Sunday, November 01, 2015

Desde Rusia con amor

Este artículo contiene spoilers, no leer si no se quiere conocer partes esenciales de la trama de la película.

La organización criminal SPECTRE elabora un cuidadoso plan para eliminar a James Bond y al mismo tiempo hacerse con un dispositivo descodificador soviético. El agente secreto británico recibe la misión de encontrarse con una agente soviética, que dice estar enamorada de él y que forma parte del complot urdido por los villanos.


Con el inminente estreno de Spectre (2015), es el momento perfecto para recordar Desde Rusia con amor (From Russia with Love, 1963), segunda entrega de la saga 007 y aquella en la que el agente británico se enfrentó por primera vez a la organización SPECTRE.


DESPUÉS DEL DR. NO
Tras el gran éxito de Agente 007 contra el Dr. No (1962), sus responsables no perdieron el tiempo y se lanzaron a la producción de una nueva entrega, que continuara las aventuras de James Bond. La siguiente novela de Ian Fleming elegida para conocer su adaptación al cine fue Desde Rusia con amor, la quinta en ser publicada.
John F. Kennedy se convirtió en el mejor publicista de Desde Rusia con amor, cuando declaró que se trataba de uno de sus 10 libros preferidos de todos los tiempos. Esto hizo aumentar la popularidad de la novela y fue lo que hizo que Broccoli y Saltzman se decantasen por ella, a la hora de convertirla en la siguiente película de la saga.
La nueva película sería más ambiciosa que Agente 007 contra el Dr. No, contando con el doble de presupuesto, que se situó en los 2 millones de dólares. Y para repetir el éxito de aquella se recurrió al equipo principal de aquella. Sean Connery volvió como Bond (a cambio de un cheque de 250.000 dólares). Albert R. Broccoli y Harry Saltzman encabezaron la producción. Terence Young se sentó de nuevo en la silla de director. Richard Maibaum y Johanna Harwood co-guionistas de la primera parte volvieron a repetir las mismas funciones en ésta. Lo mismo que el director de fotografía Ted Moore y el editor Peter R. Hunt.
Faltó para lo ocasión Monty Norman, compositor del popularísimo tema de James Bond, que fue sustituido por John Barry, quien ya había colaborado de forma no acreditada en Agente 007 contra el Dr. No y que sería el compositor de la mayoría de entregas de la saga desde aquí hasta Alta tensión (1987). El diseñador de títulos de crédito, Maurice Binder fue sustituido por  Robert Brownjohn, por sus diferencias con los productores. Y también se perdió la segunda aventura de 007, el diseñador de producción Kem Adam, quien estaba ocupado con ¿Teléfono rojo?, volamos hacia Moscú (1964) de Kubrick. Adam fue sustituido por Syd Cain.
Inicialmente se le encargó a Len Deighton la escritura del guión, Deighton era autor de las novelas de espías de Harry Palmer, varias de las mismas llevadas al cine con Saltzman como productor. Deighton viajó a Estambul con Saltzman, Terence Young y Syd Cain, para buscar localizaciones para película. Llegó a escribir cerca de 35 páginas del guión, pero según Maibaum "no estaba llegando a ninguna parte". Fue entonces cuando Maibaum fue contratado para escribir el guión, cosa que hizo en solitario. Aún así Harwood consiguió un crédito como autora de la adaptación de la novela. Según Maibaum esto sucedió porque trabajó con el director e hizo varias sugerencias que fueron añadidas al guión, aunque según el escritor no se merecía que la acreditasen por ello.
A la hora de adaptar la novela se hicieron algunos cambios. Para eliminar problemáticas connotaciones políticas, los productores decidieron cambiar los villanos originales, la agencia de contraespionaje rusa SMERSH, por la organización criminal SPECTRE, que busca venganza por la muerte del Dr. No, quien era uno de sus miembros.
La búsqueda de la nueva chica Bond conllevó sus problemas. La primera elección fue Elga Andersen, pero tras ser descartada se consideró a un gran número de actrices, entre ellas a Sally Douglas, Margaret Lee, Pia Lindström, Lucia Modugno, Virna Lisi y Tania Mallet (quien sería la futura Tilly Masterson de James Bond contra Goldfinger). Al final la elegida fue la italiana Daniela Bianchi, elegida Miss Universo en 1960. La actriz fue doblada por Barbara Jefford, para ocultar su fuerte acento italiano.
Al polaco Vladek Sheybal se le ofreció el papel de Kronsteen, pero inicialmente dudó en aceptar participar en una película de James Bond, por miedo a que pudiese afectar a su carrera como actor, pero su amigo Sean Connery le convenció de hacerlo y Sheybal aceptó interpretar al nº 5 de SPECTRE.
Como Peter Burton, quien había interpretado a Q en Agente 007 contra el Dr. No, no estaba disponible, fue sustituido por Desmond Llewelyn, que haría el papel suyo hasta El mundo nunca es suficiente (1999).
El reparto se completó con las incorporaciones de Pedro Armendáriz, que fue recomendado a Young por mediación de John Ford. Robert Shaw se metió en la piel de Red Grant, tras considerarse a Joe Robinson (Diamantes para la eternidad). Katina Paxinou fue la primera elección para el papel de la villana Rosa Klebb, pero al no estar disponible, éste fue a parar a la austriaca Lotte Lenya. Bernard Lee encarnó de nuevo a M y Lois Maxwell hizo lo propio con Moneypenny.

RODAJE
La fotografía principal comenzó el 1 de abril de 1963 y se prolongó hasta el 23 de agosto del mismo año. El incremento del presupuesto permitió a la producción moverse por varios países por primera vez en la saga. La producción se desplazó a Estambul, Inglaterra, Venecia y Escocia (la persecución final de las lanchas y la secuencia del helicóptero). Estambul es el epicentro de la historia y muchos de los lugares más característicos de lo ciudad acogieron la producción, como Santa Sofía, el Palacio de Topkapi, el Gran Baazar o la Cisterna Basílica. Y en los Pinewood Studios se rodaron las escenas de interiores (como la de la partida de ajedrez) y además su edificio de administración sirvió para dar vida al cuartel general de SPECTRE.
La pelea entre Bond y Red Grant requirió de tres semanas para filmarse y fue llevada a cabo por Sean Connery y Robert Shaw, usándose sólo dobles para un único plano, el resto lo hicieron los actores. La escena se convirtió en una de las más memorables de la saga.
Y otra escena relacionada con el Orient Express aparentemente sencilla, como en la que Bond y Tatiana toman el tren, conllevó grandes dificultades para filmarse. Más de 3.500 personas se acercaron a la estación de tren de Sirkeci para ver el rodaje, haciendo imposible la filmación de la escena. Tras varios retrasos, el director habló con el especialista Peter Jenkins, para que crease una distracción, para ello se subió a un balcón, se colgó boca abajo y se puso a gritar, el equipo aprovechó mientras para rodar la escena prevista.
La persecución final de lanchas iba a tener lugar en el Golfo de Venecia, pero debido al mal tiempo, se decidió cambiar su localización, llevando la producción de Italia a Escocia. La gran explosión que Bond provoca para eliminar a sus enemigos, conllevó un gran contratiempo, cuando durante un ensayo activaron los explosivos creyendo que estaban realmente filmando la escena, provocando como es lógico una gran explosión. El equipo tuvo que preparar toda la escena de nuevo para poder filmar al día siguiente, teniendo que trabajar durante toda la noche para conseguirlo. Al día siguiente estaba todo listo y pudieron rodar sin más percances, quedando la escena perfecta.
Pero la que trajo grandes problemas a la hora de filmarse fue la secuencia final con el helicóptero y que pudo haber terminado muy mal, ya que la inexperiencia del piloto hizo que casi matase a Sean Connery, al volar demasiado cerca del actor.
Y otro que lo pasó mal por culpa de un helicóptero fue Terence Young, quien se estrelló en uno durante el rodaje. Young estaba acompañado por el director artístico Michael White y un operador de cámara. El accidente sucedió en Crinan (Escocia). Al poco de despegar, los motores del aparato fallaron, haciendo que éste cayese al mar. Todos se mantuvieron con vida gracias a una bolsa de aire que quedó en el interior del helicóptero al hundirse. Tras lograr escapar y ser rescatados, en menos de una hora Young ya estaba de vuelta en el set, con un brazo en un cabestrillo.
No fue el único accidente que aconteció durante el rodaje, el 17 de julio de 1963, mientras se desplazaban en coche a los Pinewood Studios, el conductor de Daniela Bianchi se durmió al volante y provocó que el coche se saliese de la carretera, dando varias vueltas de campana. Connery que iba en un coche detrás de ellos, ayudo a la actriz a salir del suyo. Bianchi sufrió varias heridas en su rostro, por lo que el rodaje de sus escenas tuvieron que retrasarse dos semanas hasta que se recuperase.
La nota triste del rodaje la trajo el actor Pedro Armendáriz, quien a mitad de rodaje descubrió que padecía de cáncer terminal. Posiblemente el actor lo había contraído durante el rodaje de El conquistador de Mongolia (1956), filmada cerca de un lugar de pruebas nucleares norteamericanas. El actor se empeñó en completar el rodaje para dejarle dinero a su mujer, una vez hubiera fallecido. El rodaje se tuvo que adaptar al actor para que se rodasen sus escenas primero, pero su situación se fue agravando y hacia el final del rodaje el director tuvo que sustituirle en planos largos, como por ejemplo en la pelea en el campamento gitano. Y en otras escenas, estaba tan débil, que el equipo prácticamente tenía que sostenerle para que se mantuviese de pie. Un mes después de haber completado sus escenas, Armendáriz se suicidó de un disparo en un hospital de Los Angeles.
Está claro que el rodaje estuvo plagado de problemas, pero a estos se sumó otro más, los retrasos de la producción. La película había comenzado su rodaje sin tener el guión terminado, y durante el mismo muchas escenas eran reescritas y otras nuevas eran creadas. Maibaum se encargó de parte de las reescrituras y otras fueron obra de Berkely Mather (de forma no acreditada). Entre esos cambios improvisados están el momento en que Grant asesina a un espía en Santa Sofia, que originalmente era obra de Bond. Así como también se añadieron las escenas de Grant vigilando a Bond en su estancia en Estambul, que inicialmente no estaban previstas.
Habiendo sobrepasado el presupuesto y excedido el tiempo de rodaje previsto, se encontraron que algunas escenas escritas antes de la versión final del guión, ya no encajaban en la película. Para salvar la producción Young le dio al editor Peter R. Hunt vía libre a la hora de montarla. Hunt usó todo tipo de técnicas revolucionarias que salvaron la producción. Uno de los cambios principales fue cambiar el orden cronológico de la escena en la que Red Grant asesina a un falso James Bond, que originalmente no iba al principio de la película, pero el editor consideró que sería más efectiva si iba antes de los créditos. De esta forma se inició la tradición de las secuencias pre-créditos en la saga.
Hunt también cambió el orden de otras escenas tal y como estaban previstas para una mejor comprensión de la historia, como por ejemplo, toda la parte inicial de la presentación de los villanos y de la exposición de su plan. Al realizar esos cambios, la primera escena con Blofeld perdía su sentido, Young deseaba volver a filmarla, pero ya no tenían dinero para ello, de modo que decidió redoblar los planos de Blofeld, ya que a éste nunca se le ve la cara, pudiendo hacer así los cambios que quería. El problema era que tenían nuevas líneas de diálogo para Rosa Klebb, donde exponía el plan de SPECTRE. Como no podían volver a construir el decorado, se las ingeniaron para no gastar dinero, filmaron a Lotte Lenya diciendo sus nuevas frases delante de una pantalla blanca y después la proyectaron sobre las secuencia previamente rodada, teniendo especial cuidado de tapar a la actriz y que sólo se viese el decorado de fondo, salva decir que el truco funcionó a la perfección y se hace imposible detectarlo.
Para la misma escena necesitaron otro plano en el que Klebb se acerca a la pecera de Blofeld, pero sólo tenían uno de ella frente a la pecera en el que después se alejaba de ella, a Hunt se le ocurrió invertir este plano para que diera la ilusión que la actriz se acercaba a la pecera  y de nuevo la magia de Hunt hizo funcionar la escena.
Después de todas los contratiempos y complicaciones, la película estuvo terminada a tiempo para su fecha de estreno prevista. La premiere tuvo lugar en Londres el 10 de agosto de 1963 y si Agente 007 contra el Dr. No fue un éxito, Desde Rusia con amor la superó con creces. Fue la película más taquillera del año en Gran Bretaña, en los Estados Unidos alcanzó los 24.800.000 de dólares y en el resto del mundo hizo 54.100.000 de dólares más, lo que convirtió a la película en la más taquillera de 1963, con 78.900.000 de dólares recaudados.

VALORACIÓN
Desde Rusia con amor es un buen relato de espías, en el que se denota un mayor Bond literario y un menor Bond cinematográfico y esa es su principal virtud. Se aprecia un tono más adulto, menos cómic y espectacular, tono que adquiriría la saga tras James Bond contra Goldfinger. Aquí el guión está más trabajado y se apoya más en la historia que en la acción, algo de lo que adolecerían futuras entregas de la saga.
Al mismo tiempo, y aunque sea uno de los mejores Bonds de la saga, siempre he considerado que es una película sobrevalorada. El gran plan de SPECTRE de engañar a Bond para que robe por ellos el dispositivo Lektor, se viene abajo cuando el golpe perpetrado por Bond resulte de lo más convencional y menos complejo de lo que uno podría esperar. Si SPECTRE en lugar de volcar sus esfuerzos en crear ese complot contra Bond (del cual es en parte consciente), lo hiciese en planificar y acometer el robo, saldría ganando, no sólo por la escasa dificultad de acometerlo, si no porque meten a James Bond en la ecuación, la persona que tiene más probabilidades de frustrar sus planes. Tatiana ayuda a Bond a robar el Lektor y podría haber hecho lo mismo por SPECTRE. No me parece nada inteligente y creo que complican sus planes porque sí. Está la parte del plan de la venganza, pero hay momentos en que Bond está a punto de morir y SPECTRE le salva la vida, cuando lo más fácil sería que dejaran que lo matasen y robar por sus medios el Lektor. Supongo que en su momento resultó algo genial para el público, pero para mí el gran plan de los villanos hace aguas, aunque entiendo que todo sucede en el mundo de Bond y estás cosas tiene lógica en él.
Ésta es una de las películas de la saga donde el reparto nos depara mayores alegrías. Sean Connery brilla como Bond, personaje que le sienta como anillo al dedo y al que ya le tiene cogido el punto (y en el que se consolidaría en James Bond contra Goldfinger). Pero son los personajes secundarios los que están más cuidados, por encima de la mayoría de films de la saga, aquí están enriquecidos con pequeñas pinceladas, como Rosa Klebb y su homosexualidad, mostrada siempre con sutileza y a través de pequeños detalles (como su molestia por la cercanía de Morzeny, pero como después no tiene reparos en apoyar su mano en la rodilla de Tatiana). Pero es Red Grant el que se convierte en un todo robaescenas, ese asesino despiadado y silencioso durante la mayor parte de la película, que cuando le escuchamos hablar, nos sorprende con su elocuencia, si el personaje es memrobale es en gran medida a estar interpretado por el gran Robert Shaw. Y no quiero olvidarme de la introducción de uno de los villanos más icónicos de la historia del cine, Blofeld, siempre en la sombra y acariciando a su gato, una imagen que se ha convertido en clásica.
La película marcaría muchas de las constantes de la saga y sería muy influyente dentro de la misma, aquí tenemos la primera secuencia pre-créditos, la primera canción (con letra) compuesta para una película de la saga, los gadgets de Bond, la introducción de Blofeld, la frase final "James Bond volverá" que anuncia la siguiente película o el cambiar de Chica Bond a cada nueva entrega.
Terence Young lleva con buen pulso la película, principalmente en su primer y redondo primer acto, con SPECTRE tejiendo la red de su complot, la presentación de todos los personajes, sin prisas por introducir a Bond en la historia, y donde encontramos escenas realmente bien escritas (el símil que Blofeld hace entre los peces y su plan, la partida de ajedrez en la que participa Kronsteen). Pero la película pierde ritmo en su segundo acto, en el cual se desarrolla la relación entre Bond y Tatiana y vivimos el periplo de Bond por Estambul. Una vez robado el dispositivo Lektor y que Red Grant cobre protagonismo, la película vuelve a coger fuerza, ganando enteros en su parte final, gracias también a escenas de acción tan contundentes como la pelea entre Bond y Grant en el Orient Express, el ataque del helicóptero (inspirada en Con la muerte en los talones) o la persecución de lanchas. Y la lucha final con Klebb cierra de forma perfecta una de las mejores películas de la saga Bond.
Desde Rusia con amor no me ha seducido como a muchos otros, pero entiendo la fascinación de estos por la película, rebosa elegancia, energía, entretenimiento y estilo. Es un buen Bond, aunque no el mejor, ese vendría justo después. Pero sentó la bases de lo que estaba por llegar, construyendo ese personaje del superespía por antonomasia que es 007, y sólo por eso ya tiene el cielo ganado.

CURIOSIDADES
Sean Connery considera a Desde Rusia con amor su Bond preferido de todos los que protagonizó.
Dos actrices de la película volverían a atrabajar en posteriores films de la saga. Nadja Regin, que interpreta a la chica de Kerim, haría papel de la bailarina en la secuencia pre-créditos de James Bond contra Goldfinger (1964). Y Martine Beswick, que da vida a una de las chicas gitanas, interpretaría a Paula en Operación Trueno (1965).
La escuela de entrenamiento de SPECTRE fue inspirada por las escuela de gladiadores de Espartaco (1960).
Sean Connery y Pedro Armendáriz llevan peluquines en la película.
Es una de las tres película de 007 en que el agente secreto no lleva un esmoquin. Las otras son Sólo se vive dos veces (1967) y Vive y deja morir (1973).
Última película de la saga que vio Ian Fleming.
Albert R. Broccoli declaró que ésta era una de sus tres películas preferidas de la saga. Las otras eran James Bond contra Goldfinger (1964) y La espía que me amó (1977).
Por su parte Lois Maxwell, que interpreta a Moneypenny, declaró que ésta era su película preferida de James Bond.
James Bond no parece hasta el minuto 17 de película. Y se tardan 80 minutos en oír la voz de Red Grant .
007 no dice "Mi nombre es Bond, James Bond" en esta película.
Primera película de la saga en terminar con la frase "James Bond volverá en...", indicando el nombre de la siguiente película en estrenarse. Esta tradición se mantuvo hasta Octopussy (1983).
El actor Walter Gotell, que interpreta a Morzeny, después interpretaría al General Gogol en La espía que me amó (1977) y repetiría en el papel en las siguientes 5 películas de James Bond.
Última película en la que intervino Pedro Armendáriz.
Sean Connery y Robert Shaw volverían a ser enemigos en Robin y Marian (1976).
Dominique Boschero y Sally Douglas fueron consideradas para el papel de la chica de Kerim.
Anthony Dawson es quien dio vida a Blofeld (de forma no acreditada) y volvería a hacerlo en Operación Trueno (1965), lo que lo convierte en el único actor, hasta la fecha, que ha interpretado al personaje dos veces. Dawson había participado en Agente 007 contra el Dr. No en el papel del Profesor Dent.
El actor Eric Pohlmann fue quien le puso voz (de forma no acreditada) a Blofeld.
Terence Young realizó dos cameos, uno como extra y otro como doble de Pedro Armendáriz.
El decorado del torneo de ajedrez visto al comienzo de la película costó 150.000 dólares. La parte superior era realmente un matte painting.
Fue la última película de la saga en la que apareció el personaje de Sylvia Trench, interpretada por Eunice Gayson, al igual que en Agente 007 contra el Dr. No (1962). La idea original era que Sylvia apareciera en cada película como la novia de Bond, siempre frustrada porque el agente secreto es llamado a una nueva misión. Esta idea fue descartada posteriormente.
"Q" es llamado por su verdadero nombre, Major Boothroyd, algo que sólo sucede en otras dos películas, Agente 007 contra el Dr. No (1962) y La espía que me amó (1977).
La mayoría de la película se filmó en exteriores, con un mínimo de decorados, algo inusual en una película de 1963.
En el viaje en ferry en Estambul, la Torre de Leandro puede ser vista al fondo, detrás de Bond. Esta sería la guarida de Renard en El mundo nunca es suficiente (1999).
Daniela Bianchi, Martine Beswick y Aliza Gur coincidieron en el certamen de Miss Universo de 1960, que Bianchi ganó.
La mujer de Terence Young, Dorothea Bennett realiza un cameo, es la mujer que en un puente de Venecia filma a Bond y a Tatiana.
Para la película Sean Conney utilizó ocho trajes de Saville Row, con un coste de 2.000 dólares cada uno.
Al ser más bajo que Sean Connery, Robert Shaw tuvo que estar sobre una caja de madera en las escenas que compartían juntos, para dar una imagen más amenazadora.
La foto en el vestíbulo de la embajada rusa es del astronauta Yuri Gagarin.
La escena de Bond y Tatiana Romanova se encuentran por primera vez en la habitación del hotel, ha sido utilizada para las audiciones de potenciales 007 y chicas Bond. Por ejemplo puede verse en el making of de Octopussy (1983).
Red Grant, inicio la tradición de rubios sidekicks en la saga, al que seguirían Hans en Sólo se vive dos veces (1967), Peter Franks en Diamantes para la eternidad (1971), Erich Kriegler en Sólo para sus ojos (1981), Venz en Panorama para matar (1985), Necros en Alta tensión (1987) y Stamper en El mañana nunca muere (1997).
Aunque nunca se muestra, se da a entender en posteriores películas, que Bond se queda con el reloj de Grant. Éste vuelve a aparecer en Al servicio secreto de su Majestad (1969), cuando Bond recoge su mesa y también en una escena eliminada de Panorama para matar (1985), en la que la policía parisina le devuelve a 007 sus pertenencias.
En las novelas Bond suele conducir su Bentley, Desde Rusia con amor es la única película de la serie oficial en la que aparece este coche. Sí aparece en otras película no oficiales como Casino Royale (1967) y Nunca digas nunca jamás (1983).
Fue la última película John F. Kennedy vio antes de viajar a Dallas. Lo hizo en la Casa Blanca en un pase privado, el 20 de noviembre de 1963.
Fue la última película que se estrenó antes de la muerte de Ian Fleming.
La novela terminaba con Rosa Klebb atacando a Bond e hiriéndole con el cuchillo oculto en su zapato, Bond se desplomaba y no se sabía si viviría o moriría, algo que se resolvería en la siguiente novela, Dr. No, donde el agente británico se curaba. Este final abierto se debió a la frustración de Fleming por la falta de éxito de sus novelas y de no saber si continuaría escribiéndolas.
Ian Fleming consideraba Desde Rusia con amor la mejor de sus novelas.
Pedro Armendáriz Jr., hijo de Pedro Armendáriz participó en Licencia para matar (1989) en el papel del Presidente Hector Lopez.
La guarida de Krilencu se encuentra detrás de un cartel que anuncia la película El amo de la selva (1963), también producida por Broccoli y Saltzman.
Es el especialista Bob Simmons quien aparece en el gun barrel al comienzo de la película y no Sean Connery. Este gun barrel fue usado también en Agente 007 contra el Dr. No y James Bond contra Goldfinger. A partir de Operación Trueno se inició la tradición que el actor que interpreta a James Bond, es quien aparece en dicha escena.
El dispositivo Lektor se llamaba Spektor en la novela, pero se decidió cambiar su nombre para no causar confusiones con el nombre de SPECTRE.
La escena de amor entre Bond y Tatiana tuvo problema con la censura británica, que consideró que el momento en que SPECTRE los filma a través de un espejo era demasiado explicito. Los productores tuvieron que cortar ese momento al máximo para evitar la censura de toda la escena.
El nombre de Ted Moore, director de fotografía de la película puede verse escrito sobre el cuerpo de la bailarina durante los títulos de crédito. Fue una broma de Frank Tidy (operador de cámara) y Robert Browjohn (diseñador de los títulos de crédito).
El body count de la película asciende a 23 muertos, 12 de ellos obra de Bond.
La fotografía principal terminó dos días antes de una revolución en Estambul.
Hay una leyenda que dice que Ian Fleming realizó un cameo en la película. Al parecer se trata del hombre que se encuentra fuera del Orient Express, en la escena posterior a que Bond encuentre muerto a Kerim Bey. Esto nunca ha sido confirmado.


Recibió una nominación a los Globos de Oro en la categoría de mejor canción, por el tema "From Russia with Love" (John Barry, Lionel Bart y Monty Norman).
El gerente de localización William Hill se vio obligado a interpretar al Capitán Nash, cuando el actor contratado para el papel no pudo hacerlo en el último momento.
Jacqueline Saltzman, mujer de Harry Saltzman tiene un cameo en la película, aparece en la escena que el Orient Express deja la estación, es la mujer que está en la ventada contigua a la de Robert Shaw.
Las secuencias del ataque en helicóptero y la persecución de lanchas, no existen en la novela y fueron añadidas por Richard Maibaum al guión.
No es Daniela Bianchi quien camina desnuda por la habitación antes de su primer encuentro con James Bond, una doble de cuerpo fue quien hizo la escena.
En la escena pre-créditos, el actor que originalmente hacía de doble de Bond, era tan parecido a Connery, que el director tuvo que rodar la escena de nuevo con un hombre con bigote postizo, para dejar totalmente claro a la audiencia que el asesinado no era Bond.
En 2005 se estrenó un videojuego basado en la película, al cual Sean Connery prestó su voz.
Para rodar la escena con las ratas, se utilizaron a ratas de laboratorio y se las cubrió con chocolate para que pareciesen de alcantarilla, pero a la hora de rodar no corrieron, simplemente se sentaron y empezaron a lamerse unas a otras. Después de eso se usaron ratas reales, las cuales no corrían en la dirección correcta y sólo lo hicieron cuando Sean Connery abrió las puertas del estudio. Finalmente las escena se terminó filmando en Madrid.
Del montaje final se eliminó una escena que acontecía antes del encuentro entre Bond y Tatiana en el ferry. En ella Bond trataba de librarse de su perseguidor búlgaro y para ello conseguía atraparlo entre dos coches, uno de ellos conducido por Kerim Bey. El búlgaro se aproximaba a su coche y Kerim le espetaba "Amigo mío, así es la vida". Bond conseguía escabullirse. La escena fue cortada una semana antes del estreno de la película, cuando en un pase privado, el hijo de doce años de Young, se dio cuenta que el personaje había sido asesinado previamente por Red Grant.
La partida de ajedrez de Kronsteen es una reproducción de una popular partida que jugaron Boris Spassky y David Bronstein en el campeonato ruso en Leningrado en 1960.
Durante la pre-producción de la película en el mítico Orient Express cambió su ruta, fueron necesarios cambio en el guión para adaptarse al nuevo itinerario del tren.
Daniela Bianchi participaría en una parodia de 007, Todos los hermanos eran agentes (1967), protagonizada por Neil Connery, hermano de Sean.
Ian Fleming se basó en el famoso dispositivo decodificador Enigma de los nazis para crear su Spektor, tenía información de primera mano ya que él mismo formó parte del equipo que rompió el código Enigma durante la Segunda Guerra Mundial.

GADGETS
Maletín: En el cual Bond lleva un rifle y que además contiene ocultos cincuenta soberanos de oro, balas, un cuchillo y posee un dispositivo explosivo mediante un falso bote de talco.


Detector de micros: Que Bond usa para descubrir los micros que tiene ocultos en su habitación de hotel.


Cámara grabadora: Una cámara convencional que oculta un dispositivo de grabación de audio.


Zapato-cuchillo: Usando por los miembros de SPECTRE, el zapato oculta un cuchillo con veneno, que se activa al golpear un lateral del mismo.


Reloj con cuerda de piano: Usado por Red Grant, el reloj oculta una cuerda de piano retráctil, con la que el villano estrangula a sus victimas.


Busca: 007 usa un novedoso (para la época) busca con el que recibe los avisos del MI6.


Lektor: Decodificador soviético por el que luchan el MI6 y SPECTRE.

Labels: , ,

11 Comments:

Blogger MARCO said...

Una de las primeras,sino la primera película de 007 que ví,le tengo un especial cariño y me gusta mucho desde luego.Para no variar,estupenda reseña,Saludos

November 02, 2015 8:40 AM  
Blogger Rodi said...

Muchas gracias MARCO. Ya no recuerdo ni cuantos años hace que la vi por primera vez, pero como todas las películas de 007, me trae buenos recuerdos.

Saludos.


November 05, 2015 3:43 PM  
Blogger Fernando Siles said...

No es de mis Bonds favoritos pero gran post, as usual :)

Saludetes

November 07, 2015 2:58 AM  
Blogger Cinemagnific said...

Buen thriller del primer Bond, más comedido que otras y con escenas fantásticas.

November 07, 2015 11:48 AM  
Blogger Rodi said...

Kalimero: Muchas gracias. Tampoco lo es de los míos, pero reconozco que es un bueno Bond.

Cinemagnific: Sí que se nota que es un Bond menos espectacular y más clásico y creo que eso es parte de su encanto.

Saludos.

November 08, 2015 3:17 AM  
Blogger Charly Hell said...

Impresionante post. Enhorabuena.

Esta la vi hace siglos, y apenas recuerdo nada. Tengo una deuda pendiente con el Sr. Bond y no es otra que empezar a ver sus películas desde el principio una por una.

Saludos.

November 23, 2015 12:24 PM  
Blogger Rodi said...

Muchas gracias Charly. Soy muy fan de las películas de James Bond y como tal, te recomiendo que saldes esa deuda pendiente, seguro que 007 no te defraudará. Gracias por comentar.

Saludos.

November 26, 2015 3:49 PM  
Blogger Éowyn said...

Un post estupendo! Muchas pelis de las que mencionas las he visto. Pero tengo que decir que últimamente las pelis del Angente 007 me han dejado sin sabor ninungo, por Daniel Craig principalmente. Que lo veo como un madelman, como dice una amiga mía. Es demasiado serio, no gesticula lo suficiente como para que me llegue su personaje. Me quedo con lo Sean Connerey de calle.

Saludos!

January 15, 2016 12:30 AM  
Blogger Rodi said...

Muchas gracias Éowyn! A mí Craig me parece un buen Bond, ha logrado dignificar el personaje y darle una dimensión que hasta ahora no tenía 007. Creo que tocó techo con "Casino Royale" y todo lo que ha venido después nunca ha estado a su altura. Las películas dirigidas por Sam Mendes me resultan bastante lentas (sobre todo "Skyfall"), hecho de menos el Bond más divertido y entretenido de antaño.

Pd: Connery siempre será mi Bond.

Saludos.

January 15, 2016 11:14 AM  
Anonymous hechizos de amor said...

muy buen post, esta pelicula es un clasico digno de recordar. saludos

December 02, 2016 3:55 PM  
Blogger Rodi said...

¡Muchas gracias! Sí que lo es, sorprende lo bien que ha envejecido.

Saludos.

December 02, 2016 4:15 PM  

Post a Comment

<< Home