Monday, July 01, 2024

Superdetective en Hollywood 2

"¡No, no, no! ¡Puta!"

Este artículo contiene spoilers, no leer si no se quiere conocer partes esenciales de la trama de la película.

Tras el intento de asesinato de su amigo Bogomil, Axel Foley volverá a Beverly Hills para descubrir al responsable, y de paso atrapar a una banda de atracadores, que comenten una serie de crímenes siguiendo el abecedario.

REGRESO A BEVERLY HILLS
Superdetective en Hollywood (1984) fue una de las diez películas más taquilleras de los ochenta, de modo que estaba cantado que tarde o temprano se realizaría una secuela. Los primeros planes de Paramount para la continuación fueron crear un serie de televisión, pero la negativa de Eddie Murphy por volver a la pequeña pantalla, echaron al traste los planes del estudio.
Se barajaron varias ideas sobre cómo continuar las aventuras de Axel Foley, y una de ellas fue enviarlo a Europa, pero la estrella no quería salir de Estados Unidos para rodar, por lo que la secuela se situaría en unas coordenadas similares a las de la primera parte.
Ocho meses después del estreno de Superdetective en Hollywood, los productores Don Simpson y  Jerry Bruckheimer le encargaron a Bud Shrake y Dan Jenkins el guión de la secuela. En su guión, Foley se infiltraba como guarda de seguridad en un almacén de Beverly Hills para investigar unos delitos que allí se cometían. Este guión no convenció a Murphy, y los productores se centraron en Top Gun (1986), por lo que aparcaron el proyecto de la segunda aventura de Alex Foley durante un tiempo.
Al final fue el propio Eddie Murphy, en colaboración con su mánager Robert Wachs, quienes en febrero de 1986, presentaron una idea para la película. Lo que planteaban era básicamente el argumento visto en la película final, Foley regresa a Beverly Hills para descubrir quien trató de asesinar a Bogomil, que está metido en una peligrosa investigación.
Partiendo de la idea de Murphy y Wachs, le encargaron el guión a Larry Ferguson, y eso que el guionista estaba contratado en Paramount para escribir el guión de Más fuerte que el odio (1988) (que terminó escribiendo también). Simpson tenía tanto poder en el estudio, que logró sacarlo de ese proyecto y llevárselo a Superdetective en Hollywood 2 (Beverly Hills Cop II, 1987). Según contaba Ferguson en el libro High Concept, fue contratado por Simpson porque en su primera reunión desmontó la pistola que éste tenía sobre la mesa de su despacho y después volvió a montarla (el productor era un amante de las armas). Ferguson trabajó en el guión desde mayo a septiembre de 1986, escribiendo diferentes borradores.
En septiembre de 1986, los productores contrataron al guionista de televisión Dennis Klein, para que mejorara las partes cómicas del libreto.
Le ofrecieron a Martin Brest dirigir la secuela, pero rechazó la oferta. Tony Scott estaba terminando Top Gun para el dúo Simpson/Bruckheimer, y le ofrecieron hacerse cargo de la nueva aventura de Axel Foley, y aceptó. A Scott le encantaba la película original y era fan de Murphy. Más tarde reconoció estar aterrado por enfrentarse a una comedia, pero decidió llevarla a su terreno. "Traté de llevar mi estilo a este género, la comedia de acción," contaba el director a Empire"que realmente no tenía mucho estilo." Scott aportó sus propias ideas, como el incremento de la acción y la idea de rodar una escena en la Mansión Playboy.
Los productores contactaron con el guionista Warren Skaaren (Batman) famoso por arreglar guiones problemáticos, cuando sólo faltaba un mes para comenzar el rodaje de la película, esto fue a comienzos de octubre de 1986. Al guionista le pagaron cerca de 300.000 dólares por dos semanas de trabajo y un 2,5% de las ganancias netas de la película.
Klein y Skaaren trabajaron en simultaneo en el guión, pero en partes diferentes. Simpson llegó a declarar que la película contó con once guionistas en total (se conoce sólo la identidad de ocho).
Skaaren escribió el inicio de la película en el que se establecen las relaciones de la amistad entre Foley y Bogomil, y mantuvo la trama ya existente en el guión de Ferguson, de una serie de crímenes basados en el alfabeto. También introdujo el personaje de Jan, la hija de Bogomil, y la pista con el barro de color rojo. Skaaren estuvo escribiendo nuevas escenas durante el rodaje.
Y David Giler (Esta casa es una ruina) también realizó reescrituras en el guión.

REPARTO
Eddie Murphy tenía un contrato de exclusividad con Paramount, y recibió un sueldo de aproximadamente de 8 millones de dólares por su participación en la película.
Judge Reinhold (Billy Rosewood), John Ashton (John Taggart) y Ronny Cox (Andrew Bogomil) repitieron los mismos papeles que en la primera parte.
El alemán Jürgen Prochnow se hizo con el papel del villano Maxwell Dent. El actor vivía por aquel entonces en Munich y le llegó el guión a través de su agente. Tony Scott era fan de la película El submarino (Das Boot) (1981), protagonizada por Prochnow, y eso seguro que ayudó a su contratación.
Brigitte Nielsen dio vida a la villana Karla Fry. Según se revela en el libro Wild and Crazy Guys, Murphy confesó años después de la realización de la película, que contrató a la actriz para hacerle un favor a su amigo Sylvester Stallone, quien por aquel entonces era su marido.
Chris Rock tuvo un pequeño papel como aparcacoches. Murphy y él se conocieron en un club de comedia, y la estrella lo metió en la película. Rock cobró 600 dólares por su trabajo.
El resto del reparto lo formaron Allen Garfield (como el insoportable Harold Lutz), Dean Stockwell (en el papel del villano Chip Cain), Paul Reiser (interpretando al compañero de Axel, Jeffrey Friedman), Gilbert R. Hill (dando de nuevo vida al gritón inspector Todd), Paul Guilfoyle (como el traficante de armas Nikos Thomopolis), Robert Ridgely (como el alcalde Egan), Alice Adair (en la piel de Jan Bogomil) y Gilbert Gottfried (en un cameo como el contable Sidney Bernstein).

RODAJE
La fotografía principal tuvo lugar entre el 10 de noviembre de 1986 y el 25 de marzo de 1987. Se rodó principalmente en diferentes localizaciones de California, como en el Ayuntamiento de Beverly Hills, el Palacio Municipal de Pasadena, el Hipódromo Los Alamitos, el Max Factor Museum (escena del robo de la joyería), Rodeo Drive, y la Mansión Playboy.
Se envió a un director de segunda unidad para realizar tomas de Detroit, pero los actores principales nunca se desplazaron a la ciudad del motor.
La película se presupuestó en 27 millones de dólares, pero terminó costando 31 millones. Según Frank Mancuso, presidente y director ejecutivo de Paramount, ese dinero extra se dedicó para rodar una persecución adicional, para aportar más música y rodar de nuevo dos escenas para tener más tomas de reacción de Murphy.
Scott trabajó duro en la película. Todas las mañanas de 4 a 6 se dedicaba a realizar los storyboards. Y después se los mostraba a los actores, para que tuvieran una idea visual de lo que tenía previsto rodar ese día.
Según contaba el editor Billy Weber el comportamiento de Murphy durante el rodaje no fue el mejor, y demostraba ademanes de estrella, llegando siempre tarde al set. Aunque a Scott le encantó trabajar con él. De entrada, el director estaba intimidado por trabajar con una estrella tan grande como Murphy, pero decidió darle libertad para que pudiera dar rienda suelta a su estilo de comedia improvisada. 
Y es que hubo mucha improvisación durante el rodaje, algo habitual en Eddie Murphy. Incluso Reinhold y Ashton improvisaron más que en la primera parte. Hay escenas totalmente improvisadas como la protagonizada por Gottfried, o aquella en el que Foley, Rosewood y Taggart se ponen a cantar el tema de un programa de televisión (una idea de Murphy); el diálogo entre Foley y Rosewood durante la persecución en el camión de cemento; o el diálogo sobre el chicle cuando tratan de colarse en el club de tiro.
Como suele suceder al rodar una película de acción, ocurren accidentes, y Superdetective en Hollywood 2 no se libró de ellos. Un coche conducido por un especialista perdió el control y atravesó una ventana de vidrio.
Una de las secuencias de la película se rodó en la famosa Mansión Playboy. En el pasado Hugh Hefner había recibido ofertas para rodar allí, pero siempre se había negado, pero decidió hacer una excepción con esta película. Scott contaba divertido que le costó tener al equipo centrado cuando rodaron en la mansión, ya que aprovechaban la mínima oportunidad para estar con las chicas.
Corrió un rumor de que Murphy se había liado con Brigite Nielsen, y esto llegó a oídos de su entonces marido Sylvester Stallone, quien llamó por teléfono a Murphy y le acusó de haberse acostado con ella, algo que Murphy negó rotundamente. Fue el final de su amistad. Pero Stallone no andaba muy desencaminado, ya que su mujer realmente tenía un lío, pero con Tony Scott. Esta aventura le costó al director su matrimonio con Glynis Sanders. Y Stallone se terminó divorciando de Nielsen.
Durante el proceso de montaje, Scott se dio cuenta de que se había olvidado de mostrar quien disparaba en la escena que tirotean a Bogomil, por lo que tuvieron que regresar a la localización y rodar el plano que faltaba.
Cuando vieron el primer montaje de la película, Billy Weber contaba que no gustó a Bruckheimer y Simpson, ya que no había humor en ella, y era más una película de acción clásica. Scott no era un director de comedia, pero era un gran director de acción, y eso era lo que reflejaba aquel primer montaje. Pero Superdetective en Hollywood 2 tenía que ser una comedia, así que para solucionarlo, reescribieron el guión añadiendo más humor y se hicieron reshoots.
El proceso de post-producción fue increíblemente corto, sólo constó de seis semanas, lo que es una locura para una superproducción de estas características.
Lo más recordado de la producción de la película vino justo después de que terminara su rodaje, y fue la guerra por la autoría del guión. Paramount presentó ante la WGA que los créditos de escritura tendrían a Larry Ferguson y Warren Skaaren como co-autores del guión, pero Ferguson protestó por esta decisión, lo que derivó en un arbitraje por parte de la WGA para decidir la autoría del guión. La WGA decidió que ambos compartirían crédito como co-autores del guión, y Eddie Murphy y Robert Wachs figurarían como co-autores de la historia. Ferguson entonces contactó con la "Junta de Revisión de Políticas" de la WGA para que examinara su decisión, ya que no consideraba que Skaaren hubiera aportado tanto al guión como para ser acreditado (según las nomas de la WGA un guionista debe contribuir como mínimo en un 33% del guión). En abril de 1987, la WGA respondió reafirmando que el crédito quedaba con Ferguson y Skaaren como co-autores del guión (y Eddie Murphy y Robert Wachs como co-autores de la historia). No contento con dicha decisión, Ferguson contraatacó presentando una denuncia ante el tribunal superior de California el 15 de mayo de 1987, para que la WGA revisara el caso y le diera el crédito en solitario. Entre medias los guionistas originales, Bud Shrake y Dan Jenkins, también trataron de impugnar el arbitraje de la WGA. Pero al final nada de esto llegó a puerto, el tribunal dictó sentencia en noviembre de 1987 contra Ferguson, y aunque éste apeló (un proceso que se alargó durante años), los créditos se mantuvieron como había decidido la WGA.
La película se estrenó en Estados Unidos el 20 de mayo de 1987 y fue un gran éxito de taquilla recaudando 153.665.036 de dólares (lo que la colocó como la tercera película más taquillera del año en su país de origen). Y la cifra final a nivel mundial fueron unos increíbles 299.965.036 de dólares (lo que la convirtió en la segunda película más taquillera del año, sólo superada por Atracción fatal).
La película fue nominada al Oscar en la categoría de mejor canción original, por el tema "Shakedown" de Harold Faltermeyer, Keith Forsey y Bob Seger.
La crítica no la trató muy bien en su estreno, Roger Ebert, por ejemplo, dijo sobre ella en una crítica bastante negativa: "la secuela no hace ningún esfuerzo particular por ser divertida y, de hecho, parece tomarse en serio su ridícula trama criminal, como si nos importara." Incluso tiempo después Murphy fue crítico con ella definiéndola como, "probablemente la película mediocre más exitosa de la historia," en la revista Rolling Stone.

ESCENA ELIMINADA
Tony Scott decidió cortar una escena que acontecía cuando Foley, Rosewood y Taggart entran en el club de tiro. El primero se da cuenta de que hay un sistema de seguridad mediante láseres, y le pide a Taggart que fume para hacer visibles los rayos. Una vez el humo permite verlos, los tres policías los sortean. La escena se eliminó porque parecía salirse de la realidad.

VALORACIÓN
Superdectective en Hollywood se basaba en la idea de un pez fuera del agua, el choque que se producía al meter a un poli de una ciudad pobre en una rica, y como sus métodos y actitud de Detroit chocaban con los de Beverly Hills. A la hora de enfrentarse a una secuela, debían volver a colocar a Foley en una situación similar, y de entrada sólo tenían dos posibilidades, o recuperar al reparto original y colocarlo en otra aventura en Beverly Hills (y así aprovechar el título), o llevar a Axel a otro país o ciudad donde hubiera un choque cultural y social. Creo que ninguna de las dos opciones encajan realmente a la hora de hacer una secuela, porque Superdetective en Hollywood es una película que no necesita secuelas. Pero a la hora de llevarla a cabo, y por la reticencia de Murphy de salir de Estados Unidos, se decantaron por la opción más sencilla y menos arriesgada. Y ese el principal punto débil de la película, que es más de lo mismo, pero eso sí luce de maravilla.
Porque lo mejor de la película, además de su sentido del humor, es tener a Tony Scott sentado en la silla del director, quien aporta mucho estilo y eleva la secuela en el apartado visual. Nunca he considerado a la primera parte una obra maestra, pero sí una comedia de acción que funcionaba bastante bien, pero que estaba rodada de una forma un tanto impersonal, lo que favorecía a la comedia, pero no a la acción. Si la primera aventura de Axel Foley era una comedia de acción, la segunda es más una película de acción con comedia.
Puede que Scott no sea un director de comedia, pero realmente le salió una película muy divertida, con un Murphy pletórico, donde el actor campa a sus anchas, y destila su carisma y capacidad para la improvisación.
Ya desde las primeras tomas de Los Angeles, con los característicos filtros naranja "marca Tony Scott", sabemos que esta película no será igual que la primera. Entramos en territorio de Tony Scott, exudando testosterona y un gran poder visual.
Supongo que en el momento de su estreno, el hype por la película tuvo que ser tremendo, la secuela de Superdetective en Hollywood, una de las películas más taquilleras de la historia, estaba en manos del director del exitazo de Top Gun (1986). La película olía a éxito (y vaya si lo fue).
El punto de partida repite más o menos el de la primera parte, un amigo cercano a Axel es tiroteado y para resolver el caso, el policía tiene que viajar a Beverly Hills. De entrada no resulta muy original, pero funciona como arranque potente al ser Bogomil a quien tratan de asesinar. Pero después a la película no le interesa demasiado la propia trama que plantea, me refiero a la del asesino del abecedario, que de entrada suena prometedora, pero que termina teniendo muchas lagunas. Está bien traído que la letra "B" sea el intento de asesinato a Bogomil, pero no sé como entraba eso en los planes de los villanos, ya que no sabían que él sería el encargado del caso (a esa altura de película sólo han realizado un golpe, el de la joyería Adriano's), de no tratar de asesinarle, ¿su segundo objetivo sería un lugar que comenzase por la letra "B"? Axel descifra el último código del abecedario, pero nunca se nos muestra cuál es el mensaje que dejan los villanos. Axel dice que el primer código era muy difícil, pero nunca sabemos cuál fue su resolución. A la película nunca le interesa demasiado esa trama del asesino del abecedario.
Y le encuentro a la película otras pegas. Por ejemplo, en el montaje inicial, que va continuamente entre Los Angeles y Detroit, vemos en un momento a Bogomil corriendo por los campos petrolíferos de Dent, para a continuación encontrarse en su casa vestido y aseado. Sabemos que Axel tiene que reunirse en 3 horas con un criminal, por lo que no es posible que Bogomil ya se encuentre en su casa.
Y hay cosas inverosímiles que no cuadran. Bogomil tras el primer robo tiene como pistas el club "385 North", y la empresa petrolífera de Dent (llena de tierra roja), cómo llegó a esas pistas nunca lo sabremos, y no parece que los responsables de la película lo sepan tampoco, sólo están ahí para que Axel las tenga para su investigación y hacer avanzar la trama. Axel, Billy y Taggart llegan al club de tiro (casualidades de la vida, justo el lugar donde se encuentra el villano), sólo porque Taggart dice que allí hay un armero muy bueno que igual les puede ayudar con la pista de la bala que roba Axel. Después los tres encuentran en el club de tiro un papel con unas coordenadas, que resultan ser las del siguiente golpe de los villanos. No tiene sentido que Cain deje anotadas las coordenadas del lugar del golpe, ¿quién haría eso? Pero gracias a ello vamos directos a la siguiente set piece.
Lo bueno de la historia, es que está condensada en tan solo tres días, lo que le da un gran ritmo a la película, a lo que se suma que Axel tenga un tiempo límite para resolver el caso antes de tener que regresar a Detroit. Además la película tiene unos ajustadísimos 100 minutos de duración que no deja lugar para tiempos muertos. La película resulta entretenidísima, no hay un segundo en que no haya un chiste, un tiroteo, una explosión, una persecución, una frase cachonda o un tema pegadizo. La película sabe exactamente lo que quiere el público y se lo da de la forma más amena posible.
Se nota que desde la primera parte, Murphy se había convertido en una superestrella, porque la película trata de mostrarlo siempre como lo más guay (y Eddie Murphy era muy guay), pero Axel es un poli que pese a no tener los medios de la policía de Beverly Hills, tiene ingenio y eso la permite resolver los casos en los que se ve envuelto. Pero cuando en el comienzo de la película lo vemos conduciendo un Ferrari y vestido con un traje elegante (hay que recordar el coche destartalado que conducía en la primera parte), nos damos cuenta que éste no es el Axel Foley de la primera parte, claramente tratan de hacer que la estrella de la película luzca lo más genial posible, y eso entronca con la película original y con el personaje de Axel. Vale que después vemos que en realidad está de incógnito, pero sabemos que en el fondo sólo están mimando a su estrella (¿en que policía del mundo le darían a un poli un Ferrari para aparentar y mucho menos en Detroit?).
La improvisación durante el rodaje le da una gran frescura a la película, que siempre resulta divertida. Tiene momentos que hacen que me parta de risa. Por ejemplo, cuando Axel se hace pasar por un mensajero que lleva unos proyectiles que se activan por sonido. O cuando se las apaña para conseguir un casoplón engañando a los obreros. Es igualmente divertida la escena en la que se cuela en la Mansión Playboy haciéndose pasar por un limpiapiscinas. Y la escena con Gilbert Gottfried (como el contable Sidney Bernstein) es un descojone. Y las películas de la saga siempre tienen ese momento genial, en el que Axel deja en ridículo al villano delante de todo el mundo, en este caso a Maxwell Dent en la Mansión Playboy, que se disfruta enormemente.
La película está llena de guiños a Sylvester Stallone (que recordemos iba a ser el protagonista de la primera parte hasta que abandonó el proyecto). No sólo su mujer de aquel entonces tiene uno de los roles principales. En un momento de la película vemos como Billy tiene en su apartamento un póster de Cobra, el brazo fuerte de la ley (1986) y Rambo: Acorralado - Parte II (1985). Y en otro momento de la película Taggart exclama "¡Joder con Rambo!", cuando Billy vuela un camión por los aires.
Murphy estaba en el mejor momento de su carrera, pasando de un éxito a otro y ganándose siempre las simpatías del público. Aquí se encuentra en su salsa, volviendo a su personaje más recordado, y es un gustazo verle de nuevo como Axel Foley. Judge Reinhold y John Ashton tienen una gran química con él, y la película le da a estos unas divertidas subtramas, el primero como un sorprendente loco por las armas, y el segundo dolido porque su mujer se ha marchado de casa (aunque tiene un final feliz, ya que ella regresa al finalizar la película). Y tiene un ecléctico elenco de villanos (Jürgen Prochnow, Brigitte Nielsen, Dean Stockwell) que funcionan bien juntos.
Siempre ha sido mi película favorita de la saga y le tengo un aprecio especial. Y es que Superdetective en Hollywood 2 daba a los fans de la primera parte una nueva aventura del policía número uno de Detroit, más grande, con más acción y más molona.

CURIOSIDADES
Gilbert R. Hill (inspector Todd) sólo trabajó como actor en tres películas, las tres primeras entregas de Superdetective en Hollywood.
Billy Rosewood tiene en su apartamento un póster de Cobra, el brazo fuerte de la ley (1986), y Brigitte Nielsen era una de sus protagonistas.
Ganó el Razzie a la peor canción original por el tema "I Want Your Sex" de George Michael.
Como ya había hecho en Top Gun, Scott vuelve a introducir una escena de voleibol, en esta ocasión en la escena de la Mansión Playboy.
Primer crédito de Eddie Murphy como guionista.
El tema que Axel, Taggart y Billy cantan en el apartamento del último, pertenece al programa de televisión The Dating Game (1965).
Brigitte Nielsen participa en la escena de la Mansión Playboy, y la actriz apareció en la páginas de la revista en el número de diciembre de 1987.
El deportivo que conduce Axel es un 1986 Ferrari 328 GTS.
Consiguió 26 millones de dólares de recaudación en su primer fin de semana, y fue en su momento la mayor recaudación de la historia para una película en su estreno.
Única película de la saga en la que no trabaja Bronson Pinchot (Serge).
Con sus 100 minutos de duración, es la película más corta de la saga.

BIBLIOGRAFÍA
Eddie Murphy: Call Him Money (Rolling Stone, 24 ago 1989)
The Billy Weber Interview: Part Two (We Are Cult, 3 jun 2020)
Exclusive Producer: Top Gun? (Los Angeles Times, 11 sep 1986)
Rewrite Man: The Life and Career of Screenwriter Warren Skaaren (Alison Macor, 2017)
What Makes Hollywood Bid Big for A Hot Novel (The New York Times, 8 feb 1987)
High Concept: Don Simpson and the Hollywood Culture of Excess (Charles Fleming, 1999)
Beverly Hills Cop 2: The Phenomenon Continues (Extra DVD)
Escena eliminada (Extra DVD)
Wild and Crazy Guys (Nick De Semlyen, 2019)
Tony Scott: A Filmmaker on Fire (Larry Taylor, 2018)
The Duke of Doubt (The New Yorker, 3 nov 2014)
A conversation with Gilbert Gottfried (Journal Star, 17 ene 2019)
Beverly Hills Cop II movie review (Roger Ebert, 20 may 1987)

Labels: ,

6 Comments:

Blogger Mamen said...

La mejor de la saga.

Un saludo!

July 02, 2024 6:31 AM  
Anonymous Ramón said...

Opino como tú, es la mejor de la Saga gracias a tener ese toque Scott que la convierten en una película de acción con comedia y la dotan de más personalidad que la primera dirigida por Brest. Eddie Murphy demuestra lo estrella que era desde que se le muestra desenfundando el arma para acompañar al título lo más "cool" posible.
Un divertimento marca Simpson/Bruckheimer.

Enhorabuena por el comentario, Rodi!!

Un abrazo y Feliz Verano!!

July 02, 2024 2:39 PM  
Blogger Rodi said...

Mamen: Estamos de acuerdo! :)

Ramón: Es como tú dices un divertimento de esos que Simpson/Bruckheimer acostumbraban a producir y que nos hacían pasar un buen rato. "Superdetective en Hollywood 2" es muy cool, y en eso Tony Scott tiene mucho que ver. Siempre ha sido la película de la saga a la que le he tenido más cariño, y después de revisionar las dos primeras entregas de nuevo, me sigue pareciendo que es la mejor. Muchas gracias por comentar Ramón! Y buen verano para ti también. Un abrazo!

Saludos.

July 02, 2024 3:17 PM  
Blogger douglas said...

Hola, Rodi:
Buenas noches desde Lima. Luego, sobre "Un detective suelto en Hollywood 2" (así se llamó por estos lares) me pareció entretenida, pero nada más. Con franqueza, la mejor para mí es y fue la parte 1. Había un tono de comedia - aderezado con las bonitas canciones de las Pointer Sister y Glen Ferry - y sencillez, que no complican demasiado la trama, que me terminaron atrayendo. Sobre la parte 2, la verdad que me deja dudas.Sí tiene una dirección más limpia, más llamativa, pero la narración no alcanza el tono fresco y de comicidad que la primera. En fin, son solo impresiones... Finalmente, la parte 3 sí fue muy - creo yo - mala.
Un fuerte abrazo,
Douglas

July 02, 2024 5:34 PM  
Blogger Rodi said...

Buenas Douglas! Es cuestión de gustos, me parece normal que te guste más la primera parte, de hecho, es la entrega de la saga mejor considerada. Yo siempre le he tenido un cariño especial a la segunda y pese a sus defectos, me parece entretenidísima. La primera es una comedia de acción y la segunda una película de acción con comedia.

La tercera parte es con diferencia la peor de la saga, eso sí, tal vez es la que tiene el background más interesante.

Otro abrazo para ti.

Y como siempre muchas gracias por comentar.

Saludos.

July 03, 2024 2:16 PM  
Anonymous marco said...

Que me gusta esta pelicula,es la mejor de la saga aunque me gustan las 4,no sé si será ya por nostalgia la 3-4.Las dos primeras,especialmente ésta,son muy buenas.Ësta tiene su personalidad gracias al trabajo de Tony scott,como bien dice Ramon,se nota su estetica,aunque aqui no era tan videoclipero como despues se volvió.Eddie estaba en la cresta de la ola y el doblaje le pega muchisimo.La banda sonora es muy buena tambien,temas muy pegadizos.Tiene escenas buenisimas(la entrada al club,la del contable....)Una pelicula que la puedo meter entre mis favoritas.Gran reseña y saludos Rodi

July 15, 2024 3:30 AM  

Post a Comment

<< Home