Thursday, April 02, 2009

Darkman

"Ahora soy todos y ninguno. Estoy en todas partes y en ninguna. Llamadme... Darkman".

Este artículo contiene spoilers. No leer si no se desean conocer partes esenciales de la trama de la película.

Peyton Westlake es un científico que estudia la creación de piel humana sintética. Una noche es víctima de un brutal atentado por parte de unos gangsters quedando totalmente desfigurado. Usando sus conocimientos en piel sintética, llevará a cabo su venganza eliminando a los gangsters uno a uno.

Darkman (1990) puede entenderse como un intento de su director, Sam Raimi, por realizar una película de clara inspiración cómic, pero sin partir de un cómic original. Raimi durante varios años quiso hacerse con los derechos del personaje pulp "La sombra", pero no tuvo éxito en su empresa (en 1994 Russell Mulcahy realizaría la adaptación al cine del personaje en la decepcionante La sombra). Harto de no poder filmar una película sobre un personaje de cómic, decidió inventarse uno y realizar una película que pareciese un cómic, desde su estilo hasta la caracterización de su personaje principal. Escribió un estupendo guión con la ayuda de los guionistas Chuck Pfarrer (Blanco humano), Daniel y Joshua Goldin (Caerse del guindo) y su hermano Ivan Raimi (Spider-Man 3). Curiosamente años después realizaría el camino inverso, de cómic a cine, con la saga de Spider-Man.

La película se convierte en un cómic viviente gracias a sus continuos guiños al noveno arte, que empiezan con su personaje principal, que con su iconografía y habilidades especiales (poder convertirse en cualquier persona) parece sacado de un cómic auténtico, al igual que Durant y su costumbre de apuntar los dedos de sus víctimas con su cortapuros; pasando por la frenética puesta en escena de Sam Raimi llena de detalles cómic (como ese momento en que de Darkman colgado de un helicóptero, se estrella contra un edificio donde varios hombres uniformados mantienen una reunión, suelta un "Disculpen" y después vuelve a salir disparado por la ventana) y terminando con sus excelentes escenas de acción, siempre originales, que culminan con las espectaculares muertes de cada uno de los villanos; Guzman asesinado por Smiley al confundirlo con Peyton porque éste le ha puesto una máscara de su cara (escena, por cierto, plagiada en Misión imposible 2), Smiley volando por los aires engañado por un holograma o la mejor de todas, la muerte de Durant estrellándose en su helicóptero.

A parte de la influencia del cómic, es imposible no ver en la película una fuerte inspiración de los personajes clásicos del terror, la imagen de Darkman se asemeja mucho a la del hombre invisible o la del fantasma de la ópera con su cara siempre vendada y ocultando su rostro deformado. Como ellos, Darkman es un personaje solitario, a un paso de la locura, enamorado de una mujer con la que nunca podrá estar, sumergido en una espiral de venganza. Pero como todo personaje monstruoso, la película consigue que sintamos empatía hacia él, por horribles que sean sus actos, a esto ayuda principalmente la excelente interpretación de Liam Neeson.

La película contiene varios apuntes interesantes, como que a Peyton le priven del sentido del tacto tras una operación médica, de modo que al dejar de sentir, su único refugio son las emociones, por lo que la adrenalina fluye por su cuerpo constantemente confiriéndole una fuerza increíble. Además, la habilidad de Darkman es aprovechada al máximo a lo largo del metraje, son incontables las artimañas que usa el héroe para enfrentarse a sus enemigos creando todo tipo de confusiones y situaciones realmente bien explotadas (el cara a cara con Durant en la puerta giratoria, la trampa a Pauly haciendo creer a su banda que les ha traicionado, Darkman convertido en Durant atracando un supermercado, la testigo de la muerte de Pauly flipando al ver dos personas iguales, Smiley matando a uno de sus compinches al confundirlo con Peyton, Peyton haciéndose pasar por Durant en su reunión con los mafiosos chinos, etc.).

Darkman trata de la progresiva transformación de un hombre normal en un monstruo, primero en su apariencia física, causada por el atroz ataque de unos delincuentes y después interiormente, por sus actos de venganza y por el sufrimiento que le produce su desfiguración. Al final de la película Peyton se convierte en Darkman, "Peyton se ha ido" exclama el protagonista, y es cierto, en ese punto el hombre que era ha muerto, él es conciente de eso y lo acepta. El personaje queda descrito a la perfección cuando mata a Strack, Peyton lo agarra de una pierna en el aire y amenaza con soltarlo desde lo alto de un rascacielos, Strack intenta disuadirle "Soltarme ahora no puede caber dentro de tu cabeza, es algo con lo que no podrías vivir", en ese momento Darkman lo suelta y dice "He aprendido a vivir con muchas cosas".

Sam Raimi le imprime un ritmo increíble a la historia y llena la película de todo tipo de trucos visuales tan característicos de su cine. Momentos como la visualización de la locura interior de Peyton, la cámara adoptando el punto de vista de un remache disparado a Peyton o el plano del atraco de Darkman/Durant a un supermercado visualizado a través de una cámara de seguridad. También cabe resaltar las ingeniosas elipsis que usa, como cuando una imagen en movimiento se convierte en una fotografía, la transición de la muerte y funeral de Peyton en un solo plano o cuando la cara digitalizada de Pauly se convierte en él mismo tumbado en una cama. Por ahí también aparecen sus típicos planos donde la cámara se mueve a ritmo vertiginoso o de repente las imágenes se aceleran dando un curioso resultado, ningún otro director filmaría como él lo hace, dándole su personalidad propia a la película y convirtiéndola al mismo tiempo, en una película 100% Raimi. Además, demuestra ser fiel a sus comienzos en el terror, la escena en que la banda de Durant tortura a Peyton es de una violencia y dureza demoledora.

La banda sonora pertenece a Danny Elfman, quien años después volvería a trabajar con Raimi en la banda sonora de Spider-Man y Spider-Man 2. Además, Elfman también compuso la música de Batman, Hulk, Dick Tracy y la serie The Flash, lo que demuestra que es un hombre más que capacitado para ponerle música a un cómic. En Darkman su composición recuerda mucho a la su trabajo en Batman, una banda sonora potente y rítmica, de tonos oscuros que encaja a la perfección con el estilo de la película.

Destaca en el reparto un sensacional Liam Neeson, en uno de sus primeros papeles protagonista, su forma de caracterizar a Peyton en los momentos en los que se reencuentra con Julie, están llenas de emoción y contención, que consiguen que simpaticemos con él casi instantáneamente. También destaca la presencia de la gran Frances McDormand, en el papel de la novia de Peyton y Larry Drake como el villano del relato.

Sus 33.878.502 de dólares de recaudación en EE.UU. la convirtieron en un moderado éxito, teniendo en cuenta que su presupuesto fue 16 millones.


Curiosidades:

Sam Raimi quería que el actor Bruce Campbell interpretase a Darkman, pero los productores consideraron a Campbell poco adecuado para el papel y exigieron a Raimi que se decantase por otro actor. Entre los posibles candidatos antes de dar con Liam Neeson, fueron Bill Paxton y Gary Oldman.

En la película hay varios cameos. Ivan Raimi es uno de los médicos a los que explican las consecuencias de los daños de Peyton, otro de los médicos es el director John Landis. La enfermera que da la explicación es Jenny Agutter, actriz protagonista de La fuga de Logan (1976) y Un hombre lobo americano en Londres (1981). Bruce Campbell pone cara a Darkman en el último plano de la película, además puso voz a todos los gritos de terror de los personajes que mueren. Joel y Ethan Coen aparecen conduciendo un Oldsmobile de color beige de los años 70, durante la secuencia en la que Darkman va colgado de un helicóptero a ras de una carretera.

La película conoció dos secuelas que salieron directamente a video Darkman II: El regreso de Durant (1994) y Darkman III: El desafío (1996). Arnold Vosloo (La momia) sustituyó a Liam Neeson en el papel protagonista.

En la casa de Durant puede verse colgada en una pared, la cabeza de ciervo que aparecía en Terroríficamente muertos (1987), dirigida por Sam Raimi.

Julia Roberts fue la primera elección para el papel de Julie, pero la actriz lo rechazó para realizar Pretty woman (1990). También se consideró a Demi Moore y a Bridget Fonda (quien incluso realizó una prueba) antes de decantarse por Frances McDormand.

En 1992 se realizó el piloto de una serie basada en Darkman, pero el proyecto no funciono, filmándose tan solo el primer episodio. Christopher Bowen remplazó a Liam Neeson como Darkman, Larry Drake repitió su papel de Durant y Kathleen York interpretaba un nuevo personaje, el de la policía Jenny. El personaje de Julie, que Frances McDormand caracterizó en la película, moría en la explosión del laboratorio de Peyton.

Richard Dreyfuss y James Caan fueron tanteados para el papel de Louis Strack Jr.

Cuando se estrenó la película su productora, la Universal Pictures, donó 5.000 dólares al colegio Strack Middle de Texas, como parte de su estrategia promocional de la película (el colegio comparte el nombre del villano de la película).

La película contó con una posterior adaptación al cómic por parte de Marvel Comics. Por su parte, la editorial Dynamite publicó una miniserie a modo de crossover donde se mezclaban dos creaciones de Sam Raimi, Darkman y la saga de Posesión infernal de título "Darkman vs. Army of darkness".

Ganó en el Festival de cine fantástico de Sitges los premios al mejor director (compartido con John McNaughton por Henry, retrato de un asesino) y a los mejores efectos especiales.

Labels: ,

12 Comments:

Blogger Paco Fox said...

Se podría añadir a la lista de influencias de terror clásico 'Los crímenes del museo de cera': Vincent Price, con la cara quemada, se ponía un traje similar cuando iba a matar a gente.

Curiosamente, recuerdo que no me gustó Liam Neeson la primera vez que vi la película. En sucesivos visionados, no me pasó lo mismo. Tendría un mal día.

April 02, 2009 12:44 AM  
Blogger Pliskeen (David Ribet) said...

No se como habrá envejecido, pero un su día me pareció genial (tampoco me encajaba al principio Liam Nesson, pero en posteriores visionados mejoró mi opinión)

Lástima que luego Raimi no supiera imprimir el encanto de esta cinta en el trepamuros. Su saga de Spiderman me parece lamentable.

Saludos ;)

April 02, 2009 2:38 AM  
Blogger Pliskeen (David Ribet) said...

Por cierto, la secuelas infumables. No se salvan ni por caridad.

;)

April 02, 2009 2:39 AM  
Blogger Dani said...

Qué mítica. Yo tengo el juego de NES que estaba bastante decente.

April 02, 2009 8:39 AM  
Blogger Alejandro the Basilisk said...

que buena pelicula, de las que me gustan de Raimi

buen informe como siempre

saludos

April 02, 2009 12:56 PM  
Blogger d@m said...

Es curioso, esa película en su momento no me pareció gran cosa (creo haberla visto en el cine y todo) pero con el tiempo ha ido cogiendo caché. Al contrario q Dick Tracy, q mucho bombo en la época pero hoy no la recuerda nadie.
Y sí, el papel de Liam Neeson se hacía raro.. con el tiempo también ha mejorado, no sé por qué.
Con todo, hoy en día me apena q Sam Raimi no haya hecho una segunda entrega en condiciones. Pero me da a mí q a Sam Raimi no le gusta hacer películas de Sam Raimi.


Saludos,

April 03, 2009 3:46 AM  
Blogger Nanu said...

La primera de Darkman es un clasico, las otras dos son las tipicas peliculas mediocres que dan un domingo en telefe. Tenes muy buen blog, si queres pasa por el mio y deja tu opinion

April 03, 2009 2:26 PM  
Blogger darkerr said...

Pelicula que es mi favorita de toda la vida, a mi me encantó desde que la vi por primera vez. Los momentos de acción parecian realmente un cómic en movimiento, y los personajes aun más. Una secuela hecha por el propio Raimi es como un sueño muy deseado, aunque ya no sé cómo le resultaria, se ha ablandado mucho.

April 03, 2009 7:41 PM  
Blogger Igor Von Slaughterstein said...

Excelente reseña de un film inolvidable!!

Saludos.

April 09, 2009 6:51 AM  
Blogger El Guardián said...

Estoy con Paco Fox. Hace unos cuatro o cinco años, cuando vi por fin "Los crímenes del museo de cera" lo pensé.
En su momento Darkman la vi en cine, y recuerdo que me dejo un sabor de boca regular, pero con el tiempo y sucesivos visionados en vídeo me fue gustando más. Hace mucho que no la he vuelto a ver, quizás ya va siendo hora.
Sé que entonces pensaba que había un cierto acomodo en el estilo de Raimi en esta película, pero visto en lo que ha degenerado en los últimos años, volver a ver ahora su pasado talento para los movimientos de cámara y las sorpresas visuales, será un soplo de aire fresco.

April 11, 2009 1:45 AM  
Blogger Cinéfilo7 said...

la 1 es la mejor, todas las siguientes partes no me gustaron.
saludos!!!!
P.D.: buen blog el tuyo, q he descubierto a traves del diario de darker.Nos leemos.

April 19, 2009 2:35 PM  
Blogger Igor Von Slaughterstein said...

Por cierto, genial el guiño de Raimi al final de la peli. Si no me dejaron poner a Campbell de Darkman, pongo que su cara sea su último disfraz, jejej. ¡Que grande!

Una de las mejores pelis de Raimi y una de las que más lamento que su horrorosa edición española en DVD no traiga subtítulos en castellano.

Saludos!!

April 30, 2009 12:54 PM  

Post a Comment

<< Home