Saturday, September 01, 2018

Depredador 2

"Bienvenido a la guerra."

Este artículo contiene spoilers, no leer si no se quiere conocer partes esenciales de la trama de la película.

En 1997, en la ciudad de Los Angeles, alguien está asesinando a los criminales más peligrosos. Un grupo de policías trata de descubrir al culpable, el cual resulta ser un extraterrestre en plena temporada de caza.

LA CAZA CONTINÚA
Tras el éxito de Depredador (1987) estaba claro que pronto llegaría su secuela. El primer paso para la realización de Depredador 2 (Predator 2, 1990) fue la contratación de Jim y John Thomas, artífices del guión de la película original. Los hermanos presentaron a la Fox varias ideas para continuar la saga. "Una era una fantasía que siempre tuve sobre poner a la criatura en una selva urbana," declaraba Jim Thomas. "Y resultó que esa fue la idea que gustó a la Fox." Para poder traer de vuelta a Arnold Schwarzenegger, protagonista de la primera parte, el plan de los guionistas era arrancar la historia justo donde terminaba aquella. Tras la explosión del Depredador en la selva, aparecería un nuevo Depredador que encontraría los restos del primero, incluido el ordenador de su brazo, gracias al cual descubría todo lo ocurrido en la primera parte y fijaría a Dutch como su objetivo. En la secuela Dutch sería el líder de un equipo federal que se encargaría de las apariciones de los Depredadores por todo el mundo.
La idea original era situar al Depredador en Nueva York, viviendo en Central Park, pero durante el proceso de producción se cambió al Downtown de Los Angeles, un hábitat más apropiado para un ser que busca lugares cálidos.
Gracias a su excelente trabajo en Depredador (1987) le ofrecieron a John McTiernan dirigir la segunda parte, pero el director ya se había comprometido a realizar La caza del Octubre Rojo (1990) y dejó la silla de director vacante. Aunque según Schwarzenegger, tras el bombazo que supuso Jungla de cristal (1988), el salario del director subió hasta los dos millones y los ejecutivos del estudio querían mantener el mismo presupuesto de la primera parte, lo que descartaba a McTiernan.
Mientras Stephen Hopkins rodaba Pesadilla en Elm Street 5 (1989), recibió una llamada de Joel Silver, productor de Depredador, quien le confesó que le había gustado Juego peligroso (1987), su ópera prima como director, y pensó que era el hombre adecuado para hacerse cargo de Depredador 2. Hopkins se reunió con Michael Levy, presidente de Silver Pictures, quien le ofreció oficialmente rodar la secuela y aunque el director estaba dudando entre dirigir Agente juvenil (1991) o Decisión crítica (1996), se decantó por Depredador 2. Hopkins comenzó la pre-producción de la película en agosto de 1989. Y cuando se unió al proyecto el guión aún no había sido escrito, por lo que pudo aportar sus propias ideas al proyecto desde el comienzo. "Añadí el tiroteo inicial en la calle y la escena del metro," admitía el director. También fue idea suya introducir la calavera de un Alien entre los trofeos del Depredador, "principalmente porque Stan Winston estaba repitiendo las tareas de maquillaje y Fox era la propietaria de ambas películas". Y una de las primeras decisiones que tomaron el director, guionistas y productores es que este Depredador sería nuevo y más joven que el visto en la primera parte (al cual se le conoce también como el City Hunter).
Tras unas primeras reuniones entre los guionistas, Hopkins y Silver, el primer borrador estuvo listo en tres semanas. Ahora tocaba juntar al reparto.
Silver quería que Schwarzenegger repitiese como Dutch en la secuela y Hopkins llegó a reunirse varias veces con el actor. El primer problema para conseguir su participación era el conflicto de calendarios con el rodaje de Poli de guardearia (1990) y el segundo la disputa por el sueldo del actor. Schwarzenegger confesaría años después que el mayor problema era que no creía en el proyecto. El austriaco le dijo a Silver que, "la película sería un fracaso. No sólo el director no era el indicado, sino que el guión era malo. La historia de desarrolla en Los Angeles y le dije: 'Nadie quiere ver a los depredadores corriendo por el centro de Los Angeles. Ya tenemos bastantes depredadores. Las guerra entre pandillas matan personas continuamente. No necesitas extraterrestres para hacer que la ciudad parezca peligrosa'. Me dije que si no pagaban para contratar a un buen director y para tener un buen guión no lograrían contratarme a mí." Algo que Silver no aceptó y Schwarzenegger no quiso hacer la película.
Esa decisión cambio el rumbo de la producción, y el guión tuvo que ser reescrito. La película encontró una fuente de inspiración en el mundo del cómic. Y es que Depredador conoció una exitosa carrera en el noveno arte, tras el estreno de la primera parte. El primer cómic del personaje se publicó en junio de 1989 y fue poco después de salir a la luz el primer número de la serie "Predator: Concrete Jungle", obra de Mark Verheiden (guión) y Chris Warner y Ron Randall (dibujos), cuando Silver se puso en contacto con Verheiden, ya que le había gustado el cómic y quería utilizar la historia para la segunda parte. Se tomaron para Depredador 2 conceptos del cómic como situar la historia en un futuro cercano, en una ciudad que sufre una ola de calor y llena de violencia (Nueva York en lugar de Los Angeles), la inclusión de varios Depredadores, el ataque en el metro, que los protagonistas son policías, la aparición de la nave de los Depredadores en la ciudad, y el ataque de un Depredador a las bandas de la ciudad, que a su vez se enfrenan entre ellas. Chris Warner confirmaba la influencia del cómic en la película, "cuando Dark Horse creó la primera serie de comics de Depredador, los planes para una secuela de Depredador se habían estancado, desde que Arnold Schwarzenegger había rechazado estar en ella. La serie mostraba como se podían utilizar otros personajes principales. Probablemente sea la primera vez que una serie de comics realmente tuvo un efecto en la franquicia cinematográfica que la inspiró."
Con la salida de Schwarzenegger, se creo un nuevo protagonista y éste sería un policía, el Teniente Mike Harrigan. Y para darle vida, la primera elección de los productores fue Steven Seagal, algo a lo que Hopkins se opuso. También se consideró a Patrick Swayze para el papel, pero no pudo aceptarlo debido a una lesión en la rodilla durante el rodaje de De profesión: Duro (1989). Por su parte, la lista del director la encabezaba Danny Golver, en alza por aquel entonces gracias a las dos primeras entregas de Arma letal. "Con su 1,93 metros de estatura y sus 100 kilos de sólido músculo, pensé que la gente creería que alguien de su tamaño podría luchar contra un adversario alienígena, y ganar," declaraba el director. Para interpretar a Harrigan, el actor perdió 10 kilos, se sometió a un duro entrenamiento y entre otras actividades, corría todas las mañanas 15 kilómetros. "Me convertí en un auténtica máquina de guerra," admitía Glover.
Con los cambios en el guión, el personaje de Dutch se reconvirtió en el agente de la CIA Keyes. La primera elección de Stephen Hopkins para el papel fue John Lithgow, pero Silver prefirió a Gary Busey y el actor fue contratado. Aunque Hopkins no veía a Busey en el papel, más tarde reconoció que el actor hizo un buen trabajo y se convirtieron en amigos.
El director escogió a Bill Paxton para el papel del policía Jerry Lambert, "porque es un gran fan de Aliens," reconocía el actor.
El papel de la policía Leona Cantrell fue a parar a Maria Conchita Alonso. La actriz fue una elección de Silver, ya que quería tener un reparto étnico, al rodar en Los Angeles, una ciudad con una gran población hispana.
Kevin Peter Hall repitió dando vida al Depredador, el rodaje de la primera parte fue tan duro que el actor reconoció que, "cuando oí por primera vez que estaban planeando una secuela pensé, 'Oh no'. Pero entonces me enviaron el guión y era una historia genial que me enganchó." Para meterse en el papel, Hall estudió danzas tribales africanas, con idea también darle una personalidad al alien.
Kevin McCord (famoso por interpretar a un policía en la serie Área 12) se hizo con el papel del Capitán B. Pilgrim, gracias a su hija, quien trabajaba para Michael Levy. Como estaban teniendo problemas para encontrar a un actor para el papel, su hija dio su nombre y todos quedaron encantados con su propuesta, siendo el actor contratado.
Elpidia Carrillo, que interpretó a Anna en Depredador, fue contratada para repetir el mismo papel en una escena donde narraba los acontecimientos ocurridos en la primera parte, pero finalmente su escena fue cortada del montaje final. Se la puede ver brevemente en una de las pantallas del cuartel general de Keyes.
Y en otros papeles podemos encontrar a Rubén Blades (como el detective Danny Archuleta), Robert Davi (en el papel del subcomisario Phil Heinemann), Adam Baldwin (en la piel del agente de la CIA Garber), Morton Downey Jr. (como el reportero Tony Pope) y Calvin Lockhart (interpretando a King Willie, líder de la banda jamaicana).

RODAJE
Con un presupuesto de 35 millones de dólares, el rodaje se inició el 20 de febrero de 1990 y finalizó el 8 de junio del mismo año. La película se rodó en diferentes localizaciones de Los Angeles y las escenas de interior se rodaron en los "20th Century Fox Studios".
Para dar vida al Los Angeles futurista de la película, Hopkins quería que la ciudad fuera, "calurosa, polvorienta, carente de glamour y con colores apagados." Para ello Peter Levy (RicochetBroken arrow), el director de fotografía, utilizó filtros amarillos y marrones, y sobreexpuso la película un poco.
Y la auténtica ciudad de Los Angeles resultó no distar mucho de la infernal mostrada en la película. Por ejemplo, el equipo tuvo problemas de todo tipo para rodar la escena del callejón, el cual se encontraba en un vecindario de lo más peligroso. Los residentes enfadados por los ruidos de la producción lanzaron al equipo botellas llenas de orina y bolsas de papel con heces desde las ventanas. Además el callejón estaba lleno de ratas enormes y basura (que utilizaron para la película), y encontraron entre los desperdicios un cadáver oculto.
Hopkins tuvo que enfrentarse a los contratiempos prácticamente sólo, sin la ayuda de Joel Silver, ya que los problemas del incremento presupuestario de La jungla 2: Alerta roja (1990) provocaron conflictos entre Silver y la Fox, por lo que el productor apenas estuvo presente durante el rodaje de la película. "No supervisó Depredador 2 tanto como me hubiera gustado. Apenas nos vimos en verdad," confesaba Hopkins.
Uno de los puntos fuertes de la película son sus escenas de acción, pero con la perspectiva del tiempo, Hopkins se arrepintió de haberlas incluido todas. "Debería haber cortado la mayoría de la acción," declaraba Hopkins. "Lo que no vi en aquel momento fue lo importante que eran las escenas en las que el equipo de Glover se da cuenta exactamente de lo que está sucediendo, que son las presas, no los cazadores. Sin esos momentos, grandes agujeros aparecieron en la trama y realmente me fastidia en retrospectiva."
Las secuencias de riesgo más peligrosas del Depredador las realizaron especialistas, y no Kevin Peter Hall. La única escena de riesgo que realmente hizo el actor fue aquella en la que el alien se queda colgando de un edificio, ya que ningún extra podría dar el pego por Hall, dadas las grandes dimensiones del actor.
La escena del matadero requirió de cuatro días para filmarse y fue extremadamente difícil según Hopkins debido a la cantidad de agua usada y a la luz. Además fueron necesarios respiradores por causa de los desechos y productos químicos con los que se llenó el set.
Tampoco fue fácil rodar el tiroteo inicial de la película en las calles de Los Angeles, se requirió de tres días para rodar todos los exteriores. Los interiores se filmaron en los "20th Century Fox Studios".
El director realizó storyboards de toda la película (sobre 400), dada la complejidad de los efectos visuales. Estos ocuparon gran parte del rodaje. "Terminamos rodando durante 90 días, 30 de los cuales fueron puramente dedicados a los efectos," declaraba Hopkins. Lo que da una dimensión de los mismos.
Stan Winston volvió a ser el responsable de los efectos especiales y es que no quería dejar en manos de otro su creación. "Estaba muy orgulloso del diseño original del Depredador," declaraba Winston. En esta ocasión pudieron, "añadir unos pocos trucos que no tuvimos tiempo para hacer en la primera película." Y es que para diferenciar a este Depredador del de la primera parte, Stan Winston, Stephen Hopkins y Lawrence G. Paull, le dieron todo tipo de armas y gadgets, como la lanza retráctil, el disco volador o la red.
Para dar vida al Depredador, se crearon dos trajes de cuerpo entero que vistió Hall, uno con una cabeza articulada y otro con una estática. Además se construyó una cabeza animatrónica para los primeros planos (principalmente en los que habla el alien), que era capaz de un mayor número de expresiones que la que tenía el cuerpo.
Y conseguir el efecto de invisibilidad del Depredador no era tarea fácil. "Cada vez que el alien tenía que ser invisible significaba que teníamos que rodar cinco partes separadas de película en cinco situaciones diferentes," explicaba Hopkins.
En su primer montaje la película fue calificada "NC-17" por la MPAA (fue la primera película en conseguir dicha calificación, que acababa de ser instaurada). La película tuvo que ser reeditada más de veinte veces, principalmente cortando los planos de cuerpos mutilados y decapitaciones por parte del Depredador, para conseguir la calificación "R" deseada.
Depredador 2 se estrenó en tres diferentes versiones en los Estados Unidos. Esto fue debido a que estaba previsto que se estrenase a principios de 1991, pero la Fox decidió adelantar la fecha de estreno a noviembre del año anterior, y eso provocó que Hopkins no pudo editar a tiempo la película. El primer montaje que hizo, del cual se realizaron 500 copias, fue inmediatamente estrenado en salas de cine. El director siguió trabajando en la película y añadió varios efectos ópticos, de esa versión se hicieron otras 500 copias, que fueron a parar a los cines, y volvió a ocurrir una tercera vez. La Fox llegó a cerrar un laboratorio de procesamiento entero sólo para la película y así tenerla lista a tiempo. "Teniendo tiempo la habría editado de forma totalmente diferente en retrospectiva," admitía Hopkins.
La première de la película tuvo lugar en Westwood (California) el 19 de noviembre de 1990 y su estreno masivo en salas fue sólo 2 días después. La recaudación de la película en los Estados Unidos fue de 30.669.413 de dólares y en el resto del mundo hizo otros 26.450.905 de dólares más. Con una taquilla final de 57.120.318 de dólares se convirtió en uno de los fracasos del año. En parte, Hopkins creía que fue debido a una mala programación del estreno, muy cercano a las navidades. "Fox la estrenó en el momento equivocado," declaraba el director. "Era demasiado violentamente oscura para competir contra otras 30 películas navideñas." 

ESCENAS ELIMINADAS
Además de las dosis de violencia, se eliminaron varias escenas del montaje original. Son las siguientes:
1. Se omitió toda la subtrama del embarazo de Leona. Por ejemplo, en la escena del bar con Harrigan y sus hombres, aparecía el novio de Leona, pero se cortaron todos sus planos.
2. El momento en el que el Depredador escala el Edificio Eastern Columbia inicialmente iba antes en la película y la calavera que porta el alien era la de Archuleta, y no la de Jerry Lambert.
3. Se incluían más partes del programa "Hard Core" a lo largo de la película.
4. Se mostraba el entierro de Archuleta, con la presencia de varios policías. Pope aparece y se enfrenta a Harrigan por una entrevista, pero el capitán Pilgrim lo hecha del lugar. Después Harrigan golpea a propósito la furgoneta de Pope con su coche.
5. Una escena en la que el Depredador visita la tienda de taxidermia que Harrigan observa en un momento de la película. El alien en modo invisible mira diversos trofeos disecados.
6. Cuando Harrigan llegaba a la masacre del metro, Heinemann le pedía que le ayudara a lidiar con la prensa, quien está furiosa por la incapacidad de la policía por atrapar al asesino. Harrigan se niega y deja a Heinemann solo con la prensa.
7. La persecución de Harrigan en su coche al Depredador por la ciudad, originalmente era más larga con más metraje del alien saltando por los tejados y con el policía disparándole.

VALORACIÓN
Depredador 2 es una gran aventura urbana, un subgénero que se le da bien a Hopkins, como lo demuestran otras de sus producciones como Los jueces de la noche (1993) y Blown away: Volar por los aires (1994). Y es que la idea de un Depredador suelto en la selva urbana es muy atractiva.
La película muestra una versión deformada de un Los Angeles al borde del limite, reflejo de la situación que atravesaba la ciudad a principios de los 90, una bomba de relojería a punto de estallar. Y por eso es un acierto en colocar a un ser que mata a personas violentas y armadas en una ciudad plagada de gente así.
Hopkins se encuentra cómodo con las escenas de acción, y las dota de un gran sentido de la diversión, como la masacre a los jamaicanos tras el rito vudú (con el genial despliegue de gadgets del Depredador), la decapitación de King Willie en el callejón, la muerte de Keyes, el tiroteo inicial en las calles de Los Angeles o toda la batalla final entre Harrigan y el Depredador. Y el director tiene varios aciertos, como ese plano que abre la película y que nos muestra lo que parece una selva, para descubrir a continuación que estamos en la ciudad de Los Angeles (toda una jungla de asfalto). O ese otro de Glover mirando un escaparate con animales disecados que lo sitúan como una presa de caza más. Y le regala a los fans un par de momentos para el recuerdo, la aparición de varios Depredadores en el interior de la nave y el cameo de la cabeza del Alien.
Pero la película sale perdiendo cuando la comparamos con la excelente primera entrega. Uno de los principales problemas de Depredador 2 es que carece de un protagonista carismático, al contrario de lo que sucedía en la primera parte. Glover no le llega a la suela de los zapatos a Schwarzenegger, aunque el actor poco podía hacer con su tópico personaje.
Con la ausencia de Schwarzenegger, el Depredador se convirtió en el verdadero protagonista de la película y la verdad es que roba todas las escenas en las que aparece, siendo el principal interés de Depredador 2. Pero es un error convertirlo en una especie de héroe, un justiciero de la ciudad encargado de eliminar a todos los criminales. Aunque esa idea conlleva un cierto tono irreverente, realmente el Depredador es un asesino y no se le debería mostrar como lo que no es. Y eso es algo que no sucedía en la primera parte, donde era el villano. Aquí terminamos aplaudiendo cada una de sus apariciones y a veces por las razones erróneas. Y se refuerza al presentarlo como un ser con un código de honor. No mata a Leona por estar embarazada, ni tampoco al niño del cementerio porque que porta una pistola de juguete. Y cuando Harrigan mata al Depredador, los demás no acaban con él, le dejan escapar porque ha sido mejor guerrero que su compañero e incluso le regalan una pistola.
El guión carece de originalidad y repite paso por paso lo acontecido en la película dirigida por McTiernan, incluso el cara a cara final de media hora entre el protagonista y el alien. Es cierto que tratan de darle su propio estilo a la película, contando una historia totalmente nueva y cambiando el escenario (e incluso situándolo en el futuro para distanciarse todavía más de la primera parte), pero no es suficiente.
La película no tendría que perder el tiempo presentando al Depredador porque ya lo conocemos, pero sorprendentemente no se nos muestra hasta la mitad del metraje, algo que aunque crea tensión, realmente no es necesario.
Y se nota una cierta falta de garra en la puesta en escena de Hopkins, como lo evidencia esa escena en la que Garber no sabe como reaccionar ante la emboscada del Depredador a los hombres en el matadero, que recuerda a un momento similar de Aliens, donde Gorman tenía la misma reacción ante un ataque de los xenomorfos. Las comparaciones son odiosas y donde Cameron mantenía el suspense de una forma encomiable, Hopkins se limita a filmar con el piloto automático la escena sin darle personalidad alguna.
Además la película cae en muchos momentos en describir personajes y situaciones con brocha gorda, como la presentación de los pandilleros en el metro y el posterior momento con toda la gente desenfundando sus armas. Así como el insoportable Tony Pope en cada una de sus intervenciones.
Aún con todo eso, Depredador 2 es un film entretenidísimo, con un gran ritmo. Su media hora final es imparable, yendo de una escena de acción a otra, con un excelente enfrentamiento entre Harrigan y el Depredador, que es lo mejor de la película. Puede que no fuera la gran secuela que muchos esperábamos, pero sí es un film divertido y disfrutable a rabiar. Mostraba el sinfín de posibilidades que tenía la saga y abría la veda para nuevas aventuras del extraterrestre cazador.

CURIOSIDADES
La acción de la película tiene lugar en 1997, 10 años después de los acontecimientos de la primera parte.
Henry Kingi, quien interpreta a Scorpio, tenía un papel en Depredador (1987) como uno de los guerrilleros del campamento que asaltan Dutch y sus hombres.
Elpidia Carrillo y Kevin Peter Hall son los únicos actores de Depredador (1987) que repiten en la secuela.
A Stephen Hopkins le ofrecieron dirigir Alien³ (1992).
La escena del metro se rodó en los estudio de la Fox, salvo los planos de los metros moviéndose que fueron filmados en Oakland (California), con auténticos trenes en movimiento.
Los sonidos del Depredador consisten en sonidos de animales pre-grabados como gatos, tigres, leones, osos y otros animales.
La lanza del Depredador fue robada una vez terminó la producción.
Como contaba antes, originalmente la historia se situaba en Nueva York. La escena en la que el Depredador es alacanzado por un rayo estaba previsto que ocurriera en lo alto del Edificio Chrysler.
Las bandas jamaicanas de la película que practican vudú, se basan en auténticas bandas que existieron en New York y Kansas City a mediados de los 80.
Primera película que Gary Busey rodó tras el grave accidente de moto que sufrió.
Fue nominada a los premios Saturn en las categorías de mejor película de ciencia ficción, mejor maquillaje (Stan Winston y Scott H. Eddo) y mejores efectos especiales (Stan Winston y Joel Hynek).
Hasta la fecha, Keyes es el único personaje de la saga que utiliza la palabra "depredador" para referirse al alien protagonista.
Mientras Rubén Blades daba una entrevista en directo en el programa Good Morning America, apareció de pronto Stephen Hopkins y le ordenó que volviera al trabajo alzando la voz, llegando a quitarle el auricular del oído. El incidente fue tan embarazoso que unos días después actor y director concedieron otra entrevista para disculpare.
La sangre verde fosforito del Depredador se consiguió mediante la mezcla del líquido de palitos luminosos y lubricante "KY jelly".
Gracias a esta película, Bill Paxton se convirtió en el primer actor atacado por un terminator [Terminator (1984)], un Alien [Aliens (1986)] y un Depredador [Depredador 2 (1990)]. Lance Henriksen fue el segundo, en Terminator (1984), Aliens (1986) y Alien vs. Predator (2004). Aunque contraria a la creencia popular, ninguno fue asesinado en los tres casos, por ejemplo, Paxton en Terminator sólo es empujado de forma violenta por el T-800 y Henriksen es herido gravemente por la reina alien en Aliens.
Los sensores y equipo que utiliza Keyes y sus hombres para monitorear el matadero eran principalmente equipos de producción de cine y televisión.
Para la escena del callejón en la que un Depredador invisible camina por el agua, se utilizó viento y ventiladores de agua para crear el efecto.
El líder de los jamaicanos King Willie practica el vudú, pero el vudú no se practica en Jamaica, sino en Haití.
En la pistola antigua que uno de los Depredadores da a Harrigan al final de la película, tiene grabada la inscripción "Raphael Adolini 1715". Esto corresponde a una idea de Jim y John Thomas para una secuela situando la historia en una época en la que no existieran las armas modernas para luchar contra los Depredadores. En el cómic posterior "Predator: 1718", se contaba la historia Adolini, un pirata que se enfrentó a un Depredador.
La canción "The Predator" de Ice Cube utiliza un sampling del diálogo de Danny Glover con los traficantes jamaicanos. Y la canción "The Final Solution: Slavery's Back in Effect" de Sister Souljah hace lo mismo con el diálogo de la primera escena de la película.
El águila metálica sobre la que el Depredador se coloca en un momento de la película, es una replica de las águilas del Edificio Chrysler de Nueva York. En la película el edificio utilizado es el Edificio Eastern Columbia, el cual carece de dichas gárgolas.
Cuando quedó claro que Schwarzenegger no regresaría para la segunda parte, Jim y John Thomas barajaron varias ideas sin el personaje de Dutch, una de ellas era situar al Depredador en medio de la "Batalla de las Ardenas" en plena segunda guerra mundial.
Jake Busey visitó a su padre Gary Busey durante el rodaje. Jake terminaría trabajando en The Predator (2018).

Labels: ,

6 Comments:

Blogger Edu Wallace said...

Nunca me acabó de cuajar esta segunda parte. Hace mucho que la vi pero la recuerdo con un exceso de "humor" que me chirriaba. Aún recuerdo al depredador con la cabeza cortada del rastafari aún gritando. Hilarante pero divertido.

El final me pareció muy bueno aunque creo que te falta una escena eliminada. Te pongo el enlace aquí:

https://www.youtube.com/watch?v=pvaHZwC-qSc

Un placer leerte Rodi y hasta la próxima!

September 09, 2018 2:49 AM  
Blogger Rodi said...

Hola Edu! Realmente creo que la peli no tiene mucho humor, igual sí puede tener cierto humor negro, pero no está fuera de lugar. Es una pura película de acción de los 90, bastante bestia y violenta. Aunque si la comparamos con la primera parte sale perdiendo, el resultado es bastante entretenido.

Ese "final alternativo" lo conozco, y es bastante hilarante ;)

Gracias por comentar!

Saludos.

September 09, 2018 9:24 AM  
Blogger MARCO said...

No se puede comparar a la primera parte aunque esta,es muy disfrutable tb.Comparar tb a Glover con Chuache en carisma seria absurdo.glover cae bien x la saga Arma letal xo chuache es chuache,es el carisma en persona en todo lo que haga.Buena reseña para variar Rodi.Saludos

September 11, 2018 11:29 AM  
Blogger Rodi said...

¡Muchas gracias por comentar MARCO! Sí, aunque sea un buen actor, Glover sale perdiendo por goleada frente a Schwarzenegger en carisma, ahí lo tenía difícil. Pese a ser inferior a la película de McTiernan, "Depredador 2" me parece entretenidísima, de hecho, he perdido la cuenta de cuantas veces la he visto.

Saludos.

September 11, 2018 3:06 PM  
Blogger douglas said...

Nuevamente por aquí, buen Rodi, luego de varios meses sin visitar tu página. Efectivamente, Predator 2 fue una película poco valorada. Sin embargo, eso no quita que sea una película decente dentro del universo Predator.
Saludos,
Douglas
Lima, Perú

September 15, 2018 10:49 AM  
Blogger Rodi said...

Bienvenido de nuevo douglas. Creo que "Depredador 2" siempre ha sido infravalorada, no está a la altura de la original, pero me parece superentretenida y con una gran atmósfera. A reivindicar.

Saludos.

September 16, 2018 8:21 AM  

Post a Comment

<< Home