todo esto le confiere a la película un estilo visual único, que ya ha pasado a la historia del cine.

La entrega de Malcolm McDowell en la película está fuera de toda duda, Stanley Kubrick llegó a decir "si Malcolm McDowell no hubiera estado disponible probablemente no habría hecho la película". Pero el actor sufrió en sus carnes la dedicación a su personaje. Durante la filmación de la escena del tratamiento Ludovico se dañó una de sus corneas y quedó temporalmente ciego. Se fisuró las costillas al rodar la secuencia en la que su personaje es humillado para comprobar que se ha curado totalmente. Y casi se ahoga en la secuencia que sus antiguos amigos, ahora policías, meten su cabeza en un abrevadero, el aparato de respiración falló cuando tenía la cabeza bajo el agua.

Tras el estreno de la película se cometieron en Inglaterra dos crímenes imitando escenas o elementos de la misma. En 1972, un chico de 16 años vestido como Alex, golpeo a un compañero de clase hasta matarlo. Y en 1973, una chica alemana fue violada por unos hombres que se pusieron a cantar "Singing in the rain". La prensa se hizo eco de estos crímenes y establecieron una relación directa con la película, como incitadora de los mismos y se creo un gran revuelo en torno a ella. Kubrick empezó a recibir cartas amenazadoras contra él y su familia. Todo esto llevó al director a pedir a la Waner Bros. que retiraran la película de las carteleras en Reino Unido y prohibieran allí su exhibición. Dadas las buenas relaciones que tenía con la productora fue posible, algo inimaginable para cualquier otro director. La película pudo verse de nuevo en tierras inglesas a partir del año 2000, una vez fallecido el director.

Existen diferencias entre la novela y la película, aunque salva decir que de todas las adaptaciones de Kubrick a lo largo de su carrera, ésta es la más fiel al material original. En líneas superficiales hay cambios respecto a personajes o situaciones (la omisión del ataque a un hombre que lleva unos libros raros, el asalto a un tendero y su mujer, el asesinato de la mujer de los gatos con un busto de Beethoven es cambiado en la película por una escultura fálica, la violación de dos niñas de 10 años por parte de Alex es cambiada por sexo consentido con dos chicas de su misma edad), pero el cambio principal viene en el final de la película que difiere del escrito por Burgess.

Kubrick adaptó la versión americana de la novela, que fue publicada sin el capítulo 21, en el que Alex tras salir del hospital curado volvía a formar una nueva banda, pero se daba cuenta que la ultraviolencia ya no le interesaba y decidía formar una familia y dejar ese mundo atrás. Esto añadía una capa más a la historia, que venía ha decir que la violencia era propia de una etapa de la vida (la adolescencia), que una vez llegada a la madurez el hombre siente la necesidad de hacer algo más que destruir, quiere crear, crear vida, un futuro, una familia.

La base de la película difiere levemente, Alex privado de la facultad de poder elegir entre el bien y el mal, pero tras ser curado y salir del hospital vuelve a tener vía libre para hacer el mal de nuevo, la imagen final de la película en la que Alex tiene sexo delante de un grupo de personas mientras suena música de Beethoven nos lo da a entender. No hay redención, Alex puede elegir de nuevo y elige el mal, ya no es una naranja mecánica.

Ver por primera vez La naranja mecánica supone una experiencia irrepetible, una nueva forma de ver y entender el cine, que gracias a un estilo visual y narrativo fascinante consigue quedarse grabado en tu mente para siempre.

Kubrick nos sienta en la misma silla que a Alex y nos somete al tratamiento Ludovico, nos proyecta continuamente imágenes de violencia (acompañadas por música clásica), pero no necesita obligarnos a mantener los ojos abiertos, sus poderosas imágenes no nos dejan cerrarlos. Dos horas de violencia que nos hacen sentir repulsión por ella. Y lo consigue sobre todo al mostrarnos las consecuencias de la misma. La segunda parte de la película, en la cual la sociedad le devuelve a Alex todo el daño que le ha causado, eleva a la película a otro nivel, asistimos a las consecuencias de vivir una vida al margen de la sociedad, incluso si se es producto de la misma.

Pero película y novela consiguen transmitir ideas que en algunos casos van más allá de lo escrito, ¿de dónde salen las imágenes de violencia que le proyectan a Alex? ¿el gobierno ha permitido la tortura y violación de personas para que otros no lo hagan?. Para sacar de las calles a los criminales, el estado los convierte en policías. El gobierno con el fin de "civilizar" a los hombres destruye todo a su paso, incluso el arte, al hacer ver a Alex las imágenes con una pieza de Beethoven provocan una aversión de Alex por la música clásica. Alex se convierte en un peón político, desde el momento que decide someterse al tratamiento Ludovico (que lo deshumaniza) hasta que se recupera en el hospital, tras eso ¿quién es peor Alex o los políticos?

La película fue un gran éxito comercial, al final de su carrera comercial en los EE.UU. recaudó 26.589.355 de dólares.

La película fue nominada a 4 Oscars en las categorías de mejor película (Stanley Kubrick), director (Stanley Kubrick), mejor guión adaptado (Stanely Kubrick) y mejor montaje (Bill Butler), pero no ganó ningún premio.


Curiosidades:

La serpiente de Alex fue introducida en la película por Stanley Kubrick cuando supo que Malcolm McDowell tenía miedo a los reptiles.

Cuando Dim y Georgie siendo policías detienen a Alex, puede verse que sus números de placa son el 665 y 667, lo que viene a indicar que Alex, que está entre ellos, es el 666.

Kubrick hizo que su asistente destruyese todo el metraje no usado.

El personaje de Alex tiene 15 años, Malcolm McDowell tenía 27 cuando rodó la película.

En la tienda de discos, donde Alex conoce a las dos chicas, puede verse el álbum de la banda sonora de 2001: Una odisea del espacio (1968).

Primer guión que Kubrick firmó en solitario.

El "Korova Milk Bar" visto al comienzo de la película fue el único decorado construido para el rodaje.

La naranja mecánica es una de las dos películas calificadas en EE.UU. como "X" que ha sido nominada al Oscar a la mejor película (la otra es Cowboy de medianoche que llegó a ganar el premio).

Según Malcolm McDowell para rodar la secuencia de sexo entre Alex y dos chicas que es mostrada a cámara rápida en un plano fijo, fueron necesarios 28 minutos para filmarla.

Cuando Alex canta "Singing in the rain" mientras ataca al escritor y su mujer no estaba escrito en el guión. Durante el rodaje de la escena Kubrick decidió experimentar con ella durante 4 días ya que la encontraba demasiado convencional. Se acercó a Malcolm y le dijo si podía cantar y bailar algo, al rodar la escena el actor se puso a cantar la única canción que podía recordar, "Singing in the rain". A Kubrick le gustó tanto que rápidamente adquirió los derechos de la canción por 10.000 dólares.

La escena de la comisaría de policía en la que Mr. Deltoid (Aubrey Morris) escupe en la cara de Alex, fue realmente Steven Berkoff quien escupió a Malcolm McDowell. Después de varias tomas Morris le dijo a Kubrick que ya no le quedaba saliva y Berkoff se prestó voluntario para rodar la escena hasta que Kubrick encontró el plano con el escupitajo que buscaba.

Antes de rodar la escena en la que tenía que cargar con Patrick Magee sentado en su silla de ruedas David Prowse le preguntó a Kubrick si podía rodar la secuencia en tan pocas tomas como fuera posible dada la dificultad de la misma usando la frase "¿No eres conocido exactamente como 'Kubrick una toma', verdad?", todo el equipo se quedó estupefacto esperando la reacción del director, pero éste se lo tomó con humor y rodó la secuencia en sólo 3 tomas.

Primer papel en cine de Pat Roach (En busca el Arca perdida), puede vérsele como un vigilante del "Korova Milk Bar".

El coche que Alex y sus drugos roban, el "Adams Probe 16", era un modelo del que sólo se fabricaron tres unidades, uno de ellas la usada en la película.

El libro nunca daba a conocer el apellido de Alex. En la escena de la entrada en prisión, cuando le preguntan su nombre, Alex dice que su apellido es "DeLarge". Pero en la escena del hospital (y puede que debido a un error) se ve publicado en los periódicos que su apellido es Burgess, como el autor de la novela.

El código "CRM-114" es una constante en el cine de Kubrick, era el nombre del decodificador de la película ¿Teléfono rojo?, volamos hacia Moscú (1964) y al número de placa del explorador de Júpiter de 2001: Una odisea del espacio (1968). En La naranja mecánica a Alex le es suministrado el "Serum 114", el cual en inglés es fonéticamente igual a "CRM-114".

El significado de "naranja mecánica" viene del lenguaje cockney y era usada en expresiones como "Ser más raro que una naranja mecánica", que vendría a decir que algo es extremadamente raro. Pero Burgess lo usaba según sus propias palabras para referirse "a la aplicación de una moralidad mecánica a un organismo que rebosa de jugo y dulzura".

Kubrick y McDowell se hicieron muy buenos amigos durante el rodaje de la película, pero cuando éste terminó, Kubrick jamás volvió a contactar con el actor.

El Instituto de Cine Americano situó a La naranja mecánica en el puesto 70 de su lista de "Las 100 mejores películas de todos los tiempos".

El cuadro de una mujer desnuda que aparece en el "Korova Milk Bar" puede verse también en la película El resplandor (1980).

Kubrick insistió durante el rodaje que la leche de los dispensadores del "Korova Milk Bar" fueran vaciados, lavados y vueltos a llenar cada hora, ya que la leche se cuajaba por el calor que desprendían las luces del estudio.

El compositor Walter Carlos (posteriormente Wendy, tras un cambio de sexo) sintetizó la banda sonora de la película usando por primera vez un vocoder.

En algo a contracorriente para una película de su época, todos los créditos están al final.

Para rodar la escena del suicidio del Alex, se creo el efecto de caída subjetivo, se utilizó una cámara Newman Sinclair dentro de una caja de plástico a modo de protección y se soltó desde lo alto de un edificio hasta seis veces. Al final sólo se rompió la lente, pero la cámara quedo intacta. Kubrick se sorprendió de la durabilidad de este tipo de cámaras.

El timbre de la casa del escritor al que Alex y sus drugos asaltan, suena como las primeras notas de la "Sinfonía nº 5" de Beethoven.

Labels: ,

8 Comments:

Blogger El Tipo de la Brocha said...

Enorme filme. No he leído el libro, pero por lo que comentas, y sobre todo si es diferente de la película, debe de ser interesante. Siempre me resultó raro, por ejemplo, que Alex se limitase a fornicar con dos chavalas que se prestaban a ello. Es demasiado "suave" para el personaje.

Por cierto, la curiosidad de la BSO de 2001 la has puesto dos veces. ;)

May 08, 2011 4:16 AM  
Blogger giacomo said...

Estupenda película de Kubrick, la cual pude ver hace diez años atrás. Esperemos que continúes haciendo post sobre su cine, además de utilizar todo el material a la que siempre recurres: datos curiosos, extrafílmicos, técnicos, etc. Desde Lima, Perú, un abrazo.

May 08, 2011 6:31 AM  
Blogger Rodrigo Moral said...

Extraordinarias las curiosidades y el análisis estético y argumental de la película. Si La Naranja Mecánica es la mejor película de la historia (que en mi opinión, lo es), es porque tiene para exprimírsele a lo loco. Y me parece que, como cita con el cine, es un producto hecho para que el cinéfilo se babosee a más no poder. El cine de Kubrick es hipnótico, por lo general, aunque La Naranja Mecánica es totalmente particular: te hace amar el arte mientras te preguntás por qué estás viendo lo que ves, que es en líneas generales terrible.
Después de largas horas de pensarlo, encontrás que ambas cuestiones están relacionadas íntimamente: se está por amor y admiración a una de las propuestas más osadas, innovadoras, exquisitas, y por qué no al mejor director de todos los tiempos.

¡Saludos!

May 09, 2011 2:32 PM  
Anonymous Anonymous said...

David Prowse (que interpreta al guardaespaldas del escritor) terminó siendo Darth Vader!!!

May 10, 2011 11:55 AM  
Blogger Webmaster said...

Me gustaría intercambiar enlaces con usted, tengo un blog de películas con 5 mil visitas diarias, puede encontrarlo en mi perfil. De ser así déjeme un comentario en mi blog de películas haciendome saber que esta interesado. Saludos!!

May 16, 2011 12:06 AM  
Anonymous Anonymous said...

Me parece increíble este blog, gracias a él, he empezado a ver cine y a intentar entender este arte el cual antes no apreciaba. Sigue deleitándonos amigo, un saludo y te sigo desde tierras manchegas :)

January 20, 2012 7:11 AM  
Blogger elinfierno said...

muy completos tus comentarios de la peli y el libro lei y vi la naranja mecanica y la verdad me quedo con el libro pero TODO es muy bueno te sigo leyendo saludos

February 06, 2012 6:53 PM  
Blogger Rodi said...

Aun con un poco de retraso, muchas gracias a todos por los comentarios.

Saludos.

February 07, 2012 1:46 PM  

Post a Comment

<< Home