Sunday, December 12, 2021

La Máscara

"¡Chispeante!"

Este artículo contiene spoilers, no leer si no se quiere conocer partes esenciales de la trama de la película.

En la ciudad de Edge City, un joven tímido encuentra una misteriosa máscara, que al ponérsela lo convierte en un ser salvaje con alma de dibujo animado.

MASCARADA
En 1982, Mike Richardson, presidente de la editorial de cómics Dark Horse, creó el personaje de La Máscara, y en ese mismo año trabajó en una trama con la ayuda de Randy Stradley. "En su concepción original," afirmaba Richardson. "Era un cruce entre el Creeper de Steve Ditko y el archienemigo de Batman, el Joker."
Pero el personaje quedaría en standby, y no sería hasta 1985, que haría su debut, aunque fuese de forma simbólica. Richardson trabajaba en una revista llamada APA 5, y el artista Jim Smith hizo un dibujo a lápiz de La Máscara para uno de sus números.
Y saltamos a 1987, año en que Richardson decidió revivir La Máscara e iniciar una serie sobre el personaje. Para ello contó con Mark Badger, con quien tuvo sus diferencias creativas. La primera entrega apareció en el número 10 de Dark Horse Presents, con el nombre de The Masque (el cambio de nombre fue idea de Badger), que terminaría perdiendo el "The" en publicaciones posteriores. A Badger se le hizo cuesta arriba cumplir con las publicaciones mensuales del cómic, y su andadura con el personaje terminó en el número 21 de Dark Horse Presents.
El regreso de La Máscara tendría lugar en 1989. El artista Chris Warner quería editar una antología titulada "Mayhem" para Dark Horse, donde aparecieran tres personajes de la casa, entre ellos La Máscara. Richardson lo vio como una oportunidad de volver al concepto original, y le entregó a Warner su diseño original, pidiéndole que lo rediseñara, y que hiciera un mayor énfasis en la comedia. Warner le dio al personaje su aspecto definitivo (con su característica cara verde) y le encargó a John Arcudi (guionista) y Doug Mahnke (dibujante) la realización de ese cómic, que fue el verdadero comienzo de La Máscara. Desgraciadamente "Mayhem" sería cancelado en su cuarto número.
En 1991, vería la luz una nueva serie de cuatro números creada por Arcudi y Mahnke. Sería el primero de muchos regresos que tendría el personaje a las viñetas. Poco a poco La Máscara fue generando cierto culto, el cual permitiría su salto a la pantalla de cine con La Máscara (The Mask, 1994).
Ya en 1989, Richardson y Todd Moyer (vicepresidente ejecutivo de Dark Horse) se acercaron al estudio New Line Cinema para conseguir llevar a cabo la adaptación del cómic. Aunque recibieron ofertas de otros grandes estudios, como por ejemplo, de Warner Bros, Richardson se decidió a trabajar con New Line porque Michael De Luca, presidente de producción del estudio, le garantizó que la película se realizaría. Así en 1989, New Line se hizo con los derechos del cómic para cine.
Inicialmente el proyecto se comenzó a desarrollar como una película de terror. "Había una versión que trataba de un fabricante de máscaras en las afueras de la ciudad," recordaba Richardson. "Cortando los rostros de cadáveres, y poniéndolos en adolescentes y convirtiéndolos en zombis."
"Al principio, el cómic era muy violento," explicaba Richardson. "Cuando presenté el proyecto, fue en la época de todas esas secuelas de Pesadilla en Elm Street, pero no quería que éste fuera el próximo Freddy Krueger. Quería que el personaje principal se pareciera más a Tex Avery." El sádico personaje de los cómics se fue transformando conforme avanzaba el proyecto en un personaje más amable, y con un mayor énfasis en la comedia.
En 1990, Michael Fallon (Hardware, programado para matar) escribió un primer borrador para la adaptación al cine, el cual se acercaba al tono del cómic, y estaba lleno de violencia. El guionista Mark Verheiden (Timecop) se sumó después al proyecto, ya que su amigo de Mike Richardson lo recomendó para el trabajo. Verheiden se encargó de realizar el segundo borrador del guión a principios de 1991, que estaba más enfocado en la comedia. "La trama se había establecido en el primer borrador," explicaba Verheiden. "Así que lo que hice fue aumentar las cosas y trabajar en los personajes. Enderecé algunas cosas para que tuvieras una idea clara de quién era el personaje central." Suya es la introducción del perro Milo, y momentos tan memorables como la escena en la que La Máscara trata de romper su despertador con un mazo en el pasillo, y la escena del baile con el tema "Cuban Pete""[La película] entró en el infierno del desarrollo, y terminó siendo el único trabajo que hice en La Máscara," declaraba Verheiden. "Pero sobrevivió lo suficiente de mi material para obtener un crédito como autor de la historia. Fue genial, un trabajo rápido que funcionó muy bien." Fallon también consiguió un crédito como co-autor de la historia de la película.
Tras el fracaso de El terror no tiene forma (1988), Chuck Russell buscó un nuevo proyecto que dirigir, éste parecía que iba a ser la novela "New Romancers" de William Gibson, pero su adaptación al cine sería muy costosa, y ni la Warner ni la Universal se decidieron a llevarla adelante. New Line le ofreció el proyecto de La Máscara, cuando aún pensaban adaptarlo como una nueva serie de terror. "New Line quería una nueva película del tipo de Freddy," afirmaba Russell, quien sabía de lo que hablaba, ya que había rodado para el estudio Pesadilla en Elm Street 3: Los guerreros del sueño (1987). "Estaba loco por el concepto, pero la violencia [del cómic] me desanimó un poco," declaraba Russell. Según contaba el director, fue él quien tuvo la idea de convertir el proyecto en una comedia. "Lo que quería hacer era sacar a Stanley Ipkiss de ese mundo de cómic y ponerlo en el mundo más amplio de Edge City," contaba Russell. "Quería un mundo menos sombrío y mucho más animado; un mundo que contuviera música y baile. El concepto de insuflar una gran cantidad de Tex Avery y acción real al estilo visual de los Looney Tunes, ya estaban allí para mí. Sentí que había un gran potencial para introducir un poco más de magia y mucha más diversión en la película." Pero todo quedó en un punto muerto durante aproximadamente un año, y después la New Line volvió a contactar con el director, para esta vez adaptar el cómic como una comedia alocada, tal y como él quería. Así se potenció al máximo la comedia y la película se alejó drásticamente del cómic, convirtiéndose en una versión imagen real de los famosos cartoons de Tex Avery. Russell escribió su propio borrador, y fue suya la idea de que el origen de La Máscara fuera el dios nórdico Loki, cuando en el cómic no se le había dado ninguno. 
Para escribir el guión final, Russell se fijó en Mike Werb, tras leer su guión para Jorge el Curioso (2006). El guionista se basó en si mismo para darle forma al personaje de Ipkiss, ya que según reconocía, "era más o menos un friki perdedor en la escuela secundaria." Werb escribió su primer borrador en menos de seis semanas, y menos de dos meses después, la película obtuvo luz verde.

REPARTO
Ya desde el inicio de la producción, Russell ideó a Jim Carrey como Stanley Ipkiss, aunque se barajaron otros nombres como los de Rick Moranis, Martin Short, Nicolas Cage, Matthew Broderick y Robin Williams. El director era fan suyo desde que lo descubrió haciendo monólogos en 1986, y el personaje se escribió con él en mente, así que el actor no pudo decir no a participar en la película. Aunque, y aquí vuelve a haber dos versiones de la historia, según Richardson fue De Luca quien le envío una cinta con un sketch del programa "In Living Color", y supo de inmediato que había encontrado a su estrella. Sea como fuere, Carrey se convirtió en La Máscara y cobró un sueldo de 450.000 dólares por su participación en la película, toda una ganga, porque tras el éxito de Ace Ventura, un detective diferente (1994) estrenada a principios de 1994, pasaría a cobrar 7 millones. El actor confesó que se inspiró en su padre para componer a Stanley Ipkiss.
"Interpretar a La Máscara me ha dado una nueva perspectiva de libertad," afirmaba el actor. "He podido actuar sin los parámetros de lo que se podría considerar realidad. Me ha dado todas las licencias que quería. ¿Quién podía decirme que La Máscara no anda de esta o de esta otra manera? ¡Es un cartoon! Me he divertido mucho encarnando a Stanley. Tiene muchos aspectos de mi personalidad, aunque es algo más inocente que yo."
Para interpretar a Tina Carlyle, interés amoroso de Ipkiss, el estudio consideró a Vanessa L. Williams y Kristy Swanson. Anna Nicole Smith estuvo muy cerca de hacerlo, pero en el último momento prefirió rodar Agárralo como puedas 33 1/3: El insulto final (1994). Finalmente el papel recaería en la hasta aquel entonces modelo, Cameron Diaz, siendo esta película su debut como actriz. La directora de casting Fern Champion, estaba buscando modelos y consultó a un amigo que tenía una agencia de modelaje en el mismo edifico donde la New Line tenía sus oficinas, y éste le recomendó a Diaz. La protagonista de Algo pasa con Mary realizó una audición para un papel de un par de frases, pero les gustó tanto, que aspiró al papel principal de Tina Carlyle. "Fue la única persona para el papel en lo que a mí respecta, después de la primera lectura," explicaba Russell. Durante el proceso de casting, Champion y la agente de modelos de la actriz la inscribieron en clases de actuación y de baile. El director tuvo que convencer a los productores para contratarla, y Diaz por su parte, tuvo que realizar doce audiciones a lo largo de seis semanas para conseguir el papel, y estaba tan nerviosa que se le llegó producir una úlcera.
Aunque ser rumoreó a Richard Gere para interpretar al teniente Mitch Kellaway, fue Peter Riegert quien se hizo con el papel del policía gruñón, al que La Máscara vuelve constantemente loco.
El papel del villano Dorian, se lo ofrecieron a Gary Kemp, actor y líder del grupo Spandau Ballet, pero lo rechazó para hacer la película Büvös vadász (1994). Al final el papel fue a parar a Peter Greene.
Amy Yasbeck se encargó de interpretar a la periodista Peggy Brandt. La actriz llevaba años queriendo trabajar con Carrey, y la película le brindó esa oportunidad. "De todas las personas con las que he trabajado," declaraba Yasbeck. "Él fue con quien más me costó mantener la cara seria."
El cubano Orestes Matacena se llevó el papel de Niko, el jefe mafioso de Edge City. Aunque no parecía que eso fuera a suceder, ya que tras la segunda lectura que el actor hizo en casa de Russell, Matacena se marchó creyendo que no le había gustado al director, pero cuando llegó a su casa, el teléfono estaba sonando, era su agente para decirle que el papel era suyo.
En papeles secundarios encontramos a actores como Richard Jeni (como Charlie Schumaker, amigo y compañero de trabajo de Ipkiss), Nancy Fish (interpretando a la Sra. Peenman, la casera de Ipkiss), Reg E. Cathey (en la piel de Freeze, uno de los hombres de Dorian), Joely Fisher (como la compañera de trabajo de Ipkiss), y Johnny Williams y Tim Bagley (en los papeles de los mecánicos Burt e Irv respectivamente). Y por último, pero no menos importante, el perro Max que dio vida a Milo, en inseparable compañero de Ipkiss.

RODAJE
La película comenzó su rodaje el 30 de agosto de 1993, y terminó en octubre de 1993. Tuvo lugar en diferentes localizaciones de Los Angeles, aunque la escena en la que Charlie salta al agua al final de la película, se rodó en San Pedro Bay, y los exteriores de la comisaria de policía se encontraban en Van Nuys. Además la escena de baile del "Cuban Pete" se rodó en el backlot de Warner Bros.
Por su parte, para dar vida al "Coco Bongo Club", se utilizaron dos hoteles, en el viejo "Park Plaza Hotel" de Los Angeles se construyeron los decorados, y los exteriores correspondían al ya desaparecido club "Cocoanut Grove" del "Ambassador Hotel", situado en la misma ciudad. En el "Park Plaza" erigieron un enorme escenario, y para que tuviera el look de un club de los años 40, se construyeron para la ocasión todas las mesas y sillas, ya que no pudieron encontrar ningún mueble de esa década.
Para las escenas de baile que tienen lugar principalmente en el "Coco Bongo Club", el coreógrafo Jerry Evans tuvo dos semanas para ensayar con Carrey y Diaz, y hacerles pasar por expertos bailarines.
Carrey hizo del rodaje una experiencia muy divertida, haciendo gala de un gran sentido de la improvisación. "Jim añadía siempre chistes de su propia cosecha," recordaba Diaz. "En ocasiones, no podía aguantarme la risa y teníamos que parar el rodaje. Entonces, repetíamos la secuencia con el mismo chiste, porque si nosotros nos reíamos, eso quería decir que el público también se reiría." Ese buen ambiente se nota en la pantalla.
Cuando rodaron la escena en la que La Máscara va cambiando de vestuario mientras le disparan (convirtiéndose en un bailarín ruso, un torero y un vaquero), se estaban quedando sin tiempo y casi se queda fuera uno de los mejores momentos. "Literalmente iban a apagar las luces porque no querían que rodáramos horas extras," recordada Russell. "Y le dije a Jim: 'Bueno, no podemos hacer a Elvis'." El actor se lo tomó como un reto, y más veloz que un rayo, se caracterizó como el rey del rock, y sin apenas tiempo, hizo su caracterización de Elvis esquivando balas, que pudo incluirse en la película. Y todos salimos ganando.
Carrey aportó grandes momentos a la película. Cuando rodaron la escena de la cita en el parque entre La Máscara y Tina, estaba previsto que el actor fumara una gran cantidad de cigarrillos, pero la máquina de la ILM para realizar el efecto se averió, así que tuvieron que cambiar de planes, y a Carrey se le ocurrió que La Máscara soltara una bocanada de humo en forma de corazón por la boca, y otra con forma de flecha por la nariz y que lo atravesase, escena que se incluyó en la película.
Incluso cuando se puso enfermo, Carrey dio lo mejor de si mismo. Eso ocurrió cuando le tocaba rodar la escena del "Cuban Pete", la cual se rodó tan solo durante dos noches, con un Carrey enfermo de gripe, y que no paraba de vomitar, aún así el actor salió adelante, y rodó la escena como todo un profesional.
Quien resultó ser también todo un profesional fue Max, el Jack Russell terrier que daba vida a Milo, el compañero inseparable de Ipkiss. Normalmente en las películas se utilizan varios perros, y cada uno se encarga de realizar un truco, pero en La Máscara siempre usaron al mismo perro porque resultó ser un diamante en bruto. Era tan bueno improvisando como el propio Carrey. En la escena en la que éste trata  de ocultar una montaña de billetes en su armario, no estaba previsto que Max mordiera el frisbi que el actor sujetaba, pero fue tan divertido, que decidieron mantenerlo en el montaje final.
De sus 20 millones de presupuesto (lo que la convirtió en la mayor producción de la New Line hasta la fecha), 7 se dedicaron a efectos visuales, que fueron cruciales para poder sacar el proyecto adelante. Fue la primera película en combinar acción real y CGI para efectos humanos. Tan novedosos fueron los efectos que, "seis meses antes, y este espectáculo hubiera sido imposible," reconocía Russell. "Porque científicamente, estas cosas no estaban listas."
Los efectos especiales corrieron por cuenta de la gran ILM (con el apoyo de Dream Quest Images), que se encargó de realizar más de 80 planos con trucajes. Su contratación fue, en gran parte, una decisión comercial por parte del estudio. "Una de las razones por las que New Line estaba dispuesta a aumentar el presupuesto (para contratar) a Industrial Light and Magic," reconocía el director, "fue porque pensaban que no tenían una estrella en la que confiaran para la preventa." El contar con el mejor estudio de efectos visuales podría hacer la película más atractiva para el público, y por aquel entonces Carrey no era una estrella, por lo que la New Line no creía que pudiera vender la película él solo.
Dream Quest Images puso su granito de arena encargándose de 40 planos con efectos. Bajo la supervisión de Jon Farhat fueron responsables principalmente de la eliminación de cables, de la escena en la que Ipkiss esquiva balas en el "Coco Bongo", y la transformación de Dorian en La Máscara. Para conseguir el efecto de la creación de nubes sobre Dorain, Dream Quest construyó un tanque especial para la ocasión, en el que se inyectaba pintura que daba forma a las nubes.
El productor de efectos especiales, Clint Goldman admitía que, "fue todo un reto adecuar nuestro objetivos a los intereses de una productora de serie B, como la New Line, que no disponía del dinero que puede dedicar para efectos especiales una casa como la Universal o la Fox. A pesar de ello, nuestro trabajo ha sido uno de los más satisfactorios y redondos en los que he participado."
A diferencia de otras producciones, los efectos no debían resultar apabullantes, debían ser divertidos. "Para La Máscara nos hemos basado en las texturas de los cartoons," declaraba Steve Williams, supervisor de animación de la película. "Sobre todo los creados por el rey de la locura 'dibu', Tex Avery." Y es que la mayor influencia para la escena del club fue el memorable corto Red Hot Riding Hood (1943) de Avery. Y fue toda una sorpresa para Russell, cuando le dijeron que no podía mostrar en la película a la sensual Red de dicho corto, en la escena en la que Ipkiss lo ve en su apartamento, porque era demasiado sexy (si uno se fija, hay un corte justo antes de que ella aparezca en pantalla).
Aún así existían limitaciones técnicas, la ILM no podía crear agua, ni a un perro peludo. Para solucionar esto último, Russell consiguió un perro que tuviera el pelo corto para que pudieran crear uno digitalmente. Y según declaraba Steve Williams, "el efecto más difícil de conseguir fue cuando Ipkiss se coloca la máscara vikinga, y ésta se funde con su rostro, ya que para ello no teníamos modelos preconcebidos."
Aunque el mejor efecto especial de la película resultó ser Jim Carrey, la flexibilidad del actor y sus actitudes para la comedia física le vinieron de perlas a la producción. "Los tipos de la ILM dijeron que suponían que ahorré cerca de un millón de dólares una vez conseguí a Jim," declaraba Russell.
El actor se convirtió en La Máscara gracias al espectacular maquillaje obra de Cannom Creations, con el gran Greg Cannom a la cabeza. Inicialmente los productores se acercaron al artista, para que creara efectos mecánicos de maquillaje para cada toma de la película, esto fue antes de la entrada de la ILM. El maquillaje estaba compuesto por seis partes distintas, que permitió que la cara del protagonista no perdiera ni un ápice de su flexibilidad. "Aunque fue un verdadero infierno maquillarse todos los días durante cuatro horas," explicaba Carrey. "Fue muy liberador como actor." Fue idea del actor que La Máscara no tuviera orejas.
Durante la post-producción de la película se estrenó Ace Ventura, un detective diferente (1994) protagonizada por Carrey, y su éxito benefició a La Máscara. "Realmente me ayudó a conseguir el último presupuesto que necesitábamos para los efectos visuales finales," declaraba Russell.
El enorme trabajo del equipo de efectos visuales fue recompensado con una nominación al Oscar en la categoría de mejores efectos visuales (Scott Squires, Steve 'Spaz' Williams, Tom Bertino y Jon Farhat), premio que perdieron contra Forrest Gump (1994). Además la película consiguió una nominación a los Globos de Oro en la categoría de mejor actor de comedia o musical (Jim Carrey).
La película se estrenó en Estados Unidos el 29 de julio de 1994, y fue un éxito sorpresa. Recaudó unos excelentes 119.938.730 de dólares en ese territorio (novena película más taquillera del año en territorio norteamericano), y su recaudación final a nivel mundial fue de 351.583.407 de dólares (lo que la convirtió en la cuarta película más taquillera del año).

ESCENAS ELIMINADAS
En las versiones de DVD y Blu Ray se incluyen dos escenas cortadas del montaje final. Son las siguientes:
1. La película contaba con un prólogo, que narraba como en el siglo X, unos vikingos enterraban la máscara en lo que después sería Edge City. Esta escena fue eliminada para la que la película tuviera una duración más corta, simplemente por razones comerciales. 

2. Originalmente Dorian mataba a Peggy lanzándola por el aire al interior de la imprenta, y el periódico se imprimía con la noticia de la muerte de la periodista. Esta escena no funcionó bien en los pases de prueba, y la New Line le pidió a Russell que la eliminara.

Además existen otros cortes, que se quedaron en la mesa de montaje:
3. La escena en la que Ipkiss le da a Maggie las dos entradas, contenía inicialmente más dialogo entre ambos, y también entre el protagonista y Charlie.
4. También la primera conversación entre Stanley y Tina era un poco más larga.
5. Lo mismo sucedía en la conversación entre Stanley y los mecánicos del taller.
6. Cuando Ipkiss intenta entrar en el "Coco Bongo" por primera vez, Charlie le pide que le de dinero, que después usará para untar al portero.
7. Tina y Dorian mantienen una conversación en el "Coco Bongo" y hablan sobre el pasado de ella. Además se introduce la frase de que nadie la besa como lo hace Dorian, que tendrá su importancia al final de la película.
8. Después de conseguir la máscara en el agua, Ipkiss regresa a casa ayudado por la policía, y se topa con unos delincuentes (los mismos que en otra escena asusta con la ametralladora Thompson), y le roban su reloj (por eso no sabe la hora que es cunado se topa con su casera).
9. La llegada de Ipkiss a su apartamento, con el encuentro con su casera, contenía algunos planos adicionales.
10. La escena en la que La Máscara trata de destrozar el despertador con el mazo, era un poco más larga originalmente. El mayor cambio es que cuando la casera le disparaba por primera vez, La Máscara se excusaba diciendo que sólo estaba "matando el tiempo".
11. Antes de que La Máscara llegue al taller para vengarse, los dos mecánicos tienen una breve conversación.
12. Kellaway le toma declaración a la casera de Ipkiss, quien le da la descripción de La Máscara, y el policía no la toma en serio.
13. Se añade otro gag cuando La Máscara se está preparando en el baño para ir al "Coco Bongo", se hecha colonia, incluido en la boca.
14. También era más larga la escena en la que Kellaway y los demás policías llegan al "Coco Bongo", después de que La Máscara huya esquivando las balas que le disparan. Los policías comienzan a registrar el local, y después de que Dorian amenace a Kellaway, éste le propina un puñetazo.

VALORACIÓN
La Máscara fue toda una sorpresa cuando se estrenó en el verano de 1994, nadie esperaba lo que la película nos tenía preparado. Han pasado los años y la película sigue aguantando la mar de bien, y eso se debe a principalmente a tres cosas, a su apuesta por ser una comedia alocada, sus excelentes efectos visuales y sobre todo, por Jim Carrey.
Por una parte, fue una idea genial y de lo más acertada convertir a La Máscara en un Looney Tunes de imagen real, aunque se aparta del cómic reduciendo drásticamente su violencia, demuestra que aquel tenía un potencial mayor como una comedia, ya que la película transmite la sensación de que todo es posible en el universo de La Máscara. No hay límites en la película.
Es una de las películas donde los efectos visuales han aportado más, ya que son necesarios para la trama y son parte de la personalidad de la película. Estos han envejecido de maravilla, porque están enfocados en ser divertidos y no apabullantes. Lo mismo le sucede al maquillaje de La Máscara, que sigue siendo genial.
Decir que Carrey está pletórico es quedarse corto, aquí demostró que estaba destinado a ser una de las mayores estrellas del cine de los años siguientes. Es una fuerza de la naturaleza que arrasa con todo, descubriéndose ante el gran público como el inmenso cómico que es (sólo ver su cara cuando conoce a Tina por primera vez, ya hace que me parta de risa). Y está perfecto en sus dos papeles, cuando es Ipkiss resulta bondadoso y entrañable, pero cuando es La Máscara se convierte en un "dibu" de carne y hueso. El actor nació para protagonizar esta película.
La Máscara no es más que una pequeña historia que sólo pretende ser divertida, y no cuenta demasiado (como un cartoon). Su falta de pretensiones juega a su favor, por ejemplo, toda la película ocurre principalmente en tres localizaciones (el club, el apartamento de Ipkiss y el banco), pero eso la acerca también a los dibujos animados, con el uso repetitivo de los mismos escenarios. Además acierta al situarse en una época indefinida temporalmente, como si se tratase de un universo actual, pero de estilo retro, lo cual hace que los años la traten de maravilla y se convierta en una película atemporal.
Además es un gran homenaje a los viejos cartoons y personajes de Tex Avery y los Looney Tunes, el más obvio el lobo de Red Hot Riding Hood en la escena del club, aunque también tenemos al Demonio de Tasmania en ese tornado que se forma cada vez que Ipkiss se coloca la máscara, ese momento tan Bugs Bunny con el protagonista muriendo en los brazos de un villano, o a La Máscara convertido en todo un Pepe Le Pew cuando trata de conquistar a Tina en el parque.
La película nos habla de las máscaras tras las que nos ocultamos. La máscara de Loki saca el lado salvaje de Ipkiss y lo hace evolucionar, cuando termina la película ya no es el mismo hombre apocado del principio. Al dejar de utilizar esa máscara física se da cuenta que no la necesita, como tampoco necesita la máscara ficticia bajo la que oculta su verdadera personalidad, ya que sin ellas consigue conquistar a Tina y vencer al villano por si mismo.
La máscara representa la verdadera cara de aquel que se la pone. Cuando Dorian se la coloca se muestra como el monstruo que es. Mientras que Stanley, un inocente fan de los dibujos animados, se convierte en uno de carne y hueso, y siempre va con el sentido del humor por delante.
Una de las cosas que más me gustan de la película es que es irreverente, algo cada vez más difícil de encontrar en el cine actual (se adelantó varios años a la adaptación de cómic meta y cachonda que fue Deadpool (2016)). Buen ejemplo de ello, son momentos como aquel en el que La Máscara introduce un tubo de escape por el recto de los mecánicos del taller, cuando un policía encuentra una foto de la mujer Kellaway en su bolsillo, o ese otro en que se deshace de Dorian haciendo que se lo trague un váter. Y luego tiene otros momentos que son pura comedia, como ese memorable gag de La Máscara recibiendo un premio por su interpretación, o cuando la película riza el rizo al colocarle a Milo la máscara. Por cierto, el perro querría un artículo para el sólo, ya que es uno de los mejores animales actores que se hayan visto en la gran pantalla.
Aunque la película tiene la lógica de un cartoon, hay situaciones y detalles que no están bien rematados, como que La Máscara necesite robar un banco cuando con sus poderes puede hacer que aparezca lo que quiera. O que la máscara de Loki se libere porque un obrero abre la caja en la que lleva oculta desde el tiempo de los vikingos, y justo en ese preciso instante una tubería cae al agua y lo aplasta, quedando la máscara liberada. Todo un deus ex machina que cuesta creer (aunque podríamos pensar que el caos va asociado a la máscara o simplemente que si todo eso no sucediese no habría película). Y también se nota que las relaciones entre los personajes no están del todo cuidadas, por ejemplo, entre Stanley y Tina todo sucede demasiado rápido, cuando ella acude al banco para hablar con él y saber más de La Máscara (lo que está pillado por los pelos), él se comporta como si la conociera profundamente, cuando realmente sólo ha coincido con ella en dos ocasiones (siendo él Stanley) y sin haber mucha interacción entre ellos. Y algo similar sucede entre Ipkiss y Peggy, ella acude al banco para hablar con él porque simplemente es cliente del taller mecánico (justo con la persona que es La Máscara, en otra gran casualidad difícil de creer), y después cuando en el periódico llega la noticia de que van a detenerle en el parque, el jefe de Peggy se refiere hablando de Ipkiss irónicamente como "el amigo" de ella, cuando sólo han mantenido una única conversación. En ambas relaciones parece como si faltaran escenas para llegar a ese punto de confianza.
Aunque está muy bien traído por el guión, que la chica que supuestamente es la femme fatale termine siendo la buena, y la que parece una mosca muerta es la que traiciona al protagonista.
Y si Carrey llamó la atención, Cameron Diaz no fue menos, la actriz hizo uno de los debuts más prometedores del cine de los 90, y al igual que con Carrey supimos que estábamos ante una futura estrella. Aunque su papel sea un poco cliché (el interés amoroso del protagonista que al final debe rescatar), consigue sacar lo mejor del material que le dan, y desprende simpatía y sensualidad a cada aparición.
Chuck Russell dejó claro que era un artesano de lo más eficaz, y sobre todo entretenido, como ha demostrando en varios títulos de su carrera, como Pesadilla en Elm Street 3: Los guerreros del sueño (1987), The Blob. El terror no tiene forma (1988) y Eraser (1996). Y contra todo pronóstico, se desenvuelve de maravilla en una comedia. Y hay un plano que me encanta, el como visualiza la muerte de Freeze, mostrada con el detalle del cigarrillo cayéndose de sus labios.
Y la música acompaña de maravilla a las imágenes y capta el tono festivo de la película con el uso de los ya populares temas "Cuban Pete" y "Hey, Pachuco", que dan pie a dos de las mejores escenas de la película.
Junto con ¿Quién engañó a Roger Rabbit? (1988), La Máscara sigue siendo la película que mejor ha captado el espíritu de ser un cartoon en imagen real. Es una rara avis del cine de los 90, una adaptación de cómic inesperada, una de las mejores comedias de la década, y un gran vehículo de lanzamiento para una futura estrella. Es en definitiva una película... ¡chispeante!

CURIOSIDADES
Cameron Diaz fue doblada por Susan Boyd cuando canta.
El edificio del taller mecánico donde Stanley lleva su coche, es el mismo utilizado en Los Cazafantasmas (1984) para recrear la estación de bomberos.
El guionista Mike Werb tiene un cameo sin acreditar, se le puede ver en el exterior del "Coco Bongo" Club, como un elegante ejecutivo.
A comienzos de 1997, se habló de una secuela de la película, con el título provisional de "Revenge of the Mask", y que contaría con el regreso de Jim Carrey y Cameron Diaz, dirección de Chuck Russell y guión de Brent Forrester (La familia Stupid). Mike Richardson y Mark Verheiden también escribieron un tratamiento de guión, en el que Tina viajaba a Las Vegas, y Stanley la seguía hasta allí, y ambos se veían involucrados con unos mafiosos del lugar y hacía acto de presencia el villano Walter, presente en los cómics. Chuck Russell también escribió un guión el cual tenía lugar durante las navidades y en el que Tina se ponía la máscara, lo mismo que hacía un bebé, además el director había contactado con Antonio Banderas para un papel. Al final la secuela con Carrey no llegó a buen puerto, y en su lugar se realizó la inefable La máscara 2 (2005), con otro equipo totalmente distinto.
El discurso de aceptación del premio que recibe La Máscara, es una parodia del que dio Sally Field cuando ganó el Oscar por su interpretación en En un lugar del corazón (1984).
Fue nominada a los premios Saturn en las categorías de mejor película de fantasía, mejor vestuario (Ha Nguyen) y mejor maquillaje (Greg Cannom). Y también fue nominada a los premios Hugo en la categoría de mejor presentación dramática (Chuck Russell, Mike Werb, Michael Fallon y Mark Verheiden).
El éxito de la película generó la serie de dibujos animados La Máscara (1995-97), que contó con tres temporadas.
En la escena del "Cuban Pete" se puede ver en el exterior del cine el póster de Surf Ninjas (1993), otra producción de New Line.
La directora Anne Fletcher (La proposición, 27 vestidos) hizo su debut como actriz, es una de las policías que bailan en la escena del "Cuban Pete".
Jim Carrey hace una imitación de Harry el sucio, algo que repetiría en Como Dios (2003). Además el actor participó en la quinta parte de la saga protagonizada por Clint Eastwood, en La lista negra (1988).
Cuando Ipkiss se despierta porque Milo le está lamiendo la oreja, se pude ver sobre la mesilla de noche un bote de mantequilla de cacahuete, posiblemente usado por el equipo para hacer que el perro hiciera la escena.
Al principio de la película, cuando Ipkiss le da las entradas a su compañera de trabajo, se puede ver cuando abre el cajón, que son del grupo Royal Crown Revue, que después interpretará el tema "Hey Pachuco".
Dorian dice cuando activan la bomba en el "Coco Bongo": "Dentro de 10 minutos la fiesta habrá acabado." Justo el tiempo que queda de película hasta que termine.
Para la escena final en la que Charlie salta al agua, Richard Jeni no utilizó dobles y realizó la escena personalmente.
En 1995, se lanzó para la consola Super Nintendo un videojuego basado en la película.
Para el rodaje de Dos tontos muy tontos (1994), Carrey se quito la funda de un diente que se había roto de niño, para así caracterizarse como Lloyd. Pero cuando La Máscara se presentó en el Festival de Cannes, algo que coincidió en medio del rodaje de la película de los Farrelly, Carrey se pegó el trozo de diente con Super Glue para conceder las entrevistas, y presentar la película. Una vez tuvo que volver al rodaje de Dos tontos muy tontos, volvió a quitarse el trozo de diente, y no se le ocurrió otra mejor forma de hacerlo que golpearse la boca con un mechero desechable.

BIBLIOGRAFÍA
Imágenes de actualidad (nº 131, 148)
Starlog Magazine (nº 205, 206, 235)
Fotogramas
The Mask fansite (thomasdowell.co.uk)
Behind ‘The Mask’ (The Ringer, 22 jul 2019)
The Animated Mind Behind `The Mask' (Chicago Tribune, 24 jul 1994)
Cómic "La Máscara: Mayhem" (prólogo Mike Richardson)
Cameron Diaz learns to act (Entertainment Weekly, 25 mar 1994)
Max the dog steals "The Mask" (Entertainment Weekly, 19 ago 1994)
Making Strange Faces (American Cinematographer, dic 1994)
Orestes Matacena (en-academic.com)

Labels: ,

10 Comments:

Blogger Marco said...

Esta pelicula es una de esas joyas,no solo de los 90,sino,del cine en general.Es divertidisima,la ves varias veces y no te aburres y te ries siempre,sobretodo,si te gusta y cae bien Jim carrey,el cual,se convirtió en toda una estrella.Es dificil imaginarse a otro actor en este papel,me creo que el guion se escribiese pensando en él.Cameron diaz tiene una de las mejores apariciones del cine en su debut,absolutamente impresionante ese pivonazo(lastima que le diera por bajar de peso).Los efectos especiales son fantasticos a dia de hoy,y eso que han pasado nada mas que 27 añazos.Y Chuck russell no tenia malas peliculas entonces pero no tiene una filmografia muy extensa.Otra cosa que le viene como anillo al dedo y no queda nada ridiculo son los dos numeros musicales,muy divertidos.Y si,me di cuenta por aquel entonces que el taller era el mismo que el edificio de Cazafantasmas(curiosidad que fuera tu anterior reseña¿o no?)Raro que no hubiera secuela,hoy en dia fijo que si se hubiera rodado a los dos años,pero al final se hizo y aparte de ser horrorosa,no repite nadie del equipo original y llegó 11 años mas tarde.Para terminar,gran reseña,feliz año y hasta la proxima

December 13, 2021 8:31 AM  
Blogger Rodi said...

Es una película superentretenida con un Carrey pletórico, en su mejor época. Y sí, Diaz está increíble y creo que nunca ha estado más atractiva que en esta película.

Me gusta mucho los inicios de Russell con Pesadilla en Elm Street 3, The Blob, La Máscara y Eraser. Lástima que después no se prodigara mucho.

Que la anterior reseña fuera la de "Los Cazafantasmas" fue casualidad, aunque mientras estaba a vueltas con la de "La Máscara" me di cuenta de la curiosa coincidencia.

La secuela no he llegado a verla entera, pero... madre mía! Creo que Carrey no la hizo en su momento porque trataba de hacer cosas distintas, y tras este éxito y el de "Dos tontos muy tontos", pasó a cobrar unos sueldos astronómicos, que tal vez hacían poco viable tenerlo en una película de la New Line, que era una productora casi de serie B. Por otro lado no creo que hiciera falta una continuación, la película funciona perfectamente por si misma y no justifica tener una secuela.

Como siempre, muchas gracias por comentar Marco! Y feliz fiestas!

Saludos.

December 15, 2021 2:44 PM  
Anonymous Ramón said...

De nuevo darte la enhorabuena por tan extraordinario reportaje. "La Máscara" fue una gran sorpresa, y en mi recuerdo quedará como la primera película que vi en uno de los (ya inexistentes) templos del Cine que hemos tenido en Granada y al que me llevó mi padre para verla. También recuerdo que cuando salió en video de alquiler hice cola para conseguir una copia y quemarla a visionados el fin de semana.
Jim Carrey se convirtió en mi actor favorito por entonces y me enamoré de Cameron Diaz (por favor, esa presentación con la cámara ascendiendo desde sus piernas....). Como bien dices, es el mejor cartoon rodado en película junto a Roger Rabbit, todo un clásico del cine.

De nuevo enhorabuena Rodi!! Felices Fiestas y, en caso de no hablar antes, Feliz Año!!!!

December 18, 2021 4:21 PM  
Blogger Edu Wallace said...

Uoh! La Máscara, creo que me llevaron al cine a verla. Qué viejuno soy. Al menos me consuela de que me llevaron ya que no tenía edad para ir solo. La verdad que me encantó de pequeño y tengo un álbum de cromos de la peli del fervor.

En aquella época, la vendieron como un producto revolucionario en materia de efectos visuales y consiguió que fuéramos en masa a verla. Además Cameron Diaz estaba espectacular.

¿Te imaginas a Nicolas Cage como Stanley Ipkiss? Si no hubiera estado disponible Carrey, de todas las opciones me parecería el menos malo. Recordemos sus maravillosos rostros en Cara a Cara.

Buen trabajo Rodi (como siempre) y felices fiestas.



December 18, 2021 4:23 PM  
Blogger Ruben said...

pelicula para mi de culto , con eso lo digo todp

December 19, 2021 10:45 AM  
Blogger Rodi said...

Ramón: Muchas gracias a ti por comentar. No sé ni cuantas veces la habré visto (la primera también fue en el cine), y siempre me ha divertido. Echo de menos las películas de Carrey de sus inicios (desde "Ace Ventura" a "Di que sí"), es un actor (cómico) extraordinario. Y lo de Cameron Diaz fue uno de los debuts más memorables que se recuerdan (sólo con ese plano ascendente ya se convirtió en una estrella). Feliz Navidad Ramón!!!

Edu Wallace: Muchas gracias! "La Máscara" me encanta desde la primera vez que la vi. Los efectos visuales fueron el reclamo, pero yo me quedé por Carrey y Diaz. Me cuesta imposible imaginar a otro actor en el papel de Ipkiss, tal vez Robin Williams sería la única otra opción de humano con alma de cartoon. Pero Cage sería curioso de ver. Felices fiestas a ti también!!!

Ruben: Para mí también ;)

Saludos.

December 19, 2021 2:12 PM  
Anonymous Pau said...

Me acuerdo que está película la vi de niño en el cine y la verdad que me lo pasa muy bien, es muy divertida, lo que me reí con ella.

Como bien dices es una película chispeante, decir que Jim Carrey está genial es poco, está pletórico y en su salsa y Camerón Díaz es un bombón, mi compañeros de clase que habían visto también la película, nos enamoramos de ella.

La verdad es que la tenían un poco olvidada pero gracias a tu entrada la volveré a ver en cuanto pueda. Eso sí, con el doblaje original de cine no con el redoblaje que es muy malo.

December 20, 2021 2:14 AM  
Blogger Rodi said...

Yo la vería con 13/14 años en el cine y me lo pasé en grande con ella. Y lo mismo sucedió con los siguientes revisionados.

Carrey es como un ciclón en la película, hace suya cada escena que aparece. Y cuando los hace como La Máscara son risas aseguradas.

No sabía que hubiera un nuevo doblaje, no suele salir nada bueno de ellos.

Espero que si te animadas verla de nuevo, te siga gustando.

Muchas gracias por comentar Pau!

Saludos.

December 21, 2021 4:05 PM  
Blogger douglas said...

Hola, Rody:
Muy buenas tardes. Mira, recuerdo cuando vi La Máscara en el cine de mi barrio, y creo que nunca he visto a Cameron Díaz tan hermosa en una película. Sobre las mejores escenas del filme, creo que es la de Milo, el perro, quien -para mí- se roba el protagonismo cuando posee la máscara. Por otro lado, veo que ahora agregas una bibliografía para tus artículos. ¡Enhorabuena!
Finalmente, Rody, te deseo una feliz Navidad y un próspero año nuevo 2022.
Un afectuoso saludo,
Douglas

December 24, 2021 3:24 PM  
Blogger Rodi said...

Hola Douglas!

Me gusta que todos compartáis vuestras experiencias con la película y cuando la visteis por primera vez :)

Lo de Milo no es normal, es uno de lo mejores animales actores que se han visto en la gran pantalla. Y lo Diaz tampoco es normal.

Sí, creo que incluir la bibliografía es lo más correcto y transparente a la hora de saber donde y de quien saqué una información, y lo fidedigna que es.

Feliz Navidad para ti también! Y gracias como siempre por comentar.

Saludos.

December 25, 2021 8:33 PM  

Post a Comment

<< Home