Friday, May 08, 2020

Dark City

Este artículo contiene spoilers, no leer si no se quiere conocer partes esenciales de la trama de la película.

Un hombre se despierta sin recuerdos en una ciudad eternamente a oscuras, y es culpado de cometer varios asesinatos. Mientras trata de demostrar su inocencia, descubrirá que unos seres de otro planeta, usan a los habitantes de la ciudad como cobayas.

CIUDAD EXTRAÑA
En 1990, Alex Proyas comenzó a desarrollar Dark City (Dark City, 1998), un peculiar film cuyas principales influencias fueron, "las películas expresionistas alemanas como Metrópolis, NosferatuEl gabinete del Dr. Caligari, y después los noirs de los 40 y 50," declaraba el director.
La película estaría compuesta por ideas enraizadas en la infancia del director. "El aspecto paranoico de la historia vino de los sueños que tenía cuando era un niño," recordaba Proyas. "Y que mientras dormía, figuras oscuras venían a mi habitación y reorganizaban las cosas. Tal vez la forma en que lo imaginé era un poco bizarra, pero creo que temer a la oscuridad es un miedo muy básico de la infancia. Cada vez que encontraba ese concepto en un libro cuando era un niño, me perseguía y me hacía reexaminar la forma en que veía las cosas."
Inicialmente Proyas escribió el guión centrándose en la figura de un detective. "El germen de la idea fue un noir donde tenías un detective en un caso sin importancia," recordaba Proyas. "Pero él junta los hechos y descubre un misterio cósmico." Así surgió la curiosa mezcla de cine negro y ciencia ficción que es Dark City. El final del primer guión distaba del finalmente visto en la película. Los villanos terminaban ganando, y había un juicio contra Murdoch (el hombre perseguido por el detective) por el asesinato de varias prostitutas, sus cuerpos eran reanimados para testificar contra él, y su esposa era una testigo.
Dado el gran tamaño de la película, su realización era una empresa bastante compleja para un director desconocido, Proyas primero se hizo cargo de El cuervo (1994), y el éxito de ésta le permitió rodar Dark City. Aún así la película pasó por varios estudios, ya que no era el típico proyecto de Hollywood. Al final terminó en New Line, que accedió a hacerse cargo del proyecto junto a la productora australiana Mystery Clock Cinema de Proyas y Andrew Mason (que se convirtieron en los productores de la película).
Para ayudarle a reescribir el guión, Proyas primero metió al guionista Lem Dobbs (El halcón inglés) en el proyecto. Y más tarde llamó a David S. Goyer (Blade) para que se sumara a él. Tras leer el guión, Goyer aceptó su propuesta de viajar a Australia, donde tendría lugar el rodaje, para realizar las labores de reescritura. Dobbs volvió a unirse a la película más tarde y los tres juntos fueron dando forma al guión incluso durante el rodaje. En ocasiones, Goyer se encontraba en los Estados Unidos, y hablaba con Proyas por teléfono y le enviaba las nuevas páginas reescritas por fax. Según Andrew Mason, "[Dobbs] viene de un entorno muy artístico y literario, así que pudo introducir una gran profundidad humana en lo que era una trama muy complicada. David Goyer agudizo el material y lo hizo más accesible." Cuando llegó la hora de dar los créditos, la WGA quería hacer un arbitraje para determinar quien debía ser acreditado, pero la postura de los tres fue que todos debían compartir crédito por su trabajo de escritura, algo que sorprendió al sindicato de guionistas, pero que terminó haciendo lo que ellos pidieron.
El guión fue evolucionando hasta convertirse en el finalmente visto, el personaje del detective se convirtió en uno secundario, y el protagonismo recayó en el hombre al que éste persigue. "Pensé que Murdoch era un punto de vista más emocional para la historia," reconocía Proyas. "Mientras que centrarse en el detective lo hacía más cerebral y menos visceral. El detective terminó siendo el personaje interpretado por William Hurt, quien es todavía mi personaje favorito de la película."
Y le dieron una gran importancia a la historia de amor entre Murdoch y Emma. "Para mí, la pregunta es," declaraba Proyas. "Si hubo un hombre y una mujer que estaban enamorados, digamos que estaban casados, y que han estado juntos por mucho tiempo, si por algún extraño procedimiento se les pudiera borrar sus memorias, y después se volvieran a encontrar, ¿se enamorarían de nuevo? ¿Es el amor una clase de fuerza que nos gobierna más allá de nuestra identificación con los demás y nosotros mismos?"

REPARTO
Proyas escogió al, por aquel entonces, casi desconocido, Rufus Sewell para el papel de Murdoch, a quien descubrió en una obra teatral en Londres. "No quería contratar a un gran nombre o una cara reconocible en ese papel," explicaba el director. "Porque es alguien a quien nosotros pasamos mucho tiempo sin saber quien es, tratando de descubrir el secreto de su identidad. Si tienes una cara familiar en ese papel, a la gente le costaría aceptarlo." Por su parte, Sewell admitía que le atrajo el proyecto porque era, "una extraña mezcla de estilos. Cuando leí el guión, me recordó un poco a Brazil, Barton Fink y La escalera de Jacob."
William Hurt se hizo con el papel del Inspector Frank Bumstead. Pese a la complejidad del guión, según Proyas, el actor, "lo entendió, estaba apasionadamente entusiasmado, y colaboramos más allá de ser sólo un actor y un director. William no es el actor más fácil con el que trabajar en el set, es muy exigente, pero en cierto sentido mejoró y contribuyó a la película."
El papel de Emma, la mujer de Murdoch, recayó en la siempre excelente Jennifer Connelly.
Para el papel del Dr. Daniel P. Schreber, Proyas había pensado en alguien mayor, un actor del tipo Ben Kingsley, pero casi por azar el papel fue a parar a Kiefer Sutherland, que era bastante más joven de lo previsto. El actor no entendió porque le llegó el guión, y Proyas inicialmente no lo tomó muy en serio, pero se reunió con él de todas formas. Lo hicieron en un hotel, y Sutherland hizo una improvisación de como veía al personaje. Proyas cambió su parecer con respecto al actor y le dio el papel, ya que consideró que hacer del personaje alguien más joven lo mejoraba. Sutherland reconoció que para él, ésta fue de toda su carrera, "una de las actuaciones más placenteras."
Proyas tenía en mente a Richard O'Brien (The Rocky Horror Picture Show) cuando escribió el papel de Mr. Hand. Así que se lo ofreció en primer lugar, pero Proyas tenía dudas. "No sabía si era capaz de hacer otra cosa que las locuras de Riff-Raff, así que nos reunimos en Londres y fue como si su personaje simplemente saltara de las páginas," confesó el director. El actor terminó siendo la inspiración para todos los Ocultos. Para componer su personaje, el actor tomó como punto de partida a, "esa clase de persona que todos hemos conocido y que te ignora completamente. Ya sea porque son sordos, estúpidos o malvados, no recibes nada de ellos cuando les dices, 'Hola', y de alguna forma te dejan boquiabierto. Para mí, esa fue la clave los Ocultos, esa completa indiferencia hacia cualquiera de los humanos. Los humanos no importan, simplemente no cuentan."
Ian Richardson se hizo con el papel de Mr. Book, el líder de los Ocultos, según bromeaba el actor británico, mientras rodaba la película, "¡la mayoría del tiempo no sabía lo que estaba haciendo! Sólo seguí adelante y esperé que nadie se diera cuenta."
Para interpretar a Mr. Sleep, el niño de los Ocultos, se utilizaron a unos gemelos, un niño y una niña, Satya y Noah Gumbert. Ambos eran fans de The Rocky Horror Picture Show (1975), así que estaban encantados de tener al lado a O'Brien.
El neozelandés Bruce Spence (Mad Max 2: El guerrero de la carretera) dio vida a Mr. Wall. "Me encantó trabajar en la película," reconocía el actor, y eso que se pasó 3 meses con la cabeza afeitada y que su papel era pequeño.
Y Melissa George, en su debut en el cine, se hizo cargo del papel de la prostituta May.

RODAJE
Para mantener el presupuesto lo más ajustado posible, se decidió rodar la película en Sydney (Australia), más concretamente en los Fox Studios que la 20th Century Fox tenía allí. La producción de la película comenzó el 12 de agosto de 1996, y el rodaje se prolongó a lo largo de 4 meses.
Dark City empezó con un presupuesto de 20 millones, el cual terminó ascendiendo hasta los 27 millones, aún así era una producción de coste bajo para los estándares de Hollywood de la época. Pero para Australia, la película fue una gran producción, con sus 100 actores, 200 extras, 130 miembros de equipo técnico (a los que había que sumar otros 100 de construcción) y 40 artistas de maquillaje.
Además la película consiguió el mayor contrato de diseño de efectos digitales de la historia del país, que fue a parar a la compañía Dfilm Services. Y es que Dark City hace gala de numerosos efectos visuales, siendo un híbrido entre efectos digitales (que suman 300 planos), miniaturas y efectos prácticos. Mara Bryan fue la supervisora de efectos visuales. Y Peter Doyle fue el director creativo de efectos visuales, y el encargado de juntar a un buen equipo de técnicos (de aproximadamente 20 personas) para hacer realidad las ideas de Proyas.
El diseño de producción recayó en Patrick Tatopoulos (Independence Day), encargado de crear el mundo de Dark City"Construir el inframundo y la textura del planeta fue un trabajo de sentidos más que de intelecto," admitía el artista. "Siempre he sido un gran fan del expresionismo alemán y esa fue una influencia obvia. Alex y yo acordamos que todo debería tener ese aspecto monocromático." Y el diseño de la ciudad es una mezcla de diferente estilos. "Todo es oscuro, frío y muy europeo. Para mí, era un conglomerado de muchos lugares diferentes. Míralo de una forma y es Nueva York. Míralo de otra y es París. La ciudad por si misma fue diseñada como un lugar muy mugriento, surrealista y expresionista." Se construyeron cerca de 100 decorados para la película. Y por su parte, el mundo subterráneo de los Ocultos fue el mayor set interior jamás construido en Australia para una película y se necesitaron 3 meses para erigirlo.
Además llenaron la película de anacronismos deliberados para confundir al público sobre en que época y lugar acontecía la historia. La acción parece tener lugar en la década de los 40, pero después vemos coches de los 60 y 70, se hace uso de canciones de los años 60 (como por ejemplo "The Night Has a Thousand Eyes") y hay edificaciones basadas en el expresionismo alemán mezcladas con otras Art Déco. "La ciudad está diseñada basándose en los recuerdos de los habitantes," explicaba Proyas. "Así que el sentimiento retro es muy fuerte porque usan elementos de los recuerdos de diferentes épocas y los combinan."
La idea de los edificios moviéndose le vino a Proyas durante el rodaje de El cuervo, "Habíamos construido el decorado de una azotea," recuerda el director. "Y como no teníamos un gran presupuesto sólo construimos estos edificios a un tercio de su escala, que movimos sobre ruedas, así que después de rodar un plano, los movíamos por todos lados para que el fondo se viera diferente, para que pudiéramos filmar diferentes escenas y no vieras el mismo edificio en el fondo todo el tiempo. Recuerdo estar allí parado en el set y ver aquellos edificios simplemente moverse, porque no podías ver a los chicos moviéndolos, así que todo lo que podías ver era sólo el edificio deslizándose por el set. Y recuerdo que pensé que era realmente guay, y que tendría que usarlo de alguna forma. Así que lo metí en esta película."
Los pases de prueba no funcionaron demasiado bien. "La gente no parecía entender lo que estaba pasando," explicaba Proyas. "Con los relojes parando a medianoche en este mundo donde el sol nunca sale, pero esa era realmente mi intención. La idea de la película es que requiere una cierta cantidad de paciencia, y las audiencias de pases de prueba no son reconocidas por ese nivel de paciencia." Esto provocó cambios en la película que nunca se debieron realizar. "El estudio se puso muy nervioso y tuvimos que hacer algunas concesiones," reconocía Proyas, quien hasta ese punto había tenido libertad por parte del estudio. Una de las decisiones de la New Line fue meter la voz en off de Schreber al inicio de la película, para explicar puntos de la trama. "Lo que en un misterio no es una buena idea," admitía Proyas.
El público de los pases de prueba tampoco entendía, como era posible que toda la ciudad no saliera despedida al espacio cuando se rompe el muro con el anuncio de Shell Beach. Como una solución de ultima hora para hacerlo mas comprensible para el público, se añadió mediante efectos visuales un campo de fuerza alrededor de la ciudad.
Además tuvieron problemas con el título de la película, el cual dio vueltas como una espiral. Warner Bros. dueña de New Line, iba a estrenar Mad City (1997), por lo que les dijeron que debían cambiar el título, así pasó de Dark City"Dark World" (en septiembre del 97 aún se la conocía así), pero el estreno de El mundo perdido (1997) hizo que tampoco fuera válido, así que se volvió a cambiar de nuevo, pasando a llamarse "Dark Empire" (nombre con el que fue conocida a partir de octubre del 97), pero tampoco fue el definitivo, porque coincidía con otra obra, así que al final les dejaron que la película se titulase Dark City, tal y como estaba previsto originalmente.
La película tenía previsto estrenarse en cines el 17 de octubre de 1997, pero se terminó retrasando hasta el 27 de febrero de 1998 (con una premiere en Century City dos días antes). Dark City resultó ser un injusto fracaso en taquilla recaudando en los Estados Unidos tan solo 14.378.331 de dólares. Su cifra final a nivel mundial ascendió a unos insuficientes 27.200.316 de dólares. Aunque en Australia fue todo un éxito, y con 3.348.994 de dólares se convirtió en la segunda película más taquillera de 1998 en dicho país. Proyas creía que la razón del fracaso de la película fue que, "fue vendida esencialmente como una película de terror, y así se soltó en los cines, la gente del estudio no sabía que hacer con ella."
Al año siguiente se estrenaría Matrix (1999), que fue un éxito enorme y que guarda ciertas similitudes con Dark City. Al respecto de esas sospechosas coincidencias, Proyas lo tenía claro cuando se le preguntaba al respecto, "Dark City salió un año antes que Matrix, uno de mis productores en Dark City trabajó en Matrix," explicaba el director. "Y los Wachowski vieron Dark City unos nueve meses antes de que llegase a los cines, por lo que tuvieron una buena oportunidad de coger las mejores cerezas del pastel. Siento que es una pregunta que no puedo responder en más detalle, aparte de decir que tal vez a los Wachowski se les debería hacer la pregunta en lugar de a mí."

MONTAJE DEL DIRECTOR
En 2008, llegó en formato DVD y Blu-Ray el montaje director, y por fin pudimos ver la película tal y como Proyas la había concebido originalmente. Algo que requirió de 18 meses de trabajo. El director cogió el montaje realizado antes de los pases de prueba e hizo sólo pequeños cambios. La duración pasó de 100 minutos a 111 en esta versión. Son muchas las pequeñas variaciones entre ambas versiones, así que haré un resumen de aquellas más importantes:
1. Se elimina la voz en off de Schreber en el inicio de la película.
2. Murdoch se da cuenta de que sus huellas dactilares son espirales.
3. Hay más escenas entre el inspector Bumstead y Emma.
4. May tiene una hija, la cual presencia el asesinato de su madre. Cuando Emma la encuentra más tarde, le da a ella y a Bumstead la pista de quien la asesinó.
5. La escena en la que Mr. Hand visita a Schreber en unos baños, sucede en otro momento de la película (se mueve a después de su conversación con Bumstead). Además se incluye al personaje de Murdoch en ella, quien observa toda la escena, algo que no sucedía en la versión estrenada en cines.
6. Para obligar a Schreber a ir a Shell Beach, Murdoch usa la sintonización con él.
7. Se modifican algunos efectos especiales, sobre todos los correspondientes a las sintonizaciones de Murdoch.
8. El ritmo general es un poco más pausado.
9. La paleta de colores cambia ligeramente a tonos más amarillos.

VALORACIÓN
Dark City es una joya de la ciencia ficción, aunque pasó desapercibida en el momento de su estreno, a día de hoy ya está merecidamente considerada una obra maestra.
Y es que no puede ser más atractiva, tanto en el fondo como en la forma. Dark City trata multitud de temas, desde la lucha por la individualidad, el amor eterno, o la búsqueda del alma. Capas y más capas que la convierten en una película única y de valor incalculable.
Entre las lecturas que podemos extraer de la película, tal vez, la más interesante sea ver como el personaje de Murdoch lucha por tener su propia identidad, dentro de una sociedad que condena a todo el mundo a ser igual.
Y es muy interesante que el objetivo de los Ocultos sea saber que nos hace humanos, en definitiva, encontrar donde habita el alma. De esa forma, la ciudad se convierte en un experimento, un laberinto por el que los humanos dan vueltas como ratas, tratando de encontrar una salida.
Pero además Dark City tiene aroma de cine negro, con esa trama de detectives (al más puro estilo Raymond Chandler), y la historia de un personaje que no puede escapar de una ciudad (que recuerda a Red Rock West o a Giro al infierno), pero aquí está aderezado con un toque scifi. Y es que la película es al mismo tiempo un gran relato noir y una fantástica historia de ciencia ficción, donde ambos géneros casan perfectamente.
Como en ninguna otra película, la ciudad es un personaje más. Además de convertirse en un lugar del que es imposible huir, la historia tiene detalles que le aportan a la misteriosa ciudad un toque paranoico maravilloso, como ese tren que nunca para en la estación, el hecho que nadie recuerde como llegar a Shell Beach, las figuras en espiral que aparecen en cada esquina, o que cuando llegan a Shell Beach lo que encuentran es sólo un póster del lugar (el momento de la barca llegando a los límites de este mundo, y lo de encontrar la libertad tras una pared, recuerda a El show de Truman del mismo año que Dark City).
La historia de amor entre Murdoch y Emma es muy potente a nivel emocional. Pese a no tener sus propios recuerdos, ambos se terminan enamorando, ese tipo de conexión sin explicación, es algo que los hace humanos, y algo que los Ocultos jamás entenderían. Y por muchas veces que les implantasen unos nuevos recuerdos, ellos volverían a enamorarse. De hecho, cuando se ven en el muelle al final de la película, ella no le recuerda, pero Murdoch sabe que acabarán juntos como ya les sucedió antes.
Visualmente la película es fascinante, con un cuidado meticuloso en la composición de planos, donde se observan multitud de influencias, tanto visuales como temáticas (percibimos por un lado expresionismo alemán mezclado con el look de la Norteamérica de los 40, y por otro encontramos rasgos de thriller psicológico, cine de acción, o del noir más clásico). Es una fuente inagotable de detalles que son como golosinas para los ojos.
Dark City tiene un gran tercer acto, cuando Murdoch es por fin consciente de su poder, y se da cuenta que en esa ciudad oscura puede ser un Dios, algo que temáticamente la compara con Matrix. Es genial ver como destruye a los Ocultos y después modifica la ciudad a su antojo cubriéndola de agua, y haciendo que salga por fin el sol. La película va así de la absoluta oscuridad a la luz, mostrando metafóricamente el viaje del héroe y su victoria.
La película está llena de grandes momentos, como ese en que los protagonistas descubren que la ciudad flota en el espacio, que ya es por si solo un clásico de la ciencia ficción (y que además justifica el porqué la ciudad siempre está a oscuras). Otro momento que me encanta es cuando Murdoch está en la comisaria hablando con Emma al otro lado del cristal, y no pueden tocarse, pero él rompe el cristal usando sus poderes y se besan. Y las escenas de la sintonización de la ciudad son increíbles, poseen un gusto por el fantástico difícil de igualar.
Dark City es la mejor obra de Proyas, su canto de cisne como director, tras brillar con El cuervo, aquí confirmó que era un director muy interesante, lástima que después nunca haya llegado a tales cotas de genio.
El reparto está de lo más convincente, se agradece que el director buscara a actores de carácter antes que a estrellas, lo que le confiere a la película un toque adulto y serio que se agradece.
Además de la huella de Proyas, también podemos ver la mano de los otros guionistas de la película. Apreciamos por un lado la influencia de Lem Dobbs, tanto en el tono de cine negro (hay que recordar su trabajo en El halcón inglés), como en su conocimiento en relatos de atmósfera opresivas y de estilo expresionista (ahí está Kafka, la verdad oculta). Y por otro, podemos ver el gusto por el espectáculo de David S. Goyer como demuestra el clímax final (que nos puede recordar a El hombre de acero o Blade).
Y no me quiero olvidar de resaltar la gran labor, tanto de Dariusz Wolski en la fotografía, como el de Tatopoulos y compañía en el diseño de producción, sin su espléndido trabajo, Dark City no sería la misma.
Tanto la versión estrenada en cines, como el montaje del director son excelentes, pero hay que admitir que la segunda explica un poco mejor la historia y da alguna capa más a los personajes. Además la versión estrenada en cines, parece ir demasiado rápido, mientras que el montaje del director tiene un mejor ritmo y más apropiado para la película, por eso entre una y otra es aconsejable ver la película tal y como la ideó Proyas.
Dark City es una experiencia única, está llena de imágenes de gran belleza, y bebe de miles de influencias, pero siempre resulta original. Al igual que su protagonista, Dark City ha luchado por tener su propia voz, y no ser como las demás películas. Consiguió salir de ese inframundo que la condenó al fracaso comercial, para poco a poco ver la luz. Hoy día es considerada una de las mejores películas de ciencia ficción de los 90, y se ha convertido en una película de culto que va ganando con los años. Y sería bueno que eso no lo olvidara nadie.

CURIOSIDADES
Una vez terminó el rodaje, algunos elementos de los decorados, incluidos los usados en la persecución por los tejados, fueron vendidos a la producción de Matrix (1999).
La New Line barajó a David Letterman para el papel de John Murdoch.
La película está dedicada a Dennis Potter, guionista de Dinero caído del cielo (1981) y Gorky Park (1983).
La película incluye el plano de Jennifer Connelly al fondo de un muelle, al igual que Réquiem por un sueño (2000) y Casa de arena y niebla (2003).
En el guión original de Proyas, el protagonista se llamaba Walker, pero Lem Dobbs le sugirió al director cambiarlo.
La banda de heavy metal Iced Earth incluyó en su disco "Dystopia" una canción titulada "Dark City", y que está inspirada en la película.
El famoso crítico de cine Roger Ebert la consideró la mejor película de 1998. Incluso llegó a grabar un audio comentario para la versión en DVD de la película.
En una versión anterior del guión, el Dr. Schreber era desollado vivo al final de la película.
Al principio de la película Bumstead toca con su acordeón una canción polaca llamada "Mala blekitna chusteczka" (pequeño pañuelo azul). Trata sobre un hombre solitario que vaga por el mundo pensado en su amor que se ha ido, y de quien sólo conserva un pañuelo.
Se construyó una versión de la jeringuilla del Dr. Schreber de aproximadamente un metro de largo, para filmar con detalle primeros planos.
De todo el rodaje, sólo durante dos días se rodó en exteriores a plena la luz del sol, el resto del tiempo se hizo en decorados.
Ganó el premio Saturn a la mejor película de ciencia ficción. Además fue nominada en las categorías de mejor director (Alex Proyas), mejor guión (Alex Proyas, Lem Dobbs y David S. Goyer), mejor vestuario (Liz Keogh), mejor maquillaje (Bob McCarron, Lesley Vanderwalt y Lynn Wheeler), y mejores efectos especiales (Andrew Mason, Mara Bryan, Peter Doyle y Tom Davies).
Fue nominada a los premios Hugo a la mejor presentación dramática (Alex Proyas, Lem Dobbs y David S. Goyer).
Existe una película anterior también titulada Dark City (1950), protagonizada por Charlton Heston y que pertenece al cine negro.

Labels: ,

12 Comments:

Blogger Éowyn said...

Hola! Qué tal?
Confieso que la primera vez que la vi no me gustó nada. Al segundo visionado me gustó algo más.
Un saludo!

May 10, 2020 2:08 PM  
Blogger Rodi said...

Hola Éowyn!

Puede que a la tercera sea la vencida y te guste todavía más ;)

Es una gran película, pero no una para todo el mundo.

Muchas gracias por comentar.

Saludos.

May 10, 2020 2:57 PM  
Blogger León said...

Tengo un grato recuerdo de esta película, no solo porque me gustó bastante, sino también porque se trata de la primera película que fui a ver al cine solo... Buena entrada. Había cosas que no sabía, como que la película tenía un director CUT.
Un saludo

May 12, 2020 6:43 PM  
Blogger Rodi said...

¡Muchas gracias León!

Pues el director's cut es interesante, no cambia la película en su concepción, pero la redondea un poquito más.

Gracias por comentar.

Saludos.

May 13, 2020 6:27 AM  
Blogger El Demiurgo de Hurlingham said...

Que gran película. Una de las que hace tiempo no he vuelto a ver, pero recuerdo bien.
Debería haber tenido más trascendencia.

Jennifer Conelly ha hecho de pareja de científicos conflictivos, como en Hulk y en Una mente brillante. Puede estar en medio de una conspiración metafísica.

Es cierto que hay clima de policial negro. Es un buen ingrediente para diversos géneros.

Magistral película.

May 13, 2020 4:18 PM  
Blogger Rodi said...

Es una película muy infravalorada o tal vez cabría decir mejor desconocida, una lástima para lo sobresaliente que es. Esa mezcla de géneros y de estilos, además de las capas de la historia y temas que trata la convierten en un film de lo más interesante.

Veo una tendencia de Jennifer Conelly en el cine :)

Muchas gracias por comentar Demiurgo!

Saludos.

May 14, 2020 11:36 AM  
Anonymous Ramón said...

Una película que tenía pendiente y que, visto que la había analizado, decidí ver en su Director´s Cut.
Aunque conocía detalles de la trama me ha sorprendido mucho y he disfrutado con la viguería visual que se sacó de la chistera Proyas. Me ha maravillado ese historia noir con detalles del género vampirico (los Ocultos) y temas tan universales como la búsqueda de la identidad y el amor eterno. Quizás lo que mas haya envejecido sea la confrontación final, ahí se nota el ajustado presupuesto. Y si, es muy de Goyer ese desenlace entre el héroe y el villano.
Está claro que la tan laureada "Matrix" bebió (y plagió) de muchos de sus detalles visuales, no sólo en su primera entrega, también en "Revolutions", donde el enfrentamiento entre Neo y Smith se parece al que aquí mantienen Murdoch y Mr. Book en los aires. Además de "Matrix" y las otras cintas que comentas con las que tiene similitudes, me recordó a "Olvdate de Mi!" en cuanto a la historia de amor. Aún a pesar de borrarle la memoria, los personajes de Connelly y Sewell se siguen enamorando.

De nuevo, un gran trabajo al que agradezco haberme empujado a ver por fin esta jovita del fantástico!

Un saludo Rodi!

P.D. He vuelto a retomar el blog con tanto enclaustramiento domiciliario ;)

May 16, 2020 1:04 AM  
Blogger Rodi said...

Me alegra mucho haberte animado a ver esta película. La verdad es que le tengo mucho aprecio y es de mis preferidas de siempre. Visualmente es única y tiene tantas capas que da para debatir durante un buen rato.

Es cierto, la lucha final de "Matrix Revolutions" entre Neo y Smith recuerdo mucho al clímax de esta película. Se nota que las Wachowski tomaron notas cuando vieron esta película.

Lo de que Murdoch y Emma se enamoren de nuevo después de haberles borrado sus recuerdos, me encanta, es una idea que va más allá de lo escrito y define perfectamente lo que es el amor. Es ciencia ficción bien entendida.

Como siempre, muchas gracias por comentar!

¿Qué has vuelto a escribir? Para allá voy ;)

Saludos.

May 16, 2020 11:32 AM  
Blogger Edu Wallace said...

Dark City vino a mi por casualidad y ya se quedó conmigo para siempre en Bluray. El problema es que aún la tengo con el precinto y tal y como comentas, no creo que haya visto la versión del director sin la voz en off, etc.

Es un caso raro de película incomprendida que llegó antes que Matrix y que en cambio, ésta última sí que se llevó toda la gloria. No entiendo muy bien porque Matrix caló en el público y Dark City no, ya que la obra de los Wachowski tampoco es que sea una película de fácil digestión. ¿Quizá el reparto? ¿El marketing? ¿Las escenas de acción? Puede que todo.

Un abrazo Rodi, espero aparecerme más por aquí con o sin pandemia.

May 20, 2020 4:43 PM  
Blogger Rodi said...

Hola Argail!!!

Me alegra mucho verte de nuevo por aquí, este confinamiento está sirviendo para muchos buenos reencuentros :)

Creo que el triunfo de "Matrix" se debe a que fue mejor vendida (es de una major), con una estrella protagonista y es más comercial (la acción siempre vende). Y aunque "Matrix" me encanta, "Dark City" hubiera merecido más cariño.

Gracias por comentar.

Nos seguimos leyendo ;)

1 abrazo!

May 21, 2020 8:47 AM  
Blogger Marco said...

Bueno,esta pelicula si me gusta aunque ha quedado bastante olvidada(compararla con Matrix le hace un flaco favor)Proyas dsps de El cuervo hizo esta que es una pelicula mucho mas completa,compleja y rica en general.Mas tarde se fue x otros derroteros como Yo,robot quedando esta su mejor obra.Dark city del 98,Matrix y Nivel 13,ambas del 99)son muy parecidas.Se la podia tener en mejor consideracion xo....Saludos Rodi y gran reseña

May 23, 2020 12:34 PM  
Blogger Rodi said...

¡Muchas gracias Marco!

Proyas tuvo unos inicios fantásticos con "El cuervo" y "Dark City". "Yo, robot" es un buen blockbuster, y "Señales del futuro" es bastante entretenida. Lástima que el fracaso "Dioses de Egipto" lo haya dejado un poco en el olvido.

A finales de los 90, llegaron un buen número de películas de temática sobre la realidad y la ficción, a las que nombras también habría que incluir "Abre los ojos" o "eXistenZ". Se puso de moda y hubo un pequeño boom de películas muy interesantes.

Como siempre, gracias por comentar.

Saludos.

May 24, 2020 2:27 PM  

Post a Comment

<< Home