Monday, March 23, 2020

El cabo del miedo

"Abogado, abogado, ¿estas ahí?"

Este artículo contiene spoilers, no leer si no se quiere conocer partes esenciales de la trama de la película.

Max Cady sale de prisión con una sola idea en mente, vengarse de su antiguo abogado Sam Bowden. El ex-convicto utilizará todas sus artimañas para hacerle la vida imposible a Bowden y a su familia.

LA VENGANZA DE MAX CADY
En 1962, J. Lee Thompson rodó El cabo del terror, un pequeño clásico del suspense con Gregory Peck y Robert Mitchum en los papeles principales. La película adaptaba la novela de John D. MacDonald "The Executioners", publicada en 1958. A finales de los 80, Steven Spielberg planeó realizar un remake, el cual se desarrollaría bajo su sello Amblin, con idea de dirigirlo personalmente.
El cabo del miedo (Cape Fear, 1991) necesitaba un guionista y el elegido fue Wesley Strick, cuya entrada en el proyecto fue de lo más curiosa. El guionista había escrito el libreto de Análisis final (1992), el cual fue su carta de presentación en Hollywood, y lo leyó todo el mundo. Phil Joanou se interesó en dirigirla, y por aquel entonces era uno de los hombres de confianza de Spielberg, como lo eran Joe Dante o Robert Zemeckis. El director de Indiana Jones y el templo maldito leyó el guión de Strick y se puso en contacto con él ofreciéndole la escritura del guión de El cabo del miedo. Strick decidió ver la película de J. Lee Thompson, pero conforme ésta avanzaba se dio cuenta que no había nada que pudiera hacer. Llamó a la Amblin para decirles que no aceptaba el encargo y al día siguiente recibió una llamada diciéndole que Spielberg quería reunirse con él. Strick viajó hasta el set de Para siempre (a mediados de 1989), película que Spielberg estaba rodando. "No quería decirle que no estaba demasiado impresionado por la película," explicaba el guionista. "Porque sabía que su idea era hacer un remake, así que adopté otro enfoque (el cual era cierto), le diría que sentía que el material no era para mí. Le dije todo esto, creo que de forma bastante elocuente, y cuando terminé, él me estrechó la mano y dijo, 'Me alegro que estés a bordo'. Y me encontré dándole la mano y preguntándome, '¿Qué acaba de pasar?' No tuve agallas para decir, 'Estaba tratando de decirte que no'. Conduje a casa pensado, '¿Cómo voy a resolver esto?' Y luego había como seis mensajes en mi contestador de mi agencia y de la Universal, felicitándome. Entonces me di cuenta que iba a escribirlo."
Inicialmente Spielberg barajó a Bill Murray para interpretar a Cady, pero después se decantó por Robert De Niro, quien se sintió muy atraído por interpretar al personaje, el cual se convertiría en una de sus mejores creaciones. Además el actor fue productor no acreditado de la película a través de su productora Tribeca Productions, que la co-financió junto con Amblin. Universal Pictures por su parte, se hizo con los derechos de distribución para Estados Unidos.
Pero llegado un momento, Spielberg sintió que no era un proyecto para él. "No estaba de humor, es tan simple como eso," declaraba el director. "Simplemente no pude encontrar dentro de mí hacer una película de terror sobre una familia que está siendo atacada por un maníaco."
Spielberg y De Niro pensaron que Martin Scorsese era el director idóneo para el proyecto y trataron de persuadirle en el verano de 1990 para que se hiciera cargo del proyecto. Scorsese por aquel entonces estaba barajando rodar La lista de Schindler (1993), pero tras los problemas que había tenido con La ultima tentación de Cristo (1988), creyó que una película sobre el holocausto no era lo mejor para él. Llegado a ese punto, Spielberg y Scorsese decidieron intercambiarse los proyectos y cada uno terminaría rodando la película del otro.
Por otro lado, Scorsese le "debía" una película a la Universal, quien ayudó a la financiación de La última tentación de Cristo, y el director había acordado realizar posteriormente para la compañía una película comercial, y El cabo del miedo era la elección perfecta para saldar cuentas. Es más, Scorsese firmó un contrato de seis años con el estudio, dentro del cual realizaría dos películas, El cabo del miedo y Casino (1995).
En un punto intermedio, el proyecto había pasado por las manos de Stephen Frears y Donald E. Westlake (director y guionista de Los timadores respectivamente), pero no fueron más allá de la fase de desarrollo.
Según Scorsese, lo que le interesó del proyecto con respecto a la película de Thompson fue, "hacer algo más emocionalmente violento y amenazante. Quería explorar la naturaleza del bien y del mal, y que tuviera la cualidad de una prueba, casi una prueba religiosa como la que experimentó Job."
Pero conseguir que Scorsese aceptase hacerse cargo de El cabo del miedo fue un proceso que requirió de tiempo, porque el director de Taxi Driver odió el guión las tres primeras veces que lo leyó, básicamente porque los Bowdens era una familia feliz y quería que fueran miserables.
Spielberg tenía claro el destino de la familia Bowden, y antes de darle por completo el proyecto a su amigo quiso saber que tenía pensado hacer con ellos. "Steve dijo, 'Si haces esto, ¿que vas a hacer con la familia?'," recodaba Scorsese. "'¿Va a vivir la familia al final?', Dije, 'Sí, vivirán. De lo contrario no tiene sentido'. Y él dijo, 'Bueno, entonces puedes hacer lo que quieras hasta ese punto'."
Decidido el destino de los Bowden, Strick se puso manos a la obra con el guión siguiendo las indicaciones de Scorsese. El guionista llegó a escribir 24 borradores hasta dar con el definitivo. El guión final difería del que Strick había escrito para Spielberg. "Lo escribí como un thriller Amblin, esencialmente," admitía el guionista. "Era de gran presupuesto y convencional, y se concentraba más en la inventiva de la trama de lo que lo hace ahora."
"Marty tenía un buen radar para la superficialidad y para cada hipérbole," explicaba Strick. "Todo lo que oliera a televisión, todo el diálogo que él percibiera como "ingenioso", todo lo que estaba demasiado bien razonado, demasiado claro, demasiado ordenado, con ideas que estaban algo predigeridas, quería que se fueran."
El personaje de Cady cambió, y pasó de ser un frío violador a una, "máquina de venganza ambulante," según Scorsese. Se le añadieron los tatuajes y su costumbre de parafrasear la Biblia. "En cada escena de Bob, él me llamaba y me decía. '¿Puede Max decir aquí algo más sobre la venganza de la Biblia?'," recordaba Strick.

REPARTO
De Niro se preparó de forma concienzuda para interpretar a su personaje. Hizo mucho ejercicio meses antes de empezar el rodaje y también durante el mismo, para dar vida al musculoso Cady. Pagó a un dentista 5.000 dólares para que sus dientes lucieran mal, y una vez concluida la película, pagó 20.000 dólares para arreglarlos. Los tatuajes que luce se los hizo con tintes vegetales, los cuales tardaron en desvanecerse varios meses. Investigó crímenes de depredadores sexuales para prepararse para el papel y leyó varias biblias. Cuidó hasta la forma de hablar del personaje, dándole un acento sureño (que sacó de un papel anterior) y grabó a gente de ciudades del sur de Estados Unidos leyendo frases del guión. E incluso ayudó a la diseñadora de vestuario Rita Ryack a escoger la ropa de Cady.
La primera elección de Scorsese para el papel de Sam Bowden fue Harrison Ford. El director habló con De Niro para que lo llamara e intentara convencerlo, pero tras considerarlo, Ford terminó rechazando el papel. Se barajó a Robert Redford, pero el escogido fue Nick Nolte. Scorsese lo contrató después de mantener varias conversaciones sobre el papel. "Quería que el personaje fuera de tonalidades grises, ni negras o blancas," declaraba el director. "Un hombre que quiere ser decente, pero no puede mantener su vida en pie. Es un área muy difícil y Nick lo entendió."
Para dar vida a un abogado, Nolte se reunió con abogados de la Oficina de Defensores Públicos de Atlanta y con abogados de pequeñas ciudades de Virginia Occidental. Y para las últimas escenas de la película se inspiró con la imagen de un primate, tomando como referente la escena inicial de 2001: Una odisea del espacio (1968).
Diane Keaton se reunió con Scorsese y De Niro para hablar sobre el papel de Leigh Bowden, pero no logró hacerse con él. Éste recayó en Jessica Lange, quien fue una elección de Spielberg. La actriz aceptó porque quería trabajar con De Niro y Scorsese, y no por el papel en sí, el cual inicialmente no estaba bien definido en el guión. "No era mucho más que sólo la mujer," confesaba Lange. "Era el más prescindible de los personajes, no era intrínsecamente único o fascinante. Y no creo que realmente planearan abordar el personaje hasta que supieron quien iba a interpretarlo." La actriz ayudó a desarrollar un personaje que el propio Strick reconocía que, "era muy genérico."
Para el papel de Danielle, Scorsese hizo pruebas a cientos de chicas. Por allí pasaron Nicole Eggert, Reese Witherspoon (en la que fue la segunda audición de su vida, y la cual arruinó cuando reconoció a De Niro y se puso nerviosa), Sarah Jessica Parker (quien rechazó el papel), Drew Barrymore (que hizo una pésima audición, descrita por la actriz como, "el mayor desastre de mi vida"), Jennifer Connelly, Winona Ryder, Alyssa Milano (se lo ofrecieron, pero tuvo que rechazarlo debido a las presiones de Tony Danza, su compañero de reparto de la serie ¿Quién es el jefe? (1984-92)) y Christina Applegate (cuyos conflictos de agenda con la serie Matrimonio con hijos (1987-97) la dejaron fuera de la película). Nicole Kidman quiso hacerse con el papel, pero Scorsese quería a una actriz más joven.
Juliette Lewis fue descubierta por Scorsese y De Niro gracias a la película para televisión Demasiado joven para morir (1990), en la que interpretaba a una asesina adolescente, y se pusieron en contacto con ella. La actriz tuvo que hacer cuatro pruebas para hacerse con el papel. Según confesaba, para componer el personaje de Danielle se inspiró en un niña con flequillo que había visto en un parque y que tenía un gatito, la cual llamó su atención porque, "parecía que tenía un secreto," recordaba Lewis.
Scorsese contrató a varios actores que trabajaron en la película original, así recuperó a Robert Mitchum (teniente Elgart), Gregory Peck (Lee Heller) y Martin Balsam (juez). "Quería sacar tanta gente como fuera posible de la original, pero nos quedamos sin personajes," reconocía el director. El papel de Mitchum iba a ser interpretado originalmente por George C. Scott, pero debido a problemas de salud tuvo que abandonarlo unos días antes de empezar a rodar. Por su parte a Peck, quien era el dueño de los derechos de la novela "The Executioners", le ofrecieron varios papeles de la película, pero él se quedó con el del abogado de Cady.
Illeana Douglas, pareja en aquel momento de Scorsese, interpretó a Lori Davis, una de las víctimas de Cady. El director le ofreció el papel, pero a condición que De Niro diera su aprobación en una audición. Primero hizo una prueba con la directora de casting Ellen Lewis y después otra con el protagonista de Heat. Como el guión no estaba terminado, improvisaron varias escenas, centrándose en la del bar. Douglas pasó la prueba y se convirtió en Lori Davis. Para componer a su personaje se inspiró en Jennifer Levin, víctima del asesino Robert Chambers. Y para prepararse para la escena de la violación y sus consecuencias, pasó tiempo con un abogado criminalista de la corte del condado de Broward en Florida.
Joe Don Baker (en la piel de Claude Kersek) y Fred Dalton Thompson (interpretando a Tom Broadbent) completaron el excelente reparto.

RODAJE
La película comenzó su rodaje el 19 de noviembre de 1990 y terminó el 17 de marzo de 1991. Se filmó principalmente en Fort Lauderdale (Florida), aunque también tuvo localizaciones en Savannah (Georgia). Con un presupuesto de 35 millones, fue la mayor producción de Scorsese hasta la fecha.
El director filmó la película prácticamente en continuidad, aunque dejó las escenas que mostraban a Cady totalmente musculado para el final por una sugerencia del propio De Niro.
Scorsese se rodeó de un gran equipo. Escogió para hacerse cargo de la dirección de fotografía a Freddie Francis por, "la comprensión de Freddie del concepto de atmósfera gótica." El cabo del miedo se rodó en CinemaScope y como era un sistema en desuso, tuvieron que trabajar con equipo antiguo.
Los títulos de crédito iniciales correrían a cargo del gran Saul Bass. "Antes de conocer a Saul Bass, antes de trabajar juntos, él era una leyenda para mis ojos," reconocía Scorsese. El artista captura con unas imágenes oníricas el espíritu violento y enfermizo de la película a la perfección.
Scorsese decidió ya al inicio del rodaje que utilizaría la banda sonora compuesta por Bernard Herrmann para El cabo del terror. El director le encargó a Elmer Bernstein que se hiciera cargo de la partitura y el compositor creó durante tres semanas las 49 pistas de la banda sonora partiendo del trabajo de Herrmann. "Esta película tiene muy poca relación con El cabo del terror," declaraba Bernstein. "La única razón por la que Herrmann funcionó es, de una manera curiosa, no me preguntes porqué, la partitura que Bennie escribió era mucho más apropiada para esta película." Bernstein también utilizó para el clímax de la película otro tema que Herrmann había compuesto para Cortina rasgada (1966), pero que no fue utilizado por Hitchcock.
"Muchas de las escenas fueron improvisadas," reconocía Scorsese. "Eso es algo que nunca me gusta hacer, pero lo hice por los actores con los que estaba trabajando." 
Y es que durante el rodaje hubo lugar para ir más allá de lo escrito en el guión. "Nick y yo realmente inventamos muchas de nuestras escenas," admitía Lange. "Los papeles realmente no estaban allí y ni siquiera habría considerado hacer la película si no fuera por Marty, quien quería que Nick y yo creáramos a nuestros personajes."
Nolte se separó de su mujer coincidiendo con el rodaje de la película y según Lange el actor, "recurrió mucho a su ruptura para El cabo del miedo. Mucho de su historia personal entró en ese papel."
Illeana Douglas también aportó cosas a su personaje, el cual originalmente no tenía nombre, sólo era llamada "The Drifter". En la escena en la que Cady y Lori están en la cama, inicialmente estaba previsto que ella enloqueciera en el momento en que él le pone las esposas, pero fue idea de Douglas que ella se riera y le siguiera el juego. Y el momento en que Cady le muerde la cara, fue una idea que De Niro extrajo de su investigación de un caso real. Tardaron dos días en filmar la escena, y fue tal la implicación de la actriz en ella y en el personaje, que al llegar a su hotel rompió a llorar. "Había ido a lugares que no sabía que fuera capaz," admitía Douglas. La escena fue tan dura que al día siguiente ella y De Niro tuvieron que aligerar el ambiente haciendo bromas para mostrar a todos que ella estaba bien.
En la mejor escena de la película y la más recordada, la del encuentro de Cady y Danielle en el teatro, hubo también mucha improvisación. Originalmente la escena mostraba al villano persiguiendo a la chica por el colegio, pero Scorsese y De Niro pensaron que sería más efectiva si fuera una escena de seducción. "La idea era hacerla más insidiosa, intentar seducirla de alguna manera, comunicarse con ella y seducirla," explicaba De Niro. "Esa es una forma mucho más dura, como mínimo, de vengarse del padre." Strick reescribió la escena basándose en las sesiones de improvisación entre De Niro y Lewis, y las ideas de Scorsese, quien quería mostrar como Cady manipulaba hasta tal punto a la joven que comenzaba a dudar de su propio padre. Fue idea de De Niro, con el conocimiento de Scorsese, poner su dedo en la boca de Juliette Lewis, algo que no estaba previsto y que sorprendió a la actriz quien no sabía que su compañero iba a hacerlo (su reacción en la película es real). Se rodaron tres tomas de ese momento, pero Scorsese utilizó la primera, dada la espontaneidad de los actores.
Scorsese utilizó todos los trucos del libro, desde filmar al revés el plano de Jessica Lange saliendo del barro al final de la película para al hacerlo más espeluznante, usar dioptrías de enfoque dividido (con las que se consigue el enfoque en un mismo plano, de lo que se encuentra en primer y segundo plano), y utilizar un panatate (dispositivo que permite girar la cámara y que es usado habitualmente para simular el efecto de un barco oscilando) para obtener planos de la cámara girando 180º ó 360º.
El rodaje de las escenas de la casa de los Bowden fue constantemente interrumpido por el tráfico aéreo que sobrevolaba la casa, debido a un aeropuerto que se encontraba cerca del lugar, y cuando no eran los aviones los que hacían ruido, eran las cigarras que había en la zona, que eran todavía más escandalosas.
Para rodar el clímax en la casa flotante se necesitó de un tanque de agua de unos 27 metros de largo, construido a propósito para la película en Florida. Este tramo de la película se dejó para el final del rodaje y requirió dos semanas en filmarse. Algunas tomas se realizaron en un manglar en medio del "John U. Lloyd State Park" de Florida, y el mal tiempo hizo que estuviera lloviendo en el lugar durante cuatro días seguidos. Al equipo no le quedó más remedio que esperar, para irónicamente después crear su propia lluvia artificial.
Fue la primera película de la carrera de Scorsese en utilizar grandes efectos visuales, los cuales se repartieron en diferentes compañías. Las efectos con miniaturas corrieron a cargo de "The Magic Camera Company", con el gran Derek Meddings (Superman) a la cabeza. Todas las tomas de la miniatura de la casa flotante fueron filmadas en Inglaterra bajo la atenta supervisión de Freddie Francis. También se utilizaron matte paitings que fueron creados por Syd Dutton y Bill Taylor de la compañía "Illusion Arts" (como el que luce en el momento en el que Cady sale de prisión y se ve un cielo amenazante tras él). La misma compañía se encargó también de los efectos ópticos. Y se hizo uso de pantalla azul para la escena de Cady con los fuegos artificiales a su espalda, los cuales fueron añadidos en post-producción.
Scorsese no se había molestado en explicar como Cady regresaba al barco en el clímax final, pero tras un pase de prueba con público, el director se vio obligado a rodar un plano de la mano del personaje agarrando una cuerda, y se invirtió el plano de Cady sumergiéndose en el agua para dar la impresión que ascendía. Hecho ese pequeño cambio, la película estaba terminada.
El cabo del miedo se estrenó el 15 de noviembre de 1991 en Estados Unidos (tras una première en Nueva York nueve días antes) y resultó ser todo un éxito con una recaudación de 79.091.969 de dólares en territorio norteamericano, y con una recaudación final a nivel mundial de 182.291.969 de dólares (lo que la convirtió en la octava película más taquillera de 1991).
Ese triunfo de la película, se constató además con las dos nominaciones al Oscar que consiguió en las categorías de mejor actor (Robert De Niro) y mejor actriz secundaria (Juliette Lewis).

VALORACIÓN
Hay pocos thrillers más impactantes y redondos que El cabo del miedo. Tiene un guión de hierro, una puesta en escena sensacional y unas interpretaciones de altura. La venganza de Max Cady ha quedado en los anales del cine como una de las más terroríficas y memorables que se recuerdan.
La historia avanza siempre con inteligencia y con la misma violencia de la que hace gala Cady. Las ardides del ex-convicto, y como manipula a la familia y la propia ley para salirse con la suya, resultan casi adictivas, sabemos que es un villano, pero nos gusta ver como pone patas arriba el mundo de los Bowden.
Estos dan imagen de ser una familia feliz, pero en el fondo, debajo de esa fachada tenemos a una familia disfuncional, que está sin saberlo al borde del abismo, y en ese momento aparece Cady con toda su furia para poner al descubierto sus miserias.
Cady está inmerso en una cruzada de dimensiones bíblicas, por poner a prueba a Sam Bowden, quien cual Job, lo perderá todo para saber la clase de persona que es. Sam paga por los errores de su pasado. Su cordura y buen juicio son llevados al límite por alguien que nunca deja nada para el camino de vuelta.
La venganza de Cady es brillante porque destruye a Sam personal, profesional y moralmente. Pone a la ley en su contra, pero también a su familia y hace que dude de si mismo. Viola a su amante y sale inmune. Lo acosa en su propia casa, pero el abogado no puede hacer nada contra él. Incluso cuando hace que le den a Cady una paliza, es Sam quien sale peor parado. Y lo más brillante es como consigue poner a su propia hija en su contra. Cady logra seducirla porque a diferencia de sus padres, sabe como hacerla sentir importante, que es lo quiere oír, y no es ignorada por él (cabe recordar la escena en la que después de la discusión con Cady en la cabalgata, el matrimonio la deja atrás olvidada). La película no llega a su punto álgido durante alguna de sus escenas de violencia, lo consigue en el sencillo momento de la sonrisa de Danielle mostrando sus brackets tras chupar el dedo de Cady. Es la imagen de una inocencia rota, y está dotada de una gran perversidad. El plan del villano no podría ser más diabólico, consigue causar más daño en esa escena a Sam que en el resto de la película, ya que socava la confianza de la joven por su propio padre.
El dilema moral al que se enfrenta Sam es muy interesante, en el pasado no hizo lo correcto con su cliente, pero sí como ser humano, pero esa decisión lo marcará para siempre, cargará con ese pecado (otra vez la culpa en el cine de Scorsese), el cual saldrá a la luz con la aparición de Cady, quien realmente cree que está realizando una misión divina para liberar a Sam de sus pecados.
Una de las escenas más populares de la película, aquella en que tres hombres tratan de dar una paliza a Cady, y éste suelta el famoso "Abogado, ¿estás ahí?", tiene un detalle que me encanta, Cady sospecha que Sam está escondido detrás de un contenedor, y se acerca amenazándole, pero nunca llega a descubrirlo, y nunca lo haría, porque ya sabe la respuesta y le ha hecho pasar más miedo de esa forma al abogado que si realmente se enfrentara a él. Un momento brillante de los muchos que tiene la película.
El clímax en el barco en medio del temporal es un claro reflejo de la tormenta emocional que atraviesa la familia. Tras naufragar, Sam termina perdiendo su humanidad y se convierte en un animal, habría matado a Cady si no fuera porque éste es arrastrado por la corriente. Al final Cady gana, y Sam está condenado. Y es que mucho cambia Sam a lo largo de la película, el mismo hombre que decide salirse del cine para no enfrentarse a Cady, termina intentando matarlo a sangre fría.
Scorsese utiliza planos que parecen negativos para mostrar lo opuesto a lo que refleja la imagen, así conocemos el lado oscuro de los Bowden. Leigh es una mujer que sabe que no es feliz, está atrapada en un matrimonio al que no le ve futuro, con un marido del que sospecha tiene una aventura. El director lo refleja de forma sutil en esa escena en la que ella se maquilla en medio de la noche, para una cita que no tendrá.
Danielle es de todos quien sale más reforzada de la experiencia, es al principio el personaje más débil de la película, pero no es la misma cuando termina. Cuando Cady le pregunta en el barco por el libro "Sexus", ella le sigue el juego, puede que creamos que él la ha engatusado, pero la película no es tan obvia y sólo unos segundos después ella le tira una tartera de agua hirviendo a la cara, y minutos más tarde quema vivo al psicópata.
La maldad de Cady no conoce límites, cuando se hunde en el agua y muere, no vemos culpabilidad ni resentimiento. Es un personaje indestructible, casi una máquina, que va sufriendo heridas a lo largo de la película, que reflejan el dolor y odio que lleva dentro.
La composición de De Niro es increíble, da miedo en cualquiera de sus apariciones. Creó uno de los mejores y más complejos villanos que ha dado el cine. El actor se apodera de la pantalla en cada una de sus intervenciones e incluso notamos su presencia en aquellas donde no aparece.
La película está en esa lista de remakes que son mejores que el original, y es que es superior al film de J. Lee Thompson en todo. El guión es más redondo y tiene más matices, las interpretaciones son mejores, las motivaciones de los personajes, así como sus personalidades son más complejas, e incluso la banda sonora de Herrmann le sienta mejor a esta película. Y hay detalles, como la mujer que es asaltada por Cady está mejor integrada en la nueva versión y tiene una mayor importancia en la trama.
El cabo del miedo es un fantástico relato de suspense rodado con brío por su inspirado director. Aunque otras obras de Scorsese están mejor consideradas y parecen opacar a esta película, no nos engañemos, es uno de los mejores thrillers de suspense que se hayan filmado, y una de las mejores películas de la prolífica carrera de su director. Vale que es una película comercial, pero ojalá todas las películas comerciales fueran la mitad de buenas que ésta. No sólo consigue superar a la película original, va mucho más allá y se erige en un clásico terrorífico, adictivo y fascinante. Viajar a El cabo del miedo es una experiencia que no se olvida.

CURIOSIDADES
Gregory Peck rodó todas sus escenas en un solo día. Y fue su última aparición en una película.
Sam Bowden y Max Cady son los únicos personajes que mantienen los mismos nombres que en El cabo del terror (1962).
Requirió un año convencer a Martin Scorsese para que dirigiese la película.
Robert De Niro interpretó escenas de la película para Scorsese con Kevin Kline y Phoebe Cates en los papeles de Sam y Danielle, cuando el actor trataba de convencer al director que se hiciese cargo de la película.
Primera película de la Amblin calificada "R".
Por primera vez en su carrera, Martin Scorsese permitió que el guionista estuviera presente en el set durante el rodaje.
Scorsese quería que Telly Savalas, quien había participado en la película original, trabajase también en esta película.
El body count de la película asciende a cinco muertos (incluido el perro).
El fuerte acento con el que De Niro interpretó a Cady terminó dando escalofríos a Scorsese. A modo de broma, el actor dejaba mensajes en el contestador del director con la voz de Cady.
El vídeo musical que Danielle utiliza para tapar la discusión de sus padres es "Been Caught Stealing" de Jane's Addiction's. Y otro vídeo que aparece en su televisor es "The Bog" de Bigod 20.
Gregory Peck interpretó a Sam Bowden en El cabo del terror (1962), y aquí interpreta al abogado de Cady. Robert Mitchum dio vida a Cady en aquella película y aquí es un policía. Y Martin Balsam interpretó a un policía en la película original, y en el film de Scorsese da vida a un juez.
Robert Richardson quiso ser el director de fotografía de la película, pero el elegido fue Freddie Francis. Richardson terminaría trabajando con Scorsese en Casino (1995), Al límite (1999), El aviador (2004), Shutter Island (2010), George Harrison: Living in the Material World (2011) y La invención de Hugo (2011).
Robert Mitchum nunca vio ni El cabo del terror ni El cabo del miedo.
Originalmente Leigh no conocía a Max Cady hasta el final de la película, pero Jessica Lange sugirió la escena en que ambos personajes tienen un encuentro fuera de la casa a mitad del metraje.
Fue una sugerencia de Steven Spielberg que Cady estuviera vestido como la ama de llaves cuando mata a Kersek (Joe Don Baker).
La serie Los Simpson parodió a la película en el capítulo "Cape Feare" (temporada 5, episodio 2).
La madre de Scorsese, Catherine Scorsese, tiene un cameo como una clienta en un puesto de fruta hacia el final de la película.
El personaje de Illeana Douglas se llama Lori Davis, en homenaje a Lori Martin, una de las protagonistas de El cabo del terror (1962).
El clímax en la casa flotante fue lo primero que editó Thelma Schoonmaker de la película.
Robert De Niro no aceptó colocarse debajo del coche de los Bowden, hasta que un especialista le demostró que era físicamente posible hacerlo.
Durante la escena de la muerte de Cady, antes de hundirse en el agua, éste parece estar farfullando, aunque en realidad está en un estado de éxtasis religioso (también conocido como glosolalia), ya que cree que va a ascender al Cielo.

Labels: ,

12 Comments:

Blogger El Demiurgo de Hurlingham said...

Magistral película. Sin duda.
Con un elenco acertado, preciso. Es interesante el dato de las otras actrices que hicieron el casting.
Es curioso que el Max Cady se venge, violando a la amante del protagonista, que estaba dispuesta a tener sexo voluntariamente. Eligió la violencia antes que una satisfacción, que tl vez hubiera sido otra forma de venganza, seducir a la amante de su abogado.

Cabo de miedosos, la parodia de Los Simpsons es uno de los capítulos que han hecho memorable a esa serie animada.

Una notable reseña.

March 24, 2020 7:31 AM  
Blogger Rodi said...

Muchas gracias Demiurgo!

Creo que viola a la amante porque así Bowden no podrá tocarla después de lo que Cady le hizo, es una forma diferente de hacerle daño al abogado.

Es un gran film, te atrapa desde la primera escena y ya no te suelta hasta el final (o nunca). Y le de De Niro con Cady, parece que naciera para interpretarlo.

Ese episodio de "Los Simpson" es de mi preferidos de la serie ever.

Como siempre, muchas gracias por comentar.

Saludos.

March 24, 2020 9:36 AM  
Blogger Marco said...

Muy buena pelicula,no es de las mejores de su director xo es muy destacable en su filmografia.Te mantiene en tension,es muy entretenida y las interpretaciones de todo el elenco son buenisimas,destacando a Juliette lewis(para comersela,lastima que siguiera bajando de peso)y de sobretodo Robert de niro en un papel hecho a su medida(no me imagino a bill murray de esta guisa ni de coña)Banda sonora muy destacable de Elmer bernstein.Y gran direccion de Scorsese(no me imagino tmpk dirigiendo a Spielberg,no es su tipo de pelicula)En cuanto al episodio de Los simpson,para mi tb es de mis preferidos.Gran reseña y Saludos Rodi
PD:No he visto aun la original,asi que no puedo comparar

March 24, 2020 2:53 PM  
Blogger Rodi said...

¡Muchas gracias Marco!

Es una gran pieza de género, algo raro en el cine de Scorsese, pero es tan entretenida, sincera e intensa que la pongo por encima de otras de sus películas mejor consideradas como "Jo, qué noche", "Al límite", "Shutter Island" o "El irlandés".

Juliette Lewis fue la gran sorpresa de la película, su personaje tiene un arco muy interesante. Y su escena de seducción con De Niro es fantástica. El resto del reparto está de lo más sobresaliente.

La película de J. Lee Thompson es correcta y está bien llevada, pero el remake es muy superior en todos los aspectos.

¡Gracias por comentar, se agradece mucho!

Saludos.

March 24, 2020 3:06 PM  
Blogger Éowyn said...

¡Un peliculón! Me dejó impactada la trama y las interpretacones de los actores.
Un abrazo!

March 25, 2020 3:54 AM  
Blogger Rodi said...

Sí que es una gran película. Para mí, de lo mejor de Scorsese y su película más entretenida. Y todos los actores están de 10 y lo cameos valen su peso en oro.

Muchas gracias por comentar Éowyn.

Saludos.

March 25, 2020 6:22 AM  
Anonymous Ramón said...

Es una de mis favoritas de todos los tiempos!!!
Creo que puedo puedo decir con toda seguridad que fue mi primer Scorsese. Desde la primera vez que la vi siempre que la pillaba por televisión la dejaba, luego ya me la compré y la revisiono no pocas ocasiones.
Lo has clavado en todo. Es uno de los mejores remakes de la historia, mejora en todo la original, empezando por humanizar a la familia con sus imperfecciones y oscuridades (muy bien remarcado eso de incidir en el gris de los personajes), hasta conseguir que De Niro acojone más que Mitchum y cree un animal salvaje que se adelantó a otros psicópatas del cine más laureados a posteriori.

Siempre había pensado que fue con Scorsese con quien entró De Niro en el proyecto, y resulta que fue al revés. La verdad es que siempre se me quedaré con las ganas de ver a De Niro a las órdenes de Spielberg, aunque este proyecto bajo el prisma de Marty es inigualable y resulta idóneo para él.

Es un divertimento de primer nivel, que atrapa desde su inicio en que suena la amenazadora y apocalíptica música de Herrmann/Bernstein, y que hoy día sería inconcebible que se realizase en las mismas condiciones (una escena como la mítica de la "seducción-violación" sería censurada en el acto casi con total seguridad).

Enhorabuena y gracias por el texto Rodi, ha sido un placer leerlo!

Un abrazo muy grande!!

March 26, 2020 10:43 AM  
Blogger Rodi said...

¡Estaba esperando tu comentario Ramón! jeje

Creo que el proyecto le sienta como anillo al dedo a Scorsese, aunque seguramente Spielberg hubiera hecho un gran trabajo, cuando tiene que ponerse duro lo hace como nadie (Salvar al soldado Ryan, Munich).

La escena de seducción es fabulosa, porque en si misma es bastante sutil y toda la película está ahí (la maldad de Cady, el poder de su venganza y como afecta a la familia Bowden hasta puntos que es difícil explicar).

Bernstein tiene razón y la música de Herrmann le sienta de maravilla al remake, y se adapta mejor a las imágenes que al film de Thompson.

Me alegra que ta haya gustado.

Muchas gracia por comentar.

Saludos.

March 26, 2020 11:16 AM  
Blogger douglas said...

Hola, ROdi:
La película es notable. Sin embargo, sí me llama la atención que no hayas mencionado para nada, pero para nada, a la actriz cubana Zully Montero, quien hizo de la empleada doméstica asesinada por De Niro. En Latinoamérica, Montero es una reconocida actriz de telenovelas. Luego, excelente post!!!
Saludos,
Douglas

April 03, 2020 7:23 PM  
Blogger Rodi said...

¡Muchas gracias Douglas!

Es un gran film, tal vez mejor de lo que la gente recuerda. Pues tienes razón, se me escapó totalmente la actriz Zully Montero, gracias por descubrírmela.

Saludos.

April 04, 2020 1:37 AM  
Blogger León said...

En su día con 12 años fue una de las películas que más me impresionó en mi vida. Las revisiones me han hecho verle alguna costura, pero me sigue pareciendo una de las más grandes de maestro. Y aquel niño de 12 años siguen enamorado de Juliette Lewis. Quizás un día de estos la revise
Gran película y gran entrada.
Un abrazo

April 17, 2020 1:44 AM  
Blogger Rodi said...

Mucha gracias León! Cómo me alegra verte por aquí!

Creo que la película está un poco infravalorada, cuando para mi está entre lo mejor de su director. Lo de Lewis fue un descubrimiento, aunque creo que llamó más mi atención en "Días extraños".

Me alegra que hayas vuelto a escribir en tu blog, para allí me voy que tengo bastante para leer.

Saludos.

April 17, 2020 9:56 AM  

Post a Comment

<< Home