Sunday, December 01, 2019

La princesa prometida

"Hola, me llamo Íñigo Montoya, tú mataste a mi padre, prepárate a morir."

Este artículo contiene spoilers, sería inconcebible leerlo si no deseas conocer partes esenciales de la trama de la película.



"PRÓLOGO"

Permitirme que os narre una de mis películas de fantasía favoritas, La princesa prometida (The Princess Bride, 1987) de Rob Reiner, la cual se basa en la novela homónima que William Goldman publicó en 1973. Ya en aquel año el escritor vendió los derechos para su adaptación al cine a la Fox, a condición de que fuese él quien escribiese el guión. Tras un primer intento con Richard Lester a los mandos, el proyecto quedó en tierra de nadie por causa de un cambio en la directiva de la productora. Entonces Goldman re-compró los derechos a la productora por miedo a que le diesen a otra persona la escritura del guión. Otros directores intentarían su adaptación, Norman Jewison (con Arnold Schwarzenegger como Fezzik), John Boorman, Robert Redford o François Truffaut, estuvieron involucrados en el proyecto, pero ninguno consiguió llevarlo adelante. El guión de Goldman se convirtió en uno de los más grandes guiones jamás producidos, mencionado como tal incluso por "Cahiers du Cinéma".
Goldman era amigo de Carl Reiner y cuando terminó la novela se la envió con la intención de que éste se encargase de dirigir su adaptación al cine, pero simplemente no sucedió. Carl le entregó la novela a su hijo Rob (la historia pasó de padres a hijos al igual que en la novela), quien era fan del escritor y "La princesa prometida" se convirtió en su libro preferido. Con el paso de los años y ya convertido en director, Reiner se lanzó a la realización de la adaptación al cine del proyecto soñado de Goldman. Inicialmente iba a ser producida por Embassy Pictures, pero finalmente sería Act III Communications la encargada de esa tarea, con distribución de la Fox. Con un presupuesto de 16 millones de dólares, el rodaje se inició el 18 de agosto de 1986 y terminó en diciembre del mismo año.
Y así arrancó La princesa prometida y esta historia no empieza con un "Érase una vez", si no con un "Como desees"...



"LA PRINCESA PROMETIDA"
de Rob Reiner

Un niño enfermo guarda cama, sin saber que en unos instantes su día va a cambiar por completo. El joven pasa el rato jugando a un videojuego (exactamente al "Hardball" de la Commodore 64. Acostumbraos a los paréntesis como fuente de información, pero si veis que os molestan, simplemente os aconsejo que no los leáis), hasta que su abuelo irrumpe en su cuarto como si de un tornado se tratara (el nieto es interpretado por Fred Savage y el abuelo por el gran Peter Falk, y sus escenas fueron lo último en rodarse de la película). La intención del abuelo es leerle a su nieto su libro preferido, todo un ritual en la familia, ya que hacía lo mismo con su hijo cuando era pequeño, y era lo que su propio padre hacía con él. Inicialmente el nieto es reticente, pero termina cediendo cuando su abuelo le promete una historia con esgrima, combates, torturas, venganzas, gigantes, milagros, persecuciones, fugas y amor verdadero, ¿quien podría resistirse? (fue idea de Reiner y de Andrew Scheinman, productor de la película, que fuera el abuelo y no el padre, quien leyera la novela al niño, cambiando ese hecho respecto a la novela).
El abuelo comienza con la lectura de "La princesa prometida". La historia se desarrolla en Florín (como ya imaginaréis Florín no existe, pero se parece sospechosamente a Inglaterra e Irlanda) y su protagonista, Buttercup, se crió en una pequeña granja del reino, reino del cual es con diferencia la mujer más bella (y está interpretada por una mujer de igual belleza, Robin Wright, quien consiguió el papel tras considerarse a otras actrices como Uma Thurman, Courtney Cox o Meg Ryan). Y la mayor diversión de Buttercup es dar ordenes a su mozo Westley (interpretado por Cary Elwes, quien consiguió el papel tras considerarse a Christopher Reeve y Colin Firth. El actor conocía la novela, ya que su padrastro se la había dado cuando tenía 13 años). Wesley responde a cada petición de Buttercup con un "Como desees", esa es siempre su respuesta.
Buttercup y Wesley se enamoran, como no podía ser de otra forma, pero al ser él pobre decide viajar al extranjero en busca de fortuna, aunque resulta ser una decisión desafortunada, ya que Buttercup recibe la noticia de que su amado fue asesinado por el Pirata Roberts, el pirata más temido de todos los piratas, incluso por los demás piratas. "Nunca amaré a otro," se jura a si misma Buttercup y si bien es cierto, no puede evitar que cinco años después de la desaparición de Wesley, el príncipe Hupperdinck (Chris Sarandon, aunque Reiner se llegó a reunir con Sting para darle el papel) la elija para ser su prometida, tal y como permiten las leyes del país (puede parecer algo malo, pero peor suerte corrió Wright cuando le hicieron trabajar un año más en la serie Santa Barbara a cambio de darle tiempo para participar en la película).
Un día Buttercup sale a pasear en su caballo, cuando se encuentra con un gigante (interpretado por André el Gigante, del que Goldman era fan y fue elegido por encima de otros gigantes como Richard Kiel o Kareem Abdul-Jabbar, tras una sugerencia del escritor), un espadachín español (interpretado por el norteamericano Mandy Patinkin) y un pequeño genio siciliano (al que da vida el también norteamericano Wallace Shawn, quien consiguió el papel tras ser rechazado por Danny DeVito). Al genio le gusta mandar, al espadachín beber, y al gigante rimar, os lo puedo jurar. Con la idea de provocar una guerra entre Florín y Guilder, país rival del primero, la secuestran y se la llevan en barco a "Los acantilados de la locura".
En medio de la travesía los tres captores descubren que son seguidos por otro barco, momento que aprovecha la joven para saltar al agua, sin saber que allí se encuentra un peligro mayor que en el propio barco, las anguilas chillonas, que sienten una predilección especial por comer carne humana (y que no aparecían en la novela original, allí se trataba de tiburones). Cuando Buttercup cree que va a ser devorada por una, al igual que el nieto, al igual que nosotros mismos, Fezzik la saca del agua (el que casi no lo cuenta es Reiner, quien estuvo cerca de ahogarse en el tanque donde rodaron la escena).
La princesa prometida y sus captores llegan a "Los acantilados de la locura" (realmente los "Acantilados de Moher" en Irlanda), justo cuando el barco que los persigue está a punto de alcanzarlos. Fezzik carga con los otros tres y comienza a escalar el barranco trepando por una cuerda (se utilizó una grúa y poleas para crear el efecto y se emplearon dobles para las tomas generales. Peter Diamond con una máscara de André y un traje voluminoso se convirtió en Fezzik. Los planos con los actores se rodaron en los estudios de Shepperton). Su perseguidor comienza a hacer lo mismo a una velocidad "inconcebible" según Vizzini (como André tenía problemas de espalda, el equipo creó un sistema donde los actores iban sentados sin que el gigante tuviera que soportar su peso, y para rematar con los problemas, Wallace tenía un miedo inconcebible a las alturas y lo pasó realmente mal al rodar la escena). Al llegar a lo alto de los acantilados, el siciliano corta la cuerda, pero el misterioso perseguidor se agarra a las rocas y comienza a escalar ante la sorpresa de todos. Vizzini ordena a Íñigo que permanezca allí para enfrentarse a él, mientras los demás huyen.
Cansado de esperar, el espadachín llega a un acuerdo con el hombre de negro, le ayudará a subir lanzándole una cuerda y así podrán enfrentarse lo antes posible. Para que confíe en él, el español sólo tiene que jurarlo por el alma de su padre. Una vez el hombre de negro ha subido, Íñigo le permite descansar, y mientras espera le cuenta que busca a un hombre de seis dedos en una mano, el hombre que mató a su padre y que cuando lo encuentre, antes de matarlo tiene pensado decirle una de las frases más épicas que se hayan escrito jamás, pero ya llegaremos a eso más adelante. 
Terminado el descanso, el hombre de negro y el español se baten en un duelo de espadas (coreografiado por los espadachines Bob Anderson y Peter Diamond. Se requirieron 10 días en rodar la escena y 4 meses de duro entrenamiento. No se usaron dobles, salvo la acrobacia de la barra de los dos espadachines y el momento en que Íñigo da un salto mortal por encima del hombre de negro, que fueron realizados por Jeff Davis). Tras un combate digno de cualquier película de Errol Flynn, donde primero utilizan la mano izquierda y después, con mucha más destreza, la derecha, el hombre de negro vence al español, pero lo deja con vida por el respeto que siente por él (los actores ensayaron tanto que cuando filmaron la escena por primera vez, quedó demasiado corta, así que sobre la marcha tuvieron que alargarla, y para ello el diseñador de producción Norman Garwood construyó unas ruinas con unas escaleras, para que los actores pudieran tener nuevos lugares donde luchar).
El hombre de negro pronto llega hasta donde se encuentra Fezzik con quien tendrá que enfrentarse en un combate cuerpo a cuerpo sin armas, aunque las manos del gigante podrían ser consideradas como tal. Tras esquivar los primeros envites del gigante, el hombre de negro se agarra a su cuello y comienza a asfixiarlo con su brazos (debido a sus problemas de espalda, André no podía soportar el peso de Elwes, de modo que construyeron unas rampas para que Elwes se apoyara en el suelo y el enorme actor no tuviera que soportar su peso). El gigante se da cuenta que normalmente no se enfrenta a un único rival, si no a grandes grupos y esa es la razón por la que termina pereciendo ante el enmascarado.
La última lucha a la que tendrá que enfrentarse el hombre de negro es con Vizzini, quien le espera en compañía de Buttercup. El hombre de negro y Vizzini se baten en una batalla de ingenio (rodada en Lathkill Dale en el "Parque Nacional del Distrito de los Picos" de Inglaterra), el primero vierte yocaina (un veneno tan falso como la propia Florín) en la bebida y Vizzini debe adivinar en que copa está el veneno. Tras varias deducciones que demuestran que la fama de genio de Vizzini está justificada, y tras hacer trampas, que demuestra que la mala fama de los sicilianos está todavía más justificada, ambos beben y... Vizzini cae muerto (Wallace le pidió a Reiner que interpretara la escena por él y después imitó lo que hizo el director). El hombre de negro resulta ser más ingenioso que el recién difunto genio, ya que ambas copas estaban envenenadas, con el tiempo el hombre de negro se hizo inmune al veneno. ¡Inconcebible!
El hombre de negro huye con Buttercup y es durante la huida que él le confiesa que es el Pirata Roberts, el mismo que mató a Wesley. En un momento de descuido ella le empuja, haciendo que éste caiga por la ladera de una colina, mientras lo hace él grita, "Como desees" y Buttercup se da cuenta de que puede que fuera el Pirata Roberts a quien empujara, pero era Westley quien caída rodando colina abajo (antes de rodar toda esta escena Elwes se rompió un dedo del pie cuando montó en el quad de André, si uno se fija, cuando el actor se sienta al lado de un tronco, evita apoyar el peso sobre su pierna).
Tras el reencuentro, los dos deben atravesar "El pantano de fuego" (que fue lo primero que se rodó de la película y cuya filmación fue interrumpida porque Goldman arruinó varias tomas ya que se puso a rezar en el decorado y se oía su voz al fondo de la escena). En el pantano existen tres grandes peligros, las erupciones de fuego, las arenas resplandecientes y los R.A.G. [roedores de aspecto gigantesco] y creedme cuando os digo que estos últimos hacen honor a su nombre (realmente se trataban de disfraces con enanos dentro y a quienes Rob Reiner puso voz en la versión original). Nuestros protagonistas uno tras otro van sorteando los peligros. Primero evitan las erupciones de fuego al descubrir que pueden anticiparse a ellas por el sonido que emiten antes de cada erupción (escena también estropeada por Goldman, quien se puso a gritar cuando vio el vestido de Wright ardiendo cuando no existía peligro. Aunque en otra toma el retardante que llevaba el vestido para no arder más allá de la zona deseada no funcionó, y el vestido siguió ardiendo, por suerte Elwes lo apagó justo antes de que el fuego llegara al pelo de su compañera de reparto). Buttercup cae en las arenas resplandecientes, pero Wesley se lanza a su rescate (fue idea de Elwes que Wesley se lanzara de cabeza a ellas, el propio actor hizo la escena y en la primera toma). Y finalmente uno de los roedores ataca a Westley y tras luchar con él, logra abatirlo primero con una erupción de fuego y después con su acero (el enano que debía ir dentro del traje para la lucha fue detenido por la policía la noche anterior del rodaje, por exceso de velocidad y por conducir borracho).
El príncipe Humperdinck y sus hombres alcanzan a Wesley y Buttercup. Temiendo por la vida de su amado, Buttercup acepta irse con el príncipe, quien le promete que no hará daño a Wesley, lo cual lógicamente es mentira. Ella se marcha y Wesley se queda a solas con el conde Rugen y sus hombres, sabiendo que es hombre muerto. El conde Rugen golpea a Wesley en la cabeza con su mano con seis dedos y lo deja inconsciente (Elwes le dijo a Christopher Guest, quien da vida a Rugen, que le golpeara realmente, éste lo hizo tan fuerte que lo dejó realmente inconsciente y lo mandó al hospital, lo que hizo parar la producción durante un día. Esa toma fue la usada en la película).
A Buttercup la acosan horribles pesadillas y le confiesa a Humperdinck su amor por Wesley, el príncipe siendo comprensivo anula la boda y le dice que enviará a sus mejores barcos en busca de Wesley. Lo cual lógicamente también es mentira, fue él quien contrató a Vizzini para que secuestrara a Buttercup y ahora planea matarla en su noche de bodas para así poder declarar la guerra a Guilder.
El conde Rugen y su ayudante albino torturan a Wesley con "La máquina" en la "Fosa de la desesperación", la cual succiona la vida, como una pajita sorbe un batido (el albino está interpretado por el británico Mel Smith, quien confesó que nunca vio la película dado lo mal que lo pasó durante el rodaje, y es que el actor debía llevar unas lentillas de color y resultó ser alérgico a la solución de lentes utilizada, lo que le producía dolores e incomodidades constantes).
Iñigo y Fezzik se reencuentran, y el segundo le habla al espadachín del conde Rugen y de su mano de seis dedos, y de como el conde y su mano se encuentran en el castillo de Humperdinck. El español decide asaltar el lugar para vengar a su padre, pero al darse cuenta de que siendo sólo los dos no podrán conseguirlo, llega a la conclusión que su única opción es encontrar al hombre de negro.
Después que Buttercup descubra que Humperdinck no envió los barcos en busca de Wesley y ella le diga cuanto lo desprecia, el príncipe en un ataque de ira hace que "La máquina" le succione toda la vida a Wesley.
Guiándose por los gritos de Wesley, Fezzik e Iñigo lo encuentran en la "Fosa de la desesperación", pero éste ya está muerto, sólo un milagro puede ayudarles. Y para eso nada mejor que recurrir al Milagroso Max (interpretado por Billy Crystal, quien sólo participó en la película durante 3 días e improvisó la mayoría de las frases de su personaje). Max está casado con Valerie (interpretada por Carol Kane, quien dijo sí a participar en la película sin haber leído el guión, y al igual que Crystal también ayudó a improvisar algunas frases, como lo de envolver la píldora en chocolate), y tras varios dimes y diretes, y gracias a la insistencia de su mujer, el Milagroso Max accede a hacer honor a su nombre e intenta salvar la vida de Wesley, algo posible porque según él, el joven no está muerto, sino muerto en su mayoría (al rodar la escena Rob Reiner tuvo que abandonar el set porque no podía parar de reírse con el actor y estropeaba las tomas. A Elwes le sucedió lo mismo y tuvo que ser sustituido por un maniquí en algunos planos que aparece tumbado en la mesa. Y Patinkin se rió con tanta fuerza que se dañó una costilla). Max y su mujer les dan a los héroes una píldora que devolverá la vida a Wesley.
Fezzik e Iñigo hacen que Wesley se trague la píldora y éste revive al instante (cuando rodaron la escena justo en el momento que Fezzik dice la frase, "Creo que no mucho tiempo", André soltó un pedo descomunal propio de un gigante). Tras explicarle a Wesley la situación, los tres crean una alianza, asaltarán juntos el castillo y así podrán detener la boda, e Íñigo obtendrá su ansiada venganza (fue idea de Elwes que una vez revivido, Fezzik lo usase como una marioneta).
El clérigo convierte a Buttercup y Humperdinck en marido y mujer, aunque ella no llega a decir nunca "Sí, quiero" (Elwes sugirió a Michael Palin para el papel del clérigo, pero aunque se lo ofrecieron y le gustaba el guión, tuvo que rechazarlo ya que tenía previsto rodar Un pez llamado Wanda. Finalmente el elegido fue Peter Cook). Al mismo tiempo, Wesley, Iñigo y Fezzik toman el castillo haciéndose pasar por el Pirata Roberts, el miedo provoca que los hombres que vigilan la entrada del castillo huyan despavoridos.
Llega el momento de la venganza de Íñigo, quien se topa con el conde RugenEl conde hiere a Íñigo, pero cuando parece que va a perder el combate, comienza a repetir la frase que quedará ligada para siempre al personaje y que pasará a la historia del cine, "Hola, me llamo Íñigo Montoya, tú mataste a mi padre, prepárate a morir", y cada vez que la repite obtiene más fuerzas, consiguiendo finalmente su venganza atravesando con su espada al rufián. Sobra decir que nunca una venganza resultó más satisfactoria.
Desconsolada por su situación, Buttercup decide quitarse la vida, pero Wesley la espera en su habitación y lo evita. Hupperdinck aparece en escena con idea de acabar con Wesley en un combate a muerte, pero éste le dice que será un combate a sufrimiento, lo que significa que básicamente lo desfigurará y lo dejará con vida. El príncipe duda si es un farol o no, pero cuando Wesley se levanta de la cama por su propio pie, demostrando que sus fuerzas se han recuperado, Hupperdinck se rinde. Una vez Buttercup ata al príncipe a una silla, se descubre que Wesley realmente no tiene fuerzas.
Fezzik busca cuatro caballos para que todos puedan huir juntos. La princesa prometida, que nunca fue princesa y ya no está prometida, salta por la ventana y cae en los brazos de Fezzik (Robin Wright estaba unida a unos cables para que André no tuviera que soportar su peso). Uno a uno los demás saltan también y huyen después a caballo, no sin antes que Wesley le ceda a Íñigo su puesto como Pirata Roberts.
Una vez han huido lo suficientemente lejos del castillo, Wesley y Buttercup se dan el beso más apasionado y puro que nadie se ha dado jamás, según narra el abuelo a su nieto (que fue la última escena que rodó Elwes y de la cual se hicieron 6 tomas). El cuento se ha acabado, ya no hay más aventuras que contar, pero el nieto le pide a su abuelo que vuelva al día siguiente para volver a leerle el libro, un "Como desees" es su respuesta, como no podía ser otra (ese plano del abuelo es el único que se rodó fuera de Inglaterra, se hizo en su lugar en Los Angeles).



"EPÍLOGO"

Y todos fueron felices... incluidos el director, actores, productores y el autor del relato. La película fue nominada al Oscar por su canción "Storybook Love" de Willy DeVille. Y por su parte, Mark Knopfler fue nominado a los Grammy por componer la banda sonora. Su curiosa elección fue idea del productor musical Bobby Colomby, amigo de Reiner. Knopfler sólo puso una condición para componer la banda sonora, que Reiner pusiera la gorra de béisbol que llevaba en This is Spinal Tap en algún lugar de la película. Si uno se fija bien puede verla en la habitación de Fred Savage.
La princesa prometida tuvo un correcto funcionamiento comercial. Inicialmente debía estrenarse el 31 de julio de 1987, pero un retraso en la fase de montaje obligó a mover la fecha al 25 de septiembre del mismo año. Tuvo una distribución limitada y un buen recibimiento crítico, recaudando en EE.UU. unos aceptables 30.857.814 de dólares, pese a no ser prácticamente publicitada por la Fox, que simplemente no sabía como venderla.
Se rodó un final alternativo, en el que el nieto después de que su abuelo se haya marchado, escucha unos ruidos fuera de su ventana, y allí se encuentra a Wesley, Buttercup, Íñigo y Fezzik montados a caballo, que le invitan a unirse en su siguiente aventura. Al final Reiner descartó este final porque consideró que podría confundir al público.
La película se encuentra entre lo mejor del cine fantástico de los ochenta y es que con el excelente material de partida poco podía salir mal. Reiner captura a la perfección el espíritu de la novela, un homenaje a los cuentos de hadas que se ríe de los convencionalismos de estos, pero no se muestra tan hábil con la cámara, y se nota fuera de juego como director de aventuras. La novela sigue siendo superior. Aún así creó una película inolvidable.
El reparto está de lo más acertado, tanto en la elección de los actores, como las interpretaciones de los mismos. Robin Wright siempre será Buttercup y Buttercup siempre será Robin Wright.
No fue un gran boom en su momento, pero con el paso de los años este cuento de princesas, espadachines, gigantes y amor verdadero se ha convertido en un clásico admirado por muchos. Y es que como a ese nieto, a todos nos gusta que nos cuenten una buena historia.

FIN

Labels: ,

13 Comments:

Blogger Doctora said...

Precisamente hoy me acabo de comprar "Como desees", un libro sobre anécdotas del rodaje escrito por Cary Elwes. Por eso no he leído tu entrada, por si me revientas el libro XD

Decir que La princesa prometida es una de mis películas favoritas de todos los tiempos. No la cambiaría ni por toda la saga de El señor de los anillos.

Este año estrenaron un documental sobre Andre el Gigante, pero he sido incapaz de encontrarlo en ninguna parte. Siempre estoy ávida de descubrir curiosidades sobre esta peli, así que volveré por aquí cuando haya terminado el libro.

Besos :)

December 01, 2019 7:18 AM  
Blogger Rodi said...

Me leí "Como desees" para documentarme para el artículo, así que sí te habría destripado cosas, jeje. Cuando te lo hayas leído ya me dirás que te parece.

Oí hablar de ese documental sobre André el Gigante, pero tampoco lo he visto.

Gracias por comentar.

Besos.

December 01, 2019 10:52 AM  
Blogger El Demiurgo de Hurlingham said...

Recuerdo bien esta película, me gustó lo del relato enmarcado. Y las acotaciones del abuelo y el nieto, quien se revela interesado en la historia, tanto como preocuparse como se resolvió una situación, antes de revelarla como una pesadilla.
Recuerdo a esos dos actores, sobre todo a Peter Falk.

December 01, 2019 4:35 PM  
Blogger Éowyn said...

Una gran película. Hace poco la revisé y me volvió a encantar. En el film "Había una vez un Deadpool". Sale Fred Savage, de adulto, en la misma habitación y con el mismo modelo de camiseta que cuando salió en esa mítica cinta ochentera.

Besos.

December 02, 2019 10:28 AM  
Blogger Rodi said...

El Demiurgo de Hurlingham: Peter Falk está muy memorable en esta película y tiene una gran dinámica con Savage. Si no has leído la novela te la recomiendo, para mí es superior a la película.

Éowyn: Sí que es una gran peli. La he visto muchas veces y siempre consigue atraparme. Lo de la versión de "Deadpool 2" para todos públicos mejor olvidarlo :)

Gracias por comentar.

Saludos.

December 02, 2019 2:01 PM  
Anonymous Ramón said...

Otro clasicazo ochenteno!!
"La Princesa Prometida" es el mejor cuento de hadas cinematográfico que se haya realizado para mi gusto. Aunque Reiner no esté muy acertado con la cámara supo transmitir la sensación de relato romántico y fantástico en todo momento, claro que el mayor triunfo es el guion y la elección del reparto (inolvidables Wright y Patinkin). Aunque el héroe es Wesley, creo que todos quisimos ser más Iñigo y soltar la famosa frase con que será recordado.

Gran trabajo de nuevo Rodi!!

Un saludo!!

December 03, 2019 2:40 AM  
Blogger Rodi said...

Sí, este año han caído varios clásicos de los 80, jeje. El reparto está muy bien escogido y parece que todos hayan nacido para interpretar a sus personajes. Me quedo más con que Reiner capture el tono de la (fantástica) novela, a que no esté a la altura como director de aventuras. Incluso otro de los defectos de la peli, esos decorados de cartón piedra, hacen que ésta parezca todavía más una parodia de los cuentos de hadas. ¡Si que es que todo funciona!

El momento de Íñigo repitiendo una y otra vez su gran frase es épico.

Muchas gracias por comentar compañero.

Saludos.

December 03, 2019 2:15 PM  
Blogger Pau said...

Una gran película de los 80 y una de mis películas favoritas de mi infancia. Gran reparto, gran historia y gran banda sonora.
Lástima que no tuviese más éxito del que se mereció cuando se estrenó. Aunque el tiempo la puso en su sitio y además, en mi opinión, gana con cada visionado.

¡¡¡Una gran reseña y muy original la forma de realizarla!!!

December 06, 2019 1:25 AM  
Blogger Rodi said...

¡Muchas gracias Pau! Me alegra mucho que te haya gustado la reseña, es una bastante especial para mí.

El tiempo la ha colocado en su lugar, ¡y de que forma! Hoy día es ya un clásico. Es un ejemplo de alquimia cinematográfica, donde diferentes elementos que igual no deberían funcionar lo hacen.

Gracias por comentar.

Saludos.

December 06, 2019 3:07 AM  
Blogger Marco said...

UNa de mis peliculas favoritas,una obra maestra,magica,de culto,de las que ya no se hacen.Es cierto que la direccion y la fotografia no estan muy allá xo se le perdona.Es como Regreso al futuro separando la tematica,direccion,etc,una pelicula que lo tiene casi todo en generos,bien repartidos xk es mas que una simple peli de aventuras.Un joyon.Saludos Rodi y (pa variar) gran reseña
PD:Quien no lea los parentesis que no lea nada,jaj

December 07, 2019 11:05 AM  
Blogger Rodi said...

¡Muchas gracias Marco! La película sí que combina muy bien varios géneros, y lo genial es que al mismo tiempo parodia a los cuentos de hadas a los que homenajea. Todo un logro.

Lo de "simplemente os aconsejo que no los leáis los paréntesis si os molestan", es un guiño a la novela original, ya que lo mismo decía Goldman en ella, espero que la gente se los lea, jeje.

Muchas gracias por comentar.

Saludos.

December 08, 2019 3:40 PM  
Blogger Doctora said...

Bueno, pues ya me he terminado el libro.

Tiene muchas curiosidades y comentarios de los actores, el director y demás, pero creo que también tiene bastante relleno. Me parece que en vez de un libro, hubiera funcionado mejor como un documental de una hora sobre el rodaje.

Las dos cosas que más me sorprendieron fueron el frágil estado de salud de André el gigante y que Wallace Shawn tuviese tantas dudas, convencido de que le iban a sustituir como Vizzini.

Saludos :)

December 09, 2019 9:13 AM  
Blogger Rodi said...

¡Qué rápido! Es un pequeño libro de curiosidades que está un poco alargado, pero aún así siempre es interesante descubrir lo que sucedió detrás de las cámaras en una película tan mítica.

Pobre André, es una pena descubrir en que estado quedó tras la lucha libre.

Gracias por pasarte de nuevo.

Saludos.

December 09, 2019 2:16 PM  

Post a Comment

<< Home