Tuesday, August 21, 2012

Los 10 mayores fracasos de la historia del cine

Con este artículo he intentado hacer algo que hasta ahora creo que no se había realizado, por lo menos yo no lo he encontrado en ningún sitio y eso ha sido lo que me ha empujado a escribirlo, descubrir cuales son los 10 mayores fracasos de la historia del cine, teniendo en cuenta la inflación y el porcentaje real que perciben las productoras de las recaudaciones en las salas de cine. Sólo haciendo ambas cosas se puede determinar realmente cuales son las películas que han tenido mayores pérdidas. Y tras un largo tiempo investigando y recopilando información, creo que las he encontrado.

Unas observaciones con respecto al artículo:

1. Hay películas de las que no hay datos de sus recaudaciones o de su presupuesto (tanto de gastos de producción como de marketing) y existe la posibilidad de que pudiesen pertenecer a esta lista, pero como es obvio, sólo se puede trabajar con datos existentes.
2. Los ajustes de inflación se han hecho en función de los cálculos de la página Box Office Mojo a día 21/08/2012.
3. Se considera que las productoras perciben un 50% de los ingresos en taquilla. Éste es un cálculo aproximado, pero cercano a la realidad, las salas de cine y las productoras se reparten los ingresos prácticamente a partes iguales.
4. Sólo se tienen en cuenta las cifras de recaudaciones en salas de cine, obviando alquileres y compras en formato doméstico.
5. El presupuesto de una película se compone de los costes de producción y de marketing.

Una vez explicado esto, descubramos cuales son los verdaderos 10 mayores fracasos de la historia del cine.

10º. La caída del imperio romano (1964)
Presupuesto: $18.436.625 (Gastos de producción: 18.436.625 + Gatos de promoción: Desconocidos)
Recaudación mundial: $4.750.000 (sólo existen datos de la recaudación en EE.UU.)
Pérdidas: $16.061.625
Pérdidas ajustadas: $167.185.454,63

Aunque los mayores fracasos que se recuerdan de la era dorada de Hollywood son los de Cleopatra o Rebelión a bordo, en realidad fue La caída del imperio romano el mayor fracaso por aquel entonces, el fracaso de la película se convirtió también en la caída de un estilo de cine, el de las superproducciones históricas, que llenaban las salas de cine de aquella época y que cesaron tras estrepitosos fracasos como éste. El abultado presupuesto de la película se debió entre otras cosas por el sueldo de Sophia Loren de 1 millón de dólares (siendo la segunda mujer en cobrar semejante cantidad después de Elizabeth Taylor por Cleopatra) y la construcción del impresionante foro romano que aun a día de hoy sigue siendo el mayor decorado al aire libre jamás construido. El fracaso trajo consigo consecuencias para el equipo, el productor Samuel Bronston perdió su estudio de producción en España y Stephen Boyd llegó a declarar que el fracaso de la película había arruinado su posterior carrera cinematográfica. El mayor fracaso del cine clásico.


9º. El Álamo. La leyenda (2004)
Presupuesto: $145.000.000 (Gastos de producción: $95.000.000 + Gatos de promoción: $50.000.000)
Recaudación mundial: $25.819.961
Pérdidas: $132.090.019,5
Pérdidas ajustadas: $167.490.144,73

Este film, que narra la batalla del Álamo de 1836, iba a ser inicialmente dirigido por Ron Howard, quien deseaba un presupuesto de 200 millones de dólares para realizarlo, pero Disney, productora de la película, se negó a darle luz verde al proyecto con ese presupuesto, de modo que, tras no llegar a un acuerdo con Howard, John Lee Hancock se hizo cargo del proyecto, presupuestado finalmente en 95 millones. El director se ajustó al presupuesto asignado, de hecho, terminó el rodaje 82.000 dólares por debajo del mismo y tras un retraso en su estreno de 4 meses, en el que el director tuvo que reducir su montaje original de 3 horas a 137 minutos, la película se estrenó en cines, perdiendo su batalla con la taquilla. El desinterés del público y las malas críticas fueron las principales causas de su fracaso.


8º. Speed Racer (2008)
Presupuesto: $200.000.000 (Gastos de producción: $120.000.000 + Gatos de promoción: $80.000.000)
Recaudación mundial: $93.945.766
Pérdidas: $153.027.117
Pérdidas ajustadas: $170.778.262,6

Tras el éxito de la trilogía Matrix, los Wachowski parecían que se iban a comer el mundo. Su siguiente película como directores era una espectacular adaptación del popular manga japonés, Meteoro. Pero esta vez el éxito les dio la espalda. Aunque la película supuso una serie de avances técnicos, le llovieron malas críticas por todas partes (excesivas en mi opinión) y se reveló como demasiado extraña, infantil y a contracorriente, lo que la sentenció al fracaso. Al final Speed Racer perdió su carrera con la taquilla y se tuvo que contentar con una recaudación de 43 millones en los EE.UU. y 50 en el resto del mundo.


7º. El planeta del tesoro (2002)
Presupuesto: $180.000.000 (Gastos de producción: $140.000.000 + Gatos de promoción: $40.000.000)
Recaudación mundial: $109.578.115
Pérdidas: $125.210.942,5
Pérdidas ajustadas: $172.791.100,65

La película necesitó 17 años para lograr realizarse, sus directores quisieron hacerla desde que trabajaron en Tarón y el caldero mágico, todo para al final hacer una película mediocre, que resultó ser el mayor fracaso animado de la historia de Disney. Su mezcla de animación tradicional con efectos digitales fue una de las causas de su abultado presupuesto. El desinterés por la propuesta se demostró con una paupérrima recaudación de 38,1 millones en EE.UU. El fracaso de esta producción sumado al de Zafarrancho en el rancho, hizo que Disney dejase de producir películas de animación clásica (hasta que recientemente John Lasseter la recuperó con Tiana y el sapo).


6º. Final fantasy: La fuerza interior (2001)
Presupuesto: $167.000.000 (Gastos de producción: $137.000.000 + Gatos de promoción: $30.000.000)
Recaudación mundial: $85.131.830
Pérdidas: $124.434.085
Pérdidas ajustadas: $175.700.928,02

El coste de la película fue desorbitado (sus 167 millones la convertían en la 5ª película más cara de la historia ajustando la inflación), en un intento de conseguir la primera película de animación 3D fotorrealista, lo que requirió 4 años de producción y auque el resultado fue en su momento fue impresionante, no pareció impactar al público que no acudió al cine a verla en masa, como sus creadores esperaban. Su fracaso monumental hizo que la productora Square Pictures anunciase tras el estreno, su retirada del cine.


5º. La isla de las cabezas cortadas (1995)
Presupuesto: $115.000.000 (Gastos de producción: $98.000.000 + Gatos de promoción: $17.000.000)
Recaudación mundial: $10.017.322 (sólo existen cifran de recaudación en EE.UU.)
Pérdidas: $109.991.339
Pérdidas ajustadas: $202.824.029,12

En su momento estuvo en el libro de los récords como la película con mayores pérdidas de la historia. El film tuvo uno de esos rodajes conflictivos de los que hacen historia y que es necesario relatar para comprender el porqué de su fracaso. Todo ya empezó a ir mal antes del rodaje, Michael Douglas, quien iba a interpretar al personaje masculino principal, se desentendió del proyecto antes de comenzar el rodaje, lo que provocó que Harlin buscase desesperadamente un reemplazo, tras varios candidatos el elegido fue Matthew Modine. Durante ese tiempo de búsqueda los decorados fueron construidos y el guión modificado sin su participación, cuando el director llego al plató justo antes del rodaje, no le gustó lo que vio e hizo que reconstruyesen los decorados y realizó cambios en el guión, lo que supuso un incremento en el presupuesto. El director de fotografía original, Oliver Wood, se rompió el tobillo en un accidente en el set y tuvo que ser sustituido por Peter Levy. Oliver Reed que iba a interpretar al villano y que tenía graves problemas con el alcohol, fue despedido por meterse en una pelea en un bar y enseñarle el culo a Geena Davis. Más de 20 miembros del equipo se marcharon tras que Harlin despidiese al operador principal de cámara. Como la distribuidora de la película, la MGM, estaba en proceso de venta, no pudo dedicarse a la promoción de la película. Todos esas razones hicieron, por un lado, inflar su presupuesto y por otro condenarla a naufragar en la taquilla. Y una historia de fracaso como ésta, sólo podía tener un final posible, con una catástrofe aun mayor, la bancarrota de la productora Carolco. Las inversiones y fracasos de Showgirls y de esta película, significaron el fin de la productora, declarándose en bancarrota aproximadamente un mes antes del estreno de la película de Harlin. El director declararía años más tarde que la productora estaba arruinada antes de comenzar el rodaje, pero como los inversores extranjeros ya habían puesto el dinero no le quedó más remedio que filmarla. Puede que La isla de las cabezas cortadas no fuera la única responsable de esa hecatombe como siempre se ha dicho, pero esta claro que la costosísima inversión de la película fue clave para la bancarrota de aquella. Sea como sea, desde su estreno la película es sinónimo de fracaso y una de las grandes historias de fracaso de la historia del cine.


4º. El guerrero Nº 13 (1999)
Presupuesto: $160.000.000
Recaudación mundial: $61.698.899
Pérdidas: $129.150.550,5
Pérdidas ajustadas: $203.928.719,24

El presupuesto inicial de esta película de aventuras vikingas protagonizada por Antonio Banderas era aproximadamente de 85 millones de dólares, pero antes de terminar el rodaje éste había ascendido hasta los 110 ó 115 millones, según diferentes fuentes. Tras mostrar la película a la audiencia en un pase de prueba, ésta no gustó, por lo que se decidieron realizar una serie de cambios. Michael Crichton tomó las riendas del proyecto (quedando John McTiernan a un lado) y rodó nuevas escenas, además cambió de compositor, la partitura de Graeme Revell fue rechazada y se contrató a Jerry Goldsmith. Con todos esos cambios y los gastos de promoción, el presupuesto ascendió hasta los 160 millones. Una locura de presupuesto que una producción de estas características difícilmente se podría haber recuperado en taquilla. Omar Sharif se vio tan decepcionado con la película final que se retiró temporalmente del cine.


3º. John Carter (2012)
Presupuesto: $350.000.000 (Gastos de producción: $250.000.000 + Gatos de promoción: 100.000.000)
Recaudación mundial: $282.778.100
Pérdidas: $208.610.950
Pérdidas ajustadas: $208.610.950

John Carter es el último gran fracaso del cine y uno de los que más impacto han causado en la industria. La superproducción de ciencia ficción de Disney ha sido tal fiasco que ha provocado la dimisión de Rich Ross, dirigente de la división cinematográfica de la compañía, siendo sustituido por Alan Horn. El presupuesto se disparó hasta los 250 millones de dólares, a los que hubo que sumar 100 millones de gastos de marketing. Se ha comentado que una de las razones de su fracaso fue dicha campaña, que dejó a todo el mundo indiferente y que no despertó el interés por la producción, otras de las posibles causas serían el dejar una producción de estas características en manos de un director que jamás había realizado una película en imagen real y la falta de estrellas en el reparto. Lo cierto es que con semejante presupuesto la película tenía que recaudar 700 millones para empezar a dar beneficios, algo realmente complicado, al final se tuvo que conformar con 282.


2º. Linterna Verde (2011)
Presupuesto: $325.000.000 (Gastos de producción: $200.000.000 + Gatos de promoción: 125.000.000)
Recaudación mundial: $219.851.172
Pérdidas: $215.074.414
Pérdidas ajustadas: $218.085.455,8

Aunque en su momento no se dio a conocer, por lo menos no de una forma demasiado publicitada, Linterna Verde fue un enorme fracaso comercial. Esta decepcionante adaptación del personaje de DC Comics hizo su debut en el cine por todo lo alto con un coste de 325 millones de dólares entre gastos de producción y de marketing, para finalmente convertirse en el 2º mayor fracaso de la historia. Tras el gasto de convertir la película a 3D en postproducción (que ronda entre los 12 y 15 millones), los productores se gastaron 9 millones adicionales en la creación de efectos visuales, es decir, la Warner tiró la casa por la ventana con este superhéroe de categoría B creyendo que tenían un filón entre manos. Lo más increíble es que tras su desastroso paso por las salas de cine, la Warner anunció su intención de realizar una secuela, a la cual parece que no se le ha dado luz verde aun. Por menos (no mucho) en Disney despidieron a un dirigente del estudio, aquí no pasó nada. A la hora de buscar responsables por el descalabro, habría que hacerlo en todas esas personas que metieron (demasiada) mano a la película, gente como Geoff Johns, director creativo de DC Entertaiment, que al parecer fue quien tomó muchas de las decisiones importantes de la película y a los directivos de la Warner, Jeff Robinov (jefe de la división cinematográfica) y Greg Silverman (presidente de producción), por embarcarse en semejante empresa, meter sus narices en la sala de montaje y tras el fracaso fingir que éste había sido un éxito.


1º. Sahara (2005)
Presupuesto: $241.000.000 (Gastos de producción: 160.000.000 + Gastos de promoción: 81.100.000)
Recaudación mundial: $119.269.486
Pérdidas: $181.465.257
Pérdidas ajustadas: $227.013.036,51

Y llegamos al número 1, ni La puerta del cielo, ni La isla de las cabezas cortadas, ni John Carter, el mayor fracaso de la historia del cine no es otro que Sahara, un fracaso tan grande como el propio desierto. ¿Qué razones llevaron a convertir a la película de aventuras protagonizada por Matthew McConaughey y Penélope Cruz en tal fracaso? Un presupuesto desorbitado para una producción de estas características. El cual se infló por pagarle a McConaughey 8 millones (sin incluir bonificaciones u otras compensaciones), más los 1,6 millones que cobró Penélope. Se gastaron otros 420.000 dólares en los actores (incluyendo 105.000 en agua embotellada y 54.000 más en un especialista de enfermedades faciales). A esto hay que sumarle 237.386 en sobornos para agilizar el rodaje en Marruecos. Un pago de 40.688 dólares para parar el proyecto de mejora de un río y otro de 23.250 como apoyo político por conflictos con leyes de los EE.UU. La película tuvo hasta un total de 10 guionistas distintos a los que se les pagó un total de 3,8 millones (sólo David S. Ward cobró 500.000 dólares). Se rodó una secuencia que mostraba un avión estrellándose que costó 2 millones y que finalmente se eliminó. Además la productora propiedad del multimillonario Philip Anschutz recibió 20,4 millones en incentivos del gobierno para filmar y editar partes de Sahara en Europa. A todo esto hay que sumarle 81,1 millones de gastos de marketing. Y si no fuera suficiente con todo este despropósito financiero, Clive Cussler demandó a los productores de la película alegando que se hicieron cambios en el guión sin su consentimiento y que el fracaso de la película reducía a cero las posibilidades de adaptación de sus novelas (en eso último tenía razón). Anschutz demandó a su vez a Cussler alegando que el escritor había falseado el número de ventas de su novela para conseguir su adaptación. Ese fue el final de Dirk Pitt en la gran pantalla y el comienzo de la historia del mayor fracaso que ha dado el cine.

Labels:

10 Comments:

Blogger Trepamuros said...

Es obvio que generalmente estas películas merecían fracasar. Principalmente porque son películas flojas con presupuestos desorbitados. La única que me parece injusta, relativamente, es El Guerrero Nº13, porque me encanta esa película. Pero está claro que no es un film para haber costado lo que costó y eso es determinante a la hora de un fracaso en taquilla. No necesariamente una película ha de ser mala para fracasar en taquilla, pero sí que parece la norma generalizada cuando, además, manejan presupuestos absolutamente brutales.

August 22, 2012 1:39 AM  
Blogger octopusmagnificens said...

Ni necesariamente ha de ser buena cuando triunfa en taquilla, claro que la calidad de las películas es subjetiva y las cifras de recaudación objetivas. Linterna Verde me parece mejor que cualquiera de las de Spiderman o del Señor de los Anillos.

August 23, 2012 8:43 AM  
Blogger Pliskeen (David Ribet) said...

A excepción de "Speed Racer", de la que mi cerebro sólo pudo soportar una hora de visionado, ninguna me parece especialmente mala para merecer ocupar un puesto en esta lista. Pero claro, taquilla y calidad pocas veces van de la mano.

Aquí hay buenas películas como "El guerrero nº13", y otras de muy infravaloradas como "El planeta del tesoro" o "La isla de las cabezas cortadas". Luego es una lástima que cosas como las secuelas de Transformers o Piratas del caribe amansen una fortuna, siendo productos de ínfima calidad.

La mayoría de veces el problema suele ser el desorbitado presupuesto que manejan estas producciones, ya que hay películas que han recaudado muchísimo menos pero que debido a su modesto presupuesto se pueden considerar éxitos.

Si un film está por debajo de sus expectativas y su coste es elevado, tiene todos los visos para estrellarse.

Saludos ;)

August 26, 2012 2:35 AM  
Blogger Pliskeen (David Ribet) said...

Por cierto, resulta curioso que con la mala fama que tuvo Waterworld como gran fracaso taquillero de los 90, ésta no figure en la lista. Sus pérdidas no llegan ni a los 100 millones. Igual ocuparía el puesto 11 o 12.

August 26, 2012 2:38 AM  
Anonymous Ramón said...

Estupendo articulo, y muy esclarecedor, nunca pensé que "Sahara" fuese el mayor fracaso financiero de cine que existe.
Estoy de acuerdo con los que dicen que el éxito o fracaso economico de un film no tiene nada que ver con su calidad. De la lista hay unas cuantas que me gustan, como "El Planeta del Tesoro" y otras que si me parece justo que fracasaran.

Gran articulo Rodi!

Saludos ;)!

August 26, 2012 6:20 AM  
Blogger soytutioargail said...

Opino como el resto de la plebe sobre que el destino ha sido muy injusto con El Guerrero nº13, entretenida a más no poder. Lo que tiene memoles es lo que dices de la escena del avión estrellándose en la peli de Sahara; cuesta dos millones de euros y la eliminan. Con decisiones así ya se vaticina el fracaso.Un saludo

August 28, 2012 4:13 AM  
Anonymous Anonymous said...

Aparte del batacazo que se dio John Carter en la taquilla, uno de los motivos que se rumorea fueron claves para que Disney prescindiera del presidente de su división cinematográfica es que no había una sola persona en el estudio que no ODIASE con toda su alma a Rich Ross, del presidente para abajo. Al parecer, el tipo venía de dirigir uno de los canales de televisión de la Casa del Ratón (con bastante éxito, todo hay que decirlo) pero tenía nula experiencia en el mundo del cine, a lo que hay que añadir las maneras dictatoriales con que trataba a sus empleados y que colocó en los puestos de mando a gente de su confianza. Si será grave la cosa que se dice que la división de márketing, (que también le tenía ganas boicoteó después de que despidiera a la responsable y la sustituyera por un conocido suyo), deliberadamente saboteó la campaña de promoción del film con el fin de que fracasase y poder cargar las culpas sobre Ross, lanzando unos anuncios pésimos y unos carteles que parecían hechos por unos becarios en prácticas, (aunque que la película en sí fuera infumable, también ayudó)...

August 29, 2012 7:38 AM  
Anonymous Cine Rock said...

Excelente artículo amigo, un gran trabajo la verdad. Creo que estaría bueno desarrollar un poco más el debate sobre el porqué del fracaso de ciertas películas. Es cierto, que muchas veces los productores y demás invierten descaradamente en proyectos endebles, pero en sí ¿Cuál es la causa del fracaso de una película?¿En donde radica? Para pensar. Nuestros saludos, y volvemos a felicitarte por el artículo.

August 31, 2012 11:43 PM  
Blogger Agustin said...

Gran artículo, es muy interesante ver como algunos filmes que a priorí iban para ser grandes exitos terminan fracasando extrepitosamente en taquilla.

De todas las mencionadas me da pena El guerrero número 13 porque me parece un excelente filme de John McTiernan, lastima que no se haya editado un montaje del director porque sería sumamente interesante.

Por otro lado mencionar lo de John Carter una pena con tantas novelas que hay sobre el personaje podría haber sido una gran saga.

September 11, 2012 7:29 AM  
Blogger omarsin said...

No digas tonterias, si acaso te doy la razon en alguna de las peliculas de spiderman la comparacion con linterna verde pero que digas que te parece mejor que la trilogia del señor de los anillos ahi si te pasas de la raya, congruencia en tus opiniones por favor.

December 10, 2015 11:24 AM  

Post a Comment

<< Home