Wednesday, January 20, 2021

Tango y Cash

"Muy bien, vamos allá."

Este artículo contiene spoilers, no leer si no se quiere conocer partes esenciales de la trama de la película.

Los dos mejores policías de Los Angeles son víctimas de la venganza de su némesis, que consigue acusarles de un crimen que no cometieron. Ambos deben unir sus fuerzas para demostrar su inocencia.

DOS SUPERPOLICÍAS
Las buddy movies estaban de moda en los ochenta, las carteleras se llenaban de títulos como Límite: 48 horas (1982), Arma letal (1987), Alien nación (1988) o Socios y sabuesos (1989), y el productor Jon Peters (la mitad de The Guber-Peters Company) ideó la que sería la película definitiva de ese subgénero, Tango y Cash (Tango and Cash, 1989). Para llevarla a cabo, le encargó la escritura del guión a Randy Feldman, partiendo de una premisa suya, y cuyo título original era "Setup".
"Me lanzó esta cosa que era policía rico, policía pobre; lado este, lado oeste," recordaba Feldman sobre su primera reunión con Peters. "Se hacen amigos, van a la cárcel. La idea no me parecía muy excitante. Ya habíamos tenido Arma letal, pero existía la idea de un único liderazgo entre ellos, que encontré interesante. Pero lo que realmente sucedía es que quería poner a Stallone y Schwarzenegger en la misma película."
Esa era la gran idea de Peters, reunir a las dos mayores estrellas del cine de acción en una película a su medida, algo que haría las delicias de todos los fans del género. Pero el nombre de Schwarzenegger tan pronto entró en el proyecto, como salió de él.
No sucedió lo mismo con Stallone, quien terminaría interpretando al policía Ray Tango, uno de los dos protagonistas. Por una parte, Warner deseaba realizar una secuela de Cobra, el brazo fuerte de la ley (1986), pero la cosa se había enfriado, y como querían colaborar con el actor en algún proyecto, esa oportunidad parecía ser Tango y Cash. Por otra parte, en 1988, Sly admitía que quería dar un cambio a su carrera tras Rambo III (1988). "Estoy tratando de salir de esa acción pura en mis próximas películas, e ir hacia algo más como Límite: 48 horas," explicaba el actor. Tango y Cash parecía el proyecto perfecto para ello. Stallone se embolsó a cambio un cheque de 15 millones de dólares.
El papel de Gabriel Cash, el co-protagonista de la película, pasó de Schwarzenegger a Patrick Swayze, pero el actor no pudo participar en la película debido a una lesión de rodilla, que sufrió durante el rodaje de De profesión: Duro (1989). Así Swayze fue sustituido por Kurt Russell. Stallone y Russell ya habían barajado protagonizar juntos otra película de acción, que terminó siendo Comando alto riesgo (1992), pero se decantaron finalmente por Tango y Cash. El protagonista de Golpe en la pequeña China reconocía que la razón que lo llevó a aceptar el proyecto fue meramente comercial, "cuando lo vi sólo pensé: 'Tío, realmente quiero hacer esto porque quiero hacer algo que sea simplemente mainstream'." Y es que un éxito de taquilla nunca viene mal a la carrera de un actor.
Los buenos resultados de El tren del infierno (1985), hicieron que la Warner se fijara en su director, el ruso Andrey Konchalovskiy, para dirigir Tango y Cash, una curiosa elección, a la que Guber-Peters dio su visto bueno. El director admitió que sólo hizo la película por dinero.
Feldman y Konchalovskiy se reunieron en París, y el guionista se dio cuenta que el director era una elección extraña para el proyecto. "Es un tipo muy brillante, inteligente y erudito," reconocía Feldman. "Pero estaba envuelto en esta idea de casi burlarse de la clase de héroe icónico que era Stallone. Quiero decir, tuvo la idea de Stallone trepando por esta enorme estructura fálica durante la fuga de la prisión."
Daphne Ashbrook originalmente iba a interpretar a Kiki, la hermana de Tango, pero los ejecutivos del estudio decidieron que preferían a una actriz que fuera más creíble como hermana de Stallone, y la sustituyeron por Teri Hatcher.
Brion James fue contratado para el papel de Requin, ya que según confesaba el actor, Konchalovskiy siempre había querido trabajar con él. Originalmente su participación en la película iba a limitarse a dos escenas, pero para hacer su personaje memorable, le preguntó al director si podía dotarle de un fuerte acento cockney. Esto gustó a todo el mundo, y Stallone reescribió el guión para prolongar su papel. Al final James permaneció en el rodaje durante 14 semanas.
Peters y Guber se trajeron de Batman (1989), otra de sus producciones, a Jack Palance, para que fuera el villano de la película, Yves Perret.
Quan, otro de los villanos de la película, recayó en el actor James Hong.
Jon Peters se trajo también de Batman a David Lea, quien en la película de Burton era el doble de Michael Keaton, para que coreografiara las escenas de lucha. Además, Lea se convertiría en el doble de Kurt Russell y daría vida a Sonny, uno de los esbirros de Perret.
El resto del reparto se completó con los nombres de Geoffrey Lewis (Captain Schroeder), Michael J. Pollard (Owen), Robert Z'Dar (Face), Marc Alaimo (Lopez), Lewis Arquette (Wyler), Edward Bunker (Capitán Holmes) y Clint Howard (Slinky).

RODAJE
La fotografía principal comenzó el 12 de junio de 1989, y terminaría extendiéndose hasta el 20 de octubre del mismo año. Tuvo lugar principalmente en localizaciones de Los Angeles, aunque las escenas de la prisión se filmaron en el Mansfield Reformatory de Ohio.
La producción fue famosa por su turbulento rodaje. Para empezar la película comenzó si un guión terminado, y se iba reescribiendo sobre la marcha. Un miembro del equipo llegó a declarar que Tango y Cash, "fue la película peor organizada y mal preparada en la que he estado en toda mi vida. Desde el primer día que empezamos, nadie sabía que demonios estaba haciendo cada uno."
El propio Stallone se encargó de las reescrituras sin acreditar. Como suele ser normal en el actor, se implicó mucho en la película y eso trajo consecuencias. A los pocos días de comenzar el rodaje, hizo que despidieran al director de fotografía Barry Sonnenfeld (futuro director de Hombres de negro) porque consideró que no lo estaba iluminando bien. Se contrató como sustituto a Donald E. Thorin, quien había sido el director de fotografía de Encerrado (1989), la anterior película del actor.
Aún así, Konchalovskiy sólo tenía elogios hacia Stallone, ya que lo consideraba la constante voz de la razón durante la filmación. Un buen ejemplo ocurrió el primer día de rodaje. "Él vino al set y dijo, '¿Dónde está la cámara?'," recordaba el director. "Le dije: 'Aquí'. Él dijo: 'Ponla abajo y hacia allí.' Le pregunté: '¿Por qué Sly?'. Él respondió: 'Porque no soy alto y la cámara siempre debe estar más baja que yo. Además, mi cara está paralizada de un lado, necesito que me filmen por el otro.' ¡Qué hombre más inteligente!"
Pero no todos eran tan colaborativos como Stallone, Jon Peters era todo lo opuesto, y su fama de metomentodo volvió a hacer acto de presencia. "Fue prácticamente la experiencia más caótica de mi vida," recordaba el co-productor Larry Franco. "Estaba agitando mis manos diciendo: '¡Esto está fuera de control!'. Y nadie estaba escuchando. Jon Peters correteaba de aquí para allá, apareciendo en el set con su ropa de tenis fuera de la cancha, en su gran Rolls-Royce, o lo que fuera que estuviera conduciendo ese día. Nunca he experimentado algo así desde entonces."
Peters quería llevar la película en una dirección más cercana a la parodia, mientras que Konchalovskiy pretendía llevarla hacia un estilo más serio. "Tenía una oficina junto a Andrey," contaba Peter MacDonald, director de segundad unidad, en el documental In Search of the Last Action Heroes (2019), "y estaba allí sentado con mi asistente y oíamos a Jon Peters en el parking gritando a Andrei: '¡Olvidas que estás haciendo una buddy movie!' Y en ese momento el inglés de Andrei no era tan bueno y se acercó a su asistente rumano y dijo: '¿Qué es una buddy movie?’"
La relación entre ambos se volvió imposible. "Sabía que tenía que colaborar, pero no sabía cuanto," declararía Konchalovskiy. "Y cuando me di cuenta de en que medida tenía que cooperar, básicamente la cagué, no podía estar de acuerdo, e hice todo lo que pude para ser despedido."
Y si esa falta de entendimiento no fuera suficiente, la mala planificación también trajo de cabeza al director. "Había escenas programadas para 3 días que fueron tan complicadas que deberían haberse programado para 6 ó 7 días," declaró un miembro del equipo. "Intentaban hacer una película de 22 semanas en 11." Los retrasos se comenzaron a producir y también el incremento presupuestario.
Para entregar la película a tiempo, Peters y Guber le pidieron al director que acelerase el calendario de producción, cortando escenas y cambiando otras, algo a lo que Konchalovskiy se negó. Como declararía Larry Franco: "Tango y Cash fue la película más jodida en la que he trabajado. Y trabajé en Apocalypse Now."
Daphne Ashbrook, que interpretaba a Kiki, fue despedida a mitad de rodaje y fue sustituida por Teri Hatcher. La famosa escena de su baile tuvo que volverse a filmar, tarea de la que se encargó Peter MacDonald, director de segundad unidad, en lugar de la unidad de Konchalovskiy, como sería lo esperado en una escena importante.
En esa escena del club, Peters volvió a hacer de las suyas, se le ocurrió la "brillante" idea de que Cash escapase del local vestido de mujer, algo que le parecía divertido. Feldman no creía que fuera una buena idea, Russell no estaba de acuerdo en hacerlo, todo acabó en una discusión, y Feldman quedó fuera de la película. Al final la escena se rodó, pero como reconocería el propio Russell, fue, "la única ocasión en toda mi carrera que sentí que no sabía lo que estaba haciendo."
El guión seguía cambiando y se añadían momentos absurdos, como la escena de las duchas en la cárcel y la pastilla de jabón, o la obsesión de Perret con las ratas (Feldman jura y perjura que no tuvo nada que ver con ambas).
Las interrupciones se sucedían, haciendo el trabajo de Konchalovskiy más difícil cada día. "El presidente de la compañía me preguntó: '¿Por qué no mueves la cámara?'," explicaba el director. "Casi me caigo. Dije que era porque no sentía que tuviera que hacerlo. Él dijo: 'Ahora, la cámara debería moverse todo el tiempo.' Para mí fue un absoluto shock."
Y la decisión sobre el final de la película fue la gota que colmó el vaso. Y es que realmente nunca hubo un auténtico final. "Por un tiempo, fue en un aeropuerto," recordaba Feldman. "Después en un recinto." Y las cosas no mejoraron tras una reunión con Peter Guber. "Era viernes, y estábamos a punto de empezar a rodar la escena el lunes," explicaba Feldman. "Peter dice: 'Así que ellos llegan al aeropuerto y rugen en el asfalto y... Bueno, terminamos la reunión aquí.' Salí con Larry y me dijo: 'Mira, tienes que darme páginas para el lunes. Sé donde estamos rodando, pero no lo que estamos rodando.' Era un proceso completamente loco."
Fue idea de Jon Peters donde rodar el clímax, se le encendió la bombilla mientras pasaba en su coche cerca de las obras de la autopista de Los Angeles, al ver las grandes moles de arena ante él, creyó que era el sitio perfecto para el gran final de la película. Y de esa forma el tercer acto se situó finalmente en una cantera.
Pero esto no era del gusto de Konchalovskiy. "Odiaba el final de Tango y Cash con todas esas explosiones aquí y allá," admitía el director. "Me prometieron que iba a tener mi final y me mintieron todo el tiempo, y cuando me di cuenta de que me estaban mintiendo, realmente los enojé diciendo que no iba a entregar la película a tiempo porque tenía mis derechos como miembro del Directors Guild." El resultado fue que Konchalovskiy fue despedido a finales de agosto de 1989. Pero el director se lo tomó de buena gana. "Fue un despido muy feliz," reconocía Konchalovskiy. "Cogí mi dinero y me fui a Francia."
Brion James opinaba que el director fue además el chivo expiatorio por los retrasos y aumentos presupuestarios que arrastraba la película, y que pagó el pato de esta forma.
Peter MacDonald tuvo que dejar de rodar la gran pelea en la cárcel (dejando en la estacada a las dos estrellas), para asistir una reunión donde le comunicaron que despedirían a Konchalovskiy (además de presenciar como Peters amenazaba y gritaba a Larry Franco), y que lo sustituirían por Albert Magnoli, quien había rodado para la Warner la película Purple Rain (1984). Pero durante unos días, MacDonald además de rodar las escenas de acción (su principal cometido), también se encargó de rodar escenas de diálogos (algo similar a lo que sucedió en Rambo III, cuando Stallone despidió al director original y MacDonald asumió la dirección de la película).
Cuando Magnoli se unió al proyecto, el tercer acto aún no estaba escrito, era un simple concepto (el guión tenía sólo 85 páginas), y para darle forma se trajo al guionista Jeffrey Boam (El chip prodigioso). Magnoli, Stallone y Russell, desarrollaron el final de la película, y todas sus notas se las entregaban a Boam, quien todas las noches escribía lo que debían rodar al día siguiente. Boam no estaba muy orgulloso de su trabajo. "Realicé una larga, increíble y horrible reescritura," admitía el guionista. "No traté de obtener crédito, y ni siquiera sé si me lo hubiera merecido. A pesar de que reescribí mucho, no lo cambié conceptualmente."
Magnoli prosiguió el rodaje hasta septiembre rodando durante tres semanas las persecuciones y tiroteos del clímax final, para ello le dieron 750.000 dólares.
Y rodar el clímax fue posiblemente lo más complicado de todo el rodaje. Tenía algunas acrobacias tan peligrosas, que al equipo de especialistas sólo se les permitió hacerlas una vez, y para que no se les escapara nada, cada plano fue filmado con un mínimo de once cámaras. Y cuando rodaron el momento en el que la parte trasera del vehículo de Tango y Cash comienza a arder, las llamas no se apagaron al terminar la escena, y Stallone y Russell se quedaron atrapados por el fuego, tanto que al protagonista de Acorralado se le llegó a chamuscar el pelo en algunas zonas.
Con respecto al cambio de director, Stallone sólo podía decir cosas buenas de Konchalovskiy. "Era un auténtico caballero y pienso que su versión de Tango y Cash era muy buena, y habría sido infinitamente más realista si le hubieran permitido continuar. Su reemplazo estaba más en sintonía con la cultura de cómic pop, así que la película tuvo un cambio dramático en una dirección más ligera."
Tango y Cash se convirtió en un monstruo con varias cabezas, una por cada director que la rodó. Hagamos un resumen, Konchalovskiy se encargó de la mayor parte del rodaje, MacDonald de las escenas de acción y de otras escenas principales, Magnoli se encargó principalmente del prólogo y el clímax final, y si se tienen en cuenta los rumores que corren, Stallone también asumió tareas de dirección, para tratar de sacar la película adelante. Al final sólo Konchalovskiy sería acreditado, pero eran demasiadas las visiones de la película (la propia de Konchalovskiy más seria e irónica, a la que hay que añadir el tono más oscuro del guión original de Feldman, las ideas de Peters, y los cambios aportados por Stallone).
El problema es que Warner no sabía si de todo esto podía sacar una película, con tanto material filmado por tanta gente y con tantas opiniones distintas, que no hacía nada fácil poder editarlo. Por eso Warner contrató a Stuart Baird, famoso montador, y conocido por arreglar el montaje de películas problemáticas. Baird hizo un primer análisis al material filmado, y le dijo a la Warner que allí no había ninguna película que pudieran estrenar, faltaban planos de apoyo o incluso escenas completas, entre otros muchos problemas. Magnoli arrimó el hombro y le preguntó a Baird que necesitaba para completar la película, además no tenían mucho tiempo, ya que la fecha de estreno estaba próxima, así que el director se puso manos a la obra, y rodó todo lo que hacía falta para completar la película.
Por eso, aunque el rodaje había finalizado en septiembre, Magnoli llamó a todos al set de nuevo para rodar durante dos semanas en octubre. El director quiso crear una secuencia de apertura completamente nueva, aquella que envuelve a Tango y el camión.
Era tal la carga de trabajo de montaje, que Baird necesitó contratar a otro montador, Hubert de La Bouillerie, para que lo ayudase.
Esos remontajes provocaron que Harold Faltermeyer, el compositor de la película, no pudiera regresar para hacer cambios en la banda sonora para el montaje final, por lo que tuvieron que contar con los servicios de Gary Chang (Alerta máxima).
Terminaron el rodaje definitivo el 20 de octubre de 1989, ocho semanas antes del estreno previsto, y hablamos de una superproducción, una locura vamos. La película superó en 20 millones el presupuesto inicial, que se elevó nada menos que a 55 millones de dólares de la época (lo que la convirtió en la película más cara del año y en una de las más caras de la historia).
Y para colmo de males, Tango y Cash se vio metida en medio de la batalla legal que se produjo entre Warner y Sony. Todo empezó cuando Jon Peters y Peter Guber, a través de su compañía Guber-Peters Entertainment Co., firmaron un contrato de 5 años con Warner Bros. en mayo de 1989, pero meses después recibieron una oferta de Sony, la cual acababa de comprar la Columbia, para que se hicieran cargo de la major. Warner inicialmente se negaba a liberar a los productores de su contrato, y la película se vio arrastrada por el conflicto, para decidir quien era el dueño de Guber-Peters Entertainment Co., que terminó con el estudio sacando a Peters y Guber de la película dos días antes que firmaran con Sony. Pero según declaraban los productores, su salida de la película se debió realmente a problemas provocados por la fecha de estreno, y no por la oferta de Sony, ellos alegaban que el estudio había adelantado el estreno a diciembre (algo de entrada inviable), mientras que Warner decía que esa siempre había sido la fecha prevista. Al final todo terminó con Peters y Guber marchándose a dirigir Columbia (con todo lo que eso conllevó), y con Tango y Cash estrenándose durante las navidades.
La película se completó a toda velocidad para intentar llegar a tiempo a la fecha de estreno prevista del 15 de diciembre, cosa que no consiguió, y su llegada a salas de cine se movió al día 22 del mismo mes, siendo la última superproducción en estrenarse en la década de los 80 (junto con Always de Spielberg), un cierre de lo más ruidoso para la década y simbólico por lo que estaba por venir en los 90, con los incrementos presupuestarios sin fin de las superproducciones de Hollywood. Tango y Cash recaudó en los Estados Unidos 63.408.614 de dólares y la recaudación total a nivel mundial fue de 120.408.614 de dólares. Aunque es una cifra estimable, apenas recuperó los costes.
Pese a los problemas acontecidos, Stallone guarda un buen recuerdo de la película. "Tuve muchos buenos momentos en esa película," reconocía el actor.

VALORACIÓN
Tango y Cash es una de las películas de acción más entretenidas de los ochenta, no es que sea una maravilla, de hecho, está llena de problemas, pero el resultado es tan absurdo y divertido que se convierte en una experiencia que es pura evasión.
Lo mejor de Tango y Cash es que no se toma en serio a si misma, tanto que casi parece una parodia del cine de acción, y es que los protagonistas no paran de soltar frases estúpidas, el guión tiene cosas muy locas, y por momentos parece un refrito de un sinfín de referencias e influencias.
Y voy a detenerme en esos dos últimos puntos. Uno llega a perder la cuenta de la cantidad de ideas sinsentido que pueblan la película (tantas como errores de racord). ¿Qué lógica tiene que la guarida de Perret tenga un dispositivo de autodestrucción? La escena con Kurt Russell travestido resulta de lo más chocante. Lo de Tango disparando al camión cisterna para demostrar que éste lleva droga, es de locos. Al final de la película, Cash dispara a Perret en la cabeza con su bota explosiva, cuando éste amenaza la vida de Kiki, sin que sepamos como logra apuntar para no darle a ella, pero mola, eso sí. Kiki sabe que Cash busca a una Katherine en la disco, pero en ningún momento ella oye que él pregunte por ese nombre. Pero lo que se lleva la palma, es que los dos protagonistas sean encerrados erróneamente en una prisión de máxima seguridad y no pase nada. Y después aparece por arte de magia un amigo de Cash con un plan de fuga, en lugar de con una orden para enviarlos a la prisión que les corresponde.
A lo largo del metraje es fácil ver rasgos de otras obras. La primera, Arma letal con dos policías antagónicos que tienen que unir sus fuerzas. Pero ahí también están las películas de James Bond con la furgoneta que les entrega Owen (el Q de Tango y Cash) o las botas explosivas de Cash. Pero tampoco se olvidan de las películas de fugas de prisiones, con Encerrado a la cabeza, y resulta muy curioso que esa fuera justo la anterior película de Stallone, y que en ambas el astro termine en una prisión de máxima seguridad donde le harán la vida imposible, y de la que se verá obligado a fugarse. Pero la más sangrante influencia es la de Armas invencibles (1985), protagonizada por Jackie Chan, y de la cual plagia descaradamente la escena inicial con el camión.
Uno de los puntos débiles de la película es Perret, tanto su pose de villano a lo Bond, como su plan, que es una absoluta tontería. Sólo hay que analizarlo por encima para que éste se desmorone. Primero, Cash llega al edificio donde le tienden una trampa, sólo después de sonsacarle la información al hombre que trató de matarle. ¿Y si el asesino hubiera cumplido su objetivo? Cash sólo se salva por llevar un chaleco antibalas, lo que nos lleva a preguntarnos. ¿Y si Cash no tratara después de sacarle información por las malas? Todo el plan se iría al garete. Y por otro lado, Tango llega al lugar por un soplo que le entrega su jefe, y ambos aparecen justo al mismo tiempo, y en el momento preciso para que llegue la policía y los detenga a ambos, ¡menudo plan! Además, por una parte, Perret no quiere matar a los dos protagonistas para no comenzar una guerra con la policía, pero después no tiene problemas en tratar de matarlos en la cárcel. Y cuando todo se va al garete, y Tango y Cash han matado a todos sus hombres sigue en sus trece con su pose de gran villano, que ya resulta ridícula. En el fondo es un villano de cómic.
El clímax final denota los problemas ocurridos durante el rodaje, y termina funcionando por acumulación. Toda la parte de la persecución es una sucesión de explosiones convertida en un caos narrativo, donde no se sabe muy bien que pasa, donde están los protagonistas, ni hacia donde se dirigen. No sabemos como sería la película que tenía en mente Konchalovskiy, pero seguro que no habría permitido que el final fuera ese, y seguro que estaría mejor rodado.
Russell se encuentra muy cómodo en un papel cómico y le roba protagonismo a Stallone, quien por otra parte, está de lo más simpático, demostrando una vis cómica prácticamente desconocida hasta aquel entonces (y que explotaría acertadamente en Demolition Man). Lo que hace funcionar a la película es la química a prueba de bombas entre ambos.
Hatcher funciona muy bien como la chica de la película, la banda sonora es hija de su época (ahí están Faltermeyer y Yazoo), el plantel de villanos mola bastante, y el ritmo nunca decae.
Tango y Cash cogía la idea de Arma letal, dos policías antagónicos obligados a trabajar juntos, y elevaba la apuesta a la enésima potencia. Lo tenía todo para ser un absoluto desastre, pero sorprendentemente resulta ser una película divertida y entretenida, vale que no tiene mucho sentido y tiene momentos tontos, pero es un festival de diversión a raudales. Aunque tal vez lo sea por mero azar, pero bienvenido sea.

CURIOSIDADES
A Kurt Russell le ofrecieron el papel principal en Este chico es un demonio (1990), pero lo rechazó por estar ocupado con esta película. El papel recayó finalmente en John Ritter.
En la escena inicial, un oficial dice sobre Tango: "Se cree que es Rambo", a lo que Stallone replica: "Rambo, es una nena."
Stallone porta en la película sus verdaderas gafas graduadas.
En la versión original, después de fugarse de la prisión, Tango dice: "I hate Danish", lo cual era una broma sobre el divorcio de Stallone con la danesa Brigitte Nielsen.
El espectacular vehículo que Tango y Cash utilizan al final de la película, se construyó partiendo de
un Chevrolet K2500 de 1988. Y el efecto de sonido que utilizaron para él, es el mismo que el X-34 landspeeder de Luke Skywalker en La guerra de las galaxias (1977).
El trailer de la película mostraba algunas tomas alternativas, y otras descartadas en el montaje final.
La película fue nominada a los premios Razzie en las categorías de peor actor (Sylvester Stallone ex aequo con Encerrado), peor actriz secundaria (Kurt Russell travestido) y peor guión (Randy Feldman).

Labels: ,

10 Comments:

Blogger Mamen said...

¡Hola!
Buenísima peli. He perdido la cuenta de cuántas veces la he visto.

January 21, 2021 4:38 AM  
Blogger Rodi said...

Es muy simpática, y ¡muy loca! Tampoco recuerdo cuantas veces la habré visto.

Muchas gracias por comentar.

Saludos.

January 21, 2021 10:19 AM  
Blogger Marco said...

Puf,la mejor buddy movie de la historia(para mi).La disfruto siempre que la veo,la quimica de Russell y Stallone es increible.Ni idea de que el rodaje habia sido tan caotico(cualquiera lo diria viendo el resultado final)y nada mas por lo que dijo Larry franco,telita.Lo que parece leyendo anecdotas es que casi nadie queria estar en ella cuando el resultado es una peli muy divertida y entretenida,es como si se lo pasaran en grande rodandola cuando ni de coña fue asi.Andrei ni queria hacer la peli,y al final rodó solo una parte de ella.La escena de Kurt travestido,sera ridicula,pero a mi me hizo un monton de gracia porque es una tia,ajaj.Vale,el plan del villano sale prefecto y es un sin sentido pero,es que te lo pasas de lujo con la peli y le perdonas todo.En definitiva,gran reseña para un peliculon.Saludos Rodi

January 21, 2021 10:49 AM  
Blogger Rodi said...

La química entre Stallone y Russell es total, tanto que se hicieron amigos a raíz del rodaje. Puede que ambos sí disfrutaran durante el rodaje, pese a todos los problemas, de hecho, Stallone sólo tenía cosas positivas que decir de la experiencia. Que algunos implicados en la película la hicieran por dinero, creo que es normal dentro del mundillo de Hollywood.

Es una de esas películas que debería ser un absoluto desastre, pero contra todo pronóstico es un gran divertimento, y yo que me alegro.

¡Muchas gracias por comentar Marco!

Saludos.

January 21, 2021 1:30 PM  
Blogger douglas said...

Hola, Rodi:
Muy buenas noches. En realidad, la película no me gustó tanto: había una serie competencia con otras mejores películas de ese corte en los 80: tú mismo lo mencionas al recordar Arma Mortal. Incluso, me gustó un poquito más Danko, Al rojo vivo (con Arnold y Belushi). Eso sí: Tango & Cash volvió a ser llamativa gracias a la serie Cobra Kay. En una escena, se compara a los personajes protagonistas de Cobra Kay (Daniel Larusso y Johnny Lawrence) como Tango & Cash.
Saludos,
Douglas

January 26, 2021 4:14 PM  
Blogger Rodi said...

El cine de los 80 y 90 está lleno de grandes buddy movies. "Arma letal" es la más definitoria, "Límite: 48 horas" es realmente buena, "Danko: Calor rojo" está bien por poner en el rol principal a un soviético en lugar de a un americano. Aunque mis preferidas creo que son "Kiss Kiss Bang Bang" y "Dos buenos tipos" (que justo no son ni de los 80 ni 90). Por su parte "Tango y Cash" sin ser realmente buena, sí es muy divertida y entretenida.

¡No recuerdo esa escena de "Cobra Kai"! Son muchas las referencias a los 80 que meten :)

Muchas gracias por comentar Douglas.

Saludos.

January 27, 2021 9:51 AM  
Blogger https://erremixx.blogspot.com/ said...

Muy buena reseña. Te seguire. Un saludo.

February 10, 2021 11:04 PM  
Blogger Rodi said...

Muchas gracias ErrEmiX! Nos seguimos ;)

Saludos.

February 11, 2021 10:12 AM  
Anonymous Ramón said...

Esta es una de esas películas que devoraba cada vez que la pillaba en la tele. Me lo he pasado pipa con ella a pesar de sus continuos errores argumentales y de un final desfasado que no estaba a la altura. Pero es que el carisma de Sly y Russell la levantaba, además de ese toque inofensivo y desenfadado. Hace muchos años que no la veo (y miedo me da), pero quizás lo haga.

Muy buena reseña, Rodi!!

Saludos!!

March 16, 2021 9:49 AM  
Blogger Rodi said...

Creo que si vuelves a verla te pasará lo mismo, te lo pasarás bien con ella. Sigue siendo muy entretenida y aunque tiene bastantes problemas, se disfruta mucho. Yo ya he perdido la cuenta de cuantas veces la he visto :)

Muchas gracias por comentar!

Saludos.

March 16, 2021 2:23 PM  

Post a Comment

<< Home