Monday, April 01, 2019

Blade

"Algunos cabrones se empeñan en patinar sobre el hielo cuesta arriba."

Este artículo contiene spoilers, no leer si no se quiere conocer partes esenciales de la trama de la película.

Blade es un ser mitad hombre mitad vampiro, en una cruzada para acabar con Deacon Frost, un vampiro que planea erradicar a la raza humana gracias a una antigua profecía.

VAMPIROS MODERNOS
Los orígenes del personaje de Blade se remontan a 1973, cuando fue incluido por sus creadores Mark Wolfman y Gene Colan, en el número 10 del cómic "Tomb of Dracula" de Marvel, en el que era un personaje secundario. En años posteriores cobraría mayor importancia, llegando a tener su propia colección.
En 1988, New World Pictures, propietaria por aquel entonces de Marvel Entertainment Group, se planteó desarrollar una película sobre el personaje y para ello contrató a los guionistas de televisión William Rabkin y Lee Goldberg (SeaQuest DSV) para que escribieran el libreto, aunque el proyecto no salió adelante.
El siguiente intento de adaptación data de 1992 con el rapero LL Cool J dando vida al popular cazavampiros, pero tampoco logró materializarse.
En ese mismo año, y en una conversación con el jefe de Marvel Films, el productor Peter Frankfurt, comentó la ausencia de superhéroes negros en los comics. Unos pocos días después recibió una copia de un cómic de Blade y pronto se sintió interesado por llevar el personaje al cine. "Blade me atrajo porque no es el típico héroe. Vive para matar vampiros y vengarse," afirmaba Frankfurt.
Frankfurt se reunió con Stan Lee y Avi Arad para hablar sobre el proyecto, y estos le recomendaron que contactara con Michael De Luca, presidente de producción de New Line Cinema. A De Luca le gustó la idea de Frankfurt de adaptar el cómic al cine, y quiso hacerse con los derechos del personaje. Pero esto no fue tarea fácil porque Marvel acababa de declararse en bancarrota, y se estaba reorganizando. Finalmente New Line se hizo con los derechos por la insignificante cifra de 125.000 dólares.
Cuando David S. Goyer se enteró que New Line planeaba realizar una película sobre Blade, se puso en contacto con la productora a través de su agente, ya que era un fan del cómic. Originalmente New Line tenía previsto hacer una película blaxploitation de bajo presupuesto (menor a los 10 millones de dólares) y de un tono casi paródico, pero Goyer se reunió con De Luca y le presentó su visión del proyecto como una trilogía de películas de más de 40 millones de dólares de presupuesto cada una, y con un tono serio. Sus ideas gustaron a De Luca y fue contratado. Goyer tendría listo el primer borrador del guión en ocho semanas.
El guionista no tuvo ninguna intromisión por parte de la productora, teniendo libertad absoluta para escribir el guión, y así pudo crear unos vampiros diferentes a los que conocíamos hasta entonces. "El origen del vampirismo rompe con la tradición en Blade, siguiendo las coordenadas del "Soy leyenda" de Richard Matheson, es decir, como mal biológico alejado de pactos con el diablo o misticismos pseudo-religiosos," declaraba Goyer.  
El guionista realizó cambios en los personajes, empezando por Blade. "Lo primero que decidí fue convertirlo en un híbrido, como Hercules," declaraba Goyer. "Sería mitad humano y mitad dios, pero rechazado por ambos mundos. En los comics, él no era realmente medio vampiro, pero decidí hacerle medio vampiro, que la sed lo infligiera." Además en el cómic Blade es inglés y no norteamericano. Y su madre es una prostituta llamada Tara Brooks, que es asesinada por Deacon Frost durante su parto, y nunca se convierte en vampiro. Por su parte, Frost se rejuveneció en la película, ya que en el cómic es un vampiro alemán de pelo blanco y mediana edad. Además Goyer creó para la ocasión el personaje de Whistler, que no existía en los comics.
El director asignado al proyecto en aquel momento era Ernest Dickerson (Juego de supervivencia) y Goyer colaboró con él a la hora de escribir el guión.
Con el guión terminado, tenían que buscar al actor que interpretara al cazavampiros y dado el alto presupuesto que alcanzaría la película, necesitaban una estrella para lanzar el proyecto. "Mike De Luca dijo, 'La haré por 40 millones si podéis conseguir a Denzel Washington, 35 si podéis conseguir a Wesley Snipes y 20 si podéis conseguir a Laurence Fishburne'," recordaba Goyer. El deseado era Snipes, quien fuera sugerido por el guionista. El actor por aquel entonces estaba tratando de hacer Black Panther, pero el proyecto se paralizó, por lo que dijo sí a convertirse en otro superhéroe en 1996. El actor también sería productor de la película a través de su compañía Amen-Ra Films.
"Es un superhéroe moderno, ligeramente gracioso y frío, un superhéroe que no está para tonterías," así describía Snipes a su personaje. "Ésta va a ser la primera vez en la que se me va a ver practicando artes marciales de verdad, no sólo una escena breve por aquí o una patadita por allí. Es durante toda la película."
Dickerson finalmente dejó el proyecto y éste pasó por Sam Raimi y David Fincher. Goyer escribió para estos directores versiones diferentes del guión. En el caso del segundo, estuvo involucrado después de rodar Seven (1995), pero antes de su estreno. Frankfurt era amigo de Fincher y tras leer éste el guión se interesó por el proyecto. Según Goyer, el borrador que escribió para Fincher distaba del la película finalmente vista, "nos lo tomamos demasiado en serio. Nos pasamos de la raya. Esa versión no era tan divertida como la versión de Norrington," declaraba Goyer. Después de un año ligado al proyecto, Fincher lo abandonó.
La estimable serie B Máquina letal (1994) había llamado la atención de Frankfurt. El productor localizó a su director Stephen Norrington y lo trajo al proyecto. A Snipes le entusiasmó la ópera prima del director y apostó por él, que fue justo lo que necesitaba el británico para hacerse con las riendas del proyecto. "[Máquina letal] tiene asombrosos efectos especiales, especialmente teniendo en cuenta el modesto presupuesto con el que trabajaron," declaraba Snipes. "Ahora está en mi lista de grandes películas de todos los tiempos."
Tras conseguir al director era hora de juntar al reparto. Para dar al villano Deacon Frost, fue considerado Bruce Payne y se le ofreció a Jet Li, pero prefirió rodar Arma letal 4 (1998). Al final el escogido fue Stephen Dorff y eso que el actor no estaba muy a favor de las películas comerciales. "Norrington fue quien dijo, 'Sabes, puedes hacer esto tuyo'," afirmaba el actor. "Me encantaba Jóvenes ocultos cuando era niño y para mí Frost es eso de una manera diferente, para una nueva generación."
Marc Singer fue la primera elección para interpretar a Whistler, el compañero de Blade. El papel terminaría recayendo en Kris Kristofferson tras una sugerencia de una persona de casting. El protagonista de Pat Garrett y Billy el niño no conocía el cómic, pero se sintió atraído por el papel porque, "Abraham Whistler se ve obligado a matar vampiros porque masacraron a su mujer e hijos. Tengo una familia numerosa y son la parte más importante de mi vida. Así que, fue fácil para mí identificarme con la angustia de Whistler y su impulso de venganza."
N'Bushe Wright dió vida a Karen, una hematóloga aliada de Blade. Y la española Arly Jover se convirtió en la vampira Mercury.
Udo Kier se hizo con el papel del líder vampiro Dragonetti, tras realizar una audición para el papel, en la cual decidió interpretarlo como si se tratase de un corredor de bolsa, algo que gustó a Norrington.
Donal Logue se llevó el papel de Quinn, mano derecha de Frost, tras presentarse a la prueba de casting con trenzas a lo Snoop Dogg y sombrero de vaquero, lo cual también gustó a Norrington. El personaje era más secundario originalmente, pero su dinámica con Frost funcionó tan bien que se terminó expandiendo. El director aconsejó al actor que simplemente se divirtiese interpretando a un vampiro. Logue reconocería después que se lo pasó genial en el rodaje.
Sanaa Lathan encarnó a la madre de Blade. "Era una gran fan de Wesley y entonces fue elegida como su madre, a pesar de que él era cerca de 10 años mayor que yo," declaraba con humor la actriz.
Y la ex-actriz porno Traci Lords dio vida a la vampira Racquel.

RODAJE
Con un presupuesto final de 45 millones de dólares, la producción arrancó el 5 de febrero de 1997 y se prolongó hasta el 6 de junio del mismo año. El rodaje tuvo lugar en diferentes localizaciones de Los Angeles y reinó un buen ambiente durante el mismo, gente como Dorff, Logue y Arly Jover se hicieron amigos.
Kirk M. Petruccelli, diseñador de producción, se encargó de diseñar y construir 46 decorados para la película. Su estilo se centró en, "figuras geométricas de inspiración egipcia para distanciarme del regusto gótico habitual que tiene el vampirismo." Y la espectacular motocicleta de Blade también fue obra suya. "Es una combinación de una Harley con una moto de carreras italiana de alta gama," así la describía el diseñador.
La escena más popular, la del club que abre la película, se rodó en una vieja fábrica de empacado de carne. Allí rodaron durante tres días y los extras padecieron estar durante horas sobre sangre falsa sin poder moverse por causa de la continuidad, además estos sabían que algo se derramaría sobre ellos, pero no que ese algo iba a ser sangre, y cuando los rociadores actuaron algunos se asustaron bastante, tanto que fueron varios los que renunciaron. No fue fácil rodar la escena, Goyer lo recordaba como, "un desastre. Horrible. Todo estaba pegajoso y también la gente del equipo. ¡Y todo el lugar olía! Hacía mucho calor. Ese sirope de maíz era realmente malo."
Uno de los platos fuertes de la película son sus excelentes escenas de acción. Snipes trabajó con Norrington y el coordinador de especialistas Jeff Ward, para crear las coreografías de las escenas de artes marciales. El actor realizó muchas de sus propias escenas de riesgo. "Blade me dio la oportunidad de rendir homenaje a algunos clásicos asiáticos," reconocía Snipes. "Hicimos cosas con espadas, otras armas y cables, cosas que parece que se hacen sólo en Hong Kong." 
Y las escenas de acción siempre conllevan problemas, si no que le pregunten a Kris Kristofferson. "Terminé con moretones desde el culo hasta los tobillos en la escena en la que Whistler se enfrenta a Frost. Stephen pisoteó mi rostro en el suelo hasta que sangré," recordaba el actor.
No fue el único en salir herido, Donal Logue se dañó la mandíbula en la escena en la que lucha con N'Bushe Wright en el hospital. El actor ya se la había roto años antes en un accidente de moto y tuvo que ser llevado a un verdadero hospital, al que llegó con el maquillaje que utilizaba en la escena, que simulaba que su cuerpo estaba totalmente quemado. Al actor le colocaron la mandíbula en su sitio y regresó al set para seguir rodando.
Los efectos de maquillaje corrieron por cuenta de Gregg Cannom, todo un experto en películas de vampiros, como atestiguan sus trabajos en Vamp, Jóvenes ocultos, Noche de miedo II, Subspecies, Drácula de Bram Stoker y Van Helsing. Su mayor reto fue la creación del obeso vampiro Pearl, y necesitó tres meses para completar su diseño. Sus dimensiones eran de cerca de 3 metros de ancho y 1,5 de alto. El no muerto era operado por cinco personas desde su interior. El primero, Eric Edwards, quien le daba vida, necesitaba un maquillaje protésico de cinco piezas, para ser después introducido en el enorme cuerpo esculpido en aproximadamente 700 kilos de arcilla y en el que se invirtieron 7.000 dólares en silicona. Dos personas manejaban los brazos, otras dos las piernas y fuera del monstruo, otras personas se encargaban de un sistema de aire acondicionado y de una enrome cámara de aire.
Diferentes compañías se repartieron la creación de los efectos visuales de la película (Blue Sky, Image Savant, Flat Earth Productions y Wildcat Digital Effects entre otras), siendo Chuck Comisky el supervisor de efectos visuales.
El primer montaje de la película era de 140 minutos, pero tras un pase de prueba, en el que tuvo una pésima recepción del público, se rodaron nuevas escenas y se eliminaron otras, quedándose con una duración final de 120 minutos. Todo esto provocó un retraso en el estreno de la película de febrero de 1998 a agosto del mismo año. Entre otras cosas, se incluyó la pelea final con espadas entre Blade y Frost, inexistente en la versión original de la película.
La producción se promocionó de una forma ingeniosa. Se hicieron fiestas de vampiros por todo Estados Unidos, y además se repartieron en clubs nocturnos clandestinos 750.000 tatuajes temporales, como los que portan los vampiros de la película.
Blade se terminó estrenando el 21 de agosto de 1998 y tuvo una gran carrera comercial. En Estados Unidos hizo una taquilla de 70.087.718 de dólares y la recaudación final a nivel mundial fue de 131.183.530 de dólares. Nada mal para una pequeña película basada en un personaje de cómic apenas conocido.
No todo fue tan positivo para la película, Mark Wolfman, el creador de Blade, interpuso una demanda a Marvel por 35 millones de dólares por daños punitivos. "Mi nombre no aparece en ningún crédito de la película, además de no haber cobrado nada ni en concepto de porcentaje," declaraba amargamente Wolfman. Al final después de mucho tiempo con llamadas y cartas consiguió ser acreditado en la película, aunque no recibió dinero por ello. Wolfman alegaba que cuando creó a Blade y a Deacon Frost era un contratista independiente y no un empleado de Marvel. Al final el guionista terminó perdiendo el juicio contra el gigante de los comics.

ESCENAS ELIMINADAS
Existen tres escenas eliminadas del montaje original de la película, las cuales han sido incluidas en las ediciones de DVD y Blu-ray.
1. La escena en la que Karen y Frost hablan sobre la cura del vampirismo era originalmente más larga, Frost le mostraba a Karen su plan para sobrevivir cuando todos los humanos fueran convertidos en vampiros. El villano guarda en un depósito personas dentro de bolsas de plástico para cosecharlos y extraerles la sangre. Esta idea fue recuperada para Blade: Trinity (2004).


2. Final alternativo. Tras la lucha entre Blade y Frost, el segundo termina convirtiéndose en La Magra, una enorme masa de sangre. El cazavampiros se enfrenta a él y lo elimina al romper sus inyecciones que se mezclan con la sangre del monstruo. Al público le gustó la lucha entre Blade y Frost, pero una vez el villano se convertía en un monstruo perdía el interés. Decidieron cortar esta escena y rodarla de nuevo manteniendo a Frost con forma humana en todo momento.


3. Segundo final alternativo. Una vez Blade y Karen salen del templo se encuentran con un vampiro en la azotea de un edificio. Dicho vampiro es Morbius, el villano previsto para la secuela. Como los derechos del personaje pertenecían al universo de Spider-Man y éste era propiedad de Sony, no pudo utilizarse. Stephen Norrington es quien dio vida al vampiro en la escena.


VALORACIÓN
Blade es una de las piedras angulares del género de las adaptaciones de comics y también del cine de acción del 2000. Después de ella vendrían X-Men, Spider-Man y todo lo demás, pero Blade fue la primera película basada en un cómic con éxito en mucho tiempo. Y fue además el primer bombazo de Marvel, que descubrió que tenía en su poder una fuente inagotable de personajes con éxito potencial.
La película posee ciertos tics del cine de acción moderno, como el estilo adrenatilítico de la puesta en escena con un uso del montaje de planos muy cortos, sin olvidar que se adelantó a Matrix en la ropa de cuero, el uso de música electrónica, la inclusión de artes marciales, el bullet time y los saltos entre edificios.
Norrington le imprime a la película un ritmo vertiginoso, que es todo un chute de adrenalina. Su estilo visual bebe mucho del videoclip y del mundo de la publicidad, que en su momento resultó novedoso y que el paso del tiempo no ha tratado nada mal. Se aprecia un estilo propio y personal que va más allá de la acción, como el uso de imágenes a alta velocidad (durante los créditos iniciales) o unos movimientos de cámara o encuadres muy conseguidos, que portan a la película de una cierta elegancia y dinamismo. Lástima que el tropiezo con La liga de los hombres extraordinarios (2003) hiciera naufragar la carrera de Norrington.
La introducción de Blade en la discoteca, escena inspirada en Abierto hasta el amanecer, es sensacional, todo un ejemplo de como presentar a un personaje. Choca la imagen de todos bañados en sangre y Blade impoluto con su ropa negra. Ese contraste demuestra la diferencia entre Blade y los demás vampiros.
Y si Blade empieza a lo grande, termina mejor, y es que su batalla final es uno de los mejores clímax que nos haya dado el cine de acción. Una experiencia cinética de ritmo imparable, con un sinfín de peleas, que culmina con una memorable lucha a espadas entre el héroe y el villano.
Goyer sabe como hacer atractiva esta historia de vampiros modernos y cine de superheroes. Con ideas tan acertadas como que Frost sea el padre vampiro de Blade o que éste tenga su kryptonita (la sed), una debilidad que no lo hace tan indestructible. Además muestra a los vampiros como una sociedad superior a la de los humanos, convierte el vampirismo en un virus, y elimina algunas de sus bases y da justificación a otras (por ejemplo, los crucifijos no causan efecto alguno a los vampiros, pero son alérgicos al ajo, por eso les daña), consiguiendo hacer creíble la traslación del mundo del cómic a la gran pantalla. Se nota que el guionista entiende el noveno arte, aportando a la historia detalles como el intento de Frost de convencer a Blade para que se una a él, la cura médica que Karen trata de buscar contra el vampirismo o el plan de Frost de erradicar a la raza humana convirtiendo a todos en chupasangres (que es lo que esperamos de un gran villano). Por todas esas razones Blade es la gran adaptación de cómic que es.
Wesley Snipes nació para dar vida a Blade, el personaje le sienta como anillo al dedo, y es que el actor nunca ha estado más carismático. Aunque Dorf con su Deacon Frost demuestra ser un villano a la altura del héroe y le roba parte del protagonismo.
La película no trata ser más que una espectacular historia que aúna acción y terror a partes iguales, con la clásica lucha entre el bien y el mal, pero está contada de una forma tan endiabladamente entretenida que se gana nuestras simpatías y se coloca por encima de la media de este tipo de productos. Blade es a su vez, la suma de diferentes influencias (el cine de artes marciales de Hong Kong, Jóvenes ocultos, los comics, la blaxploitation) y al mismo tiempo algo novedoso.
Lo peor de la película, además de algunos diálogos sonrojantes, son sus pésimos efectos visuales, impropios de una superproducción.
Blade es una de las mejores películas basadas en un cómic, y aún no se le han reconocido todos sus méritos. La ola de adaptaciones del noveno arte que vino después no habría sido la misma sin ella. Además puso a los vampiros otra vez de moda y les insufló vida haciéndolos de nuevo atractivos para las nuevas generaciones. La película son dos horas de acción sin límites donde es imposible aburrirse. Es en definitiva, toda una gozada con la que podemos saciar nuestra sed de sangre y acción.

CURIOSIDADES
En la escena de la fiesta del ático de Frost, algunos personajes están viendo en televisión la película Mortal Kombat (1995).
El body count de la película asciende a 88 muertos.
El verdadero nombre de Blade es Eric Brooke. Su madre le llama Eric al final de la película y el permiso de conducir de ella dice que se llama Vanessa Brooke.
Contactaron con The Prodigy para que compusiera la banda sonora de la película, pero el grupo rechazó la oferta debido a otros compromiso laborales.
La biblia vampira se conoce como "El libro de Erebus". Erebus (Érebo) es un dios de la mitología griega que personifica la oscuridad y la sombra.
Como en toda película de Marvel, originalmente Stan Lee tenía un cameo, pero fue finalmente cortado. Interpretaba a uno de los policías que llegaban al club del comienzo de la película y descubría el cuerpo quemado de Quinn.
Frost dice en un momento de la película que Blade tiene la fuerza de los vampiros y ninguna debilidad, pero realmente tiene una, la sed de sangre.
Aunque el personaje de Whistler fue creado para la película por David S. Goyer, su primera aparición fue en la serie de dibujos animados de Spiderman (1994-98). El personaje gustó tanto a Marvel que fue incorporado a su universo.
Estaba previsto que en la escena en la que Karen se despierta en la guarida de Blade tras ser rescatada por él, encontrase una jarra con un bebé vampiro dentro. El bebé estaría vivo y sería utilizado por Blade y Whistler como conejillo de indias para probar sus armas. El estudio encontró la idea perturbadora y se negó a permitirla.
En la película, Whistler sabe leer el antiguo lenguaje vampiro, pero en el guión estaba previsto que el personaje no pudiera hacerlo y Blade terminaba recurriendo a una sacerdotisa vudú para traducirlo.
Stephen Norrington tiene un cameo en la película, es el vampiro que muerde a una chica en el cuello durante la persecución en coche de Blade al policía Krieger.
Es una película de un personaje de Marvel, producida por New Line Cinema, la cual es una propiedad de Warner Bros., dueña a su vez de DC Comics.
En la escena en la que Karen conoce a Whistler, Blade porta un mapa de Nueva Orleans. Es un homenaje a los comics, ya que muchas de las historias de Blade ocurren en esa ciudad.
En la escena en la que Blade es perseguido por un túnel y pasa un metro, todos los pasajeros son recortes de cartón con el nombre de los encargados de efectos especiales escritos en ellos.
En la escena en la que Frost mata a Krieger, se puede ver un vampiro de juguete. Este muñeco era parte de una línea de la serie de animación Spiderman (1994-98) llamada "guerra de vampiros", la cual incluía una figura de Blade. El juguete es un Spider-Man transformado en un vampiro.
Wesley Snipes sacó los tatuajes de Blade del luchador Kimo de la UFC.
Antes del estreno de la película, uno de los extras de la escena del club de sangre demandó a New Line porque afirmaba que tenía una enfermedad en el piel tras rodar la escena.
La frase que suelta Blade a unos policías cuando le disparan en el hospital, "¡Seréis capullos! ¿Habéis perdido el juicio?" (en la versión original "Motherfuckers, are y’all out of your minds?") fue improvisada por Snipes. Stephen Norrington no la entendía y quería eliminarla, pero el actor le convenció para mantenerla.
Requirió cerca de seis horas maquillar a Donal Logue para la escena en la que está totalmente quemado.
Se desarrolló una precuela (con idea de convertirse en una trilogía) centrada en el personaje de Deacon Frost, con un presupuesto situado en torno a los 20-30 millones de dólares y con Stephen Norrington tras las cámaras. La idea era situarla en Nueva York y que fuera una película de gangsters vampiros. Problemas por los derechos del personaje entre New Line y Marvel hizo naufragar el proyecto.
Stephen Norrington realizó personalmente los storyboards de la película.

Labels: ,

13 Comments:

Blogger Éowyn said...

La vi hace muchos años y fíjate que a penas la recuerdo.
Saludos!

April 01, 2019 11:12 AM  
Blogger Marco said...

Buena adaptacion del comic aunque se parezcan poco ya que lo dices(no tengo ni idea de como es el comic)xo es una gran pelicula de accion,la segunda parte tambien tuvo exito y esta muy bien,no asi la tercera que ni la recuerdo.Todo lo que vino despues en el mundo del comic en cine,es historia,ya que como dices esta si fue un exito,no asi muuchas anteriores Marvel.Gran reseña

April 01, 2019 12:25 PM  
Blogger Rodi said...

Éowyn: Pues si vuelves a verla seguro que no la olvidas. Yo la he visto un montón de veces y siempre se disfruta. Gracias por comentar.

Marco: ¡Muchas gracias! Es una buena adaptación que supo como actualizar unos personajes no del todo populares a los tiempos modernos. La segunda parte me encanta, Del Toro hizo un gran trabajo. Y la tercera es fallida, debería mostrar un apocalipsis vampiro con Dracula a la cabeza y cae en el ridículo por momentos. Las adaptaciones de comics le deben mucho a "Blade".

Saludos.

April 01, 2019 1:54 PM  
Blogger Doctora said...

A mi padre le gusta mucho el cine de acción y de artes marciales, así que en mi casa siempre hemos sido muy de Wesley Snipes. Pasajero 57, Asalto al tren del dinero, Salto al peligro... las habré visto 50 veces. Curiosamente Blade nunca le gustó a mi padre, porque le dan mal rollo los vampiros y tal, pero yo creo que es una peli estupenda, y con diferencia la que mejor ha envejecido de todas las de superhéroes de aquellos años.

No sé por qué en mi cabeza la trilogía entera fue dirigida por Guillermo del Toro. No me sonaba de nada el tal Norrington, hasta que has dicho que también dirigió La liga de los hombres extraordinarios. Sigo sin conocerle, pero sí recuerdo unas palabras que le dedicó Sean Connery en las que más o menos le deseaba la muerte. Se ve que aquel rodaje no fue tan amistoso como el de Blade.

También recuerdo a Santiago Segura quejándose de la actitud de Wesley Snipes cuando rodaron la segunda parte. Segura decía que le trató fatal y en alguna escena se le escapó alguna ostia de verdad. Luego Snipes se enteró de que Segura era una estrella en España y le preguntó por qué no se lo había dicho antes.

Sea como sea, viendo la primera parte te das cuenta de que es uno de esos casos en los que todas las piezas cuadran. El reparto está muy bien escogido y la trama y las escenas de acción molan bastante. No es una peli redonda, porque como comentas tiene fallos en los efectos y en los diálogos, pero creo que seguramente es la mejor peli que se podía hacer de Blade en aquel momento. Y por una vez mejoró al personaje de los comics.

Además también acertaron con los cambios, porque Frost convertido en un monstruo como que no. Y lo del bebé vampiro es espeluznante.

Como de costumbre me ha gustado mucho leer el post, me encanta conocer estos detalles y anécdotas.

Besos :)

April 02, 2019 2:40 AM  
Blogger Rodi said...

Mi padre también es fan del cine de acción y hemos visto juntos infinidad de película de este género, y Snipes no faltaba a la cita.

Creo que en el rodaje de "La liga de los hombres extraordinarios" saltaron chispas sí.

También recuerdo esas declaraciones de Santiago Segura sobre Snipes y como le trató durante el rodaje de "Blade 2".

La película funciona como un tiro, tiene un estilo visual muy potente y unas escenas de acción geniales. Me encanta.

¡Muchas gracias por comentar Doctora!

Saludos.

April 02, 2019 3:05 PM  
Anonymous Ramón said...

Aún recuerdo el día que fui al cine siendo un adolescente que recién empezaba en el instituto. Mi grupo de amigos y yo lo flipamos desde la primera secuencia en el club de vampiros, así como con cada secuencia de acción donde Snipes demostraba su envidiables habilidades. Y cuando salió en video fuimos a alquilarla al videoclub para verla hasta gastar la cinta.
Estando ahora invadidos por adaptaciones de cómic y viendo la importancia que tienen dentro de la industria, creo que el valor de "Blade" es mayor si cabe. Se realizó cuando las adaptaciones de MARVEL parecían imposibles, y fue la que abrió en parte la veda. Además de eso, hay que reivindicarla como la primera producción basada en un cómic cuyo protagonista es afroamericano, adelantándose a la muy celebrada "Black Panther".

Como siempre, has escrito un gran reportaje Rodi. Enhorabuena!

Saludos!

April 04, 2019 4:23 PM  
Blogger Rodi said...

¡Muchas gracias Ramón! Yo también flipé la primera vez que vi "Blade", y me sigue gustando a día de hoy. Me parece que el tiempo la ha tratado muy bien, y las escenas de acciones siguen funcionando de lujo. La escena inicial en el club con el tema de "New Order" sonando es memorable.

Tienes razón en que hay que reivindicarla por ser la primera adaptación de cómic en ser protagonizada por un afroamericano, nunca se le han reconocido todos los méritos a esta película. Personalmente me gusta más que "Black Panther".

Gracias por comentar.

Saludos.

April 06, 2019 1:13 AM  
Blogger rodentcrist said...

Honor a quien honor merece, recuerdo muy bien que me enteré que se estaba filmando Blade por unos pequeños segmentos que ponían en un canal de tv de paga, Cinemax si no mal recuerdo, donde aparecía snipes hablando del personaje y se veían unos tomas detrás de cámaras, en verdad me emociono, aunque pensé que terminaría siendo una producción de serie b ya que no era muy conocido el personaje, pese a sus defectos tiene grandes aciertos, la escena de la pelea en la disco que sirve de presentacion al personaje es brutal junto con el tema "confusion" de new order que suena de fondo, quien pensaría que Blade sería quien abriría las puertas al cine de superhéroes que sigue hoy día vigente, saludos

April 10, 2019 6:39 PM  
Blogger Rodi said...

La secuencia de la disco es una gozada y la mejor presentación posible que podría tener el personaje de Blade. Lo bueno es que después de ella la película no desfallece y el final es apoteósico. "Blade" fue la primera piedra de ese universo superheroico que llena las pantallas de cine hoy día, no fue un mal comienzo.

Gracias por comentar rodentcrist.

Saludos.

April 11, 2019 3:09 PM  
Blogger Doc Gonzo said...

Excelente análisis, como siempre!
En su momento me pareció una muy buena pelicula, sobre todo teniendo en cuenta el desastre que eran las peliculas de superheroes contemporaneas. Y Marvel en ese momento no era lo que es hoy, sus producciones cinematograficas daban más pena que otra cosa. Asi que Blade resultó una muy agradable sorpresa.
Saludos desde Argentina!

April 16, 2019 7:04 AM  
Blogger Rodi said...

¡Muchas gracias Doc Gonzo! Se puede decir que "Blade" fue una adelantada a su tiempo y abrió la veda de lo que estaba por venir. Cuando se estrenó no sabía lo que me iba a encontrar y desde la primera escena me enganchó, no recordaba ver una película con un estilo visual y escenas de acción como ésta. Fue una gozada y a día de hoy la sigo disfrutando.

Gracias por comentar.

Saludos.

April 18, 2019 9:32 AM  
Anonymous Zombie said...

Me ha encantado tu análisis! A pesar de que la vi cuando era pequeño, mil gracias por esta CURRADA de artículo!

May 19, 2019 9:05 AM  
Blogger Rodi said...

Mil gracias a ti! Me alegra que te haya gustado.

Saludos.

May 21, 2019 12:20 PM  

Post a Comment

<< Home