Friday, August 01, 2014

Manhattan sur

"Esto no es el Bronx, ni Brooklyn, ni siquiera Nueva York, es Manhattan sur."

Este artículo contiene spoilers, no leer si no se quieren conocer partes esenciales de la trama de la película.

El policía Stanley Wihite es destinado al distrito de Manhattan sur, una vez allí iniciará una lucha encarnizada para eliminar la delincuencia de las calles. Su principal objetivo será la mafia china y más concretamente Joey Tai, jefe del crimen local, con quien mantendrá un enfrentamiento a muerte.

EL AÑO DEL DRAGÓN
Tras el enorme fiasco de La puerta del cielo (1980), el director Michael Cimino estuvo ausente de las pantallas de cine durante 5 años. Durante ese tiempo estuvo involucrado en diferentes proyectos, pero sin llegar a materializar ninguno, como por ejemplo Footloose (1984), Motín a bordo (1984) o Sed de poder (1984). Su regreso se lo debemos a Dino De Laurentiis, quien le ofreció la dirección de Manhattan Sur (Year of the dragon, 1985), adaptación de la novela de Robert Daley, "Year of the dragon", publicada en 1981.
El productor italiano llevaba años queriendo realizar una película localizada en Chinatown, pero los primeros guiones que recibió no le gustaron y no fue hasta que apareció el libro de Daley, que su idea comenzó a tomar forma. Compró los derechos y se puso en contacto con Cimino para su adaptación, pero el director rechazó el proyecto. Tras no conseguir adaptar la novela, De Laurentiis llamó de nuevo a la puerta de Cimino, quien esta vez sí acepto, pero sólo a cambio de varias condiciones, que el libro sería sólo un punto de partida, que tendría la libertad de contar la historia a su manera y que podría cambiar los personajes. A lo que el productor de Hannibal dio su aprobación. Una de las razones que le llevaron a Cimino a aceptar el proyecto fue su interés por narrar la historia de la contribución de los chinos a la construcción del Oeste y principlamente al ferrocarril transcontinental, de echo estuvo años trabajando en un western con esa temática, pero nunca consiguió sacarlo adelante.
Cuando se subió al carro de la producción, ésta ya tenía una fecha de inicio aproximada de rodaje prevista por los productores y Cimino se dio cuenta de que no podría escribir él solo el guión en el tiempo asignado, así que buscó ayuda. Cimino se decantó por Oliver Stone tras quedar impresionado al leer su guión para Platoon (1986).
Para escribir el guión ambos se documentaron considerablemente, sólo Cimino se pasó un año y medio reuniendo información. Stone y Cimino se entrevistaron con cualquier persona que pudiera darles información sobre el funcionamiento del hampa en Chinatown, como aquellos a los que Stone definió como "un grupo de gangsters disidentes", que les mostraron lo que estaba pasando en dicho barrio.
El nombre del protagonista de la novela era Arthur Powers, pero Stone decidió cambiarlo por Stanley White, que era el nombre del policía que le ayudó cuando investigaba para escribir un guión sobre los asesinatos del "Estrangulador de Hillside". Además le dio al personaje un pasado como veterano de Vietnam.
En el guión se cambiaron más cosas con respecto a la novela, por ejemplo, en aquella la relación entre el protagonista y la reportera es una simple aventura y el policía volvía al final con su mujer. En la película su mujer es asesinada y White y Tracy acaban juntos. En la novela el villano es detenido por un tecnicismo, bigamia, mientras que en la película Tai se termina pegando un tiro tras su enfrentamiento con White.
Según Stone el guión final no fue todo lo bueno que podría haber sido "Creo que el guión tiene defectos graves. Pero tengo que añadir que el productor, Dino De Laurentiis, tiene un gusto abominable. Michael Cimino quería hacer una reaparición después del fracaso de La puerta del cielo y De Laurentiis nos obligó a hacer recortes perjudiciales en el guión que Cimino tuvo que aceptar."
Cimino quería una combinación de actores profesionales y aficionados, no quería a los actores de siempre interpretando a sus eternos roles, de modo que le pidió a la directora de casting que descartara a ese tipo de actores y que buscasse caras nuevas.
Inicialmente Cimino y Stone tenían en mente para el papel protagonista a Nick Nolte o Jeff Bridges, pero finalmente Cimino se decantó por Mickey Rourke, tras verlo en Sed de poder (1984), la cual estuvo a punto de dirigir. Además Cimino y Rourke ya habían trabajado juntos en La puerta del cielo (1980). Rourke tuvo que meterse en la piel de un personaje 15 años mayor que él, entre otras cosas tiñó su pelo de blanco para envejecerse en pantalla. Rourke tuvo que ponerse en forma para la película, pero inicialmente no se tomó muy en serio su entrenamiento, de modo que Cimino hizo que Chuck Zito, guardaespaldas del actor y ex-ángel del infierno, fuera su entrenador personal y según el director, hizo maravillas con él. Rourke le dio varios papeles a Zito en la película, se le puede ver en tres ocasiones, como doble de acción, otra como karateka y una más como taxista.
Para el papel de Joey Tai se contrató a John Lone, quien había llamada la atención en la película El hombre del hielo (1984). Lone realizó aquí la que es posiblemente su más popular interpretación junto con la de El último emperador (1987).
Para interpretar a Tracy se barajó a Joan Chen, pero Cimino finalmente escogió a la modelo Ariane Koizumi, según explicaba él "[Joan] podría haber estado asombrosa también. De una forma diferente. Pero Ariane tenía algo más de americana. Y eso es lo que quería. Ella tenía que ser igualmente china y americana, mientras que Joan era claramente nacida china."
Con un presupuesto de 24 millones de dólares y con el final cut por contrato, Cimino comenzó el rodaje de la película, que se extendió a lo largo de 61 días.
Aunque se llegaron a rodar algunos planos en la auténtica Nueva York, el grueso de los supuestos exteriores se filmaron en los North Carolina Film Studios (Wilmington, North Carolina). De tan realistas que eran los decorados creados por Wolf Kroeger, que llegaron a engañar a Stanley Kubrick, nacido en Nueva York y que asistió al estreno de la película. Otras secuencias se filmaron en Tailandia (incluida su capital Bangkok), Wilmington y Vancouver.
Esa variedad de localizaciones brindó una de las mejores anécdotas de la producción. A la hora de rodar la escena en la que Joey Tai y su mano derecha caminan por una fábrica textil china, atraviesan un paso elevado y llegan hasta un apartamento destartalado donde se encuentran los dos asesinos que contrató, se filmó en tres localizaciones distintas, la fábrica estaba en Bangkok, el paso elevado en Nueva York y el apartamento en Wilmington. Una de las scripts le comentó a Cimino que la secuencia no iba a funcionar, entonces el director le apostó 1.000 dólares a que sí lo haría, cuando la script vio la secuencia montada admitió su error, pero Cimino rechazó los 1.000 dólares.
El apartamento de Tracy no era un decorado, para conseguir unas vistas únicas de Nueva York, el apartamento se construyó expresamente en la Torre del Reloj de Nueva York, esa necesidad surgió según Cimino porque "No soporto ir a un lugar y filmar de la forma que todo el mundo lo ha hecho antes. La gente va a París, siempre está la Torre Eiffel. Ellos vienen a Nueva York y es el Hotel Plaza y Central Park. Así que quería una vista de la ciudad que fuera única y memorable."
Como comentaba anteriormente Cimino tenía el final cut, pero aun así el estudio le obligó a realizar un cambio, tal y como comentaba el director "El único cambio que me pidieron que hiciera, el cual a día de hoy lo sigo encontrando inexplicable porque pienso que creo que resume la película, fue la última frase. Al final de la película hay otra lucha que estalla en Mott Street, durante el desfile del funeral. Mickey está en medio de la refriega, Tracy corre y le recogé del suelo, ambos se ven como los supervivientes de una guerra. La cámara se cierra. Si te fijas, puedes ver que no están diciendo la frase que estás oyendo. La última frase de la película era, Stanley la mira y dice "Bueno, supongo que si luchas en una guerra el tiempo suficiente, terminas casándote con tu enemigo." Oliver Stone está casado con una chica vietnamita ahora mismo. Estoy seguro que veremos americanos con mujeres iraquís en algún momento. Por alguna razón que no entiendo, la frase no era aceptable, así que cogí una frase de otra parte de la película y la deslicé dentro y no tiene ningún sentido en absoluto. Pero esa frase, era la que resumía toda la película."
Al contrario con su anterior película, Cimino terminó Manhattan Sur a tiempo y dentro del presupuesto asignado. El film se estrenó el 16 de agosto del 1985 en medio de críticas negativas y fue un fracaso de taquilla. Recaudó en los EE.UU. sólo 18.707.466 de dólares. Este fracaso pudo ser producido por las duras críticas producidas por los sectores asiáticos que vieron el film como sexista y racista, alegando que la película estaba llena de estereotipos sobre ellos. Cimino se defendió alegando "No estoy de acuerdo con esa acusación. El filme coloca al racismo en la pantalla, pero no significa que sea racista en sí mismo."
Tal fue el varapalo crítico, que incluso fue nominada a varios premios Razzie, la mayoría totalmente injustificados como los correspondientes a las categoría de peor película (Dino De Laurentiis), peor director (Michael Cimino) y peor guión (Oliver Stone y Michael Cimino), por su parte Ariene se llevó dos nominaciones, una a la peor actriz y otra como peor nueva estrella. El consuelo es que no llegó a ganar ninguno y que recibió dos nominaciones a los Globos de Oro en las categorías de mejor actor secundario (John Lone) y mejor banda sonora original (David Mansfield).

VALORACIÓN
Una de las cosas que más aprecio de Manhattan sur es la verisimilitud que desprende en todo momento, como muestra los tejemanejes del mundo del hampa chino, sus ramificaciones tanto políticas como sociales y su funcionamiento a escala global. Tal vez por primera vez el cine hablaba sobre este tema, por lo que se puede catalogar a la película como pionera. Se acusó en su momento a la película de racista y considero que es ridículo, es cierto que el personaje de White es racista, aunque por otro lado no tiene problemas en tener una relación con una mujer asiática. Pero la película en todo momento demuestra un gran conocimiento y respeto por la cultura china, y habla sobre su legado y su influencia en la creación de los EE.UU. Pero eso no quiere decir que deba hacer la vista gorda como hacen los policías en la película y obviar que en su cultura también existe la delincuencia y las mafias. La película lo único que hace es mostrar ese lado negativo del mundo chino, sin olvidar mostrar también el positivo. A la hora de representarlos en pantalla, ni todos los asiáticos son malos (como el trabajador ilegal que se presenta en el funeral de la mujer de White, el joven policia Herbert o la propia Tracy), ni todos son buenos (Joey Tai, el resto de líderes de las triadas, Ma Polvo Blanco). Pero incluso los miembros de las triadas (salvo Tai) son siempre mostrados como hombres de honor.
Rourke hace un gran papel como el implacable e incorruptible Stanley White, alguien con un código moral a prueba de balas, que hará todo lo posible por erradicar las drogas de sus calles, de un modo casi kamikaze. Pese a la juventud de Rourke, el actor nos hace creible la madurez de su personaje y pese a lo cuestinable de sus tácticas, hace que, a base de carácter e individualismo, simpaticemos con él, sobre todo por lo imposible de su misión. Lo que atrae del personaje de White es que es mostrado como un hombre con defectos, puede ser egoísta, cruel, insensible y mezquino, y es esa personalidad disfuncional, combinada con su obcecación, mejor dicho obsesión, por su trabajo policial, que nadie parece compartir, lo que convierten al personaje en un ser fascinante y memorable.
Por su parte John Lone realiza el que es posiblemente su mejor (y más recordado) papel en cine. Su villano, pérfido, inteligente, arrogante y elegante, fue uno de los grandes villanos de los 80.
Y es el choque entre ambos personajes lo que hace elevar a la película a otro nivel. White excesivo y directo. Tai calmado y manipulador. Héroe y némesis que se complementan perfectamente. Un personaje no hace más que mejorar al otro.
La que no está a la altura es Ariane, se nota que era modelo y que apenas tenía experiencia como actriz, cumple con su cometido, pero poco más, el papel requería de una actriz más experimentada, pero pese a las pésimas críticas recibidas, considero que está aceptable en su papel.
Siempre se ha elogiado la fotografía de Alex Thomson y la verdad es que no es para menos, a lo largo de la película es capaz de iluminar sets que recrean calles de Nueva York con la mayor naturalidad, escenas iluminadas simplemente con luz natural y otras dotadas de un único color (el azul y el rojo en la escena de la discoteca), lo que le da a la película un tratamiento visual increíble.
La película como la mayoría de films en los que se involucraba Stone por aquellos tiempos, está lleno de escenas y frases memorables. Desde el brutal asesinato de Herbert en plena calle. El asesinato de la mujer de White y la posterior persecución de uno de los asesinos. El popular tiroteo en el restaurante chino. El uso por parte de White de monjas para las escuchas a las triadas. El viaje a Tailanda de Tai y como muestra la cabeza cortada de su competidor en medio de una comida. Y sobre todo el duelo final entre White y Tai en las vías del tren, combinación de cine de acción americano y asiático en una misma secuencia.
Los actos del protagonista hacen que nos planteemos que sucedería si realmente un policía con el código de moral de White hiciera lo mismo, ¿sería posible erradicar la delincuencia de las calles? ¿o se encontraría una y otra vez con muros con el nombre de "intereses políticos" y "corrupción"? Como él dice, se repite lo de Vietnam, parece que nadie quiere ganar esta guerra en Chinatown, pero White demuestra que un hombre solo puede marcar la diferencia.
Otro elemento brillante es su sentido de la violencia, algo de esperar si juntamos en una misma película a Cimino y Stone, cada una de las secuencias de acción y violencia están filmadas con absoluto nervio por Cimino, las cuales se quedan grabadas en nuestra en mente.
Otra cosa que me apasiona de la película es su sentido de la épica, el espectro que abarca, va desde los suburbios de Chinatown hasta Tailandia, es memorable el viaje Tai al cartel de droga. Esa visión del mundo criminal más grande que la vida mete de lleno a la película en una categoría priviliegiada del cine policiaco (la misma que los films de Michael Mann).
Manhattan sur es también la historia de dos personajes solitarios en sus respectivos mundos. White es prácticamente repudiado por toda la policía, su mejor y único amigo no para de reprocharle cosas y con su mujer no hace más que discutir, su personalidad lo aparta de todo el mundo a su alrededor, sólo lo salva la pureza de su misión. Y por su parte a Tai le sucede lo mismo dentro de las triadas, donde le terminan haciendo a un lado y es odiado por el resto de mafias, su objetivo por ser el jefe termina volviéndose en su contra. Llegado a ese punto ambos personajes se ven las caras, cuando no tienen nada más que perder que sus propias vidas y se enfrentan en un tiroteo, un duelo más bien, como no podía ser de otra forma y donde sólo uno puede salir con vida. Al final Tai termina suicidándose para no ser condenado y White posiblemente conocerá sus últimos días como policía después de todo lo acontecido. El policía esta vez sí ha ganado la guerra y se retira victorioso (como muestra ese plano final congelado con su cara), pese a todo lo que ha tenido que sacrificar.
Manhattan sur es uno de los mejores films policiacos de los 80, que roza la obra maestra. Cimino desmostró una vez más su talento e hizo olvidar el fiasco de La puerta del cielo y de paso firmó, la que sería su última gran película. Siempre dura, siempre violenta, sin bajar nunca el listón. "El año del dragón" fue un gran año para Cimino, aunque en su momento pareció no serlo, el tiempo ha colocado a la película en su lugar, entre el panteón del mejor cine policiaco de su época.
Curiosidades:
Tras el rodaje, Cimino fue nombrado Coronel honorario de la Fuerza Aérea de Tailandia. El director también había filmado El cazador (1978) en dicho país.
Tarantino incluyó en su lista de mejores muertes de películas, el tiroteo final de la película, según el director "¡Te olvidas de respirar durante ella!"
La prestigiosa revista francesa "Cahiers du cinéma" la situó en el tercer puesto de su lista de las mejores películas de 1985.
Durante los créditos finales aparece la cantante del restaurante cantando una clásica canción china.
Fue la primera película en incluir la pistola Desert Eagle.
El policía que dio nombre al personaje de Stanley White participó en la película como "Consultante técnico policial".

Labels: ,

4 Comments:

Anonymous Anonymous said...

Genial reseña y estupenda película.

Como dices es una película bastante maltratada en su época y que ya tiene la categoría de "culto".

Siempre he creído que tanto Los Intocables de DePalma cómo Black Rain de Ridley Scott le deben mucho a esta peli, y curiosamente tuvieron más éxito que Manhattan Sur, si bien creo que los protagonistas de éstas son más planos mientras que Stanley White es mucho más gris e interesante.


Me ha alegrado mucho que le hicieras una reseña a esta peli (que por cierto te la recomendé en el post de Carrie xd)


¡Sigue así!

August 02, 2014 5:49 PM  
Blogger Herman Master said...

A la mierda con los razzies y los críticos, siempre me ha parecido una gran película. Cimino es un director maldito.

August 03, 2014 1:08 AM  
Blogger Fernando Siles said...

Lo mismo la tengo qe revisionar... pero lo cierto es que no guardo muy buen recuerdo de ella.

Del Mickey Rourke ochentero siempre me quedaré con El Corazón del Ángel :)

Saludetes!

August 04, 2014 2:34 PM  
Blogger Rodi said...

Anonymous: Muchas gracias. Como te había comentado en el post de "Carrie" siempre tuve en mente reseñar esta película, para mí es un clásico del cine policiaco y bien se merecía una reseña en el blog. Creo que "Los intocables" bebe más del western y por su parte "Black rain" lo hace de "Yakuza", de hecho, es casi un remake encubierto de aquella. Eso sí, Stanley White es un personaje muy memorable.

Herman Master: Muy maldito. La ceguera de los Razzie era muy habitual en los 80, Kubrick fue nominado al peor director por "El resplandor" y Brian De Palma por "El precio del poder". "Manhattan sur" es cojonuda ahora y siempre.

Fernando Siles: Si te gustó "El precio del poder" que sé que sí, creo que "Manhattan sur" también lo hará, dale una oportunidad. "El corazón del Ángel" es muy muy grande.

Saludos.

August 06, 2014 12:56 PM  

Post a Comment

<< Home