Friday, December 21, 2012

Géneros cinematográficos: "Cine catastrofista"

Bienvenidos al fin del mundo, el suelo temblará, los volcanes escupirán lava, se crearán tsunamis, las ciudades arderán, los huracanes no dejarán piedra sobre piedra, del cielo lloverá fuego... así es el género catastrofista.
Este género tuvo su auge en la década de los 70, tal vez como reflejo de los temores de la sociedad (norteamericana), muchos de sus fantasmas estaban aun recientes (Vietnam, el asesinato de Kennedy, el Watergate, etc.) y el cine catastrofista sirvió para exorcizarlos a través de un miedo más real, más cercano, con el que el público fácilmente se identificó, ahora el peligro estaba en un edificio en llamas, en un terremoto o a bordo de un avión.
Esa fue una de las principales razones de su éxito, otra fue, que este tipo de cine era sinónimo del puro espectáculo, eran las grandes superproducciones de la época, el género que alimentó a los blockbusters entre el cine histórico de los 50/60 y el fantástico de los 80.
Y otra razón de su éxito fue el desfile de estrellas en el que se convirtió el género, que de paso, se transformó en una de sus principales señas de identidad, cuanto más grande era la película más y más actores de renombre había en ella.
Como toda moda, con el paso del tiempo, la fórmula se fue agotando y el género dejó de existir al inicio de la nueva década. El descenso de la calidad de las películas y sus tramas cada vez más enrevesadas, fueron los responsables de ello. No sería hasta los 90 cuando el género volvería a surgir, esta vez tal vez por algún temor relacionado con el fin del milenio o simplemente por intereses económicos o por ambas razones. Una nueva serie de títulos y una nueva serie de medios técnicos llevaron adelante el género por nuevos caminos. Tras ese nuevo boom la cosa se calmó y ahora sólo surge un título de vez en cuando, el último el más que apropiado para la ocasión 2012.
Es hora de hacer un repaso a todas las películas que componen este género, pero antes quisiera hacer un par de aclaraciones. Primero, no he incluido películas que aun teniendo un componente catastrofista, realmente pertenezcan a otros géneros, como por ejemplo a la ciencia ficción, de modo que, en esta lista no encontraréis títulos como Independence day, Señales del futuro o Sunshine. Segundo, tampoco he incluido aquellas películas que se realizasen antes de que el género propiamente dicho existiese, todo comenzó con Aeropuerto, con ella nació el género, con todo lo que vino después, de modo que, aquí tampoco encontraréis producciones como Suspense... hora cero (1957), El último viaje (1960) y Al este de Java (1969).
Explicado esto, repasemos que películas componen el género catastrofista:

Aeropuerto (Airport, 1970)
La película que inició el género catastrofista en la década de los 70, aunque no sea estrictamente la película más purista dentro del género, sí tiene algunas de las claves del mismo (reparto plagado de estrellas, situación de tensión en un lugar determinado, personajes secundarios con historias independientes, etc.), pero se trata más bien de la relación de un grupo de personas con un aeropuerto como epicentro de sus vidas y como tienen que hacer frente a una posible catástrofe, un hombre con una bomba a bordo de un avión. Una buena película, con una Helen Hayes como robaescenas nata (que bien le mereció un Oscar), de un éxito enorme, que dio pie a todo un género y también a una de las sagas más irregulares que se recuerdan.
Amenaza: Avión con un pasajero poseedor de una bomba.
Víctimas: Burt Lancaster, Dean Martin, Jean Seberg, Jacqueline Bisset, George Kennedy, Helen Hayes, Van Heflin, Maureen Stapleton y Barry Nelson.

¡Alarma! Vuelo 502 secuestrado (Skyjacked, 1972)
Un vuelo comercial es amenazado con una bomba a bordo y que obliga a cambiar el rumbo del vuelo si no quieren que explote. El responsable está a bordo y la tripulación debe descubrir quien es. Toda la trama se centra en el secuestro del avión y no llega a producirse una catástrofe real. Aunque parte de un punto de partida interesante atractivo, pero poco a poco va perdiendo fuelle, principalmente por el ridículo personaje de James Brolin, que termina arruinando la función. Con todo, aun es una película correcta que se deja ver sin problemas.
Amenaza: Secuestro de un vuelo comercial.
Víctimas: Charlton Heston, Yvette Mimieux, James Brolin, Claude Akins, Jeanne Crain, Susan Dey, Roosevelt Grier, Mariette Hartley y Walter Pidgeon.

La aventura del Poseidón (The Poseidon adventure, 1972)
Una ola gigante hace volcar el lujoso trasatlántico Poseidón, un grupo de pasajeros decide buscar el camino de salida antes de que el barco se hunda. La película catastrofista por antonomasia y la mejor que se haya realizado, original, tensa y espectacular. La película puso el género literalmente patas arriba y sentó definitivamente sus claves, reparto lleno de estrellas, situación de tensión en un espacio determinado y una set piece sucediendo a otra sin dejar respiro al espectador. Memorable de principio a fin, el género no fue el mismo después de ella.
Amenaza: Trasatlántico vuelto del revés por un tsunami.
Víctimas: Gene Hackman, Ernest Borgnine, Red Buttons, Carol Lynley, Roddy McDowall, Stella Stevens, Shelley Winters, Jack Albertson, Pamela Sue Martin, Arthur O'Connell y Leslie Nielsen.

Terremoto (Earthquake, 1974)
Mientras todo se agitaba, incluidas las salas de cine (y es que el sensurround hizo las delicias del público de la época), Charlton Heston intentaba salvar lo que podía de la cuidad de Los Angeles, un microcosmos creado por Mario Puzo. Una producción estimable, espectacular y vibrante en toda la extensión de la palabra.
Amenaza: El terremoto de los terremotos.
Víctimas: Charlton Heston, Ava Gardner, George Kennedy, Lorne Greene, Geneviève Bujold, Richard Roundtree, Victoria Principal y Walter Matthau.

El enigma se llama Juggernaut (Juggernaut, 1974)
Otra con terroristas, en este caso, uno coloca varias bombas en el interior de un trasatlántico y amenaza que las hará detonar si no le pagan 500.000 libras, un equipo de artificieros se desplaza hasta el barco para intentar desactivarlas, pero las bombas son más complejas de lo que esperaban. Por un lado, la policía intenta dar caza al terrorista y por otro, los artificieros intentan desactivar las bombas mientras uno a uno van cayendo. La película tiene uno de los planteamientos más geniales que recuerde, un reparto excepcional y mucha tensión, lo que da lugar a una de las mejores y más olvidadas películas del género. Hasta el nombre del villano es genial.
Amenaza: Trasatlántico repleto de bombas.
Víctimas: Richard Harris, Omar Sharif, David Hemmings, Anthony Hopkins, Shirley Knight, Ian Holm, Clifton James, Freddie Jones y Julian Glover.

Aeropuerto 75 (Airport 1975, 1974)
Continuación de la saga "Aeropuerto" donde el único nexo en común es George Kennedy. La trama se centra en un Boeing 747 que colisiona en pleno vuelo contra una avioneta y el impacto se lleva por delante a los pilotos, la forma de salvar a todo el mundo es introducir a un hombre dentro del avión en pleno vuelo. Los primeros 40 minutos de película no son más que una presentación de personajes y hasta que se produce la colisión, la historia realmente no arranca. La película alcanza por momentos, tal altas cotas de ridículo (principalmente en las reacciones de los pasajeros o por lo absurdo de los mismos) que fue una de las películas en las que se inspiraron los ZAZ para realizar Aterriza como puedas, eso dice mucho de ella. Aunque hay que admitir que el planteamiento era bastante espectacular.
Amenaza: Avión que pierde a los pilotos.
Víctimas: Charlton Heston, Karen Black, George Kennedy, Efrem Zimbalist Jr., Susan Clark, Helen Reddy, Linda Blair, Dana Andrews, Roy Thinnes, Sid Caesar y Erik Estrada.

El coloso en llamas (The towering inferno, 1974)
Otra excelente aproximación al género de Irwin Allen, acompañado en esta ocasión por John Guillermin (Allen sólo se encargó de rodar las secuencias de acción). El edificio más alto del mundo se convierte en un infierno de cristal y metal por causa de un incendio devastador. Con más estrellas y acción que nunca (son incontables las set pieces memorables que tiene), El coloso en llamas se convirtió por derecho propio en un clásico dentro del género y en éxito tan enorme como el propio edificio.
Amenaza: Incendio en el edificio más alto del mundo.
Víctimas: Paul Newman, Steve McQueen, William Holden, Faye Dunaway, Fred Astaire, Susan Blakely, Richard Chamberlain, Jennifer Jones, O.J. Simpson, Robert Vaughn y Robert Wagner. 

Hindenburg (The Hindenburg, 1975)
Dramatización de la catástrofe del Hindenburg, en las que sus creadores se sacan de la manga que la razón del accidente del Hindenburg se produjo por la explosión de una bomba. George C. Scott se pasa toda la película intentando descubrir su paradero en el interior del enorme zeppelín. Aun así la película no consigue crear apenas tensión y se desarrolla sin despertar demasiado interés. Además se intentan crear tantos paralelismos con la historia del Titanic que incluso uno de los personajes de la película suelta "La próxima vez iremos en el Titanic". Aunque el accidente real del Hindenburg duró sólo unos segundos, Wise se las apaña para que dure varios minutos. Lo mejor, los efectos visuales (ganadores del Oscar), realmente conseguidos para la época.
Amenaza: El famoso zeppelín Hindenburg con una bomba a bordo.
Víctimas: George C. Scott, Anne Bancroft, William Atherton, Roy Thinnes, Gig Young, Burgess Meredith, Charles Durning y Richard Dysart.

Pánico en el estadio (Two-minute warning, 1976)
Un estadio lleno de estúpidos y molestos personajes, son los blancos perfectos para un francotirador sin nombre. Dos cosas sorprenden en la película, la primera, que a lo largo de la misma nadie parece preocuparse porque haya un hombre armado en el estadio y la segunda lo violenta y cruel que se vuelve cuando se desata el caos. La película es una idea estirada al máximo, lo que explica que no pase nada realmente hasta los últimos minutos, cuando el francotirador decide apretar el gatillo. Una producción olvidable y olvidada.
Amenaza: Francotirador con todo un estadio como objetivo.
Víctimas: Charlton Heston, John Cassavetes, Martin Balsam, Beau Bridges, Marilyn Hassett, David Janssen, Jack Klugman, Gena Rowlands, Walter Pidgeon y Brock Peters.

El puente de Casandra (The Cassandra Crossing, 1976)
Un terrorista portador de un terrible virus se sube a un tren, que es puesto en cuarentena por el ejército. El tren es dirigido a un lugar al otro lado del Puente de Casandra, posiblemente el puente menos seguro del mundo, a partir de ese momento los pasajeros lucharán por detener el tren antes de que llegue a su destino. Pese a no innovar dentro del género y repetir la mayoría de sus clichés, resulta una producción entretenida con unas buenas dosis de acción, de hecho, su director sería el futuro responsable de Rambo: Acorralado, parte 2 y Cobra y ya apuntaba maneras.
Amenaza: Tren portador de un virus mortal.
Víctimas: Sophia Loren, Richard Harris, Martin Sheen, O.J. Simpson, Lionel Stander, Ann Turkel, Ingrid Thulin, Lee Strasberg, Ava Gardner, Burt Lancaster y John Phillip Law. 

Aeropuerto 77 (Airport '77, 1977)
Unos ladrones planean robar el cargamento de obras de arte de un avión ultramoderno, pero durante el golpe el avión cae al mar y se hunde en el fondo. Correcta producción que sigue paso a paso los clichés del género. Carece de verdadera emoción una vez se ha planteado el escenario y todo sigue un devenir demasiado predecible. Apenas existen escenas de acción y no posee el número de muertes que se espera de una producción de estas características. Los guionistas se empeñaron en convertir al personaje de Lee Grant en uno de los más estúpidos e irritantes que se recuerdan y lo consiguieron. Lo mejor, el siempre excelente Jack Lemmon.
Amenaza: Avión sumergido en el fondo del mar.
Víctimas: Jack Lemmon, Lee Grant, Brenda Vaccaro, Joseph Cotten, Olivia de Havilland, James Stewart, George Kennedy, Darren McGavin, Christopher Lee, Robert Foxworth, Kathleen Quinlan y M. Emmet Walsh.

Domingo negro (Black sunday, 1977)
Un sólido film dirigido por John Frankenheimer y basado en una novela de Thomas Harris (El silencio de los corderos). El grupo terrorista Septiembre Negro quiere cometer un gran atentado durante la Super Bowl usando el zeppelín de Goodyear, un agente israelí es el encargado de frustrar sus planes. No es la clásica película catastrofista, se acerca más al clásico thriller de los 70 que tan bien se le dan a John Frankenheimer y es un su parte final cuando los terroristas ponen en practica su plan y siembran el caos. Una película con las dosis de tensión, acción e intriga necesarias para tenernos pegados al asiento durante sus más de 2 horas. Muy recomendable.
Amenaza: Ataque terrorista con zeppelín de por medio.
Víctimas: Robert Shaw, Bruce Dern, Marthe Keller, Fritz Weaver, Steven Keats, Bekim Fehmiu, Michael V. Gazzo y William Daniels.

Montaña rusa (Rollercoaster, 1977)
Un terrorista se dedica a atentar contra parques de atracciones y chantajea a sus dueños  por 1 millón de dólares si desean que terminen sus ataques. La película se desarrolla principalmente mediante al relación entre el terrorista y el agente encargado de atraparlo (sus conversaciones telefónicas son lo mejor de la película). Se acerca más a un film policiaco que a uno catastrofista como tal, pero surgió en pleno auge del género y tiene varias influencias del mismo (reparto compuesto por grandes nombres, situación de tensión en un escenario determinado, etc.). Un film más que correcto, que se encuentra posiblemente entre lo mejor del género.
Amenaza: Terrorista que atenta en parques de atracciones.
Víctimas: George Segal, Richard Widmark, Timothy Bottoms, Henry Fonda, Harry Guardino, Susan Strasberg, Helen Hunt y Dorothy Tristan.

Alerta roja: Neptuno hundido (Gray lady down, 1978)
Tras crear todos los escenarios posibles, toco el turno de hacerlo en un submarino. El Neptuno colisiona contra un buque y se hunde en el fondo del mar, se inicia entonces una operación de rescate. Una correcta producción con un sólido reparto, que transmite bien la tensión de una situación tan asfixiante como la que plantea. Se desmarca de otras películas del género en que la historia no esta construida a base de set pieces sino en un desarrollo creado mediante la continua tensión de la situación.
Amenaza: Submarino hundido en el fondo del océano.
Víctimas: Charlton Heston, Stacy Keach, David Carradine, Ned Beatty, Stephen McHattie, Ronny Cox, Dorian Harewood, Rosemary Forsyth, Michael O'Keefe y Christopher Reeve.

El enjambre (The swarm, 1978)
Posiblemente unas de las peores películas catastrofistas que se hayan hecho. Una aburrida producción dirigida por Irwin Allen, quien a estas alturas ya había perdido su acierto con el género. Un reparto lleno de estrellas se enfrenta a un enjambre de abejas africanas, que son mostradas como la mayor amenaza de la historia de la humanidad, causando en algunos momentos carcajadas (como esas visiones de una abeja gigante). Los romances entre viejas glorias no llevan a ninguna parte, los protagonistas se pasan la mayor parte de la película sin hacer nada y la resolución del problema se le ocurre a cualquiera a los 10 minutos de empezar la película.
Amenaza: Abejas africanas en pleno EE.UU.
Víctimas: Michael Caine, Katharine Ross, Richard Widmark, Henry Fonda, Richard Chamberlain, Olivia de Havilland, Ben Johnson, Fred MacMurray, Lee Grant, Slim Pickens y Patty Duke.

Avalancha (Avalanche, 1978)
Un grupo de personas coinciden en un ski resort que termina siendo arrasado por un alud de nieve. Roger Corman también se sumó al género e hizo su particular aportación al mismo, para ello fichó a Rock Hudson y Mia Farrow, quienes se pasean por la película con cara de no saber que hacen en ella. Fue realizada con menos presupuesto que el resto de sus hermanas de género y eso se nota, sobre todo en las escenas de destrucción, que al final se reducen tan solo a los 5 minutos de la avalancha que da título a la película. Carente de emoción, de verdadero conflicto y de espectáculo, Avalancha deja a uno frío, resultando con diferencia la peor película del género.
Amenaza: Alud de nieve.
Víctimas: Rock Hudson, Mia Farrow, Robert Forster, Jeanette Nolan, Rick Moses, Steve Franken, Barry Primus y Cathey Paine.

Huracán (Hurricane, 1979)
Huracán nos narra como durante los años 20 en una isla de Samoa, un joven indígena y la hija de un capitán de la marina inician una historia de amor, que no es bien vista por el padre de la chica, además el joven es acusado de un crimen y para complicarlo todo más un huracán amenaza con arrasar la isla. El film se centra principalmente en la historia de amor, siendo la catástrofe algo secundario, de hecho, el huracán no hace acto de presencia hasta pasados los 80 minutos de película. Al depender todo del interés que despierte la historia romántica y al ser ésta aburrida e intrascendente, lastra a toda la película con ella, que termina adoleciendo de los mismos defectos.
Amenaza: Isla paradisíaca desvastada por un huracán.
Víctimas: Mia Farrow, Jason Robards, Max Von Sydow, Timothy Bottoms, James Keach, Trevor Howard, Manu Tupou y Dayton Ka'ne.

Más allá del Poseidón (Beyond the Poseidon adventure, 1979)
Imaginad la continuación más innecesaria e incoherente de la historia del cine, esa película es Más allá del Poseidón. Cuando en La aventura del Poseidón nos contaban como unos pasajeros escapaban en el último momento del hundimiento, ahora llegan dos equipos de rescate con distintas intenciones y se pasan horas dentro del barco sin que éste se hunda. Además ambos grupos se encuentran con varios pasajeros que hasta la llegada de estos estaban de brazos cruzados sin hacer nada. Cierto sentido del humor a lo largo del metraje, hace que uno se la tome un poco menos en serio, lo que ayuda a que sea más entretenida, pero no llega en ningún momento a la altura de la primera parte, ni de lejos.
Amenaza: Regreso al Poseidón.
Víctimas: Michael Caine, Sally Field, Telly Savalas, Peter Boyle, Jack Warden, Shirley Knight, Shirley Jones, Karl Malden, Slim Pickens, Veronica Hamel, Angela Cartwright y Mark Harmon.

Emergencia (City on fire!, 1979)
Un hombre recién despedido de una refinería, provoca como venganza, un escape que termina provocando un terrible incendio, que arrasa la ciudad. Todo el foco de la historia se centra en un hospital y en las personas que coinciden en él, olvidando lo que realmente queremos ver, el incendio que asola en el exterior. Por esa y otras razones (malas actuaciones, pésimos efectos visuales, momentos absurdos, un villano patético, apariencia de telefilm) la película se convierte en uno de los peores exponentes del género.
Amenaza: El incendio más improbable de la historia.
Víctimas: Barry Newman, Susan Clark, Shelley Winters, Leslie Nielsen, James Franciscus, Ava Gardner y Henry Fonda.

Aeropuerto 80 (The Concorde... Airport '79, 1979)
El Concorde era el avión de moda y la saga "Aeropuerto" vio un filón para su nueva entrega. En esta ocasión un magnate armamentístico intenta destruir (en repetidas ocasiones) el Concorde, ya que su novia, quien posee unos informes que lo incriminan, viaja en él. Más allá de su absurdo argumento, hay tantas incongruencias y cosas ridículas a lo largo del metraje, que podría hacer un post sólo con ellas. Actores con el piloto automático puesto, un guión que riza el rizo a cada instante, una película que cae en picado desde la primera escena, así es Aeropuerto 80, la película que consiguió que la saga "Aeropuerto" no volviese a volar más.
Amenaza: Millonario empeñado en derribar el Concorde.
Víctimas: Alain Delon, Susan Blakely, Robert Wagner, Sylvia Kristel, George Kennedy, Eddie Albert, Bibi Andersson, David Warner, Cicely Tyson y Mercedes McCambridge.

Meteoro (Meteor, 1979)
La destrucción de la Tierra es inminente y el responsable es un meteorito, la solución para destruirlo es utilizar satélites armados con armas nucleares, para ellos los mayores expertos de EE.UU. y la URSS aúnan sus fuerzas para hacer frente a la amenaza, bueno, esto más bien es una forma de hablar, ya que los que se suponen son algunas de las personas más inteligentes del mundo se pasan toda la película sin hacer prácticamente nada, Sean Connery no para de ligar con Natalie Wood, Martin Landau se queja por todo y los gobiernos de EE.UU. y la URSS tardan 5 días en ponerse de acuerdo para acabar conjuntamente con el meteorito. Nada realmente emocionante pasa hasta la primera hora de película y ni siquiera las escenas de destrucción (el plato fuerte de este tipo de películas) son demasiado espectaculares. De hecho, en una escena un periodista informa que miles de esquiadores han muerto en los Alpes, pero que no tienen imágenes para mostrarlo porque el cámara abandonó el lugar momentos antes del incidente (forma cutre que tiene la película de escamotearnos una escena de destrucción). Una de las peores películas del género y eso que viene firmada por le director de La aventura del Poseidón.
Amenaza: Meteorito rumbo a la Tierra.
Víctimas: Sean Connery, Natalie Wood, Karl Malden, Brian Keith, Martin Landau, Trevor Howard y Henry Fonda.

El día del fin del mundo (When time ran out..., 1980)
Una isla paradisíaca de Hawai es amenazada por la erupción de un volcán hasta entonces extinto, los residentes de un lujoso hotel deben decidir si quedarse en él o marcharse del lugar. La película que puso fin al género catastrofista iniciado en los 70. Un fracaso comercial de enormes proporciones, pese a un reparto lleno de estrellas y experto en catástrofes, Paul Newman (El coloso en llamas), Jacqueline Bisset (Aeropuerto), William Holden (El coloso en llamas), Burgess Meredith (Hindenburg), Ernest Borgnine (La aventura del Poseidón) y Red Buttons (La aventura del Poseidón). Sin llegar a ser la peor producción del género, se muestra como una película apagada, sin garra y lo que es su gran lastre, la gran cantidad de clichés que la pueblan. Personajes secundarios con historias que no nos importan, el personaje principal que avisa de una futura catástrofe sin que nadie le haga caso, el deleznable villano de turno que se niega a ver la verdad y que, en este caso, pone cientos de vidas en peligro, etc. Para colmo, todo se adorna con momentos sencillamente ridículos, personas que aun sabiendo de la inminente amenaza y estando en la cima del cráter no escapan de allí o la masa de gente que primero se mata por subir a un helicóptero con fatales resultados, después hacen caso omiso del peligro e increpan al protagonista que simplemente se marcha del lugar por decisión propia. Después de esta película el cine catastrofista permaneció extinto durante 16 años.
Amenaza: Volcán en isla paradisíaca.
Víctimas: Paul Newman, Jacqueline Bisset, William Holden, James Franciscus, Burgess Meredith, Ernest Borgnine, Red Buttons, Edward Albert, Barbara Carrera, Valentina Cortese, Veronica Hamel, Sheila Allen y Pat Morita.

Twister (Twister, 1996)
La película que puso de moda de nuevo el género catastrofista (junto también con Independence day, que he preferido no incluir por lo explicado anteriormente). Con estos cazadores de tormentas en busca del gran tornado, Jan De Bont filmó su última película destacable. Aunque la relación entre Hunt y Paxton puede terminar sacando a uno de quicio, la verdad es que la película es un espectáculo monumental que arrasó cuanta granja se encontró en su camino y también la taquilla de todo el mundo. Su media hora final es de lo mejor del cine espectáculo de los 90 y la vaca voladora quedó para el recuerdo.
Amenaza: Tornados de todas las clases.
Víctimas: Helen Hunt, Bill Paxton, Cary Elwes, Jami Gertz, Philip Seymour Hoffman, Alan Ruck y Jeremy Davies.

Pánico en el túnel (Daylight, 1996)
Una gran explosión derrumba el túnel que une Nueva Jersey con Manhattan y las pocas personas que sobreviven intentan salir del lugar, por suerte Stallone va al rescate. Posiblemente lo mejor que ha parido Rob Cohen en toda su carrera y de paso, uno de los mejores vehículos de Stallone, que fue infravalorada en su estreno y lo sigue siendo a día de hoy. Además es una de las películas que mejor han recuperado el modelo de La aventura del Poseidón. Espectacular, tensa y realmente entretenida. A la película también merece la pena rescatarla.
Amenaza: Derrumbamiento de un túnel.
Víctimas: Sylvester Stallone, Amy Brenneman, Viggo Mortensen, Dan Hedaya, Jay O. Sanders, Karen Young, Claire Bloom, Sage Stallone y Danielle Harris.

Un pueblo llamado Dante's Peak (Dante's Peak, 1997)
El volcán extinto de un pequeño pueblo americano entra en erupción y siembra el caos en el lugar. Una de las películas que mejor recogieron el espíritu del género de los 70, no apostando por un reparto cargado de estrellas, pero si por un espectáculo lleno de set pieces memorables (la anciana saltando a un río de ácido para salvar a su familia, la nube piroplástica arrasando el pueblo, el puente arrastrado por la corriente del río, etc.). La película sigue un camino predecible, pero Roger Donaldson se encarga de recorrerlo de la forma más entretenida posible.
Amenaza: Volcán próximo al pueblo de Dante's Peak.
Víctimas: Pierce Brosnan, Linda Hamilton, Grant Heslov, Arabella Field, Kirk Trutner, Tzi Ma y Charles Hallahan.

Volcano (Volcano, 1997)
Cuando el volcán de Dante's Peak remitió, en Los Angeles surgió uno nuevo, pero el público ya no quería saber nada más de lava, lo que fue la razón de su fracaso en taquilla. Aunque fue muy criticada en su momento, dado su imposible argumento, no es menos cierto que es una película realmente espectacular, con unos efectos visuales de primera categoría y varias escenas de destrucción nada despreciables. La erupción de Dante's Peak fue mayor, pero la de Volcano no se quedó atrás.
Amenaza: Volcán en pleno corazón de Los Angeles.
Víctimas: Tommy Lee Jones, Anne Heche, Gaby Hoffmann, Don Cheadle, Jacqueline Kim, Keith David, John Corbett, Michael Rispoli y John Carroll Lynch.

Titanic (Titanic, 1997)
Como el barco, Titanic fue el mayor acontecimiento de todos los tiempos. La primera y última travesía del navío, vista a través de los ojos de Cameron, quien logró crear un film espléndido en todos los aspectos y que de paso, dignificó el género. Bien es cierto que la película está un tanto sobrevalorada, pero no se puede negar que es un espectáculo inolvidable, lleno de momentos que ya son parte de la historia del cine.
Amenaza: El iceberg más famoso de la historia.
Víctimas: Leonardo DiCaprio, Kate Winslet, Billy Zane, Kathy Bates, Frances Fisher, Gloria Stuart, Bill Paxton, Bernard Hill, David Warner, Victor Garber, Jonathan Hyde y Suzy Amis.

Hard rain (Hard rain, 1998)
El día del diluvio es el escogido por unos ladrones para robar un furgón blindado, pero la lluvia no será su mayor problema, sino uno de los guardas de seguridad. Enfocada más hacia la acción que hacia el cine catastrofista, la película fue un vehículo para el lucimiento de Christian Slater, que puso el primer clavo en el ataúd de su carrera. Una pésima película, con un guión ridículo, que sólo tiene para el recuerdo ese pueblo cubierto por el agua y una persecución de motos acuáticas por él, poca cosa, cuando todo podría haber dado mucho más de si.
Amenaza: Lluvia torrencial.
Víctimas: Christian Slater, Morgan Freeman, Randy Quaid, Minnie Driver, Edward Asner, Michael A. Goorjian, Dann Florek y Betty White.

Deep impact (Deep impact, 1998)
Y si el 97 fue el año del volcán, el 98 fue el del cometa. El primer asteroide en llegar a la Tierra fue el Deep impact, en la que la humanidad se prepara para su posible aniquilación y su única esperanza es una nave cargada con armas nucleares rumbo al asteroide. La película intenta dar una visión realista y humana sobre la situación, pero termina cayendo en fáciles sentimentalismos, resultando demasiado blanda, un tanto manipuladora y por momentos aburrida. Lo mejor es como nos introducen en la historia a través del personaje de Téa Leoni y las escenas de destrucción final. Con semejante planteamiento deberían haber conseguido algo mucho más grande y mejor, al final el impacto de la película no fue demasiado profundo.
Amenaza: Meteorito directo a la Tierra.
Víctimas: Robert Duvall, Téa Leoni, Elijah Wood, Vanessa Redgrave, Morgan Freeman, Maximilian Schell, Ron Eldard, Jon Favreau, Laura Innes, Mary McCormack, Richard Schiff, Leelee Sobieski, Blair Underwood y Dougray Scott.

Armageddon (Armageddon, 1998)
Prácticamente el mismo argumento que la película anterior, pero como mucho más ritmo, espectáculo y entretenimiento. Ese meteorito con malas intenciones no es más que una excusa para que Michael Bay despliegue todo su arsenal pirotécnico y ruede una de sus películas más disfrutables. La panda de inadaptados liderada por Bruce Willis nos hicieron disfrutar de dos de las horas más entretenidas del cine de los 90.
Amenaza: Otro meteorito, pero con más mala leche que el anterior.
Víctimas: Bruce Willis, Billy Bob Thornton, Ben Affleck, Liv Tyler, Will Patton, Steve Buscemi, William Fichtner, Owen Wilson, Michael Clarke Duncan, Peter Stormare y Jason Isaacs.

La tormenta perfecta (The perfect storm, 2000)
Dos terribles tormentas confluyen creando una supertormenta en medio del océano, lugar en el que se encuentra un grupo de pescadores, que tendrán que enfrentarse a ella para salvar sus vidas y su carga. Sobre el papel parecía una película catastrofista más, pero Wolfgang Petersen lleva la historia mucho más allá de lo que inicialmente se pudiera imaginar y la convierte en un entretenimiento de primer orden. No inventa nada nuevo, ni lo pretende, pero a base de espectáculo bien entendido, unas gotas de emotividad y secuencias cumbres del tamaño de olas gigantes, La tormenta perfecta se convierte en la película perfecta de evasión.
Amenaza: La tormenta del siglo.
Víctimas: George Clooney, Mark Wahlberg, Diane Lane, John C. Reilly, William Fichtner, John Hawkes, Allen Payne, Mary Elizabeth Mastrantonio, Karen Allen, Cherry Jones, Bob Gunton, Christopher McDonald y Michael Ironside. 

El núcleo (The core, 2003)
El núcleo terráqueo está dejando de rotar lo que provocará el fin de la vida en el planeta por causa de la radicación solar, para evitar que eso ocurra, se envía una nave al centro de la Tierra para reactivarlo mediante armas nucleares. El argumento es interesante, pero se queda sólo en eso, en una idea, porque el resultado es una de las peores películas del género, ni siquiera los efectos visuales, que suelen ser los grandes triunfadores de este tipo de películas, están a la altura. Las escenas de destrucción parecen un refrito de otras películas y la trama avanza tópico tras tópico sin emoción alguna. Este viaje al centro de la Tierra fue un viaje a ninguna parte.
Amenaza: Pérdida de rotación del núcleo terrestre.
Víctimas: Aaron Eckhart, Hilary Swank, Delroy Lindo, Stanley Tucci, DJ Qualls, Bruce Greenwood, Tchéky Karyo y Alfre Woodard.

El día de mañana (The day after tomorrow, 2004)
La mejor película catastrofista que jamás hará Emmerich, de todas las veces que ha intentado destruir el mundo, ésta fue la que le salió mejor. Olas gigantes, tornados y una nueva era de hielo, animan la función, sin que falten buenos detalles (la inversión en la frontera entre EE.UU. y México) e imágenes para el recuerdo (ese barco navegando entre las calles de Nueva York). Y aunque el final sea un tanto imposible, sí transmite un mensaje que no por simple, es menos importante.
Amenaza: Los peligros del calentamiento global.
Víctimas: Dennis Quaid, Jake Gyllenhaal, Emmy Rossum, Dash Mihok, Jay O. Sanders, Sela Ward y Ian Holm.

Poseidón (Poseidon, 2006)
Petersen no tuvo suficiente con La tormenta perfecta y se subió al Poseidón. La película no pierde el tiempo con innecesarias presentaciones y va directa al grano esquivando uno de los principales errores de este tipo de películas, la interminable presentación de personajes intrascendentes. A los 15 minutos el barco ya ha dado la vuelta y la aventura comienza. Pese al buen oficio de Wolfgang Petersen, la película se mostró como un innecesario remake, que en ningún momento superó al original.
Amenaza: Otra ola gigante vuelve a volcar el Poseidón.
Víctimas: Josh Lucas, Kurt Russell, Jacinda Barrett, Richard Dreyfuss, Emmy Rossum, Mía Maestro, Mike Vogel, Kevin Dillon, Freddy Rodríguez y Stacy Ferguson.

2012 (2012, 2009)
La orgía de la destrucción definitiva de Emmerich. El mundo entero se va al carajo y la única forma de salvación son unas arcas de Noe modernas. Aunque posee algunas imágenes de destrucción impresionantes (como ese superterremoto que acaba la costa oeste de EE.UU. o la erupción de Yellowstone), todo resulta demasiado imposible para que nos creamos lo que estamos viendo, pero si uno no se la toma en serio, puede pasar un rato entretenido con ella. Fue elegida por la comunidad científica como la película menos rigurosa de la historia, creo que eso lo dice todo.
Amenaza: La destrucción total del mundo.
Víctimas: John Cusack, Amanda Peet, Chiwetel Ejiofor, Thandie Newton, Oliver Platt, Thomas McCarthy, Woody Harrelson y Danny Glover.

Labels:

3 Comments:

Blogger Fernando Siles said...

Gran post y muy apropiado para el día de hoy... aunque los mayas nos hayan escamoteado nuestro apocalipsis (de momento)

Saludos

December 21, 2012 6:55 AM  
Blogger giacomo said...

Importante selección de los mejores films catástrofes de la historia del cine. Ojalá llegue pronto otro nuevo post (no demores tanto, estimado).

December 22, 2012 4:57 PM  
Blogger David said...

Disfruto mucho del cine y me encanta ver diversas películas mas alla de que genero sea. En las ultimas vacaciones de invierno llegaba a ver varias películas por semana aunque en estos momentos ya no voy tanto

September 02, 2013 5:02 PM  

Post a Comment

<< Home