Sunday, June 08, 2008

Poltergeist

"Están aquí..."

Los Freeling son una familia que vive feliz en un tranquilo barrio residencial, hasta que en su hogar comienzan a producirse extraños fenómenos paranormales. Una noche la hija pequeña del matrimonio, Carol Anne, desaparece, ese será sólo el comienzo de su pesadilla.

Poltergeist (1982) se ha convertido con el paso del tiempo en un clásico del terror de los 80 y una de las mejores películas sobre casas encantadas que ha dado el género. Aunque al final es más recordada por la polémica sobre quien fue su verdadero director, que por sus méritos cinematográficos. Pero antes de hablar sobre eso, empecemos por los orígenes del proyecto.

Existen dos versiones. La primera, el interés de Steven Spielberg por realizar una película sobre fenómenos paranormales, donde se reflejasen algunos de sus miedos infantiles. La segunda, proviene de Tobe Hooper, según contaba él, encontró un libro de título "Poltergeist" y le ofreció a Spielberg el proyecto de realizar una película sobre lo narrado en el libro.

Se desconoce cual de ambas versiones es la auténtica, o si ambas tienen algo de cierto. Lo que sí se sabe es que Spielberg se puso en contacto con el famoso escritor Stephen King, para la realización del guión, pero esta colaboración nunca llegó a iniciarse dado el alto sueldo pedido por los representantes de King. Spielberg contactó entonces con dos guionistas casi desconocidos, Michael Grais y Mark Victor, para que escribiesen el guión, pero su trabajo finalmente no le convenció, por lo que el propio Spielberg se encargó de rescribir el guión.

Una vez iniciado el rodaje Spielberg se ocupó de las decisiones creativas de la película, realizó el storyboard (con la ayuda de Ed Verraux), supervisó el montaje (el montador fue Michael Kahn, habitual colaborador de Spielberg), los efectos visuales, eligió al reparto, la situación de la cámara, el diseño de algunas criaturas y también eligió al compositor de la banda sonora (Jerry Goldsmith).

Así comenzó la polémica sobre quien fue el verdadero director de la película. Es obvio que aunque Hooper se sentase en la silla del director, era Spielberg quien tomaba las decisiones importantes. El porqué se comportó así, en lugar de dejar las riendas del proyecto a Hooper, puede ser debido, desde mi punto de vista, a dos razones, un afán del director por granjearse un gran éxito de taquilla que lo afianzase aun más en la industria y lo personal que era el proyecto para él. Spielberg no podía despedir a Hooper y ocupar su lugar porque la Director's Guild of America prohíbe a un director filmar dos películas al mismo tiempo (él ya estaba trabajando en E.T.) o a un productor quitarle los créditos a un director, ambas situaciones desfavorecían a Spielberg. De modo que lo más probable es que Spielberg se excediera en sus funciones dentro de la película, al mismo tiempo que Hooper perdía su poder dentro de ella.

Por lo tanto, no es exagerado afirmar que Poltergeist es una película más de Spielberg que de Hooper, sólo hace falta visionar la película para darse cuenta. Es fácil apreciar su estilo a lo largo de todo el metraje, vemos notas del "estilo Spielberg" no sólo en la historia sino también en la puesta en escena, con sus característicos movimientos de cámara o grandes hallazgos visuales, ejemplos de ello son escenas como, la presentación de la familia protagonista a través de su perro que va entrando en cada una de las habitaciones de la casa, la escena en que el padre de familia le expone a los parapsicólogos lo sucedido en su casa (filmado con elegantes movimientos de cámara) o ese plano imposible en el que Diane corre por un pasillo mientras la puerta hacia la que se dirige se aleja más y más; son todos momentos de una gran sabiduría visual. Por su parte Tobe Hooper siempre se ha revelado como un director poco elegante y cuya forma de entender el terror es por el camino de lo violento y grotesco y Poltergeist se aparta diametralmente de esa forma de hacer cine.

Spielberg trabajó en Poltergeist y E.T., el extraterrestre de forma simultánea. La fotografía principal de Poltergeist terminó el 4 de agosto de 1981, entonces Spielberg se fue a rodar E.T., cuyo rodaje comenzó oficialmente un mes después, exactamente el 8 septiembre. Supervisó los efectos visuales de ambas películas al mismo tiempo, éstos fueron creados por la misma compañía, la Industrial Light & Magic. Al final Poltergeist llego a los cines el 4 junio 1982 y E.T. se estrenó una semana después, el 11 junio.

Poltergeist no intenta dar miedo a través de un entorno aterrador, sino a través de lugares cotidianos y familiares, aquí una casa de un tranquilo barrio, un juguete, un árbol del jardín o un televisor, son usados como mecanismos de terror. De ese miedo en lo cotidiano surgen los mejores momentos de la película, como el ataque del payaso, la escena de la piscina llena de cadáveres o el momento en que un bistec cobra vida en la cocina. Gran parte de los miedos que presenta la película son reflejos de los terrores infantiles, el siniestro payaso de juguete, el armario que oculta algo maligno en su interior o el aterrador árbol del jardín, eso hace que la película sea más universal, ya que se trata de miedos comunes para todo el mundo.

La película habla sobre la desmitificación del "modo de vida americano" tantas veces exaltado por el cine norteamericano (cosa que también hace la película, puede que a propósito, con detalles como el comienzo con el himno norteamericano sonando o el momento en que Craig T. Nelson lee el libro "Reagan. The man, the President"). La película nos muestra a una familia americana feliz, que vive en uno de esos barrios residenciales tan típicos de EE.UU. y poco a poco asistimos a su desmoronamiento, tras la desaparición de la pequeña Carol Anne. La historia nos deja entrever que ese tipo de vida perfecto, en el fondo, no lo es tanto, remarcado por esa antológica idea de la urbanización construida sobre un antiguo cementerio, la base de la cultura americana cimentada sobre los muertos de su pasado.

Una leyenda negra rodea a la saga de Poltergeist, por una serie de muertes producidas tras los rodajes de las 3 entregas de la saga. Este hecho se denominó como "La maldición de Poltergeist". Todo empezó con la muerte de Dominique Dunne (Dana), hermana de Griffin Dunne y quien al poco tiempo de estrenarse la primera parte fue estrangulada por su novio. Tras el rodaje de la tercera parte, Heather O'Rourke, que interpretó a Carol Anne en las tres entregas, murió repentinamente de estenosis intestinal. Ambas actrices están enterradas en el mismo cementerio, el Westwood Memorial Park de Los Angeles. Pero la cosa no quedó ahí, dos actores que trabajaron en la segunda parte también fallecieron tras finalizar el rodaje, Julian Beck (Kane) falleció de cáncer de estómago (ya se le había diagnosticado antes del rodaje) y Will Sampson (Taylor), actor de origen indio famoso por su papel en Alguien voló sobre el nido del cuco (1975), murió en 1987 tras una operación de corazón en la que surgieron complicaciones. Además se sabe de accidentes y muertes sufridas por otros miembros del equipo (incluso la casa donde se rodaron los exteriores de la primera parte sufrió daños durante un terremoto en 1994). Todo esto no hizo más que aumentar la leyenda negra tras la saga, aunque, como es obvio, todo se trata de una serie de hechos desafortunados.

La película guarda un montón de momentos e imágenes memorables, la primera aparición de los fantasmas en la pantalla del televisor (rematado con el popular "Están aquí..."), Diane arrastrándose por las paredes y el techo de su habitación, el payaso de juguete que intenta estrangular a Robbie, el parapsicólogo que se arranca la piel de la cara, el momento en que las sillas de la cocina forman una pirámide, la grabación nocturna que los parapsicólogos hacen de los fantasmas, el árbol del jardín que intenta comer a Robbie, la cabeza de la Bestia emergiendo del armario de los niños, Diane en medio de una piscina llena de esqueletos o el apoteósico final donde emergen los cadáveres, seguido de ese instante espectacular en el que la casa de los Freeling desaparece en la nada.

Spielberg acertó con sus decisiones, ya que Poltergeist fue un rotundo éxito de taquilla, recaudando tan solo en EE.UU. 76.606.280 de dólares. Su presupuesto fue de 10,7 millones de dólares.

Su éxito se vio recompensado con 3 nominaciones al Oscar, mejor banda sonora original (Jerry Goldsmith), efectos visuales (Richard Edlund, Michael Wood y Bruce Nicholson) y montaje de efectos sonoros (Stephen Hunter Flick y Richard L. Anderson), aunque al final no se llevó ningún premio.

Curiosidades:

Las manos que arrancan la piel de la cara del investigador en la escena del baño, son las de Steven Spielberg.

Como homenaje a George Lucas, Spielberg llenó la habitación de los niños con juguetes de Star Wars. Lo mismo hizo en E.T., el extraterrestre (1982).

Los esqueletos que emergen de la piscina cuando Diane (JoBeth Williams) cae en ella, eran esqueletos reales. La actriz no lo supo hasta después de haber filmado la escena.

Drew Barrymore fue considerada para el papel de Carol Anne, pero Spielberg quería a alguien más angelical. Esa audición fue la que la ayudó a Drew para participar en E.T., el extraterrestre (1982).

La escena en la que Diane (JoBeth Williams) abre la puerta de la habitación de los niños y se oye un grito estremecedor, fue la primera en filmarse de la película. Y la escena en la que el investigador paranormal se arranca la piel de la cara fue la última.

La película que el matrimonio Freeling ve en la televisión mientras fuman, es Dos en el cielo (1943), historia de un piloto que regresa al mundo como un fantasma. En 1989, Steven Spielberg realizó su remake con el título de Always.

A Shirley MacLaine le ofrecieron un papel en la película, pero lo rechazó para trabajar en La fuerza de la ilusión (1983).

El efecto visual de la casa de los Freeling engullida por un agujero negro, se consiguió construyendo una miniatura de la casa, con un sistema de 100 cables conectados en diferentes puntos de su estructura para provocar su destrucción y otro sistema de luces en su interior que simulaba luces fantasmales. Se rodó la secuencia con una cámara que filmaba a 720 fotogramas por segundo, mientras un sistema de succión por aire comprimido aspiró la casa en tan solo 2 segundos. Al pasar lo filmado de 720 a 24 fotogramas por segundo, se simuló el efecto de una secuencia de mayor duración y más espectacular.

La película inicialmente obtuvo una calificación "R" (que no permite la entrada en cines de menores de 17 años que no estén acompañados de un adulto), los creadores de la película apelaron la decisión y consiguieron una clasificación "PG" (que sólo recomienda la presencia de padres). La clasificación "PG-13" aun no existía por aquel entonces.

Cuando Steven Spielberg era niño tenía miedo a los payasos y un árbol de su jardín, los mismos miedos de Robbie en la película.

Craig T. Nelson y JoBeth Williams sólo eran 14 y 11 años mayores que Dominique Dunne, que interpreta a su hija mayor.

Poltergeist es una palabra alemana que significa espíritu ruidoso.

Para que los movimientos de los fantasmas pareciesen más etéreos en la escena que bajan por las escaleras, se hizo que los actores que interpretaban a los fantasmas subieran las escaleras caminando lentamente hacia atrás y después se invirtió el sentido de la escena durante el montaje. La misma técnica se uso en la escena inicial de la película cuando los Freeling bajan por las escaleras.

El nuevo rugido del león de MGM fue sacado del efecto de sonido que se oye cuando la Bestia ataca la casa de Freeling al final de la película.

La trama de la película se asemeja a un episodio de la serie The twilight zone de título "Little girl lost" (temporada 4, episodio 26), que narraba la angustia de un matrimonio que perdía a su hija en un portal dimensional que se encontraba en su propia casa. Al final del episodio el padre cruza ese portal atado a una cuerda para rescatar a su hija.

El efecto de la silla que se mueve sola por el suelo de la cocina se consiguió con el sencillo trucaje de atar un alambre a una de las patas y después tirar de él.

JoBeth Williams (Diane Freeling), tenía serias dudas de rodar la escena de la piscina con todo el equipo eléctrico alrededor de la piscina. Para que se tranquilizase, Spielberg se metió en la piscina con ella.

Labels: , ,

10 Comments:

Blogger El Guardián said...

Aunque estoy de acuerdo en que la película tiene una cantidad de elementos muy importantes que llevan el sello de Spielberg (el mejor Spielberg además), siempre he estado muy intrigado por saber cuanto mano metió Hooper realmente en todo el asunto.
No sé si algún día sabremos toda la verdad, pero lo cierto es que veo detalles bastante oscuros y terroríficos impropios de Spielberg; solo los recuerdo en obras ajenas a él como Tiburón o El diablo sobre ruedas o que contuvieran marcados elementos de otros autores, como Gremlins o Indiana Jones y el templo maldito.
De todas formas, y pese a algún momento demasiado americano, una película que siempre me ha gustado mucho y que tiene una dirección exquisita (coincido contigo en que no tiene nada que ver con el estilo de Hooper).

June 08, 2008 2:58 PM  
Blogger Paco Fox said...

Respecto al Spielberg oscuro: con lo acostumbrados que nos tiene a la ñoñería desde los 90 y su forma de renegar de Indy 2, tenemos muy afianzada la imágen ñoña de este hombre. Pero no olvidemos que Tiburón sigue siendo un clásico del terror, que fue él quien creó la PG13 para los dos filmes que menciona el guardián, y que siguió produciendo mucho macabro en los 80 (añada 'En los límites de la realidad' y 'El secreto de la pirámide').
Respecto a la autoría de la idea: me decanto porque Hooper tendría álgún interés en lo parasubnormal justo al mismo tiempo que Spielberg, pues parece lógico. Aunque hay que tener en cuenta que el segundo ya dirigió un telefilme sobre una casa encantada llamado 'Something Evil'. Una vez vi los últimos 20 minutos (no me acuerdo de nada). El que la película casi no se pueda ver hoy en día es indicativo de que es posible que el director no quedara muy contento. Luego la idea de producir una versión decente del tema es muy plausible.
- Sobre la realización: Yo sí que veo bastante de Hooper en el estilo de la película. Sólo hay que echarle un vistazo a Lifeforce e Invasores de Marte, las dos películas que realizó inmediatamente después.
Con todo, hace unos meses, Zelda Rubinstein aclaró un poco el tema a favor de Spielberg. Parece ser que Hooper tenía sus problemillas con alcohol o drogas (no especificó) y que, durante el rodaje de su intervención, quien manejaba el cotarro en el plató era el productor.

June 09, 2008 12:45 AM  
Blogger Pliskeen said...

Curiosamente el otro día, en "Padre de familia" homenajeaban/parodiaban esta película xD

Sinceramente, siempre he creído que Hopper es un director sumamente mediocre. Sólo hay que echarle un vistazo a su filmografía para darse cuenta que la mayoría de sus films son bodrios intragables. De vez en cuando y con un guion decente, podía hacer cosas interesantes y entretenidas, pero no lo consideraría un director destacable dentro del género (La matanza de Texas ha dejado huella en el género, pero hoy día no aguanta un visionado)
Hopper es como Brian Yuzna, pésimos directores ensalzados por una o dos películas.

Por ese motivo creo que Spielberg metió mano y mucho en "Poltergeist". Ignoro hasta que punto, pero desde luego el resultado no es mérito exclusivo de Hopper.

Saludos ;)

June 09, 2008 3:37 AM  
Blogger darkerr said...

Completa y buenisima critica como siempre. El asunto Spielberg-Hooper tambien llamò mi atención, y del mismo modo, considero que el productor fue el verdadero realizador del film, aunque pienso que el director de turno hizo lo suyo en forma ajustada, la escena del ayudante de los especialistas frente al espejo y su desfiguración me resulta muy de su estilo, y del mismo modo, la secuencia en la piscina llena de esqueletos adonde cae JoBeth Williams, hay unos primeros planos grotescos y el rostro aterrado de ella que me recuerdan lo visto en "la matanza de Texas", o en "trampa mortal", digo, es la mejor aproximación a este director que encuentro en la pelicula, el resto, con su estilo muy inspirado y fantastico es muy Spielberg, sin duda. Saludos¡¡¡

June 11, 2008 8:35 PM  
Blogger i75mara said...

Hay dos películas que de pequeño mi impactaron (por lo menos algunas de sus escenas): la primera es "Poltergeist", en concreto la escena del bistec (desde entonces cada vez que veo uno encima de una mesa me lo imagino moviéndose); y la segunda película es "En los límites de la realidad", donde también metió la mano Spielberg (la escena en concreto es la del conejo monstruoso). Es por esto que también soy fan de Stephen King. Como bien dices, la clave está en explotar lo habitual.
Salud

June 12, 2008 11:58 PM  
Blogger Paco Fox said...

Curiosamente, es muy probable que la escena del ayudante espachurrándose la cara sea de Spielberg, pues fue la última en rodarse y, según la IMDB, son sus manos las que despellejan al muñeco. Claro que hoy en día nos es muy difícil relacionar a ese Steven con el ñoño en el que se convirtió.

Y sí: La escena del conejo de 'En los límites de la realidad' es uno de los mejores momentos de desasosiego de la historia del cine.

June 13, 2008 12:46 AM  
Anonymous Anonymous said...

Alberto Q.
www.lacoctelera.com/traslaspuertas

Es una peli que me daba respeto y creo que se debe a que la vi de muy pequeño y no la he vuelto a "revisionar".

En cualquier caso lo que "acongoja" es todo lo que fue ocurriendo a los actores y gente que estuvo en ese rodaje y que daban la impresi´´on de estar gafados...

Completo post
Saludos!!

June 14, 2008 12:15 PM  
Blogger Dr Jones said...

Estoy de acuerdo que la peli es más de Spielberg que de Hooper. Pero discrepo con paco fox en lo de la ñoñeria de Spielberg. No porque no tenga esa parte en su filmografia, que así es sino en decir que fue a a partir de los 90 porque Spielberg tiene sus películas más duras a partir de esa decada precisamente. "Salvar al soldado Ryan"(1998), "Munich"(2005) e incluso su Parque Jurásico no es muy infantil que digamos. "La guerra de los mundos" tiene una escena terrorifica que es la de la niña mirando el río hasta que comienzan a aparecer los cadaveres y el rio se tiñe de rojo que es memorable. "E.T." es de 1982 y es quizás su peli más ñoña. "El imperio del sol" es de 1987 y su historia de "En los limtes de la realidad"(1983) es la única que no es oscura, es mas bien ñoña.
Spielberg = Dios. Bueno ya me he desahogado je,je. paco fox no me hagas mucho caso, que es que soy un enfermo de este director y no he podido evitar defenderlo.
Por cierto, gracias rodi, por este grandioso post de una grandiosa película.

June 17, 2008 4:09 AM  
Blogger Cesare said...

Tratais la polemica Spielberg-Hooperde una forma algo superficial, casi la reducís a lo truculento es obra de Hooper y el resto Spielberg...
En esta película hay mucho de los dos, más bien diría que es un Hooper atado (muy mucho) por Spielberg...

June 18, 2008 6:57 AM  
Blogger Rodi said...

El guardián: Spielberg tiene esa fama de director blando, pero lo cierto es que en muchas de sus películas se han visto escenas fuertes o terroríficas (Mucnich, Salvar al soldado Ryan, Tiburón, etc), por eso a mi no me cuesta demasiado creer los momentos más terroríficos de "Poltergeist" puedan ser suyos. De la filmografía de Hooper sólo recuerdo una película con cierta contención, "Lifeforce".

Paco Fox: Creo que Spielberg ha realizado algunas de sus películas más fuertes a partir de los 90, "La lista de Schindler", "Salvar al soldado Ryan" o "Munich" son claros ejemplos. Sobre la autoría de "Poltergeist" supongo que hay parte de ambos en la pelícla, pero como menciono en el artículo, era Spielberg quien manejaba el cotarro y al final eran sus decisiones las que se tenían en cuenta.

Pliskeen: Ese episodio de "Padre de familia" es cojonudo. Como tú, también opino que Spielberg metió mucha mano en la peli.

Darkerr: Muchas gracias. De las dos secuencias de las que hablas, yo creo que son obra de Spielbrg, la primera fue la última en rodarse y las manos que se ven son las suyas y sobre la segunda me recuerda a una escena del "En busca de Arca perdida" con Karen Allen asustada por unos esqueletos.

i75mara: Ese momento de "En los límites de la realidad" es antológico, como lo es también el relato del gremlin que quiere estrellar un avión. "Poltergeist" en si, nunca me ha dado realmente miedo, eso sí lo consiguió otra peli de Spielberg, "Tiburón".

Alberto Q: Gracias. Yo creo que lo de las muertes y accidentes del equipo es más leyenda negra y mala suerte que otra cosa, pero sí que de mal rollo.

Dr Jones: Muchas gracias. Estoy muy de acuerdo contigo sobre Spielberg, para mi también es el más grande.

Cesare: No creo que se simplifique todo hasta ese punto, pero si Spileberg tomaba la mayoría de las decisiones artísticas de la película, eso dejaba muy poco espacio para Hooper, por lo que suponer la autoría de Spielberg en el proyecto (viendo sobre todo el resultado final) no es una idea descabellada.

Saludos.

June 26, 2008 11:23 PM  

Post a Comment

<< Home