Monday, September 05, 2022

Starfighter: La aventura comienza

"Enhorabuena Starfighter, has sido seleccionado por la Liga de las Estrellas para defender la frontera frente a Xur y la armada de Ko-Dan. ¡Prepárate!"

Este artículo contiene spoilers, no leer si no se quiere conocer partes esenciales de la trama de la película.

Batir el récord en un videojuego, es la puerta que lleva a Alex Rogan a ser reclutado por una liga estelar, para combatir en una batalla por la supervivencia del universo.

LA GUERRA DE LAS GALAXIAS
Mientras Jonathan R. Betuel (Mi proyecto científico) trabajaba como redactor junior en una agencia de publicidad de Nueva York, aprovechaba los ratos libres para escribir guiones, y un día durante un descanso, fue a un salón recreativo y vio a un niño jugando a un videojuego, y esa imagen se mezcló con la del libro que estaba leyendo por aquel entonces, "Camelot" de T.H. White, y se le ocurrió una idea para un guión titulado "Starfighter", una historia de ciencia ficción, que bebía de los mitos clásicos, mezclándolos con la moda de los videojuegos, convirtiendo un arcade en una seudo espada Excalibur.
"Lo que realmente quería hacer era volver a contar la leyenda artúrica en términos contemporáneos," comentaba Betuel a Starlog"Si miras el videojuego en esta película, es como la espada en la piedra, después de que Wart sacó la espada de la piedra, se convirtió en rey con la ayuda de Merlín."
El guión de Betuel llamó la atención del productor Gary Adelson, quien decidió convertirlo en película. El proyecto surgió dentro de un acuerdo por tres películas entre Universal Pictures y Lorimar Productions, bajo el cual las co-financiarían y se repartirían los beneficios a partes iguales (los otros dos films fueron El tanque (1984) y la adaptación a cine de la serie Dallas (1978-91) que nunca se llevó a cabo). "Starfighter" sería distribuida por Universal, con un presupuesto inicial de 12,5 millones de dólares, aunque según Adelson terminó ascendiendo a 13 millones (otras fuentes lo sitúan en los 16 millones).
El estudio decidió cambiar el título de "Starfighter" al definitivo "The Last Starfighter", por evitar problemas con Star Wars, dadas las similitudes entre ambos títulos.
Era necesario buscar a un joven que se pusiera a los mandos de Starfighter: La aventura comienza (The Last Starfighter, 1984) y la hiciese despegar. Y ese sería el director Nick Castle, quien entró en el proyecto por pura casualidad. Alguien de Lorimar vio su opera prima, Tag: El juego asesino (1982) en su estreno en cines, y se acordó de él cuando buscaban nuevos talentos con los que trabajar. Le dieron el guión de Betuel, pero inicialmente Castle encontró bastantes problemas en el libreto, y así se lo hizo saber a la gente de Lorimar. Contra todo pronóstico, una semana después el trabajo era suyo.
Betuel se pasó seis meses trabajando en el guión con Castle, llegando a escribir 14 versiones del mismo. Aún así no se hicieron cambios importantes, ni se añadieron nuevos personajes.
"Lo que [Betuel] había traído era principalmente un primer borrador, que había escrito muy rápidamente," explicaba Castle a Starlog. "Él lo consideraba más una película de videojuegos. Era una cosa de la que queríamos alejarnos, y nuestra predicción fue bastante precisa, creíamos que cuando saliera la película, la locura de los videojuegos flaquearía, y no sería tan grande como cuando la escribimos, hacía dos años." Al final toda la trama del videojuego es simplemente una forma de llegar a un medio, para que el protagonista pueda viajar al espacio.
Originalmente Alex vivía en un barrio residencial, pero para distanciarse de las producciones de Spielberg, que acostumbraban a tener lugar en suburbios (como E.T., el extraterrestre o Poltergeist), cambiaron la localización por un camping de caravanas. Se hicieron más cambios, como empobrecer más a Alex (originalmente era de clase media) y le dieron una motivación (poder salir de ese camping de caravanas sin futuro). También hicieron que fuera más reticente a la hora de convertirse en un héroe. Y se incluyó la escena en la que regresa al final a la Tierra. 

REPARTO
Lance Guest se hizo con el papel de Alex Rogan, gracias a su participación en Halloween 2: Sanguinario (1981). Castle, colaborador de John Carpenter, y el Michael Myers de La noche de Halloween (1978), vio los dailies de la secuela, y Guest le pareció perfecto para el papel de Alex. Lo llamó para hacer una audición y sus sospechas se confirmaron. Ya tenía su Starfighter.
Dan O'Herlihy sería el encargado de dar vida a Grig, y el veterano actor estaba encantado de darle vida. "Me gustó el personaje," reconocía el actor a Starlog. "Me hizo reír y quería hacer una comedia. No es un papel cómico puro, pero hay comedia en todo momento." Inicialmente no sabía que el personaje sería una iguana, pero cuando se lo comunicaron se lo tomó con humor, "porque pensé que el hecho de que el Comandante en Jefe de la Fuerza Aérea Intergaláctica fuera una iguana era una idea divertida." Tras hacer una prueba para el papel, Universal quiso que volviera a repetirla, pero O'Herlihy se negó, y pese a eso se hizo con el papel. Para dar vida a un lagarto de forma creíble, el día antes de comenzar el rodaje, el actor observó a uno detenidamente, y tomó nota de sus movimientos para incorporarlos a su personaje.
El prototipo ideal que tenían en mente para el papel de Centauri, el alienígena que recluta a Alex, era el Robert Preston de Vivir de ilusión (1962), así que cuando llegó la hora del casting, ¿quién mejor que el propio Preston para interpretarlo? Se lo ofrecieron y como no podía ser de otra forma, aceptó el papel. Éste sería el último trabajo que realizaría para cine.
Catherine Mary Stewart interpretó a Maggie Gordon, la novia de Alex. La actriz se presentó a las audiciones para la película mientras trabajaba en la serie Days of Our Lives. A las mismas pruebas también se presentaron otras actrices del momento como Ally Sheedy. Tras la primera lectura, la llamaron para ensayar una escena con Lance Guest. El buen entendimiento entre ambos actores ayudó a la audición, y Catherine consiguió el papel. Durante parte del rodaje, tuvo que compaginar Starfighter: La aventura comienza con Days of Our Lives, por el día rodaba la serie y por la noche la película.
Peter Nelson fue uno de los contendientes finales para el papel de Alex Rogan, después que éste fuera asignado a Lance Guest, le dieron a Nelson el papel de Jack Blake.
Wil Wheaton (Cuenta conmigo) tenía un pequeño papel, como uno de los niños que vivían en el parque de caravanas y que es amigo de Louis Rogan, pero al final todas las escenas en las que debía aparecer fueron cortadas antes de filmarse. Aún así se le puede ver al fondo en varias escenas, y fue acreditado por tal labor en la película. No fue un trabajo hecho en vano. "Cada año, obtengo unos cien dólares en residuales," comenta el actor en su web wilwheaton.net.
Al villano Xur, le daría vida Norman Snow. En Chris Hebert recayó interpretar a Louis Rogan, el hermano de Alex. Barbara Bosson interpretó a Jane Rogan, la madre de Alex y Louis. Kay E. Kuter se hizo con el papel de Enduran. Dan Mason dio vida a Lord Kril. Y Bruce Abbott (Re-Animator) interpreta a un sargento de la Liga de las Estrellas de Rylos.

RODAJE
La fotografía principal comenzó el 9 de mayo de 1983, y tuvo un calendario de rodaje de tan solo 40 días, incluyendo las tomas con pantalla verde. Fue un tiempo muy reducido para una superproducción llena de efectos visuales. Fue un rodaje placentero y sin incidentes, donde reinó el buen ambiente entre todos los implicados.
El rodaje tuvo lugar en Soledad Canyon (California), donde estaba situado el parque de caravanas donde vive Alex. En el mayor de los estudios de la MGM, se construyó el set de la base de la "Liga de las Estrellas".
Para que fuera creíble la relación entre los personajes de Lance Guest y Catherine Mary Stewart, Castle hizo una semana de ensayos con ambos actores, "ya que estaban interpretando a personas que ya tenían una relación sólida," contaba el director a Starlog.
Castle contrató a Ron Cobb (Desafío total), a quien conocía a través de John Carpenter, con quien Cobb había trabajado en Estrella oscura (1974). El artista fue el encargado de crear los diseños de las naves (el Starfighter, el Starcar y las naves enemigas), el planeta Rylos, las criaturas principales y el vestuario.
Además, Cobb trabajó con la empresa Digital Productions, encargada de crear los efectos visuales de la película, para perfeccionar los efectos digitales fotorreaslistas, algo en lo que Starfighter: La aventura comienza fue pionera.
"Digital fue realmente contratada para mostrar lo que podían hacer, antes de que yo estuviera en la película," explicaba Castle a Starlog. "Se les dio algo de dinero para desarrollar un Gunstar inicial, la nave principal de la película. Cuando comenzamos, nos mostraron un Gunstar que dijeron tenía un 60% de detalle. Lo vimos y dijimos: 'Si eso es un 60%, si es realmente un 60%, lo aceptaremos'. Al 60%, no iba a funcionar, no se vería real junto con las otras cosas."
Digital Productions, operada por John Whitney Jr. y Gary Demos, para poder crear imágenes fotorrealistas tuvieron que utilizar un superordenador Cray X-MP. La compañía, bajo la coordinación de Jeffrey A. Okun (Deep Blue Sea), creó para la película 27 minutos de efectos digitales (lo que supuso una cantidad ingente efectos para la época), y cada fotograma de animación contenía una media de 250.000 polígonos. Su coste fue de 4.500.000 de dólares. Vista hoy día, Starfighter: La aventura comienza luce unos efectos que parecen un tanto primigenios, ya que eran los albores del CGI. La tecnología permitía unos mejores renderizados, sólo que el tiempo ajustado de la producción no lo hizo posible. "Habíamos calculado que necesitábamos alrededor de 17 meses de trabajo, y sólo teníamos 6 meses para hacerlo," explicaba Adelson. Así que decidieron simplificar los planos para poder ajustarse al calendario. Aún así, fue un paso de gigante dentro del campo de los efectos digitales. Por ejemplo, fue la primera en aplicar desenfoques de movimiento, utilizado en el momento en el que el Starcar desciende sobre Rylos.
"Teníamos muy poco conocimiento de cómo se vería finalmente," declaraba Castle a Starlog"Realmente no sabíamos en qué nos estábamos metiendo; era un experimento, una verdadera apuesta por parte de Lorimar y Gary Adelson. Deberían ser elogiados por correr ese riesgo."
El Starcar de Centauri se construyó realmente. Partieron de un motor de un Volkswagen y le dieron forma al coche con láminas de metal. El vehículo resultante no se movía especialmente rápido y hacía un ruido tremendo, esto se solucionó en post-producción acelerando las imágenes y aplicando efectos sonoros propios de una nave espacial.
Si la película contaba con unos espectaculares efectos visuales, los efectos de maquillaje no se quedaron atrás, como bien demuestra el personaje de Grig. Inicialmente eran necesarios 90 minutos para aplicar el maquillaje de lagarto a Dan O'Herlihy, aunque con el perfeccionamiento a lo largo del rodaje, se redujo a tan sólo 45 minutos. En algunas ocasiones se pasaba hasta 16 horas con el maquillaje puesto y tenía que comer por una pajita. La máscara se endurecía a las 24 horas de ser creada, y O'Herlihy sólo podía ser expresivo con ella durante ese tiempo, para permitirle actuar a lo largo de la película como él deseaba, crearon cada noche una máscara nueva, para que fuera flexible al día siguiente. "Tuvieron que hacer 30 máscaras," recordaba el actor a Starlog.
En los pases de prueba, el humor de las escenas de la unidad Beta tuvo muy buena aceptación. Así que se decidió rodar más escenas de este personaje, y se llamó a los actores para regresar al set. Se rodaron durante una semana escenas como aquella en la que la unidad Beta se quita su cabeza para reparar su oreja. Como Lance Guest se había cortado el pelo al terminar el rodaje, tuvo que utilizar un peluquín para estos reshoots. Además el actor estaba enfermo, por lo que tuvieron que disimularlo con una buena capa de maquillaje.
Tras colaborar juntos en Tag: El juego asesino, Castle volvió a contar con Craig Safan para componer la banda sonora. Los productores querían una partitura similar a la de La guerra de las galaxias (1977), pero el compositor quiso distanciarse de ella, y evitó inspirarse en la misma fuente que John Williams (Holst), y tomó como referente a Mahler y Sibelius. "Pude usar una enorme orquesta mahleriana con instrumentos de viento cuádruples y seis trompetas y cuernos," explicaba Safan a BSO Spirit. "También agregué un sintetizador y un EWI a la mezcla." Cuando llegó la hora de interpretar la música, los efectos visuales no estaban terminados, así que con la ayuda de Castle, Safan tuvo que usar su imaginación para crear una música realmente épica, sin saber como luciría la película una vez terminada.
Starfighter: La aventura comienza llegó a las salas de cine de Estados Unidos y Canadá el 13 de julio de 1984, recaudando unos correctos 28.733.290 de dólares, pero no fue el éxito esperado.
La película fue descubierta por el público principalmente gracias al vídeo y los pases por televisión, y eso hizo que con el paso de los años fueran muchos los que se sumaran a las tropas de fans de Starfighter: La aventura comienza, convirtiéndola así en una película de culto.

VALORACIÓN
Starfighter: La aventura comienza es una de las películas de ciencia ficción más entrañables de los 80. Tiene todo lo bueno del cine juvenil de aquella época (diversión a raudales, una atractiva historia, está rodada con mucho oficio, y tiene grandes efectos visuales), y aunque no está a la altura de clásicos como Regreso al futuro (1985) o Los Goonies (1985), sigue siendo una divertida película, mejor que la mayoría de productos que se hacen hoy día para este tipo de público.
Siempre hay que ver una película teniendo en cuenta en qué momento fue realizada, siendo consciente del contexto histórico, algo que sucede con Starfighter: La aventura comienza, ya que para disfrutarla totalmente hay ser consciente que sus efectos digitales, aunque hoy día resulten obsoletos o desfasados, eran sorprendentes en su estreno. Si uno los acepta, podrá disfrutar de una inocente película de ciencia ficción hecha con mucho cariño.
La película trata sobre ese momento en el que uno debe emanciparse y tener su propia vida lejos del hogar familiar, en el caso de Alex ese lugar está a miles de galaxias, sólo un poco más lejos de como nos sentimos cuando abandonamos la casa de nuestros padres. Además el proceso de Alex de convertirse en un Starfighter, es realmente el proceso de madurar, al joven le da miedo formar parte de esta élite (el mundo adulto), pero una serie de avatares le harán cambiar y dejará atrás la adolescencia, para ello sólo tendrá que vencer en una guerra estelar, y es que nadie dijo que hacerse mayor fuera fácil.
Una de las partes más originales de la película, son las desventuras de la Unidad Beta, es coherente saber que sucede en la Tierra mientras Alex está en su periplo espacial, y además como la historia va de Rylos a la Tierra constantemente, los responsables de la película crean así una buena subtrama que acompañar a la aventura principal. Y le brinda a Lance Guest la oportunidad de interpretar dos papeles, quien consigue con muy poco que sepamos diferenciar a Alex de la Unidad Beta.
No sólo Guest está estupendo, soportando sobre sus hombros el peso de toda la película con asombrosa facilidad, además Robert Preston desprende carisma a cada aparición, y Dan O'Herlihy consigue crear un personaje memorable bajo capas de maquillaje.
Castle rueda la película con mucho mimo, siendo consciente que ésta era una gran oportunidad para él. Es con diferencia su mejor película, y su mejor trabajo como director. Tiene momentos que la hacen destacar, como ese en el que Alex ve la foto de Maggie, y en ese mismo momento ella piensa en él y dice que le quiere (ambos están unidos pese a la distancia que les separa). O cuando Alex cree que nunca saldrá del camping de caravanas, y la pantalla es iluminada de un apropiado color rojo (remarcando su frustración) por el cartel luminoso sobre el que está apoyado. Y dota el final de una gran emoción, con Alex regresando a casa por última vez, antes de emprender otra aventura, y con todos sus amigos y vecinos sabiendo la gran gesta que logró más allá de las estrellas.
Craig Safan lo da todo con su banda sonora, de clara inspiración John Williams, pero más cercana a Superman (1978) que a La guerra de las galaxias. Safan es un compositor bastante infravalorado, que ha creado partituras excelentes como por ejemplo la muy memorable de Remo, desarmado y peligroso (1985), pero seguramente en Starfighter realizó su mejor trabajo.
Uno de los puntos débiles de la película es su desdibujado villano, que nunca resulta memorable, ni está lo suficientemente desarrollado. No entendemos que poder guarda el cetro que le entregan, y sus planes son los de un villano de manual. Nada en torno a él queda para el recuerdo y ni siquiera muere al final de la película.
Tampoco resulta muy creíble la forma de reclutar a los Starfighter, simplemente venciendo en un videojuego, sin ningún tipo de entrenamiento más. Tenemos que poner un poco de nuestra parte para aceptar la suspensión de la incredulidad de la película, pero es parte de su encanto.
La película toma elementos del mundo de los videojuegos tan en boga a principios de los 80, pero es lo suficientemente inteligente para hacer que estos tengan la importancia necesaria en la historia, convirtiéndolo en una herramienta con la que establecer un punto de partida, pero que después no todo gire en torno a ellos, lo que habría hecho envejecer peor a la película.
Starfighter: La aventura comienza es uno de los mejores ejemplos de cine juvenil de los 80, cuando se ofrecía un cine de calidad lleno de magia para el público más joven, sin tratarlo como a un idiota. Es difícil encontrar hoy día una película juvenil tan sincera y simpática como ésta, pero siempre podemos viajar hasta Rylos, y unirnos a la "Liga de las Estrellas" y ser durante unos entretenidos 101 minutos, todo un Starfighter. El viaje merece la pena.

CURIOSIDADES
Estaba previsto que la película comenzara con el planeta Rylos sustituyendo a la Tierra en el logo de la Universal, pero ejecutivos del estudio se negaron a ello.
Inicialmente los personajes de Alex y Maggie se llamaban Skip y Penny.
El nombre de Alex lo tomaron del hijo de Jonathan R. Betuel, y el de su hermano Louis vino del hijo de Nick Castle.
Última película de Robert Preston.
Durante la post-producción de la película, Betuel comenzó a escribir el guión de Mi proyecto científico (1985), que sería su debut como director.
La película fue nominada a los premios Saturn en la categoría de mejor actor secundario (Robert Preston). Y en los premios Hugo fue nominada a mejor presentación dramática (Nick Castle y Jonathan R. Betuel).
Tanto Nick Castle, como Lance Guest, y Dan O'Herlihy han participado en la saga de La noche de Halloween. Castle dio vida al mítico Michael Myers en la primera parte, Guest participó en la segunda en el papel de Jimmy, y O'Herlihy en la tercera interpretando a Conal Cochran.
Chris Hebert (Louis Rogan) realmente vio una auténtica Playboy en una recordada escena de la película. Fue la primera vez que el joven vio una mujer desnuda.
Aunque se cortaron todas las escenas de Wil Wheaton, aún se le puede ver brevemente al final de la película, cuando toda le gente del camping recibe a Alex, es el niño con la cazadora azul (en la foto inferior es el que se asoma por detrás de la abuela con la escopeta).
El videojuego al que Alex juega en la película nunca existió. Pero hubo un acuerdo con Atari para lanzar una máquina recreativa basada en la película, aunque diversas razones llevaron a su cancelación, cuando ya se había desarrollado un 75% del mismo. También estaba previsto que se lanzase un videojuego para las consolas domésticas Atari 5200, 2600, 400, y 800, pero tampoco vería la luz. Finalmente Atari lanzaría el videojuego de "The Last Starfighter" con el título de "Star Raiders II", tras realizar varios cambios.
La compañía de juguetes Galoob creo varios prototipos de figuras de acción basadas en la película, pero nunca llegaron a producirlas.
Estaba previsto que tras vencer a la armada de Ko-Dan, hubiera una gran celebración por parte de la "Liga de las Estrellas", pero el reducido prepuesto no lo hizo posible, así que la solución fue crear un matte painting del Gunstar en el planeta Rylos, y pasar a planos de los actores filmados en un estudio.
Desde hace años se habla de la realización de una secuela, pero problemas con los derechos de la película, no lo han hecho posible. Las disputas se originaron entre Universal y Warner, la primera produjo Starfighter: La aventura comienza junto con Lorimar, pero esta compañía fue comprada por Warner, así que no estaba claro quien poseía los derechos. En 2018, se anunció en que Gay Whitta (Rogue One: Una historia de Star Wars) co-escribiría con Betuel el guión de la secuela. Y en 2020, Betuel recuperó los derechos de la película.
En 2007, Fred Landau y Skip Kennon crearon un musical basado en la película que se representó en el "New York Musical Theatre Festival".
Muchos de los actores del reparto han trabajado en Star Trek. Wil Wheaton, Norman Snow, Dan Mason en Star Trek: La nueva generación (1987-94). Marc Alaimo, Barbara Bosson y Geoffrey Blake en Star Trek: Espacio Profundo Nueve (1993-99). Y Meg Wyllie en Star Trek (1966-69).
Alex lleva un dispositivo de traducción que le permite entender a los extraterrestres, entre ellos a Grig, pero cuando en la escena final, Grig habla a la gente del camping de caravanas, todos pueden entenderle sin llevar ningún dispositivo.
El primer habitante de Rylos con el que Alex se encuentra es Maggie Adelson, la mujer del productor Gary Adelson.
La mujer de Castle también participó en la película, siendo una de las técnicas de la base de los Starfighter, que muere en el ataque de Xur.
La escena en la que el espía capturado por Xur y es torturado, era más larga, mostrando como la cabeza se derretía, pero finalmente decidieron acortarla.
El Starcar hace un cameo en Regreso al futuro II (1989), se le puede ver aparcado en la calle, en el Hill Valley de 2015.
La novela "Armada" de Ernest Cline se inspira en la película.

BIBLIOGRAFÍA
Starlog Magazine (80, 84, 86, 87, 95, 285)
Comentarios del director (DVD extra)
Interview with Craig Safan (BSO Spirit, 6 abr 2014)
Ron Cobb filmography (Roncobbb.net)
10 Questions with Catherine Mary Stewart (Temple of Geek, 12 abr 2016)
The Last Starfighter (atariprotos.com)
In which I get to help steer the script (wilwheaton.net, 15 ene 2013)
Joint Film Project Set (The New York Times, 3 mar 1983)
Cinefex Magazine (nº 17)
AFI: The Last Starfighter (catalog.afi.com)
Galoob Action Figure Prototypes (The Last Starfighter Wiki)
Crossing the Frontier: Making 'The Last Starfighter' (1999)

Labels: ,

5 Comments:

Anonymous Carlos Martinez said...

Me encanto el post, estoy de acuerdo con lo que dijiste sigue a así, yo descargue esa película ase tiempo y fue chévere.
Por cierto te dejo la pagina donde la descargar por si te interesa: https://onepelis.net/

September 14, 2022 9:25 AM  
Blogger Marco said...

Esta peli la vi hace tela,y recuerdo que no me gusto mucho,la he vuelto a ver y lo corroboro,entretiene pero es lo minimo que se le pide.El argumento es lo mas ochentero que te puedes echar a la cara,una parecida y muuucho mejor es Ready player one(ojala mas pronto que tarde la reseñes,porque nada mas con el monton de referencias que tiene....)El prota no tiene carisma alguno,si al caso su coprota y que es la mejor del director,sin duda,Nick castle no tiene mucha filmografia y no es rimbonbante,por salvar alguna,Daniel el travieso.Lo mejor de la peli,tu reseña,jaja.Saludos Rodi

September 16, 2022 7:13 AM  
Blogger Rodi said...

Jaja, muchas gracias Marco! Es una película pequeñita hecha con cariño, que si te has criado con ella le tienes un cariño por nostalgia. Gracias por volverla a ver a raíz del artículo. Y sí, es muy ochentas :)

"Ready Player One" es una de mis películas preferidas de los últimos años, así que en el futuro no descarto reseñarla.

De Castle, después de "Starfighter" me quedaría también con "Daniel, el travieso", es una de las mejores producciones de John Hughes de la época.

Como siempre, muchas gracias por comentar y revisionar la película.

Saludos.

September 16, 2022 3:06 PM  
Blogger Pau said...

Ví de niño esta película y la recuerdo con mucho cariño, me gustó mucho.

Es sin duda cine puro de los 80 donde se hicieron muchísimas películas dirigidas al público infantil y juvenil. Los 80 y 90 fueron décadas mágicas en las que había total libertad creativa y no lo que hay ahora ,excepto determinadas excepciones, en lo que prima lo políticamente correcto.

'El ultimo Starfighter' es una de las joyas ocultas de los 80 en general y en particular de 1984, año en que se estrenaron muchas películas que en el momento de su estreno y con el tiempo se convertirían en clásicos.

Gracias por el post.

September 18, 2022 2:11 PM  
Blogger Rodi said...

Es de esas películas que a los que nos criamos en los 80 recordamos con cariño, tiene alunas carencias, pero está llena de encanto. Se echan de menos este tipo de producciones.

El 84 fue un gran año, además de "Starfighter: La aventura comienza", se estrenaron "La historia interminable", "Indiana Jones y el templo maldito", "Terminator", "Top Secret", "Los Cazafantasmas", "Tras el corazón verde", "Gremlins", "Star Trek III: En busca de Spock" y "Starman", casi nada.

Gracias a ti por comentar Pau!

Saludos.

September 19, 2022 10:04 AM  

Post a Comment

<< Home